sábado, 4 de noviembre de 2017

Pazino exprés sin vivac.

Viernes  20 de Octubre de 2017


Atardecer en el Pazino (1969m).


Tras una semana intensa de trabajo, el viernes salgo directo desde el curro. Mi idea era subir a dormir al Txipeta Alto, pero no he podido salir antes y voy con el horario mas que justo, así que de camino improviso un plan B, por el valle de Tena que es lo más cercano. 


Últimas luces desde el Pazino

Además, cuando cruzo el Monrepós veo que hay muchas nubes que presupongo le van a dar belleza al atardecer, pero por desgracia se fueron dispersando no quedando ninguna...

Bonitas nubes que hubieran sigo magnificas para el atardecer.

Musales era otra opción interesante, pero al final cedo ante la evidencia del reloj, no me va a dar tiempo de llegar al atardecer y finalmente opto por el Pazino, un pequeño pico, pero que ofrece mucho para lo poco que exige...

Preparo mochila con todo por si "me da el punto" y me quedo a dormir. Ya puestos, me animo a subir la tienda de campaña que me he comprado recientemente (no le auguro mucho futuro para el tema vivacs, pero quería probarla...), y en un derroche de anti minimalismo y ligereza, subo hasta la cámara reflex.



Recorrido seguido en el ascenso, indicando el tramo que seguí por error.


Antes de salir, Infiernos con una primera capa de nieve.
17:45 Arranco del parking, más cargado de lo habitual pero tampoco es un mochilón... Llevado por las prisas, como mal el atajo de subida que recorta la pista, cojo el desvío unos metros antes de lo debido, y por no rectificar a tiempo, al final me va  a costar casi más tiempo. Entro al hayedo directo, y subo campo a través por fuerte pendiente, y al final doy con una de las sendas, que salen al conducto que baja de la torre de descompresión, donde por fin conecto con la senda buena.




Me equivoco y por no retroceder, subo "a saco" directo por el hayedo, nada recomendable



Por suerte, corto con una senda más llevadera.





Junto a  la Torre de descompresión enlazo con el sendero bueno.



Me cruzo con un corredor que ya baja de la cima. Acelero el ritmo y subo a todo lo que da la máquina de sí... sin llegar a correr porque aún voy con peso y sobretodo, volumen.



Peña Foratata en primer término.

18:35 En el collado veo un primer atardecer, pero sin pausa ataco el último repecho donde aún  llego a ver el sol, pero veo que es cuestión de minutos que se despida...





Un primer atardecer desde el Collado, y sigo para arriba.



18:45 Alcanzo la antecima y veo desaparecer el sol desde ella, me han faltado dos minutos para hacerlo desde la cumbre, y media hora para haberlo disfrutado más. Aún así fotografío lo que puedo, viendo las primeras nieves que destacan en los picos de los Infiernos.


Últimos rayos desde la antecima


Sierra de Telera




Cumbre desde la antecima y pino evocador. Foto con el móvil



Zoom a Infiernos

Formigal y el Midi desde la cumbre.

Tendeñera y Mandilar.

Picos de Mallarruego y Ordiso


Balaitous, donde dormimos recientemente....

La tarde es tranquila. Refresca un poco, me abrigo y me siento a comer/cenar, que ya son horas y voy con hambre. Mientras grabo un sencillo timelapse (pobre al no haber nubes) empiezo a valorar si tiene sentido quedarme a pasar la noche... me esperan más de 12 horas a oscuras, con pocos incentivos, y encima empieza a hacer algo de viento...


Grabando el Timelapse con la cámara pequeña


Después de cenar, decido, ya que la he subido, montar la tienda para ver que tal... 


Una vez instalado, con todo dentro, hago algunas fotos nocturnas, pero desisto de hacer más porque no he subido el trípode grande y con el pequeño para la reflex no hay manera de que se sujete y salgan bien. Me tumbo y descanso un poco, noto que el aire que empezó tímido, va en ascenso, sin ser brutal, 30-40km/h , y que la humedad relativa también va subiendo. (cerca del 90%) y es que para mañana han dado la entrada de un frente húmedo desde el noroeste y dan lluvias a mitad de mañana.

Colores de Otoño por el valle de Tena







Últimas luces hacia Formigal y el Midi.


