martes, 19 de noviembre de 2013

Escalada en el Barranco de la Hoz

15. Octubre.2008

ESCALADA EN EL BARRANCO DE LA HOZ, 
Corduente (Guadalajara). 

Puestos a actualizar el blog... ya que aún tengo unas cuantas entradas sin meter de este verano, retomo una tarea pendiente que retrasé esta primavera, el magnífico Barranco de la Hoz, y esas épocas en las que yo escalaba... je je!!  Me hacía ilusión recopilar alguna de aquellas escaladas a recomendar. Mas teniendo en cuenta que no hay muchas reseñas de escalada del Barranco de la Hoz.


Fisura del Féretro: Cedric encabeza el largo, asegurado por David Castillo y la atenta mirada de un jovencísimo Manu Córdova.

Muy cerca de Molina de Aragón, en el Parque Natural del Alto Tajo se encuentra el Barranco de la Hoz, personalmente, es un sitio que me encanta, al que vuelvo siempre que tengo ocasión.



El Barranco es un sitio muy guapo, llego de magia y encanto. En cualquier época del año.
Da igual en el frío invierno...


El Barranco de la Hoz, un sitio llego de magia.
 En la brillante primavera...




Si tenéis la suerte de encontrarlo con nieblas, el aspecto es impresionante...


El Barranco entre nieblas matinales.

El Barranco entre semana, placer para unos pocos...





Pero escalar aquí, es duro y exige mucho compromiso-riesgo; los locales de esta zona, pregonan un espíritu ético para preservar esta particular área de escalada, manteniendo las vías tan limpias como se pueda de parabolts, lo que hace que la escalada aquí sea cosa de no muchas personas. Respetando su punto de vista, lo cierto es que así garantizan la no sobrefrecuentación de las vías.


Hace diez años yo escalaba bastante, era mi actividad mas frecuente. Por aquellos años, íbamos coleccionando las vías de un libro mítico escrito por el BunnyVerticualidad, un libro de 1992 hoy descatalogado y que algunos guardamos como oro en paño. En ese libro, el Barranco de la Hoz aparecía con el paraíso de la escalada en fisuras... Desde que lo descubrí en 2002, en una visita relámpago cuando trabajaba por Teruel, me quedé hechizado. (Algo de información geológica de la zona).



Aunque lo he visitado en numerosas ocasiones (la última esta primavera), sólo he tenido el coraje suficiente para escalar tres vías, las mas fáciles claro...


El Huso del Barranco de la Hoz

Una secuencia lógica, por ir con vías "sencillas", nos llevaría a escalar la vía del Pozo del Infierno, casi al final del Barranco, pero de aquella época solo tengo diapos sin escanear.. 




El Huso, 45m, 6a+ (V+/A0)

Se trata sin duda de la vía mas llamativa, el Huso es un Totem natural del Barranco de la Hoz. Visible nada mas llegar. Este pequeño monolito de 40 metros de altura ofrece una escalada entretenida y sinuosa, que servirá de toma de contacto con la roca de la zona.


Tres largos son necesarios para alcanzar su pequeña cima. El descenso se realiza en un rapel directo y volado de 40 metros. La apertura de este recorrido es de 1978, con Jesús Gálvez a la cabeza.

La escalada comienza en la parte de atrás del monolito, por un collado que permite ganar altura fácilmente. La evolución de los grados con el tiempo ha sido curiosa: En 1978 la vía era de Vº grado, V+ en 1992, cuando subimos nosotros, en 2004, nos pareció 6a, y ahora se cataloga incluso como 6a+ ... dice mucho de como se las gastaban entonces.


Fue en Enero de 2004, en compañía de David Castillo, cuando realizamos nuestra "invernal al huso". Después de recoger unos pies de gatos en Jaraba, no se nos ocurre otra cosa mejor que ir a escalar al Barranco de la Hoz, con una helada de primera. Arrancamos la jornada bajo cero.... pero entonces nos sobraba motivación!! (Dejo un Croquis de la gente de Enlavertical.com)



Con esta helada, como es lógico, estamos sólos.
Detalle de la Helada. 


