lunes, 26 de septiembre de 2016

Garganta de Escuaín - Otro barranco interesante

22 de Septiembre de 2016


Garganta del Escuaín. Precioso lugar.

Aunque la idea era ir a por el Miraval, después del Irués, el horario se desmadró, y ya íbamos justos de horas de luz para entrar, así que tuvimos que modificar el plan, y nos fuimos a por otro barranco para la sesión de tarde y poder hacer un "doblete".

El elegido fue la Garganta de Escuaín, que este verano en una par de mis andadas ya me había quedado con las ganas después de recorrer su parte superior.


Vamos veloces hasta Escuaín. Carlos y Alex no han estado aquí nunca y alucinan con el sitio y lo recóndito que es llegar hasta aquí. 

16:30 Comenzamos la aproximación ya con el sol cayendo, una pena, porque con el sol arriba este barranco seguro que gana enteros, la estética del lugar es brutal. 
Realizamos la clásica aproximación a las Fuentes de Escuaín, la surgencia (Boca B1) de la que sale el agua que alimenta este río, ya que en su tramo superior suele ir seco más allá de la primavera. El camino no tiene pérdida, pero a pesar de ser frecuentado (especialmente por franceses) no está muy acondicionado, y tiene muchos mini resaltes que no hacen que sea un paseo para ir con la mano en los bolsillos. Sin duda el paso más espectacular es cruzar el agujero en la roca, que permite continuar con esta imposible senda cuando ya parece inviable su continuidad.







Paso equipado en la bajada a la Fuente. 


La senda parece no tener salida, pero ...sí

La senda tiene algún que otro paso entretenido y deteriorado.





Una vez en el cauce, empezamos a descender por el cauce del barranco. Para nuestra sorpresa nos encontramos con un ejemplar de buitre joven. Al parecer ha aterrizado en el cauce, y al hacer ya fresco y no tener espacio amplio para volar, tendrá que esperar a que el día siguiente caliente el sol y pueda salir volando. Alguien ha avisado a los de la Fundación Quebrantahuesos y hay una chica vigilando al ave. Pasamos a su lado tratando de no molestarla ni ponerla nerviosa. 

Al estar dentro del Parque Nacional, no está permitido el baño, y no podemos entrar al cauce ni ponernos los neoprenos hasta llegar a los carteles que indican que salimos del parque. Alcanzadas dos grandes pozas características, y tras 50' de aproximación, se llega a la confluencia con el barranco del Lugar por la margen derecha, nos ponemos los trajes y empezamos el descenso.

17:30 La tónica de este descenso es la belleza del paisaje mas que su deportividad. Tiene dos rapeles y un pasamanos equipado entre medio. Los dos son susceptibles de saltar, pero para el segundo hace falta bastante valentía...14 metros imponen lo suyo. Nosotros rapelamos todo... fuimos ligeros pero disfrutando, y pensando en repetir otro día con sol. 



Al estar dentro del Parque Nacional, no está permitido el baño...

Menuda sorpresa el buitre...






Primer estrechamiento.

Se puede saltar... pero estamos mayores....





Llegamos al pasamanos, con más caudal igual imprescindible...








El que quiera emociones fuertes, aquí tiene para entretenerse....







Salto/rapel de 14 metros...




Terminado el barranco, se llega a la confluencia con el camino que viene de Escuaín, cartel indicador. Toca remontar, metemos la directa, y en apenas 20' minutos nos plantamos en la carretera y en 10' más en el coche. Aún no son las 19:30, tranquilos merendamos un poco, vemos atardecer y ponemos rumbo a casa.


Precioso atardecer desde el pueblo de Escuaín.


En resumen  un barranco fácil y agradable para los días de verano. Coche -coche no llegó a 3 horas.





De nuevo Carlos editó el vídeo con mis grabaciones y las que grabó con su cámara (que esta vez sí se acordó de coger)




Dejo también el enlace de unos que en su vídeo saltan todo...


Fin de los barrancos por esta temporada, ahora deberíamos pasar al "modo otoño", pero aún se nos ocurrió tentar la suerte y estirar la temporada de vivacs estivales... para la siguiente entrada...


viernes, 23 de septiembre de 2016

Garganta del Irués. Una fría joya escondida.

22 de Septiembre de 2016


Garganta del Irués. Que bonito y qué frío...

Aunque la fecha no invita a barranquear, y menos por el pirineo, por fin le hicimos la muesca a otro de los barrancos tiempo atrás deseado, y que por una causa u otra no le llegaba el momento.


Este rincón de la Fuente de Fornos es espectacular.

Dan bueno aunque no especialmente caluroso, pero llenos de motivación salimos dispuestos a realizar un doblete de barrancos en el día desde Zaragoza. El plan es ambicioso, queremos hacer Miraval e Irués. Partimos Beto, Carlos y Alex Anayet (al que repescamos en el último momento). No tenemos claro por cuál empezar, y aunque el verdadero motor del viaje era Miraval, acabamos empezando por el Irués.

