martes, 9 de septiembre de 2014

Chiquibarranco en los Estrechos de la Carruaca

Martes, 2 de Septiembre de 2014 

Estrechos de la Carruaca con niños.



Barranco de la Carruaca. (Lusera) Este es uno de esos llamados "barrancos menores", que descubrimos por casualidad un día que todos iban crecidos, y que nos supuso una grata sorpresa. Se trata de un breve barranco, (1h30' aproximación, descenso y retorno), pero que nos permitirá refrescarnos y disfrutar.

Apuramos la temporada de barrancos en jornada de tarde y nos vamos con la chavalería. De un lado Carlos con sus peques; Nacho (11 años) y Ana (9 años), por otro lado Nacho y su Beltrán (7 años), y por mi parte, me traigo a mi sobrina Sofía (10 años). 


Con pocos años y muchas ganas, vamos a por un precioso recorrido que hoy se mostrará algo "descafeínado" al llevar tan poco caudal...


Cuando llegamos y vimos el escaso caudal, pensé que igual hasta podríamos tener problemas por  falta de agua, pero no fue así. El mínimo caudal que aporta el manantial es suficiente para el descenso, pero le resta muchos enteros en belleza y entretenimiento.

A pesar de todo disfrutamos de una agradable tarde donde refugiarnos de los intensos calores con los que nos ha recibido Zaragoza este septiembre. Los peques se lo pasaron genial y ya están pensando en repetir.


Respecto al río comentar que los troncos que había al inicio, se han desplazado unos cuantos metros, apareciendo en unas pozas en el primer tercio del barranco. 
Los troncos del final, no sé si fue por el escaso caudal, también los encontré diferentes.

Descenso del todo recomendable por su belleza y sencillez, bien formado, estético y tranquilo, a pesar de no tener ni rapeles ni grandes saltos (tan solo uno, de casi cuatro metros) donde los zagales la primera vez duraron, pero luego no pararon de repetir.

Importante acertar con el caudal, crecido tras tormentas (Junio 2010) tiene un punto acuático exigente, en caudal normal (Mayo 2012) sin complicaciones.


El grupo en la aproximación 

Los protagonistas al inicio del barranco.

Para comparar caudales, pongo una foto en el mismo sitio, mirando hacia afuera, pero en Junio de 2010, tras unos días de llover y en los que todos los Barrancos de Guara bajaban fuertes, Carruaca también iba "potente"...



Los troncos de la entrada que ya no están y caudal alto- Junio 2010.




Los protagonistas al inicio, con caudal mas que bajo.

Primeros saltos 

Añadir leyenda

Sus caras de felicidad lo dicen todo... 


Les costó decidirse, pero luego no pararon de saltar.. 

Los rincones que ofrece este barranco son de calidad.

Pongo otra foto para comparar caudales...


Caudal alto y contras exigentes.... junio 2010


Caudal bajo, cero complicaciones...




























Los troncos finales, algo cambiados... 

Caudal alto en junio de 2010

La cascada final que Beltrán aprovecha para saltar. 




Un vídeo resumen del día...






sábado, 30 de agosto de 2014

Barranco de las Gloces de Monteperdido y Furco.

Jueves, 28 de Agosto de 2014 

Barrancos: Gloces + Furco.


Apuramos los últimos días de vacaciones con un par de barrancos en jornada de tarde. Con Nacho Sancho muy motivado, nos convence a Miguel y a mí para barranquear, Carlos avisado en el último momento consigue escaparse del curro, y a la una del mediodía salimos rumbo al Pirineo.

Hay cierto riesgo de tormentas vespertinas, pero aunque cuando llegamos a Fanlo para hacer las Gloces oímos truenos, la cosa no fue a más, y pudimos disfrutar de un buen día de barrancos, sin aglomeraciones dada nuestra tardía hora de entrada.

Que decir de estos dos grandes clásicos pirenaicos...

Barranco de Las Gloces de Monteperdido (Fanlo, Huesca)


Las Gloces, una joya arquitectónica de la naturaleza, estética, belleza geológica para disfrutar en calma (estuvimos solos en todo el descenso).

