viernes, 19 de agosto de 2016

Cueva de Seso en Boltaña

Domingo 31 de Julio de 2016

Cueva del Caserío en Seso, en Boltaña.


De camino al Pirineo, salgo tarde de casa, viendo que dan tormentas y aprovechando que llevo el equipo de espeleo se me ocurre improvisar una visita a la Cueva de Seso, un pequeño caserío próximo a Boltaña, por la carretera de la Guarguera.

Recientemente compré un libro sobre cavidades relativamente sencillas (Excursiones Subterráneas por el pirineo aragonés), y aprovechando su información llevo idea de visitar unas cuantas de esas cavidades...

Entranda a la Cueva de Seso.


Con la información del libro, alguna recomendación de Rubén que ya la había visitado y viendo que no tenía serias dificultades, me animo a realizar la visita en solitario, algo nada aconsejable, no sólo por seguridad, sino porque también se disfruta más y hay más posibilidades de iluminar y fotografiar con referencias humanas.

La visita es cómoda. Aproximación desde el pueblo, justo en la curva previa a la barrera, subir por senda evidente junto al cauce de la torrentera, para luego seguir mojones. Cuando ya estaba cerca de la entrada, me cruzo con una moza que también ha ido a ver la cueva, pero no ha localizado la entrada, me deja con la duda de a ver si resulta que no es tan fácil dar con la entrada... pero no tengo problemas, y en menos de 20' desde el coche doy con la entrada. 

Una fractura por derrumbe del techo de la cavidad permite entrar comodamente.  El recorrido es lineal y ascendente salvo un pequeño destrepe nada más entrar. Según subimos, se pasa junto a una colonia de murciélagos,  (No sé si es porque estaban tranquilos o porque no les molesté (el hecho de ir solo, no iluminarles, en silencio, con poca luz...) el caso es que apenas revolotean dos o tres y se quedan tranquilos. Merece la pena cuidar a estas beneficiosos mamíferos, los únicos voladores, cuya alimentación insectivora los hace la mejor herramienta contra los insectos. Es una pena que la gente no conozca su labor polinizadora y plaguicida, seguramente cambiaría la percepción que tenemos de ellos. 

La cavidad va subiendo, al principio muy cómodamente, y en determinados puntos, hay que agacharse para pasar por pequeños arcos, pero nada más que eso. Es una continua sucesión de gourgs secos (no sé si en algún momento correrá agua por allí... igual sólo tras tormentas..) Son unos 300 metros de recorrido, que nos llevará casi dos horas si vamos con calma haciendo fotos.

Llama la atención encontrar una serie de testigos colocados estatrégicamente debajo de estalactitas para tomar muestras del goteo de la cavidad. Estos testigos forman parte de un estudio paleoclimático a partir de los espeleotemas de esta cueva que está realizando el Instituto Pirenáico de Ecología con la colaboración de la Asociación Científico-Espeleológica Cotiella. Sed respetuosos también con estos testigos, si tenéis curiosidad, os dejo un enlace para que os podáis descargar el estudio que están realizando:



 

En posteriores investigaciones, se descubrió que la cavidad tiene continuidad más abajo, con diferentes bocas. Otro trabajo del incansable GEB (Grupo Espeleológico de Badalona). Recomiendo su lectura, y además allí podéis encontrar la topo de la cueva de Seso.


Más info sobre esta cavidad aquí.  
El pequeño caserío de Seso.


La entrada. Se ven otras bocas más abajo.



Sala de entrada con luz natural.

Al final, esta el destrepe que da continuidad a la cueva.


La pequeña colonia de murciélagos que fotografié de vuelta.


Entre pequeños arcos hay que ir pasando, de gourg a gourg.





La visita por la cavidad es cómoda por sus amplias dimensiones.

Gourgs secos...tendrán agua en algún momento?

Estos testigos forman parte de un estudio paleoclimático


Conforme más subimos menos deterioro se encuentra y muchas formaciones.




jueves, 28 de julio de 2016

Amanecer en el Pico Tres Mares 2175m.

Martes y miércoles  26-27 de Julio de 2016


Pico Tresmares y un rinconcito cántabro.



Por fin termino mis obligaciones laborares por este curso y puedo escaparme con tranquilidad. Aprovecho para hacer una visita en pareja, casi relámpago, a un rinconcito de Cantabria. 


Mar de nubes hacia Picos de Europa desde el pico Tresmares.

Empezamos visitando el nacimiento teórico del Ebro, Fontibre, un lugar en el que nunca habíamos estado. Un pequeño parque muy cuco que merece la visita. 

Después de Fontibre nos acercamos a ver el castillo de Argüeso y un pequeño poblado cántabro.

Al día siguiente, a pesar de estar de lujo en una coqueta posada, me doy el madrugón y subo a ver amanecer desde el Pico Tresmares, encima de la Estación de Alto Campoo.
Tengo suerte y disfruto de un espléndido mar de nubes. El pico Tresmares es una lugar curioso, porque sus tres vertientes como bien indica su nombre reparten sus aguas a tres mares: Atlántico, Cantábrico y Mediterráneo.

La ascensión en sí son apenas 30', ya que se puede subir en coche por una carretera asfaltada perfectamente hasta el mirador del Chivo. Luego es seguir por la pista de tierra hasta el último remonte y subir por senda los últimos 10'.

Desconocía qu ehabía también una via ferrata que termina en la misma cumbre del pico Tresmares, pero buscando por internet he visto que ha sido algo polémico..

Bajo a desayunar al hotel y subo de nuevo con mi pareja y grabo un pequeño timelapse de como avanzan las nubes.

Después nos vamos a conocer el Parque Natural de Saja-Besaya, donde el hayedo es el gran portagonista. Hay tres excursiones interesantes, pero hoy no hay mucho tiempo, y lo dejamos para otra ocasión. Nos vamos a ver Bárcena Mayor, uno de los pueblos más bonitos de España, y ciertamente es bien majo y cuidado. Nos llamó la atención que los numerosos restaurantes tenían todos le mismo precio. En el que comimos nosotros muy bien.

Por la tarde aún entramos un rato a ver Reinosa y vuelta para casa en una fugaz visita pero muy a gusto por estas tierras. Tanto el sitio como los pueblos y sus lugareños son encantadores. En todos los sitios hemos comido de lujo.



El rinconcito del Nacimiento del Ebro.





Castillo de Argüeso







Poco antes de amanecer, hacia Brañavieja y mar de nubes encima de Reinosa.

El Mirador del Chivo me recibe así de bonito, esto promete...

La estación de Alto Campoo.

los madrugadores
Vistas de escándalo.


Por suerte, se observa hasta el pico Urriellu, cuya silueta es característica.

Por el Oeste, hacia la montaña Palentina.






En la segunda ascensión continua el mar de nubes.

Desde la cumbra hacia el Mirador del Chivo, escaso paseo de 30'.

Reinosa asoma entre la niebla y el embalse del Ebro.

La Ferrata del pico Tresmares.



La cascada del Pozo del Amo. 


Por Bárcena Mayor.