La helada en la aproximación es importante. -4ºC


L1: 15m, V+: Comenzamos a escalar el muro por la izquierda. En frío, la escalada sobre conglomerado fino no es nada fácil... cuesta cogerle el punto. Para cuando ya estas caliente, se acaba el largo.



Con frío, cuesta coger el punto a este tipo de roca.


L2: 10m, 6a: Salida en diagonal, para comenzar a dar la vuelta al monolito. Pasamos por un ligero desplome. El equipamiento de la vía es variado, y puede variar (spit, clavo, parabolt, nada,...), los paraboles aparecen y desaparecen con el tiempo...). Con la tontería, giramos y nos ponemos a la vista de la carretera. 



Corto largo en diagonal que me quita el frío al instante, 
Como premio, un ratín de sol en la reunión, 


L3: 15m, V+/6a: Salida en travesía para ir girando y poner la carretera a nuestra espalda. Nos quedamos sin ver al compañero y empieza el largo clave, una remontada vertical, sin apenas canto, roca dudosa y con el seguro muy abajo, nos toca cargarnos de decisión. 


David no se quita el plumas para el último largo. 

Me toca esperar al fresco.... 

El paso no es muy difícil, pero sí muy psicológico. Cuesta remontarse, sin ver pies y poco para manos, en una zona con algo de musco, un paso totalmente de confianza para el primero de cuerda... un seguro guía y salvador ayudaría en este sitio, para encaramarse sobre una panza que te deposita debajo del cascote cimero.



Saliendo en el paso psicológico, con la carretera debajo.

David Serrano en la Cumbre.

David Castillo en la Cumbre.

Desde la Cumbre., hacia el rapel

David Castillo contento en la cumbre del Huso.





Gran satisfacción, vistas y fotos. En un rapel volado, se baja hasta el suelo, desde una gran cadena con paraboles.

Una clásica para coleccionistas. 




David desciende en rapel volado.

.Antiguas colmenas para miel.

Croquis de "Enlavertical.com"


Vía Caballo Loco, MD, 110m. 6a/A0 ó 6b+ en libre. 

Pasamos a otra de las Escaladas Clásicas del Barranco de la Hoz. Una vía muy guapa, de las que dejan buen sabor de boca. Es de las más accesibles del Barranco, y no se pasa mucho miedo a pesar de estar completamente limpia de seguros.

Aunque ojo! no llevarse a engaño, que en el Barranco no se regala nada, y el 6a de aquí, son palabras mayores. En consecuencia, para afrontarla con garantías y disfrutar, hay que venir con fuerzas y motivados, con cierto rodaje en escala en fisuras, ya que la via ofrece escaladas de todo tipo: conglomerado, techo, diedro, fisura, chimenas,... Llevar dos juego de friends, el camalot nº 4 viene genial, sobre todo para la entrada del primer largo.


Un Puente del Pilar de 2008, en los que el Barranco ya lucía su traje de otoño, me bajo sólo desde Zaragoza al encuentro de Abel y Javi. Ellos ya habían estado unos días antes por allí.


El Barranco de la Hoz ya lucía su traje de otoño,


Empezamos en la Pared del Buitre, cerca del mítico "Bajense que les denuncio". 

La vía Caballo loco es una chimenea muy marcada, con un bloque salido al inicio. Cuando la escalamos nosotros, la vía estaba totalmente "limpia" de seguros, salvo un taco de madera en el primer largo. Los paraboles de las reuniones habían sido eliminados de forma muy limpia, cortando los espárragos y sellando el agujero con masilla tintada.


Croquis Caballo Loco, Barranco de la Hoz - El último largo es V, no V+



La via se puede hacer en tres largos, aunque nosotros hicimos cuatro largos.

