miércoles, 25 de febrero de 2015

Erata con esquís desde Espierre - casi despegamos-

Domingo, 22 de Febrero de 2015


Vendaval en Peña Erata desde Espierre


Tras casi tres semanas sin catar Pirineos, tenía mucho "mono"... arrastrando un catarro toda la semana no pude acompañar a los amigos el jueves a dar la vuelta a la Foratata , así que el domingo, aunque sabíamos que la meteo no acompañaría, pusimos rumbo a Erata.

Jornada de dura pelea con el viento. Foto by Nacho.




Recupero de su "letargo" al "agüelo" Nacho, y le engaño para estrenar su temporada de esquí. Lo de menos será lo que hagamos, hace tiempo que no nos vemos y charraremos a gusto.

De camino, en el Monrepós vemos que el día no acompañará mucho, y como traíamos en la libreta de opciones el Erata desde casa, a sugerencia de Fernando que nos iba a acompañar (aunque luego fue baja de última hora) y viendo que la semana anterior David había estado por allí, no quisimos pensar mucho y nos fuimos al Erata desde Espierre.

Ha nevado la noche anterior, y la carretera, aunque la están limpiando, tiene nieve, pero con las ruedas de nieve llegamos sin problemas a Barbenuta-Espierre.  Paleamos un poco de nieve y hacemos hueco para el coche.




La carretera tiene un poco de nieve.




Para llegar, desde Biescas, subir por el Cotefablo hasta Gavín, poco antes tomar a mano derecha el desvío al Camping, y continuar la carretera que asciende a Barbenuta. Nada más salir del pueblo,  hay una valla que cierra el paso (hace mucho que no subía por aquí, en 2010 la pista en invierno se podía subir hasta más arriba). 


Llegamos hasta la valla, paleamos y aparcamos.




Es una suerte poder salir desde el pueblo con esquís, ocurre en pocas ocasiones. Empezamos la jornada con el cielo gris, pero poco a poco irá despejando.

No hay huella, y al sol, sin viento, con temperatura agradable, los 5 km de pista son un trámite agradable, conversando y viendo de "lejos" el vendaval que sopla por las cimas.





Disfrutamos abriendo huella por la pista



A lo lejos no parece tan agradable


Ratos agradables: Carpe Diem...



Tomamos el ramal que sube al Puerto de Yesero, ascendemos hasta el Collado, y nos tienta bajar por el sendero a Yesero, pero lo dejamos por si por arriba azota mucho...



Puerto de Yesero y Tendeñera al fondo.

Sin aire, esta muy bonito.


Seguimos a media ladera, evitando seguir el filo, y vamos lidiando el viento, apenas unas rachas moderadas. Vamos alternando nieve dura, tramos de "piscinas" de nieve profunda y tramos de poco nieve con piedras a la vista.









Cuando ya estamos más cerca de la cumbre, empezamos a sentir el azote del viento, decidimos ir a la cumbre norte, y allí azota más todavía. Me separo sin darme cuenta de Nacho (que ha parado a poner cuchillas) y haciendo zetas a favor del viento que ayudan a mucho a subir. hago cumbre. 



Empezamos a "padecer" el viento...

Arriba, una ráfaga fuerte de viento casi me tira y hace que mi gorra salga despedida por los aire dirección al Pelopín... termino la mini sesión de fotos, sin quitar focas, entre piedras, abandono la cumbre y bajo al encuentro de Nacho. 








Terminamos de subir, y arriba no hay quien aguante. La "transición" de quitar pieles fue algo agónica, en medio de una ventisca, teniendo que sujetar todo para que nada saliera volando. 





Por si fuera poco, a Nacho, la fijación Dinafit se le resiste a ser calzada. En esa espera, los cristales de nieve y hielo que son arrancados por el aire, es como si traspasaran nuestros pantalones y se nos clavaran multitud de agujas. Es poco rato, pero intenso, ráfagas de 80km nos azotan sin piedad.


Nacho se pelea para que nada salga volando. 


La puntera de la fijación no quiere entrar.... 



Emprendemos un descenso con la sola esperanza de escapar del viento. Conforme bajamos la situación se vuelve más calmadas, y empezamos a disfrutar algo de la esquiada. Aunque al hacerla en travesía diagonal, no es una gran esquiada. Igual puede salir mejor bajar directos a la pista que cruza el Barranco de Espierre.








