Páginas vistas en total

jueves, 30 de marzo de 2017

Foratulas en solitario

Jueves 30 de Marzo de 2017


Ascensión al Foratulas con esquís en solitario.


...con más de un mes de retraso en escribir la entrada... pero no he tenido tiempo para hacerlo antes!


...sin tiempo ni para reseñar actividades retrasadas, consigo sacar un hueco y aprovecho escaparme al monte y hacer algo corto sin madrugar, que no tenía ganas... 



Subo al Balneario, y el panorama ha cambiado muchísimo con respecto al domingo pasado cuando estuvieron David, Daniel y cía.  No hay rastro de nieve hasta el paraludes. 

Estoy indeciso, inicialmente pensaba un Garmo Negro, pero pienso que el calor hará que pronto se estropee la nieve y como no he madrugado, me decanto por un Foratulas.



9:05 Porteo por la senda, pasado el paraludes, en lugar de calzarme esquís y subir directo, pienso que igual es mas cómodo seguir por la senda porteando ahora que la nieve esta dura. Fue un error, la nieve por la senda es escasa, me toca salvar bloques de piedras incómodos, viejas huellas que se interrumpen, pierdo tiempo y me cabreo un poco conmigo por no haber apostado por los esquís en el paraludes.

Por fin, casi en el umbral del bosque, me calzo los esquís. Cruzo cómodamente el río por un puente de nieve, (no veo la escalera metálica) y pongo rumbo al Foratulas. Aquí viene lo mejor del día, sol que se agradece, buena nieve, y una huella decente que seguir. Subo rápido, alcanzo la travesía horizontal y entro a la cuenca de la "Nevera". Sigo con la directa y sin pausa tiro para arriba. Consigo superar la cuenca sin poner cuchillas y salgo al valle superior, al poco me cruzo con el equipo de la Guardia Civil que bajan ya. Con razón no alcanzaba a nadie por la huella reciente que seguía...

Me comentan lo mala que está la nieve, costra que no termina de romper y no deja disfrutar.  Sigo hacia la cumbre, y en seguida logro alcanzarla sin descalzar esquís. 

11:05 Tras dos horas de subida (y eso que he perdido mucho tiempo en el bosque hasta calzarme esquís) me siento a disfrutar la paz del momento y saborear una mañana entre semana en agradable soledad. Día magnífico, sin viento ni frío. 

Así voy haciendo tiempo a que el sol "arregle" un poco la nieve. Pero no tendré mucha suerte. y no estará muy buena...

12:00 Inicio el descenso. La pala de cumbre está transformada, pero la cuenca de arriba no, y peleo para no ir al suelo en la costra infecta. Me tiro hacia la nevera, donde a ratos encuentro nieve decente, muy pesada y física, pero aún gozo unos buenos giros. Descarto bajar directo por el bosque hacia la Embotelladora, deshago la horizontal y disfruto la pala hasta el bosque. 

Dudé con el Garmo Negro, después de todo, igual hubiera sido mejor opción.

Me calzo tras 45' de porteo.



Entrando a la horizontal

Fenías hubiera sido otra opción interesante.

La "nevera" que conduce al Fajón Cerrao.

Alcanzando el valle superior con Foratulas a la vista.

Me cruzo con el equipo de la Guardia Civil que ya bajan.

La nieve no deja disfrutar ni a ellos.

No me queda nada...


Vertical al Balneario 950 metros más abajo.

Hacia Catieras y Piniecho en primer plano

Vignemale al fondo y Tablato a la derecha.

Día espléndido para disfrutar.

Buscando la orientación hago algún giro, pero la costra acojona...



No es la nieve magnífica, pero dejo mi rastro...

Alcanzo el bosque y pongo pieles de nuevo.


Pongo pieles de nuevo, y subo hacia los ibones altos de  Brazato. Paso calor y sin llegar al ibón, como veo que ya tengo altura suficiente para conectar con la bajada de Labaza, quito pieles y emprendo un descenso, que no fue maravilloso, pero que me permitió bajar hasta el paraludes esquiando.  

De nuevo para arriba...

Veo llegar a dos mozos al collado.

Llevan snowboard, menuda bajada se pegan...

Los tres Foratulas , del central vengo.



Voy ganando metros...

Hasta que me decido tener suficiente... 


Apurando llevo hasta el paraludes esquiando.




Luego en 15' al coche y tan contento para casa por haber aprovechado una mañana libre.


martes, 21 de marzo de 2017

Ordesa Primaveral (II): Nueva ruta al Marboré con esquís

Finde 18-19 de Marzo de 2017


Nueva ruta al Marboré con esquís  desde Góriz.


...con mucho retraso en escribir la entrada... (es de hace un mes) pero no he tenido tiempo para hacerlo antes!

