miércoles, 30 de noviembre de 2011

Travesia por el Taillón con semi-vivac y Pico Blanco

27. Nov.2011


Amanecer en el Taillon y Pico Blanco 2.919m.



Ante la imposibilidad de contar con compañeros para ir a escalar a la cara oeste del Taillón, me decido a darme un rulo por la zona y ver como esta la cosa de nieve.

Primeras luces por encima del Cotiella desde la cima del Taillón.



Me lo tomo con calma, y remoloneo mas de la cuenta en la cama el sabado por la mañana. Asi que salgo casi tarde para poder llevar a cabo mi plan inicial: Hacer un "amago" de vivac; quería estar al atardecer y al amanecer, y entre medio, como la noche es tan larga, irme a dormir a Serradets. 


Al final salió una travesía circular, con un pico al que tenia muchas ganas, el Pico Blanco de Ordesa.






Salgo casi a la una del mediodía de la pradera, donde por cierto, ha caído una helada del copón, y anda que lo que le queda..., porque hasta dentro de 4 meses no verá el sol!!


Subo por Cotatuero, y empiezo mi solitario discurrir. No me cruzo con nadie en todo el día. Es una delicia ir pisando y levantando las hojas.  Me encanta esta subida.


Arboles "desnudos" en las inmediaciones del puente de Cotatuero.

Cuando llego a las Clavijas, paro a guardar los bastones y oigo voces ¿? Pienso un momento, no puede ser que haya alguien escalando con el frío que hace a la sombra!! Una mirada mas precisa tiene su premio. Veo a una cordada metida en plena harina en la pared de la Fraucata!! Pero si han estado a la sombra hasta hace nada!! 
Completo el Post: Hoy me he enterado, gracias a Olatz, que eran Unai Mendia y Mikeltxo escalando Bizcochito (7c+/8a, limpio!),  encadenando la via mas potente que se ha abierto en Ordesa. Ahora comprendo sus gritos de alegria al encadenar el largo!


Unai y Mikeltxo terminando el largo previo al paso clave de la via!!

A la marcheta, sin prisa pero sin pausa, y eso que noto que no estoy en buena forma tiro para arriba. Camino hacia la Faja de las Flores. Llego incluso mas rápido de lo que pensaba, en 2h20 estoy al pie del desvio, y me tiro directo hacia la Brecha. 


Con mis objetivos a la vista!


Allí empieza la nieve, pero tengo suerte, ya que una pequeña huella me facilita cruzar el delicado tramo de lapiaz hasta el poste nivométrico. 


Menos mal la huella, porque esta zona de grietas...




Pero mi alegría no dura mucho, llegados al nivómetro de Casa Soledad, la generosa huella que he seguido toma camino de Goriz, y tengo que tirar recto para la Brecha sin huella. Bueno, al rato encuentro una huella de raquetas en descenso, pero no me sirve de nada.


Tras cruzar el llano de Millaris, donde cargo los 3 litros de agua (no tengo ganar de fundir nieve en Serradets), me toca abrir una huella muy incómoda y fatigosa. Me voy hundiendo sin remedio, y veo que lo poco que me queda hasta la Brecha de Rolando se hace eterno!!! Por Dios! Qué dura es la infanteria! Mis esquis ya!


Veo como el atardecer se me escapa sin remedio, y por mas que me esfuerzo, no llego si quiera a pillarlo en la Brecha por unos miseros minutos!!


El Dedo de la Falsa Brecha tapizado por la nieve.

Atardecer en la Brecha, no llego por minutos!! La sombra corre mas que yo.


Un poco decepcionado, pero bien, bajo tranquilamente hacia Serradets. Casi llego de noche, pero no hizo falta sacar la frontal. En el descenso me encuentro mucha nieve, y huella de esquis, pero no una cómoda de " a pie" asi que preveyendo lo que me tocará mañana, hago una huella de bajada lo mas cómoda posible para subir. La nieve es muy profunda, y está sin transformar a este lado.


Cuando estoy casi en Serradets, me digo que raro que no se vea a nadie? Joder! Están todos dentro! El refugio está a tope, 9 españoles y 12 franceses, tienen todas las mesas y sillas ocupadas. Me reservan un cacho de suelo para cocinar y comer. Que rabia! Me hubiera gustado una noche mas tranquila y agradable.


Serradets estaba lleno!
Como estoy cansado, no tengo comodidades para estar sentado, a las 20:30 me subo al dormitorio a leer y descansar. Arriba, en el dormitorio hay 3ºC, abajo en el comedor, con tanta gente, 10ºC. Cuando por la mañana, a las 5:30 abandono el dormitorio, la Tª ya ha subido a 8 ºC.


Sigo con la idea de subir a ver amanecer, y visto lo que me costó subir ayer, quiero ir con garantías. A las 5:50 salgo para arriba, en 40' (menos de lo que pensaba) estoy en la Brecha, y continuo para el Taillón, donde a tramos, el viento ha tapado la huella donde la nieve estaba blanda, y me toca abrir huella a tramos, menos mal que en otros ha soplado y esta dura, ideal para los crampones.