Después de la experiencia, veo que no va a tener mucho recorrido esto de llevar una tienda a una cumbre...
1º No hay sitio para montarla. Cuando vivaqueo e una cima, me gusta hacerlo arriba del todo, junto al vértice geodésico si es posible, y claro, es muy difícil encontrar un emplazamiento plano sin piedras donde poner una tienda (y eso que esta es pequeña).
2º Clavar las piquetas. Una de las piquetas, minimalistas, ligeras y de bonito diseño no resistió al estreno, y fue víctima en el primer uso. Al estar cerca de la roca madre, no hay suelo donde clavarla, y en seguida tocas con superficies duras por donde no se puede clavar nada..
3º El ruido. Lo cierto es que no me quedó muy bien montada, ya que no había forma de poner los vientos en condiciones, pero el ruido constante del aire zarandeando la tienda, fue uno de los argumentos poderosos para que terminara desistiendo de pasar la noche.


La tienda tiene buena pinta y es ligera (1,3kg), para dos que se quieran mucho, pero no tiene espacio para las mochilas entonces...








Con las paredes de la tienda ya húmedas por fuera, veo la hora, 7:30 pasadas, empiezo a pensar que se me va a hacer larga la noche, y como aún estoy en un horario razonable, venciendo el cansancio de todo el día (curro, viaje y subida) saco fuerzas y me pongo a desmontar la tienda, para recoger todo y bajar tranquilamente a la luz del frontal y después poner rumbo a casa hasta Zaragoza (benditos regalices Zara, que bien me vinieron para evitar el sueño).


Descenso ligero a la luz del frontal

Una piqueta nueva, otra "tocada" y otra que se rompió justo en la cabeza de mi "pedrada" maza.


Vídeo Atardecer en el Pazino, resumen de la jornada







sábado, 21 de octubre de 2017

Vivac en la cumbre del Balaitous

Sábado 7-8 de Octubre de 2017


Vivac en el Balaitous en travesía Este-Oeste(3.144m).


Con mucho más retraso del deseado, pero por fin completo esta infinita entrada de la salida al Balaitous. 


Aunque mi objetivo inicial era ir a dormir a la sima de la Punta de las Olas, y de allí, subir al Perdido y cumplir con mi cita anual en Monte Perdido, Beto propone ir a dormir a Balaitous. Carlos no ha subido nunca y le tiene muchas ganas, yo ya he dormido en su cumbre, pero no tengo fotos porque olvidé la cámara. Recuerdo el atardecer y el amanecer muy espectaculares, así que me dejo convencer y nos juntamos Beto, Carlos y yo. No me importa repetir el Balaitous, es uno de los grandes picos de la cadena, he subido siete veces, la última hace tres años escalando el Espolón elegante.

Por delante un fin de semana con meteo excelente (algo vital para vivaquear). Sabemos que en otoño la temperatura bajará de forma acusada (pero tampoco fue demasiado) y que el día es mucho más corto, son doce horas sin sol. Tanto rato en el saco se puede hacer largo, pero vamos con ganas de pasarlo bien, y salió un finde redondo.


Otro vivac para la colección de bonitos recuerdos


Rápidamente pensamos en hacer un recorrido en travesía circular, pero dudamos en qué sentido hacer la ruta. Si primar la seguridad a costa de ir lastrados o primar ligereza y confiar en nuestra experiencia en montaña.

Lo más seguro sería subir por la Gran Diagonal, terreno fácil pero peligroso, (mejor para hacer en ascenso), y llevar cuerdas para bajar rapelando por la Brecha de Latour. Sin embargo, nos "puede" la ligereza, y subiremos por la Brecha de Latour, por donde es más difícil, aunque con mejor roca, y ya pondremos atención en la bajada por la diagonal. Aquí se ve claramente la diferencia entre dificultad y peligro. No recomendaría hacer esta ruta sin cuerda a gente sin experiencia. 

12:20 Partimos de La Sarra, a tope de coches, el refugio esta lleno. Aún así, por el camino no vemos a tanta gente. Justo al salir coincidimos con un grupo de 4 tarraconenses de El Vendrel, y mira que casualidad, que nos dicen que también van a dormir a la cima del Balaitous. Aunque ellos subiran por los lagos de Arriel y la Gran Diagonal.

Nos llama la atención lo avanzado del otoño, no pensaba que ya estuviera tan bonito. Realmente disfrutamos del tramo hasta el desvío a Arriel.



Comenzamos sorprendidos de los colores del otoño. Foto by Beto.
Foto by Beto 




Colores de Otoño. Foto by Carlos


Barranco de Aguas Limpias. Foto by Carlos.


No pensaba que estuviera tan avanzado el otoño.






Frente al refugio paramos a comer y coger agua.


