jueves, 31 de diciembre de 2015

Invernal al Perdido para acabar el año

Martes 29 y Miércoles 30 de Diciembre de 2015


Invernal al Monte Perdido y más para acabar el año..

Espléndidas dos jornadas de alta montaña invernal por el siempre mágico valle de Ordesa. 

Se acaba el año y tengo pendiente mi cita anual con el Perdido (No pudo ser en la fecha prevista; lo pensaba haber hecho en mi intento de vivac al Soum de Ramond, pero... ) así que, in extremis, el penúltimo día del año consigo mi vigésima ascensión al Perdido en una agradable jornada.


De forma un tanto precipitada, me animo a última hora, lleno de motivación pero sin compañeros. Salgo de casa temprano con intención de subir a ver atardecer desde el Tobacor y el día siguiente subir al Perdido por las Escaleras, pero como ha nevado justo la noche anterior, ya veré cuando llegue lo que puedo hacer.


Al final, la escapada de dos días dio mucho de sí, descubrir cuevas heladas con hielo fósil, un magnífico atardecer, y las cumbres de Perdido y Cilidro fueron mis preciados "botines" para despedir el año por todo lo alto.


La Escupidera del Monte Perdido al atardecer.


Llego a la Pradera de Ordesa, auténtica nevera que no ve el sol en todo el invierno. Suelo helado y no mucha gente. Aparco y pronto me doy cuenta que no va a ser un paseo la subida a Góriz. Hay hielo en la pista pero incluso desde los primeros metros, que molesta sobre manera. Pasado el desvío de Cotatuero el hielo desaparece.

Durante la subida por la pista me llama la atención la cantidad de grandes árboles caídos o cortados junto a la pista.

Desde los abrigos de Frachinal hasta encima de las gradas de Soaso vuelve a estar todo el camino helado. Es lo normal, pero molesto como siempre. Lo prudente y más seguro es ponerse los crampones, pero por no parar... fuerzo la cosa y con malabarismos, superamos la prueba sin caída. 

En el llano superior, la senda también esta helada, pero ya no está "delicada", se anda sin problemas. Un exiguo chorro de agua cae por la Cola de Caballo. Subo sin problemas por las Clavijas de Soaso y llego a Góriz tras 2h30' de subida. 


La pista esta helada desde Frachinal hasta por encima de las Gradas de Soaso.

Poner crampones o malabarismos para no caer ....

A primera hora el día estaba aún gris.

Muy poca nieve para estas fechas...


Clavijas de Soaso, con alguna cadena renovada.



Llego a Góriz con cielo velado.


Saludo a Ibán y a María, guardas del refugio, como un poco con ellos. Ibán me "pone los dientes largos" con unas fotos de hielo fósil, le cuento de mi intento este verano a la Gruta Devaux, y termino por sucumbir a la tentación, y marcho a explorar las cavidades en busca de ese hielo fósil.

Con eso de que el día estaba gris, dejo pasar el rato, y luego me arrepentiré. Arranco a las 14:30 y marcho hacia la Faja Luenga. Toca abrir huella tras la nevada de esta madrugada, por terreno impreciso, pero atino con las indicaciones de Ibán y marcho a buen ritmo. En algún tramo hay mucha nieve acumulada que me frena, incluso me hace dudar en tirar la toalla, pero solo son tramos breves, en general la nieve no es muy profunda. Voy con el tiempo muy justo, apreto el ritmo y tras dos horas intensas, llego a la primera de las cavidades, ahora toca jugar al gato y al ratón, explorando las diferentes cuevas hasta dar con la "buena".

El premio es de los "gordos", o al menos a mí me lo parece. He perdido un valioso tiempo investigando en las otras, y no tengo luz natural para hacer fotos ni he traído varios frontales... pero no me importa, ya volveré....


El día ha mejorado mucho y salgo motivado a toda marcha...

Me toca ir con cuidado por este terreno kárstico.

Huele a bonito atardecer...

Empieza el juego del escondite....



Curiosas formaciones...

El premio no llega, pero qué vistas...
El encuadre es de postal...