15:20 Partimos de Fanlo pasadas las tres de la tarde, con un cielo lleno de nubes de evolución y algún trueno a lo lejos. Somos conscientes de la gran cuenca de captación de agua que tiene este barranco y lo rápido que sube de nivel con tormentas (llegando a ser una ratonera) pero parece que las nubes se van hacia Añisclo y entramos... 

Tras el rapel inicial, y el pequeño segundo rapel que antiguamente se destrepaba por el agujero que se colmató hace unos años, comenzamos a disfrutar de este espectacular desfiladero, con un caudal majete para ser finales de agosto. Puro placer!!!

Llegamos al siempre sorprendente giro donde la vegetación aparece tapizando las paredes con verde musgo.... el "edén".


Algún que otro salto y varios pequeños toboganes antes de llegar al último rapel (que este antaño, de eso si ya hace mas años, tampoco estaba, sino que se saltaba a una mini represa de troncos) y poner fin a este delicioso barranco. (16:40)


17:10 Terminamos con un sol luciendo en lo alto, así que metemos la directa, y subimos por el atajo a toda velocidad, resolviendo el retorno al coche en 20' express. Hacia años que no subía por el atajo, sabía que no era para llevar a los clientes, pero ya no recordaba lo tieso que era el atajo.. la primera parte es tieso tieso....

Sin cambiarnos, montamos en el auto y nos vamos hasta Broto a por nuestro segundo objetivo de la tarde.


Miguel viene corriendo, con un cielo lleno de nubes amenazantes.

Curioso "bicho"


Entrada a las Gloces
Nacho en el primer rapel de las Gloces de Monteperdido.

Nacho por el desfiladero

Cobertura vegetal...



Algún salto....

...y toboganes decoran el barranco.





Barranco del Furco (Broto, Huesca)

El Furco me trae muchos recuerdos de mi temporada como guía, hoy hacia el descenso nº 109 de este pequeño barranco, y aún así, no me canso de repetirlo. Hoy baja muy flojete de agua, fin de temporada.

17:50 Comenzamos la aproximación desde abajo, nos vestimos y son casi las 6:30 cuando iniciamos el primer rapel. Aunque vamos con calma, nos sorprende alcanzar en el último rapel a un grupo con guía a horas tan "tardanas".... 

Nos entretenemos en el tobogan y el salto de 8 metros desde la plataforma para dar tiempo a que vayan bajando. y disfrutamos en calma el último rapel y el "Rompeculos" poniendo final a una espléndida tarde.

19:40 Terminamos y ponemos rumbo a casa, no sin antes pasarnos por El último Bucardo a tomar algo.


Caudal flojo en el Furco

Miguel en el primer rapel

Nacho en el primer rapel

Carlos en el segundo primer rapel
a la espera del tercer rapel...


Nos entretenemos con el salto guapo.


Disfrutando del tercer rapel

Bello rincon el del tercer rapel

Entreteniendonos en el "Rompeculos".


Apurando la temporada de barrancos, nos vamos a casa con ganas de mas remojones...

miércoles, 27 de agosto de 2014

Ascensión a Monte Perdido y Cilindro de Marboré por el Balcón de Pineta

martes, 26 de Agosto de 2014 

Monte Perdido y Cilindro de Marboré por el Balcón de Pineta.


Aunque llevo idea de ir incluyendo las actividades mas retrasadas, vamos por lo más reciente: Una escapada improvisada que fue variando de planes en todo momento, y que acabó con la ascensión al Cilindro y a Monte Perdido.


 Vemos amanecer frente al Monte Perdido y Cilindro.



 Nos encanta esta vista.


Nacho "Abuelo" me propone dar la Vuelta al Perdido, suena tentador, y aunque me viene corrido, anticipo mi regreso del pueblo a Zaragoza y aviso a Nacho Sancho con el que había quedado para salir un día mas tarde. Finalmente marcho con los dos "Nachos" sin rumbo fijo.