Por abajo, unos últimos giros al sol, y solo nos queda la remada final. Algo tediosa, ya que la nieve esta lenta y padecemos los primeros "zuecos" de la temporada. Nada que la cera no solucione, pero que siempre nos resistimos a parar y frotar, con lo bien que va.

Finalmente llegamos hasta Espierre esquiando. 

Parece mentira, pero en poco más de tres horas, ha desaparecido mucha nieve desde que salimos.


  
Comparar con la 2ª foto del día...
Comparar la nieve que ha desaparecido en 4 horas...






No ha sido una gran jornada, mediocre esquiada, y un par de minutos horribles, pero satisfechos de haber estirado las piernas. Ya vendrán días mejores...

El vídeo resumen de la jornada, con los mejores instantes de cima, para que os podáis hacer una idea de la situación por allí arriba...











jueves, 12 de febrero de 2015

Con esquís al Moncayo - Descubrimos su cara oculta

Martes 10 de Febrero de 2015


Bono de temporada en "Arramón" Moncayo. Buenas condiciones para esquiar aunque el parte de nieve engañara un poco. 

Volviendo de Soria el finde, ví el Moncayo blanco hasta abajo. El martes tenía fiesta por la mañana, y de nuevo dudo, si subir al Pirineo o visitar al Moncayo. Tengo poco tiempo ya que entro a trabajar a las 15:30. Aunque el Pirineo queda algo más lejos, en tiempo esta casi igual, ya que el último tramo de Agramonte al Santuario se hace muy lento.

Moneda al aire y... sale Moncayo. Pues nada, nos iremos a esquiar al Moncayo.  


Aunque parezca mentira... estamos en el Moncayo


Salgo a las 7 de casa. Desde Vera de Moncayo, subo por Lituénigo, la carretera es mejor, menos tráfico y vistas mejores. Tengo la suerte de ver amanecer desde el coche, y ver como esta de nieve.. no tiene mala pinta!


amanecer desde el coche

El Moncayo desde la carretera de Lituénigo

Primeras luces



 Pasado el pueblo, antes de conectar con la carretera que sube a Agramonte, me encuentro con casi dos km con nieve/hielo algo delicados, despacio se pasa bien. Desde el Parking de Agramonte esta indicado "necesario cadenas" y realmente estaba para cadenas. Casi todo era nieve, pero algun tramo con hielo duro... benditas ruedas de nieve, que me permitieron subir sin problemas... 



Carretera para cadenas o ruedas de nieve.


En un derroche de optimismo, decido acometer la ascensión desde la Fuente de los Frailes. Craso error por falta de nieve.. pero eso lo supe más tarde.

9:10 Arranco calzando esquís por las escaleras de la Fuente de los Frailes, hay una capa de 15-20cm de nieve que deja subir sin problemas. A veces sigo la senda, otras me salgo buscando más nieve, ya que la huella por la senda deja algunas a la vista. Cruzo la carretera y continuo por la senda, cuando entro en una de las cuencas pedregosas empiezo a arrepentirme... numerosas piedras, al estar en zona abierta, ya sin bosque, hay menos nieve, rasco los cantos de los esquis "n" veces, hasta que mi paciencia llega a su fin, un juramento... y esquis a la mano. Prosigo a pie, tarea también desagradecida, ya que hay nieve para molestar e incluso para hundirte a tramos, y en otros tramos, bajo la nieve polvo, hay hielo en las piedras...  segundo juramento!! Me empiezo a acordar de la opción Pirineos... pero solo por unos momentos. Afortunadamente lo malo dura pocos minutos.

Alcanzo la Ermita de San Gaudioso y conecto con la normal desde el Santuario. Casualidades de la vida, tengo la fortuna de encontrarme con Javier Pérez "El ochomilista", él ha subido en coche hasta el Santuario, (pasó por la Fuente de los Frailes cuando yo estaba a punto de salir, pero no nos reconocimos).