10:40 Desde el pequeño núcleo de Badaín, arranca la aproximación, larga pero no exenta de belleza. En 35' minutos cruzamos el pinar por una senda jalonada de un par de curiosas pasarelas, se cruza el río Irués, y hay una bifurcación en la confluencia con el torrente del Garona (derecha). Nos equivocamos y en lugar de ir hacia arriba, vamos por la senda de retorno del final del barranco. Rectificamos y a la segunda acertamos con el camino de aproximación. Tan sólo había que seguir un minuto más por la senda camino del Garona para dar con el desvío a mano izquierda. Ha cambiado la vegetación, dejamos el pinar y nos metemos en un bonito hayedo a la sombra de muy agradable paseo. En 20' más de subida, llegamos a la Fuente de Fornos, aunque vista desde arriba no se aprecia la gran belleza del lugar. A partir de aquí la senda es ya casi horizontal, cruzando numerosos manantiales de agua que brotan por doquier. En apenas 10' llegamos al Chorro, un gran caos de piedras al que normalmente salpica la gran cascada. Hoy la surgencia esta seca y no hay salto de agua. 





curiosas pasarelas



Caudal bajo, lo normal tras un verano seco, pero la surgencia mantiene un mínimo interesante.

Cruce del Irués y el Garona.

Por aquí nos equivocamos , es el retorno---



Camino del Garona poco antes de la bifurcación a la izquierda.



La aproximación ya sola es una excursión muy interesante.


Aunque el Chorro esta seco, el musgo habla claro...



El Chorro es la salida más llamativa de todo el sistema karstico de Cotiella, agua que vienen desde el circo de Armeña y desembocan por esta zona en distintos puntos, El Chorro, la Cueva Graners, la Fuente de Fornos,... en los últimos años se esta realizando una importante labor de investigación y exploración para comprender este complicado sistema. Desde la ACE se esta trabajando muy en serio en este macizo. La sima SAbbat o B-112 ya ha superando los 1000 metros de profundidad, quien sabe si algún día lograran salir por aquí entrando desde Armeña...  Aquí os explican brevemente cómo va la cosa.



El agujero del Chorro




Bajamos al cauce.


Nos vestimos.


12:00 Después de fotos y alcahuetear, tras 1h20' de aproximación, nos vestimos, incautos de nosotros, como vemos que hay poca agua sólo nos ponemos el peto, a cada poza que recorremos vamos teniendo que parar a poner chaqueta primero y guantes después.

El río nos sorprende desde el inicio por su belleza y por la temperatura del agua.


Incautos, sólo nos ponemos el peto.

Las frías aguas nos hielan hasta las manos, otra parada para sacar los guantes.




El barranco tiene como tres partes, nada más empezar un bonito estrecho, muy estético y de agua heladoras, todo el caudal es de surgencia. Pasado este tramo, aún resta un tramo un poco más abierto hasta que el río se seca. El caudal se vuelve a filtrar y el cauce va eco salvo periodos tras tormentas. En ese tramo agradecemos cuando el sol nos calienta el cuerpo. Y luego entramos al tercer tramo, otro precioso estrechamiento que termina con la cascada de la Fuente de Fornos, un paraje con agua cayendo por la pared de la izquierda por todas partes, musgos decorando un idílico lugar. Tras ese punto el caudal se incrementa de forma notable, y aún restan un par de pasos con caudal abundante que ahora en estiaje no revestía problema, pero ojo si la cosa va crecida...

Tras un último rapel, solo nos queda continuar y coger la senda que por error cogimos a la mañana, o bien seguir por el cauce hasta llegar al puente en la confluencia del Irués con el Garona. El barranco del Garona también es posible descenderlo. No lo conozco, pero leí que la aproximación es seguir la senda (1h) y luego descenso evidente, pero mucho resalte, alguno delicado y sin equipar en condiciones... No debe ser una maravilla, más que nada, naturaleza en estado puro, pero después de un sitio tan bonito... para el Garona además, conviene evitar los días de calor, al revés que para el Irués...

 
Es muy bonito ya desde el primer estrecho.



Primer salto majo para tratar de entrar en calor...






Finalizado el primer estrecho, hay un tramo seco de sortear bolos...

Sudamos, pero casi lo agradecemos porque entramos en calor...

Empieza de nuevo lo bonio...





Salir del oscuro pasillo y encontrarte con esto...sin palabras!








Apenas cubre, eso sí, vaya fuerza el agua...

En el tramo final hay mucho más caudal y un resalte algo borde.

Satisfechos retornamos a Badaín con el Castillo Mayor al fondo.

Hacer fotos en este barranco tiene mucho mérito, porque la temperatura del agua agota las baterías y tener pulso firme evitando la tiritera no es tarea nada fácil...

A pesar del frío, es un barranco para repetir!!!


Carlos montó con los vídeos que grabé este pequeño vídeo.



El track con descripción de la aproximación, de Fernando "Lumpus".

Un pequeño croquis de cañones y barrancos: 


Aunque la idea era ir a por el doblete, el Irués nos llevó 4h30' de coche a coche, y ya íbamos justos de horas de luz para entrar al Miraval que era lo previsto, así que tuvimos que modifica rel plan, y nos fuimos a por otro barranco para la sesión de tarde. Pero eso, para la siguiente entrada...