14:25 Tras 2 horas de pateo, llegamos al Refugio de Respomuso, paramos encima, donde parte el camino al Balaitous, bebemos y comemos algo. Después de una buena parada (45') y beber abundante, cogemos agua por si acaso ya no pillamos arriba por la sequía, pero luego vimos que también corría agua y se podía coger bien poco antes de llegar a la morrena previa a la Brecha de Latour. Para otra vez, tomamos nota, y así nos ahorraremos peso.

Vamos ganando altura por la senda marcada y alcanzamos la morrena. Allí vamos hacia arriba, pero nos encontramos que al no haber nieve, hay que hacer un destrepe feo. Decidimos retroceder, y bordear el contrafuerte rocoso por abajo y remontar la pedrera descompuesta hacia la Brecha de Latour. No queda ni rastro de nieve...



Tridente de la Cresta del Diablo. Foto by Beto.

En el último punto con agua. Foto by Carlos.

Encontramos agua cerca de la morrena. 

17:00 Tras 1h30' llegamos a la base de la Brecha de Latour, nos cruzamos con varios grupos que ya bajan. La trepada la hacemos por la canal. Mientras Beto llega a su base por el centro, yo subo por la izquierda, pegado a la pared de la izquierda. Creo que merece la pena, ya que es más cómodo.

Aunque hay un primer resalte previo sobre roca suelta con una vieja cuerda fija, el resalte más importante viene justo después. Es el paso más difícil de la ruta, IIIº, una chimenea de subir con las piernas abiertas sin unos pies claros, que hay que subir para poder coger el canto bueno de arriba. Lo bueno es que no hay ambiente de caída. Después siguen otra serie de pequeñas trepadas fáciles, donde la dificultad radica en no tirar piedras. Llegamos a la altura de las clavijas, yo no lo veo claro y sigo por la chimenea para arriba. Beto prueba suerte por la zona de las clavijas, es un paso difícil y de decisión, (IIIº). Él sube y nos dice que se puede hacer pero que es aéreo y que hay que ir decidido. Luego ya es fácil. Yo he seguido por la canal hasta arriba de la Brecha, veo que hay restos de una cuerda fija instalada. Con Carlos, probaremos fortuna por allí. Tenemos que subir a la derecha de pedrusco que colmata la Brecha. Luego llegamos a una vira, no será IIº, pero es aéreo, ayudados de la cuerda, podemos llegar a una fisura ancha por la que subimos, es un paso de templanza más que difícil, con exposición, pero como es hacia arriba y sobre buena roca, gente con experiencia subirá sin problemas. Superada esa canal, vamos en diagonal hacia la derecha, para confluir por donde ha ido Beto, y ya se prosigue sin dificultades significativas hasta la proa donde se inician los rápeles.




Cuando vemos la canal de la Brecha de Latour sin nieve... ostrás!
No se puede bajar por aquí, tocará dar un rodeo por abajo.

Dos cordadas bajando.

Imagen de hace tres años, Octubre 2014 con nieve abundante.


Al fondo abajo, se ven los exiguos restos del glaciar. Beto y Carlos suben por la vertical de la linea de rápeles,  mientras un grupo rapela y no pueden impedir que caigan piedras. Yo iré por la izquierda (derecha de la foto), más cómodo pegado a la pared.

Por la izquierda se sube sin problemas este paso, y el realmente complicado es el siguiente, vertical.

El paso complicado viene justo después de éste. Foto by Carlos.

Progresando por la canal una vez superado el paso complicado.
Las clavijas quedan lejos de la ruta al principio ...

Sucesión de trepadas fáciles hasta las clavijas. Cuidado con las piedras. Foto by Carlos.


Llegamos a la altura de las últimas clavijas, mientras la última cordada baja rapelando.


Mientras Beto sube por las tres últimas clavijas , Carlos y yo vamos hacia arriba.


Beto sube por las Clavijas (derecha) y nosotros por la izquierda, desde la piedra del collado.





Beto nos informa de la ruta desde más arriba, el ya va por la linea de rápeles. Foto by Beto

Carlos ya ha superado el paso, y yo lo voy a empezar. Desde aquí haremos una travesía casi horizontal hacia los rápeles, aérea pero fácil.


Una vez ya en al linea de rápeles es subir Iº/IIº- Foto by Beto.


Enlazando con la linea de rápeles al terminar la travesía desde el collado. Foto by Beto.

Últimos metros fáciles hasta la reunión del cable.


 18:00 Entre el rodeo por la falta de nieve, y la trepada, hemos echado una hora. Ya hemos superado las dificultades y nos sentamos en lo alto a descansar un poco,. Tras 15' de pausa, afrontamos la subida final., en poco más de media hora estamos en la cumbre.


A por el último apretón. Foto by Carlos.

La silueta del Midi desde el collado de la Brecha Latour. Foto by Carlos.