Después de disfrutar como enanos la jornada anterior en el Perdido, hoy bien descansados, nos marcamos como objetivo el Marboré. 

Hablando con Joan Marí, uno de los guardas del refugio, me comenta una interesante ruta que él usa para el Marboré, y me seduce la idea de descubrir un nuevo trazado. Después me toca persuadir al grupo de probar el nuevo recorrido, Daniel es un poco más "duro de pelar", pero al final accede y allí que nos vamos todos a ver qué sale...


Recorrido marcado sobre la foto del refugio. Rojo subida y azul bajada. 
La foto es de un año con mucha nieve.


8:50 No madrugamos a conciencia. Esperamos a que el sol le de al refugio. Cuando ya no hay nadie por salir, arrancamos sabedores de que así no nos hará falta poner cuchillas. Son casi las 9 cuando empezamos a foquear.


Ya no queda casi nadie por el refugio cuando salimos.


Rumbo hacia la Brecha de salida.






Superado el primer resalte y alcanzado el primer rellano, abandonamos la ruta de la Brecha, y ponemos rumbo norte, para ir buscando el paso más fácil. En frente ya tenemos el paso clave, una canal de 35º que vista de frente intimida un poco, pero que luego no es para tanto. 



Otra vista del recorrido. Foto: Daniel Mur ©



Atacamos de frente el segundo resalte, con nieve muy dura...

Me toca tirar de técnica para pasar esto sin cuchillas. Foto: Daniel Mur ©




Sara y Bea entran más altas por una zona con irregularidades, y al final, por seguridad, pasarán a crampones. Foto: Daniel Mur ©


Tobacor al fondo. Algún día vendremos a esquiar esa pala...


Superado el resalte salimos a la siguiente planicie y vamos progresando de forma cómoda en ligera diagonal ascendente.



Desde el segundo estrato, la clave es ir subiendo a la izquierda, buscando la zona más cómoda, hacia un techo característico bien visible desde lejos, una vez alcanzado, junto a dos grandes bloques, toca cambiar de dirección y virar a la derecha, para ganar altura por un tramo más inclinado y alcanzar la vira por debajo de la canal clave.

Progresamos cómodamente por el estrato alcanzado. A la bajada, remaremos para remontar hacia el Collado de Custodia en la foto.




Hacia el techo característico. Foto: Daniel Mur ©



Debajo del techo, junto a las dos grandes piedras, recuperamos un poco. 
Foto: Daniel Mur ©


Remontamos para colocarnos bajo la canal. Foto: Daniel Mur ©



Tras el repecho del techo, toca buscar el paso, en esta ocasión nos tendremos que descalzar esquís y remontar un pequeño resalte, son apenas 5 metros de muro más vertical sobre buena roca, que no ofrecen dificultad.


El paso visto desde abajo. Seguiremos la nieve y la vira herbosa para superar el corto resalte.

Aunque lo vimos claro, me fuí más a la derecha para ver este otro posible paso, factible cuando hay mas nieve.




Apenas cinco metros verticales que no ofrecen problemas.


 Una vez superado el resalte, nos volvemos a calzar esquís. Ya vemos la canal, y no es tan "fiera" como parecía de lejos, la mayoría optan por pasar a crampones, pero Daniel y yo, ponemos cuchillas y vamos subiendo mejor de lo que parecía. Por desgracia, Daniel tiene un problema con una foca que se le despega, y también terminará con crampones. Joan Marí que vendrá más tarde agradecerá la huella hecha.



Todos pasan a crampones en la canal, soy el único que sube con esquís. Justo en ese momento esta saliendo el guarda del refugio hacia aquí, y casi nos cogerá en la cumbre.



11:30 Una vez que salimos de la canal, se podría tirar a la derecha, pero creo que es mejor seguir subiendo un poco  a la izquierda, hasta alcanzar el siguiente estrato. Allí paramos a comer un poco antes de afrontar el cacho final. Después me separo momentáneamente del grupo, voy a trazar más alto, en lugar de en diagonal como mis compañeros. Yo subí un poco más por vicio, lo ideal hubiera sido entre su diagonal y la mía, pero así descubrí que en nada estaba ya en el collado de la Cascada, confirmando que esta sería la ruta más directa a la Torre de Marboré con esquís.



El grupo se pone esquís saliendo de la canal. Yo continuo hacia el estrato.

Estamos a la altura de la Faja Roya. Siguiendo llegaríamos a la "Ciudad de Piedras" de la ruta del Perdido.