L1: 40m, V+/A0 

Entrada potente sobre un conglomerado de aspecto inquietante, pero que resulta mas compacto de lo previsto. La cosa tira para atrás, y cuando se alcanza el taco de madera hay que apretar, nosotros en A0, Javi lo hizo en libre, y propone 6b+. Luego es un tramo muy guapo, fisuras por una chimenea, luego se acaban la fisuras y hay que recurrir a la chimenea pura y dura.

Abel en la delicada entrada

Abel peleando el L1


Javi peleando las chimeneas finales del L1 hasta la reunión.


Abel decide montar reunión debajo del techo, porque ya anda justo de friends, y hay que montar al reunión de encima con friends.



L2: 10m, V+

Un techo que impone desde abajo y que luego resulta menos fiero, aunque la salida da un poco de yuyu (V+). Montamos reunión con un clavo y friends.



Javi protegiendo la salida bajo nuestra atenta mirada. 


Javi sale del techo "sin despeinarse" 


Abel y yo desde la R1, vemos la progresión de Javi

 Ahora nos toca el turno a Abel y a mí. Una vez metidos, si te colocas bien, tampoco es tan difícil, pero impresionar.. impresiona, ambientazo de primera. Yo subo delante de Abel para poder hacerle unas fotos majas... 


Abel desmontando


Saliendo del Techo, V+



L3: 35, 6a (V+ obligado y a empotrar!

Salida a la fisura, que exige empotrar bien, ojo los nudillos!! cuando parece que se acabó la fiesta, aún quedan dos pasos mas de suspirar y tirar para arriba como puedas. Reunión en una cómoda repisa por encima de un arbusto.



Fisura...

A empotrar puño se ha dicho...





L3: 25m, V. 

Es mi turno, y salgo cargado de friends, que pesa el arnés que no veas!!

Es cuestión de ir sorteando las chimenas, con descansos en cómodas viras, y luego superar con cuidado un bloque grande que por debajo tiene la roca delicada. Tras otro cacho de chimeneas, se termina el largo menos exigente.

.
Abel y Javi me dejar abrir el último largo

Es hora de retorcerse por las chimeneas...


Superado el bloque y la zona de roca delicada, a disfrutar.


Abel: Pero que no quepoooo!!!!



El descenso de la vía se realiza andando hacia la izquierda (oeste); llanear un poco y luego buscarse la vida entre los pinos para salir hacia la carretera.



En ese mismo viaje, nos entretuvimos con una corta via en el Parking de la entrada. Desconocemos nombre y aperturistas. La vía estaba limpia. Para matar un rato tonto...


Javi se lanza a probar que sale...

Es mi turno sobre este raro conglomerado




En 2005, lesionado con tendinitis, no dejé de acompañar a mis colegas cuando iban a escalar al Barranco de la Hoz. Tengo fotos de Manu Córdova, Cedric, Castillo, escalando la Fisura del Féretro y el Diedro Pañoleta Blanca, la via mas representativa del Barranco.

Pero esa batallita es mas larga de contar, así que igual en otra ocasión...

En el Inicio de la Fisura del Féretro.

Cedric, un francés que estuvo por Zaragoza de Erasmus.

Cedric atacando el mítico féretro.

En el Diedro Pañoleta Blanca




domingo, 17 de noviembre de 2013

Despedida del otoño por Ordesa - Calcilarruego

9 de Noviembre de 2013 

Fin del Otoño por Ordesa - Calcilarruego.

Después de una semana loca de mucho curro, con el cuerpo cansado y la mente muy saturada, me apetece descansar, pero Nacho me tienta: Te apetece un paseo tranquilo y relajado por algún lado...? no me cuesta decir que sí, quedamos sin concretar destino, solo que no madrugaremos.


El fin del otoño por abajo, y primeras nieves por arriba.



Finalmente el sábado salimos para Huesca, descartamos en un primer momento la primera opción, el Moncayo, ya iremos otro día... y marchamos para el Monrepós, no tenemos un destino concreto, pero Ordesa es siempre Ordesa, y hace que no lo pisamos... para allá que vamos!