18:50 Tras 6h30' paradas incluidas, alcanzamos la cumbre, satisfechos, algo cansados pero gozosos de disfrutar el atardecer sin viento. Aunque llegamos en manca corta, y las condiciones no pueden ser mejores, en seguida vamos notando como baja la temperatura. Cenamos con calma pero sin pausa antes de que atardezca. 


El vértice metálico está ya muy deteriorado. Alguien ha intentado ponerlo en pie, pero está roto en varios puntos.
Nos abrigamos antes de cenar porque la temperatura baja rápidamente.





Nos disponemos a cenar. Fotos by Carlos.




Vignemale . Foto by Carlos.


Hacia el norte. Abajo la presa du Tech.












19:40 Nuestros vecinos tarraconenses, que al no verlos en la cumbre ya imaginábamos descansando en el abrigo Michaud, nos sorprenden apareciendo con las últimas luces. Su ruta aunque más corta, es más incómoda, y van muy cargados de peso, con lo que han logrado subir hasta arriba gracias a una buena dosis de motivación y mucho esfuerzo.

Los mozos de El Vendrell llegando a la cumbre.


Últimas luces. Foto by Joan.
La gente de El Vendrell llegan justo al atardecer a la cumbre.







Bisaurin y Secús. Zoom de Beto.


En el vivac de la cumbre solo cabemos dos.

Nuestros vecinos se alojan en los vivacs hacia la vertiente de las Neous. Al fondo Pau y Tarbes.

Beto se recoge pronto en el saco.

Despues de ver la espectacular salida de la luna, me bajaré a charlar con los vecinos.
Saliendo la luna.



Foto by Beto.



Carlos ha buscado otro emplazamiento no tan cómodo por estar en la cumbre. No cabíamos los tres en el vivac de cima.
Sobre las 10 de la noche.

Valle de Tena (Biescas-Sabi) y al fondo Zaragoza a las dos de la madrugada que me desperté, aprovechando la luz de la luna.


6:30 Carlos y yo ya estamos despiertos con las primeras luces. No hay nubes que lo hagan más bonito, pero siempre es agradecido ver amanecer. La noche no ha sido fría, la mínima han sido 0ºC, y salvo rachas puntuales de viento, ha sido una noche agradable. Sin prisas, vamos haciendo fotos, desayunando sin salir del saco, y disfrutando, sobre todo de como evolucionaba la sombra del Balaitous y la silueta del Midi. Cuando aún no hemos salido de los sacos, aparece un francés, que está haciendo una mezcla de GR10 y GR11 con cumbres. Nos hace unas fotos y se va.


6:30 Primeras luces.


Panorámica de Carlos, en la que destaca la silueta del Vignemale.


Beto que ha aprovechado durmiendo más rato, se incorpora a la sesión fotográfica.

Amanecer by Beto.
Midi de Bigorre

Nuestros vecinos tarraconenses también salen del saco a ver las primeras luces.
Nuestros compañeros de locura que se estrenan en esto de los vivacs. Foto by Carlos.

Frondellas y Telera al fondo.

El Palas, pedazo de pico.

Hacia Collarada y Pala de Ip

La sombra del Midi es brutal

Aprovechamos que tenemos visita para que nos fotografíen a los tres.

Después de desayunar y mientras dejamos calentar al día, me doy un paseo hacia le inicio de la Cresta de Costerillou. Un agradable paseo en el que además de disfrutar de las vistas, me quedo con la intriga de una huella de rueda que veo en el llano donde terminan las vías de escalada de la pared Sur del Balaitous. Será de una avioneta que ha tocado con la rueda..? Me quedo intrigado. 



Me bajo de paseo, a la vista los vivacs donde durmieron los catalanes.

Glaciar de las Neous, mínimo, pero al paso que están los demás, ni tan mal...

Vista hacia la cumbre del Balaitous.

Ya puedo ver a los primeros que suben por la Brecha de Latour

La huella que me deja "mosca", parece de una rueda sin duda., pero de qué..?

Otras huellas próximas...

Los primeros ya han trepado a la Brecha de Latour





Hacia Biescas

Volviendo del paseo me fotografía Carlos.


Zoom al Corredor Norte de Infiernos. Foto by Carlos.


10:40 Después de recoger con calma, iniciamos el descenso hacia la Gran Diagonal. Yo hacía casi veinte años que no pasaba por aquí, cuando de la mano de Carlos Oliva ("Guarda" del abrigo Michaud, subí con mi hermano Raúl y otros amigos por la arista Packe-Russel y bajamos por la Gran Diagonal).