Casi de camino vamos gestando el plan, de la idea inicial de tres días, la meteo invita a reducir a dos, vamos eliminando posibilidades, y acabamos en Pineta.

Primera  e ingrata sorpresa, hay que pagar por aparcar, no es mucho, dos euros, pero pagar por meter el coche en el bosque (donde antes se acampaba), parece no tener ningún sentido de respeto a la naturaleza, y deja en evidencia el poco estilo que tenemos a la hora de recaudar dinero....

Subimos finalmente con mochila para dos días, pero sin saber si vamos hacia el Pimené o hacia el Perdido. 


Nos encontramos con una novedad, han balizado un nuevo sendero, la primera parte hacia el Balcón de Pineta, en lugar de ir por la pista de La Larri, cruza directa primero hacia el Parador, por un nuevo puente sobre el Cinca, y después por un bonito hayedo.


Como nos hemos tomado el día con calma, tanto para tomar decisiones como para andar, vemos que el horario para Pimené no es el adecuado, y apostamos por el Balcón.


Por el nuevo sendero.


A la marcheta, a pesar de no ir muy cargados, hacemos una subida tranquila, que nos lleva 3h30' para aparecer en lo alto del balcón de Pineta. Aunque hemos estado muchas veces por aquí, este sitio es espectacular. Para Nacho Sancho, que es su primera vez, las expectativas que le habíamos generado no se ven defraudadas.

Aún quedan muchos lirios por aquí arriba.






Nos vamos hacia debajo de la presa, para buscar un sitio tranquilo, plano y sobre hierba.
Lo encontramos y nos preparamos para el vivac, Nacho "Agüelo" se monta su mini tienda y Sancho y yo levantamos un muro de piedras para protegernos del viento. 


Al principio vamos a buscar un sitio tranquilo para pasar la noche.

Magnífico decorado de fondo: La norte de Monte Perdido.

Se nos hace tarde para subir a ver atardecer al Collado de Astazous, así que nos lo tomamos con más calma y preparamos la cena, pero el viento cambia de dirección, empieza a venir de norte y a aumentar su fuerza, con rachas realmente molestas que no nos dejan cenar "en condiciones". 


Con todo preparada, el aire entró en acción...





Había subido el trípode para tratar de hacer un "timelapsed", pero el viento me tiró la cámara (golpe majo, pero sobrevivió ) y antes provocó vibraciones que se pueden ver en el vídeo. No nos mola nada como se está poniendo el cielo, nubes que vienen de sur cubriendo las cimas, y rachas fuertes de viento que se llevan mi esterilla y los sacos se libran por los pelos. Decidimos buscar otro emplazamiento mas protegido.
Ya de noche, retrocedemos hasta el vivac-agujero cercano a la cruz, y allí nos metemos, mucho más protegidos, donde podemos dormir con calma.


Buscamos cobijo en este vivac del Balcón, "el agujero". Cuando llueve, entra agua.

 Detalle del vivac y la constelación de la Osa Mayor.

 Vivac confortable, sin aire.

Por la mañana estamos perezosos, salgo a primera hora, y está completamente despejado, sin una nube, bueno para subir pero malo para las fotos (son más bonitas con nubes) así que vuelvo al saco a remolonear un rato. 


 Primeras luces sobre el glaciar.

Primeras luces 



Sin prisas, vemos amanecer, desayunamos y hacemos una sesión de "saltos" sin mucho éxito, antes de arrancar para arriba. a las 9:30.






De camino a la morrena, unas curiosas nubes cubren el cielo y llaman nuestra atención...








Nos dirigimos hacia los restos de morrena por la que sube el sendero, hasta el farallón previo a la trepada. Subimos por la canal tumbada, en seco, que no ofrece serias dificultades y accedemos al glaciar. 


Ruta de subida. La escalada es fácil, IIº, rapel montado a 20m.


Los "Nachos" en la trepada de la canal

Cruzamos el glaciar sin problemas, sin crampones, se sube cómodo y nos dirigimos a la pedriza que da acceso al collado. 