No es tarea fácil, pero pruebo con todas las opciones...


..aunque después de destrepar y estrecheces, no tengan premio...


el ánimo no decae y juego a los autoretratos...


Esta parecía que prometía, pero nada....

Umm... esto ya huele mejor...



El premio "gordo" 

El hielo fósil me deja alucinado...  Lástima de no llevar más equipo de iluminación, 


Tengo que poner fin a mi breve visita, y emprender la vuelta, que ya sé, será de noche, pero viendo las luces que hay, me detendré a disfrutar del atardecer con lo que llego a Góriz bien de noche, pensando que sería el último... pero se ven frontales de los que bajan aún del Perdido, y los que suben a Góriz... (unos amigos de Zaragoza: Javi, Jose Ángel y José Antonio).


Siluetas y nubes detrás del Pico del Descargador.

Luces del atardecer que irán a más...


Voy deshaciendo camino a la vez que hago fotos...





Colores anaranjados para el Perdido


Bonitas luces...





Por apurar a las fotos, tocará volver de noche...

Por la noche, buen ambiente en Góriz, unas 25 personas, cena de lujo y calor casi demasiado...como tira la nueva estufa de pelets...!!!



Por la mañana, me quedo dormido, cansado de la jornada anterior, y no veré amanecer desde el Lago como tenía pensado..

Me despierto con el sonido del resto de la gente, a las 7, desayuno breve y salgo unos minutos antes que los demás.

7:50 Arranco. Me tocará abrir huella ya que el viento ha movido la nieve del día anterior. Salgo sin crampones, ya que hay muy poca nieve en el tramo inferior de la subida. Y apuro sin ellos hasta el Lago, si bien, a la salida de la trepada, hay un tramo que son necesarios y me toca "tirar de oficio" para pasar ese corto tramo. A la bajada, no habrá opción y me los pondré para ese tramo.

De subida disfruto del amanecer, perfecto, no hace frío y ni un pelo de aire, así que me entretengo haciendo fotos al cielo de colores.


Con las primeras luces en marcha. Poca nieve.

El valle empieza a coger color...


Punta Custodia ya divisa las nieblas por el Sobrarbe.


El Taillón es el primero es ver el sol.

Tobacor poco después.

El Lago helado hace honor a su nombre.


9:45 Llego al lago, para a comer un poco y beber, calzo crampones, y tiro para arriba. La Escupidera presenta un magnífico estado, mas fácil de lo habitual en invierno (fácil no quiere decir exento de riesgos, y las condiciones pueden variar de un día para otro). La nieve dura aporta seguridad, no es hielo cristal, y encima la nevada reciente da confianza para pararse enseguida. Yo creo que estaba hasta para bajar esquiando (claro que solo hay nieve para esquiar de la Cima al Lago).






La nieve ha permitido que la huella vaya casi por un pasillo pegada a la pared.

Buenas condiciones para subir.





Los valientes podrían bajar esquiando...






10:55 Cumbre, día magnífico, vistas excelentes y me siento a celebrar estos minutos de gozo. Poco a poco va llegando gente, prácticamente todos venimos al Perdido.


Al fondo se ve hasta el Moncayo. 



La coqueta Torre de Góriz y el Cañón de Añisclo que hace poco recorrimos.

Nieblas en Sobrarbe

Vigésima cumbre en el Perdido.
Panorama al Oeste: Collarada, Bisaurín, Garmo, Vignemale y Cilindro

Panorama al Noreste con gente que va llegando.


Panorama al Este. Valle de Pineta. Bachimala-Posets a la izquierda, Cotiella al fondo derecha , delante el Soum de Ramond.

11:35 Inicio el descenso y con tranquilidad bajo hacia el Lago pensando en si subir o no, al Cilindro. 


La Escupidera hoy era menos "fiera que otras veces, pero no esta exenta de riesgos.



Me cruzo con mis paisanos maños.

Le voy mirando al Cilindro a ver si me llama...

Pausa para quitar ropa y mirando para arriba ahora con sol.