Las primeras luces me pillan camino de la arista final


Abro un huella "cómoda" en el tramo final hasta la cumbre.


Último metros con el amanecer incipiente.

Las nieblas sobre el rio Cinca por Ainsa y Barbastro ya son visibles























Llego con tiempo de sobra para ver amanecer pocos minutos después de las 8:00.



La silueta del Perdido destaca a contra luz



Desde la cumbre disfruto de un bello amanecer, sin llegar a hacer mucho frio, -1ºC con unas buenas vistas y en total tranquilidad...


Primeras luces sobre Algas-Argualas, y el Midi d'Osseau bajo la sombra proyectada del Taillon entre el Garmo Negro y los Infiernos.



Primeras luces en el cordal de Tendeñera: Fenez, Otal, Tendeñera, Sabocos y un poco mas allá Telera y Collarada.



El Moncayo al fondo, y mas cerca, sobresaliendo de entre la niebla, los Mallos de Rueba.
















































































Efectivamente, hay un paquete de nieve, más de la que imaginaba, y se hace necesario aproximar con raquetas. Los franceses suben con el coche hasta la parte mas alta de la carretera y apenas portean 10 minutos. Quizas tenga que transformar un poco mas para escalar disfrutando, ahora se ve una tarea mas titánica por el esfuerzo que por la dificultad. 


Veo que unos cuantos han disfrutado del Taillón con esquis esta temporada!!


Mantengo el plan previsto, y recorro todo el cordal del Taillon, asomándome  a su cara oeste, a ver que pinta tiene para venir a escalar por aquí...

Salida del Corredor Oeste Central del Taillon.



































Por debajo de mí, veo los siguientes objetivos del dia, los Pico Blanco y Pico de Gallinero o Pico de Salarons; dos cumbres modestas, que pasan por un olvido, creo que inmerecido, y 
a las que llevo en mente subir desde hace años, para completar todas las cimas del Parque.















Con calma, bajo por el cordal del Taillón directo hacia el Pico Blanco, al que finalmente subo con menos esfuerzo del  que pensaba, primero porque en verano es un pedregal inestable bastante peligroso, y segundo porque encuentro una nieve mas que decente para subir a mi antojo.


Desde la cumbre veo llegar a los primeros que han salido de Serradets con destino al Taillón.

Los primeros camino del Taillon.









Desde la cumbre estudio el mejor itinerario para ir al Pico Gallinero. El penúltimo pico que me falta para haber ascendido a todas las cumbres del Parque Nacional. (el último, lo dejo para el final, la expuesta y delicada Punta de Forcarral de Pineta).

Como es inviable bajar hacia el sur desde el Pico Blanco, retorno sobre mis pasos y vuelvo al Collado Blanco, desde allí me tiro a los Llanos de Aguas Tuertas, a los pies de los Gabietos.


Descenso al collado Blanco.
Después de dar la interminable vuelta, que se hace muy cansada por la pesadez de la nieve, miro hacia el collado de la Catuarta, y desde allí veo que un tramo en medio de la arista no se ve nada fácil, asi que, me entra la pereza, no quiero abrir otra huella por su cara este, se ve un poco expuesto y muy fatigoso, mejor dejarlo para otro dia.


Pico Gallinero o de Salarons, entre Cotatuero y Carriata.
Finalmente me bajo tranquilamente hacia la Torre Lassus y disfruto de este tramo de aguas Tuertas, antes de bajar por Carriata y regresar al coche tras una entretenida vuelta.


Los dos picos del dia: Taillon y Pico Blanco. En 1º término, la Torre Lasssus.


Tramo de Aguas Tuertas en el Umbral de Salarons.

Antes de descender por las Clavijas de Carriata, observo la Faja de las Flores, que presenta ya nieve, con lo que para recorrerla, mejor esperar hasta la Primavera!











martes, 15 de noviembre de 2011

De paseo por el Pirineo abandonado (II): Yosa de Broto

Pueblos Abandonados en el Sobrepuerto (II): Linás-Yosa de Broto-Oto


13.Nov.2011


Tras toda una noche viendo fotos del viaje, para hoy pensamos un paseo no muy largo, para "hacer gana" para la comida.






Nos planteamos varias rutas, pero con la meteo en altura cubierta, optamos por un paseo a baja cota, y seguir el tema de los pueblos abandonados.






Salimos desde el mismo Linás de Broto, Beto, César, Kike y yo, rumbo al barranco de Sorrosal. Para luego enderezar hacia el pueblo de Yosa de Broto, por un sendero que hizo nuestras delicias.

 Dejo un mapa del recorrido...





Vista general de Yosa de Broto.






