Todo es cuesta, pero hay un trozo "borde" de subir entre cascajo, la parte final es más llevadera. En el collado sopla un fuerte viento, así que bajo hacia el lago para estar más protegido y esperar allí a mis compañeros que se han quedado un poco rezagados.


Subida penosa hacia el Collado. Foto by Nacho.


Cuando voy por la vira que permite bajar al Lago, (muy fácil pero muy expuesta) veo que sube una pareja hacia el Cilindro, y me empiezo a "calentar", cuando termino el destrepe final, veo que sube otro montañero, así que sin pensármelo mucho, trazo una diagonal y me voy directo hacia la canal del Cilindro.

Preciosa vista al asomar por encima del collado. 


Sin pensarlo, tiro para el Cilindro.

Conecto con el mozo que sube para el Cilindro, me cuenta que ha subido corriendo de la pradera al Perdido en menos de tres horas, que ahora ya mas suave a por el Cilindro... el caso es que subimos a buen ritmo. Evitamos el nevero residual de la parte final por roca, a la izquierda, fácil, llegamos al collado, y nos encontramos con que hay una cuerda puesta en la trepada (IIº), no es necesaria, pero para la bajada, seguro que da tranquilidad.


Al inicio de la trepada, el paso mas atlético y delicado para bajar. Hoy con cuerda puesta.

Terminando la canal de trepada.



Seguimos por la arista y en el resalte que da acceso al llano previo a la cima, nos encontramos que también está con cuerda.  (recuerdo lo que me costó descender este paso la última vez, cuando dormí en la cumbre y cayó una ligera nevada dejando un verglass delicado).

2º resalte también equipado con cuerda.




En menos de 2h30 desde el Balcón, llego a la cumbre del Cilindro, donde sólo están dos mozos (e claro contraste con lo masificada que está la cumbre del Perdido). Unas rápidas fotos hacia la magnífica vista que ofrece el Cilindro hacia el Perdido, y me bajo corriendo hacia el Lago, a por mis compañeros que he "abandonado sin avisar".


Merece la pena subir al Cilindro por las vistas que aporta del Perdido.

Vistas hacia Taillón y demás...

Extraordinaria vista del Perdido, con su glaciar y la Escupidera.



En el descenso del resalte y de la canal bajo sin usar la cuerda, tan solo casi en la base de la canal, tienta coger la cuerda, pero al final, hay buenas presas y la cuerda hace de estupendo seguro psicológico.



La canal de descenso vista desde arriba.

La canal de descenso vista desde abajo.



Cuando llego al Lago, mis compañeros, lógicamente,  ya están camino del Perdido, hago lo posible por alcanzarles, llegando unos minutos después que ellos.






Hay gente en el Dedo de Monteperdido (menuda roca descompuesta, no pienso repetir).



Pésima calidad de la roca. Imborrable recuerdo.


En la cima mucha gente, y aunque al principio estaba despejado, rápidamente se cubre,. Celebramos nuestra ascensión, para Sancho en su 2ª vez, pero para Nacho y para mí, ya son unas cuantas, él celebra su 30ª cumbre en el Perdido, y yo la 19ª. Es nuestra cumbre fetiche, y nos gusta repetir....










Tras reponer fuerzas emprendemos el descenso entre frío y niebla, pero conforme bajamos la cosa mejora, pasamos el collado, cruzamos el glaciar, el destrepe de la canal. No llevamos piolet, y los crampones tampoco fueron necesarios aunque sí los llevamos.


Descenso entre frío y niebla.

Nada de nieve en el tramo de la Escupidera.

La siempre delicada travesía del collado con niebla.

Destrepando la canal para bajar del Glaciar. 2 Rapel montados, 20m.


Llegamos y a recoger los bártulos que dejamos por el Balcón, y emprendemos el descenso hacia el coche.
 Nuestro cobijo nocturno.

Emprendemos el descenso hacia el coche.

Edelweis





Un pequeño vídeo resumen de los dos días.