Él se ha sacado el Bono de Temporada de "Arramon Moncayo", y ya es su cuarta ascensión con esquís de esta temporada. A ninguno de los dos nos importa repetir este monte. Yo estuve por aquí hace poco más de un mes disfrutando de un fotogénico atardecer la víspera de Nochebuena, pero el Moncayo con esquís no se pilla muchas veces, y hay que aprovecharlo.



Nos calzamos los esquís encima del Santuario
Porteamos hasta justo por encima del Santuario, y nada más entrar al bosque nos calzamos los esquís, para continuar hasta la cumbre.  Subimos comodamente por la senda, bien de nieve, alcanzamos el Circo de San Miguel en un día espléndido, soleado y apenas hace aire. Cruzamos a la derecha, y subimos por la pala a la derecha del Cucharón, por la "normal" con esquís. 



Árboles "estucados" por el viento y la nieve


Subiremos por la pala grande

Al cruzar el bosque por abajo pillamos nieve polvo, y a la salida el viento ha dejado los árboles "estucados en nieve", esta muy guapo. Pero poco a poco, las condiciones van cambiando. Pasamos a nieve "prensada", dura, zona de irregularidades y hielo. Por unos momentos las cuchillas son necesarias.  El aire ha azotado el lomo de la "pala" y hay que ir buscando las zonas menos heladas, Javier se  pone las cuchillas, yo no llevo y paro a sacar los crampones, pero Javier me dice que más arriba se puede pasar.. así que al final, con cuidado, pude subir sin cuchillas. 





Ambientazo


La nieve va cambiando y empieza a estar dura...






En la cumbre, frío, intenso, como siempre, el aire mas o menos el previsto 30-40km/h (siempre uno espera que sea menos) lo suficiente para no permitir un almuerzo agradable. Temperatura unos -5ºC, con el aire, daban un sensación térmica de más de -15ºC



Pero la cara no se nos quedó helada de frío, sino de ver a la "cara oculta" del Moncayo, tanto tiempo reclamando la cara sur del Moncayo (Calcena-Purujosa) y resulta que nos la encontramos en la cumbre....

¿Será esta la "cara oculta" del Moncayo?

Vértice de la cumbre del Moncayo.

El "abrigo" de la cima forrado de nieve.

Buenas vistas desde la cumbre.

Hacia Urbión, Demanda y San Lorenzo (Valdezcaray).

Hacia Pirineos

Hacia el sur



Nos abrigamos y nos despedimos de la "cara oculta" del Moncayo. 

Yo pensaba bajar una vez hacia la vertiente soriana, pero no veo que haya buenas condiciones por arriba (nieve irregular, coliflores,... seguro que más abajo sería mejor) y como tampoco nos sobra el tiempo, tenemos que volver a casa para lelgar a tiempo a currar, nos damos por satisfechos y emprendemos el descenso.




Nos sabe a poco la esquiada.

El corredor del Gendarme.


La esquiada no fue excelente, tramos de nieve dura, irregular, y otros tramos muy buenos, pero lo bueno sabe a poco y antes de que queramos ya se nos ha terminado la pala (descartamos bajar por el Cucharón porque se veía muy venteado).

Cruzamos de nuevo por el bosque, y salimos al llano, donde la nieve es la justa para pasar con cuidado de no rascar (un exceso de confianza, tuvo su castigo en uno de mis pobres esquis.. sniff!!) La esquiada por el bosque no fue apoteósica, entre polvo, fina costra y nieve húmeda. Apurando y rascando un poco, bajamos hasta el Pozo de Nieve encima del Santuario.



Cuando bajamos vimos varios grupos que subían aprovechando la buena mañana que hacía.

Trasmoz y el Moncayo

En resumen, el Moncayo ofrece condiciones para "esquiar". Desde el Santuario sin problemas, porteo de 10 minutos  y esquiada hasta ese mismo punto. No hay unas condiciones excepcionales, pero se deja... igual el descenso hacia Soria se pone mejor con algo de sol... (claro que enseguida desaparece la nieve por esa vertiente).

Jornada breve pero suficiente para calmar el "mono" y una suerte disfrutar de compañía.



Un pequeño video para reflejar el día...




                             



Otros momentos por el Moncayo:

- Un  fotogénico atardecer la víspera de Nochebuena,.


- Temporada 2008-2009: Moncayo con esquís