Almorzamos algo antes de continuar. Foto: Daniel Mur ©

Vemos que en el Perdido ya están arriba mucha gente. Foto: Daniel Mur ©

Mientras mis compañeros trazan una suave horizontal, yo iré un poco más a la izquierda y arriba para volver después.
Ellos pasan por debajo, yo subo a un promontorio desde el que quitaré focas y me uniré de nuevo con ellos.
Daniel con su potente teleobjetivo me saca unas fotos curiosas encima del promontorio. Foto: Daniel Mur ©

El tramo final era bastante tieso. Foto: Daniel Mur ©


Desde el promontorio, en apenas 20' estoy en la Torre de Marboré, con el final de su cara norte en oscuro, y el Taillón asomando por detrás.


Mis compañeros están a punto de alcanzar el estrato de la vira del lago helado. Focas y hacia ellos en un periquete. 

Al fondo el promontorio y por la derecha mi línea de descenso.


Mis compañeros ya están a punto de atacar el embudo del Marboré.

De nuevo el calor nos pega fuerte, pero será solo un momento, luego una ligera brisa nos refrescará el final de la subida.





Foto: Daniel Mur ©



Últimos metros para llegar a la cima del Marboré.




13:00 Tras casi 4 horas de subida, llegamos a la cumbre del Marboré. Estamos sólos (tan sólo nos cruzamos con tres que ya han bajado). Aunque fresco, se está muy bien en la cima y disfrutamos de sus magníficas vistas. Nos vamos a deleitar casi una hora.




Sara, David, Rafa, Bea y yo. Foto: Daniel Mur ©

Hacia Taillón, Collarada...


Mirando el final de la arista Passet vemos la huella de hace unos días de Edu y compaña en su "alpinerada pirenaica". Que titanes!




Gavarnie pueblo. 


Milanos reales que vimos en bandada por allí arriba.

El glaciar del Vignemale.


Después de muchas fotos, risas y beber. Nos disponemos a bajar. No hay consenso para la bajada, a Daniel no le seduce el par de remontadas que hay que hacer si bajamos por dónde hemos subido, y quiere ir por la ruta clásica. A mi me tienta mucho bajar por la nueva ruta... pero en unos minutos habrá solución. Flipamos cuando en la primera pala vemos subir a Joan Marí a toda velocidad. Le comento de bajar con él por la ruta de subida, me dice 5' para hacer cumbre y bajo. Mis compañeros siguen y yo le espero. En 5 minutos le veo bajar como un cohete sin apenas hacer giros. Ni para a mi altura, dejo de grabar el vídeo que le estaba haciendo y emprendo un descenso directo en persecución. 




Por detrás de Daniel está subiendo Joan Marí.



Buenas condiciones para el descenso, y eso que hoy está algo más lenta la nieve, estaba mejor el día anterior en el Perdido.

Al salir del embudo del Marboré, mis compis que los hemos alcanzado se van a la izquierda, y nosotros a la derecha , trazamos una larga horizontal, y al final, nos descalzamos para ganar unos metros que nos permitan enlazar con el punto donde almorzamos a la mañana. Se pierden un par de minutos, pero luego es ya todo bajada.

Una de las pocas fotos que le pude hacer a Joan Marí, fue parar, sacar la cámara y ya estaba allí abajo...

A la salida de la canal seguimos el estrato para no descalzarnos esquís, y trazamos un descenso alternativo a la subida. 




Solventamos la bajada de la canal en dos giros, un visto y no visto, para luego, en lugar de seguir la ruta de subida, bajamos más al Este, hacia el pico del Fraile. Visto desde abajo, a la derecha de la subida. Después nos tocó remar un poco para ganar altura y enlazar con la bajada del Fraile directos a Góriz, pero por falta de nieve, nos tuvimos que descalzar unos metros. fue un descenso sin parar, sobre nieve muy buena, donde los esquís se portaron como campeones, pero me faltaron piernas para seguir al "monstruo" de Joan Marí... 


Nos descalzamos unos metros. y ya casi estamos en Góriz.






Desde justo el barranco de Góriz, veo por arriba a mis compañeros a punto de emprender la última pala.



Hemos bajado en 22 minutos desde la cumbre del Marboré, y eso que nos hemos descalzado esquís dos veces y remontamos a pata unos metros de desnivel.  Este descenso es para conocer sin duda, no sé si mejor o peor que el clásico, pero sin duda más espectacular y original. A cambio de dos remadas y la pequeña remontada, bajas a placer por sitios nuevos y sin trillar. 

Para mí merece la pena, pero cada uno que juzgue...


Vista Google Earth. En color mostaza la subida y bajada del grupo buscando la normal del Perdido.. En azul el descenso de Joan Mari y yo. 






Recogemos los bártulos y nos vamos valle abajo...






Nos tocará de nuevo el juego de quitar y poner esquís, pero después de haber disfrutado tanto ni nos importa...