Vamos por el Cotefablo, ahora menos transitado, pero que sigue siendo mas rápido (siempre que no haya mucho tráfico) para llegar a Ordesa que ir por Fiscal (al menos hasta que no arreglen/ensanchen la carretera de Fiscal-Broto). 



En el Cotefablo, disfrutamos de los colores que aún quedan en algún sitio, de hehco, hasta paramos y entramos a Yésero, un tranquilo pueblo, al que hacía muchos años que no visitaba, nos damos un paseo relajado por el pueblo y alrededores antes de continuar camino a Ordesa.

Nacho en uno de los Miradores de Yésero.

Otro de los Miradores de Yésero hacia la carretera del Cotefablo.

Hacia la Sierra de Tendeñera desde Yésero.




Somos conscientes que ya es tarde, que los colores no van a estar a tope, pero Ordesa nunca defrauda. Llegando a la Pradera, la larga recta por carretera esta llena de colores y ya compensa el viaje. El Parking de la Pradera está a tope, lo que nos tira un poco para atrás. No es hora de hacer una Faja de las Flores, ni tampoco estamos tan ambiciosos, y apostamos por algo más íntimo. Lo lograremos, ya que en todo el día solo vimos a ocho personas.



Salimos del Bar de la Pradera, concretamente desde los baños del inicio del Parking, y desde allí recorremos uno de esos senderos que se han ido perdiendo (entre otras cosas por los intereses del Parque), y disfrutando de mil y una especies de setas que decoran el recorrido, (ninguna de interés comestible).



En algún tramo no es muy evidente.



Macro setón, desconocido para mí.









En otros tramos es evidente.


El sendero, en algún tramo puede resultar perdedor, en otros es evidente, al poco llegamos a una gran explanada, donde el Parque tiene un vallado con tela, usado para fines variados, lo bordeamos por arriba y continuamos, hasta finalmente enlazar con la senda que sube al Circo de Carriata.

Cruzamos a la 


El itinerario seguido por nosotros, un sendero a recuperar en mi opinión, evitando el tramo por carretera.

Dudamos, pero al final bajamos hacia Casa Oliván, a la carretera, la cruzamos y descendemos hacia Turieto Bajo, hasta el Monumento a Lucien Briet. 

 Cruzamos el Arazas a la altura del Monumento a Lucien Briet. 

Remontamos hacia la Pradera con Otal al fondo. 



El tiempo no es excelente, tan pronto se nubla gris, a sale el sol y aparecen los colores, pero no ayuda a decidirse.


Camino de Turieto hacia la Pradera.


 En Turieto, nuevamente cambiamos rumbo y subimos hacia la Pradera, finalmente subimos a Calcilarruego, como es tarde, no vemos a nadie. La subida la hacemos tranquilos, sin prisa, disfrutando del momento. 








Por Tendeñera, ya vienen nubes amenazadoras...


En poco mas de una hora, nos asomamos a este estupendo mirador. 

Tenemos un primer momento de gloria con sol, pero es breve, las nubes van bajando y empieza a nevisquear, a la vez que se reduce la visibilidad. 

Al llegar aún vemos algo, pero durará poco el sol...

En frente, Faja de las Flores y Pared del Libro Abierto del Gallinero.

Detalle de la Faja de Petrazales.


poco a poco la cota de nieve nos alcanza...





Tras comer un poco, decidimos ir a la Cola por la Senda de los Cazadores, pero al rato empieza a nevar con fuerza. Somos conscientes de que terminaremos bajando con frontal, de noche, pero no queremos empaparnos. Un momento de reflexión mientras nos abrigamos, y la cordura gana terreno, mejor dar la vuelta y evitar pasar un mal rato.

Al rato empieza a nevar...


 La nevada tan pronto como vino, cesa, y nos da tregua por un rato, conforme bajamos, empieza a ser lluvia débil. Llegamos al coche sin llegar a mojarnos demasiado, contentos del paseo que nos hemos dado.




Ya nos queda menos para que llegue el invierno...