12:00 Cuando llego al lago, hecho un trago y me quito ropa. Es buena hora, y hay buen día,... veo la estupenda huella que han dejado los tres de Castellón que han subido al Cilindro, y creo que merece, por lo menos, subir al collado para hacer la foto del Perdido... Una vez allí, la canal esta seca, y me animo a subir hasta arriba.


Los mozos de Castellón rapelando la chimena del Cilindro.


La arista no ofrece dificultades serias salvo el siempre incómodo segundo resalte. 
En el Cilindro, la gente no sabe, pero ese segundo resalte a veces, es mucho más delicado que la famosa chimenea.. de hecho, cuando vivaqueé en el Cilindro, ese fue el tramo que me puso serios problemas al estar cubierto de hielo..


Sólo a vista desde el Collado justifica subir hasta aquí

Tras la segunda trepada aún quedan unos metros.
La vista hacia Marboré y Vignemale


Mis paisanos maños en la cumbre del Perdido.





La vista hacia Monte Perdido y su cara norte de lo mejor.


13:05 Cumbre, Aquí hace algo de aire y la temperatura ya no es tan agradable. Pero las vistas merecen unas fotos. Sin entretenerme mucho, tiro para abajo y me cruzo con una pareja y con un trío de vascos que también se han animado.



Me cruzo  con los vascos en el segundo resalte.

14:00 Tras destrepar con cuidado el resalte y la canal me junto en el Lago con mis paisanos maños. Un trago y sigo para abajo. En seguida me quito los crampones, con la esperanza de que no sean necesarios, pero al final, el tramo previo al destrepe esta expuesto y con hielo, me pongo los pinchos aunque sea solo para 5', Una vez en la base de la trepada, continuo sin ellos hasta Góriz, a donde llego una hora después.


15:00 Para a comer un foto y disfrutar en la terraza de la espléndida jornada que estamos teniendo. Recojo y una hora más tarde, arranco valle abajo.


La nieve desaparece por momentos, no en vano la temperatura es muy agradable.


16:00 Inicio el descenso. La senda hasta las Clavijas esta hecha un barrizal, con la nieve que se esta derritiendo rápidamente. Encima de las Clavijas, veo gente que baja por la Senda de verano, y como sólo he pasado una vez hace mucho, dado que hoy no hay riesgo de avalanchas, me animo por "probar" a ver que tal se baja. Es más cómodo ya que no hay que pasar a guardar bastones, pero es más largo, y en tiempo, puede que un pelo más largo. Si se anda con soltura por las Clavijas creo que es más rápido, pero si no, igual sale parecido en tiempo.


Se me ocurre bajar por la Senda en lugar de las Clavijas.


De nuevo toca pasar el trámite de cruzar las Gradas de Soaso con todo el camino helado, y otra vez da pereza sacar los crampones, y toca ir con sumo cuidado. En la bajada adelanto a algunos excursionistas que van a llegar bien de noche a la Pradera, no lo pasarán bien...


Hielo y más hielo por la senda, mucho cuidadín...


En la pista, por variar, cambio de margen, y voy por el alternativo. Alguna foto al atardecer, y se cierra el incómodo trámite final. Termino por la senda para personas con discapacidad, que al principio está muy bien, pero al final es una pista de hielo, y ya llegando, a la vista de las luces de los coches del parking, pago mi peaje por ir "alegre" por la senda, con un "culazo", que afortunadamente se "come" la mochila, pero de los que "jode" mucho, dárselo y sobre todo a 100 metros del coche, y no consuela que con la oscuridad no te haya visto nadie.


Última luces sobre el Gallinero.

Con la oscuridad llego a la Pradera tras 2h10' de delicado descenso por culpa del hielo.

Me voy a casa con una sonrisa de oreja a oreja. Esta ha sido una salida de las que nos recuerdan porque nos gusta tanto el monte. Que me ha traído recuerdos de cuando era mas joven, y practicaba más las ascensiones a picos por sus normales, las noches en Góriz, dónde pasé varias Nocheviejas... muchos recuerdos