En mi última visita a Yosa, hace mas de 10 años, la torre de la iglesia aún estaba en pie. Incluso entramos dentro. Hoy solo queda media torre, y sus dias están contados. El dintel de la puerta de la torre esta fracturado, y no durará muchos años.




El otro lado de la torre.


Una vez en Yosa, nos planteamos hacer una travesía y bajar hasta Oto, en lugar de volver por el mismo camino.  Yo confio en el autostop, (hoy casi en extinción) pero César, duda de la especie humana, y prefiere llamar a Nacho para que venga a buscarnos a Oto. 




El descenso resulta igualmente un paseo muy agradable, y un buen colofón para la jornada.







Camino de Oto.


De paseo por el Pirineo olvidado (I): Otal

Pueblos Abandonados en el Sobrepuerto (I): Otal


Senderos del Sobrepuerto. Una delicia a degustar!



12.Nov.2011
Una joya escondida: El pueblo abandonado de Otal.


Este finde de meteo dudosa teniamos una cita de compañeros de expedición, asi que descartamos subir a rayar los esquis (otros nos están dando envidia!) y apostamos por algun paseo tranquilo otoñal.


El resultado no pudo ser mejor, todo un acierto apostar por esto pequeños y menospreciados (por algunos) senderos, que ahora en otoño ofrecen un aspecto excepcional.


El sabado, en compañía de César, aceptamos la invitación de Carlos "Chuco" para ir a visitarle a su morada espiritual, el pueblo abandonado de Otal (No confundir ni con el pico ni con el valle de Otal).


Para llegar al pueblo de Otal, la opción mas frecuente suele ser desde el Túnel del Cotefablo, subiendo al Pelopín y bajar. (unas 2h-2h30'). Recorrido claro y cómodo.


Pero en esta ocasión, aceptamos la propuesta de Carlos, y subimos desde el interior mismo del Sobrepuerto. Saliendo desde Oliván. Para acceder a esta excursión, hicimos gran parte del recorrido en coche. La pista no está abierta al público, hay que pedir autorización. Son 15km de pista, que sin estar horrible, lo cierto es que se hace muuuu larga  (1h). En general el piso es bueno, y solo hay 3-4 puntos delicados, uno para los bajos, y el resto de barrizales y cascajo en su última parte. Desde el Cuello de Basarán, la pista se estropea mas. No recomendable para turismos normales, mejor todoterreno. Sin duda, mejor recorrerlo en bicicleta.


Mapa Sobrepuerto. En verde el recorrido a pie.
El recorrido en coche, aunque largo e incomodo para el auto, es un placer visual, esta otoñal, muy guapo. Cuando por fin llegamos al punto en el que la pista cruza el arroyo de Otal camino de Escartín, dejamos el coche. Allí mismo arranca un idílico sendero, siempre con el rumor del rio a nuestro lado. 


César al inicio del  Sendero camino de Otal.


Si al sonar del rio, juntamos la estampa otoñal, saber que estamos lejos de cualquier sitio, una bonita sensación de aislamiento y gozo interior nos refuerza, y nos sentimos privilegiados de poder estar hoy aqui disfrutando de estos momentos.



El sendero no es de los mas bonitos que he recorrido, pero las sensaciones que produce son de primera! Lamentablemente, su escasa frecuentación, hace que este un poco abandonado, y cerrado por la vegetación, habría que limpiarlo de zarzas y alguna piedra.







En menos de una hora llegamos al final de nuestro recorrido. Tras cruzar un torrente, se inicia la subida final. El pueblo de Otal esta encima de nosotros, escondido por el efecto orográfico del terreno, pero sabemos que no queda nada. Lástima que el buen trabajo de las gentes de estos lugares haciendo estos senderos y tapiales de piedra, estén cayendo al suelo, en el olvido.




Una vez en Otal, no tardamos en localizar a Carlos, en la única casa en pie en ciertas condiciones de habitabilidad. El emplazamiento del pueblo es inmejorable, puede que sea el pueblo abandonado mas aislado del pirineo, solo es posible llegar a él andando. Recorrer sus calles con las casas caídas y las zarzas invadiendo el paso nos lleva a sensaciones extrañas, de admiración a sus moradores y pesar por su lamentable estado.








La Iglesia, una joya románica cuya integridad tiene las horas contadas!

Junto al hogar encendido, en la Cadiera, comemos con Carlos y disfrutamos del reencuentro charlando un buen rato. Nos cuenta todos los trabajos que han ido haciendo para mejorar la casa y evitar que se hunda. Mucho trabajo! Ayer mismo subió a sus espaldas un puntal para apuntalar una viga!


A última hora nos da un paseo por el pueblo, nos enseña la Herrería, donde alucinamos con este enorme fuelle, que pena que se pierda!




Lástima que el día sea tan corto, se hace de noche y nos tenemos que ir. Dejamos a Carlos y retornamos sobre nuestros pasos. Prometemos volver otra vez a quedarnos adormir en este sitio tan mágico.