Diapositiva al amanecer en el Balaitous en 1999,  después de subir a oscuras por la arista Packe-Russel.

Iniciamos un descenso en el que conviene ir con cuidado, no tanto por la dificultad (salvo dos pasos puntuales no hay que usar las manos) sino por el riesgo de tirar piedras, y para acertar con la primera parte del recorrido. Es posible bajar por muchos sitios, hay trazas e hitos abundantes, pero si damos con el correcto, la dificultad se reduce mucho.

Comenzamos con la canal que desciende desde la antecima, fácil pero con mucha piedra suelta. Empezamos a cruzarnos con los primeros que suben , y ya será la tónica, nos cruzamos con más de 20 personas.



Iniciamos el descenso. Foto by Carlos.

Camino a la canal por la arista, destacan las siluetas de Beto y mía.
En la canal ya nos cruzamos con la primera pareja. Foto by Carlos.


Salvada la canal, se progresa por terreno impreciso pero fácil. Foto by Beto.

Vamos hacia esa brecha. Aún pisamos restos de nieve dura nueva.

Silueta de Beto en la brecha.

La Diagonal tiene como tres partes. La primera es fácil, tan solo la canal del principio, pasada la brecha, entramos en el muro, el tramo más vertical, no es difícil, pero aquí hay que ir atento, por la senda imprecisa y porque es el tramo más vertical, requiere usar las manos en un par de puntos. Luego superada otra brecha, entramos a la tercera parte, la Diagonal propiamente dicha, terreno más tumbado, amplio y mucho menos vertical, donde sólo debemos vigilar con las piedras sueltas. Aunque fácil, como en todo este descenso, está prohibido caerse. No es un recorrido "todos los públicos". 


En el tramo más vertical, aquí hay varias posibilidades.  Otra pareja sube mientras nosotros buscamos el paso más fácil para bajar.
.
El tramo vertical es corto. Nos cruzamos con mucha gente que sube.


Vamos alcanzando a los tarraconeses que llevamos por delante.


En uno de los tramos de usar manos.



El mismo tramo visto desde abajo. Foto by Beto.

El tramo vertical. El destrepe anterior es justo antes del cambio de color de la roca.

La brecha esta marcada con pintura roja. Dejamos atrás el tramo más delicado.
Alcanzamos la brecha que conecta con la Diagonal. Foto by Carlos.

La diagonal es evidente y no tiene pérdida.





Carlos y yo haciendo "parcour" por la Gran Diagonal. Foto by Beto.
La Diagonal vista desde abajo.
Al alejarnos, con más perspectiva, la Diagonal pierde inclinación. Foto by Beto.

Terminada la Diagonal, tan solo resta seguir la pronunciada senda que se introduce en otra diagonal de piedras, y que nos lleva a la Cueva-Abrigo Andre Michaud. Vemos que en su interior hay una tienda abandonada. La recordaba más amplia de cuando dormí en su interior. 
A punto de inciar la senda que desciende hacia el Abrigo Michaud



11:50 Antes de que nos alcance el sol, paramos a comer un poco. 




12:30 Tras la parada, ya seguiremos hasta el coche del tirón, pasando por el Ibón Chelau, bordeando los ibones de Arriel y haciendo el siempre incómodo descenso que conecta con la senda de Respomuso. Nada más salir del abrigo, Carlos se tira hacia la izquierda, le parece "mejor senda" y luego le seguimos, pero luego vovleremos a girar hacia la derecha, para conetar con la senda normal que sube del ibón Chelau. Aún hay senda marcada, y no es tan mala como imaginaba. Hay otra traza que conecta con la cuenca que baja de Frondiellas. 



Tras la parada, bajaremos a la izquierda de la foto, rodeando esta proa que hay en medio.

Vemos la otra cara de la Brecha Latour, un muro de más de 200 metros, 

Por el collado de la izquierda se va hacia Frondiellas, nosotros bajaremos por la sombra hacia el Ibón Chelau.
En rojo la senda normal, en verde la vuelta que dimos.



En el Ibón Chealu. Foto by Beto.




Bordeando los ibones de Arriel.

Cuenca de las Frondiellas, algún día habrá que bajar esquiando por aquí...
Hacia el ibón inferior de Arriel. Foto by Carlos
Por la incómoda media ladera , hay que ir bien altos al principio.





En el hayedo. Foto by Carlos.


 




15:30 Tras cinco horas de descenso, llegamos al coche, satisfechos de un bonito fin de semana en la montaña, breve pero intenso, de los que hacen afición.

Os dejo el enlace del blog de  uno de los chicos de El Vendrell con los que coincidimos en la cumbre vivaqueando.