martes, 15 de noviembre de 2016

Intento de Vivac en el Taillon

22 de Septiembre de 2016


Intento de Vivac en el Taillón. No pudo ser...


Visto que el otoño va retrasado este año, y que han caído unos copos de nieve, a Beto se le ocurre la peregrina idea de dormir en el Taillón, yo me apunto a la locura, y para nuestra sorpresa, Nacho el "abuelo" se anima...


Precioso atardecer junto a la Brecha de Rolando...


Así que algo incrédulos, nos encontramos el sábado camino de Ordesa. No madrugamos demasiado y lo pagaremos. La pradera de Ordesa está a rebosar y poco después de que llegáramos se cerró el parking al estar completo. Nunca había visto a tantos coches...

Comenzamos a andar tarde, no subimos a un ritmo vivo (más bien al contrario), y sí a eso sumamos la cantidad de nieve con la que nos encontramos y que nos retrasó sobremanera, fueron las claves para que la empresa no llegara a su objetivo final. 

A cambio, disfrutamos de una salida amena, divertida, donde disfrutamos de la compañía y de un precioso atardecer. Al día siguiente la meteo no acompañó nada y nos limitamos a descender cambiando de valle y haciéndolo por la Catuarta, por dónde hacia años que no pasaba.

El Taillón se me resiste para dormir en su cumbre, ya la tenté hace un par de otoños, 

Dejo un corto vídeo que resume la jornada antes de pasar  a describir la actividad.





El recorrido y sus descripción a continuación...




12:00 Con toda la calma del mundo arrancamos de una pradera de Ordesa a rebosar de coches por todos los lados, casi no tenemos sitio para aparcar, y poco después de llegar se cerró el acceso.


El parking a rebosar. Nunca había visto a tantos coches...







Subimos por Cotatuero, y nada más desviarnos ya casi dejamos de ver gente (Es abandonar la ruta principal y recuperar la tranquilidad,  en todo el resto del día apenas vimos 10 personas, en su mayoría los que bajan de la Faja de las Flores).

El bosque está muy verde y muy bonito. Nos recreamos durante la subida.



El bosque esta delicioso, subimos con calma y sin ver a gente...






Vimos abundante "Belladona", planta alucinógena de famoso efecto dilatador de las pupilas...











13:20 Llegamos a las míticas Clavijas de Cotatuero. Fama y ambiente hacen de este sitio algo especial. Subimos y tranquilamente paramos en el umbral a echar un trago y un bocado. 


Nacho en el primer tramo, el más difícil, pero el menos aéreo.


Beso pasa tranquilamente sin protección adicional a sus manos y cabeza tranquila...


Apunto de cruzar uno de los tramos más famosos y aéreos de las Clavijas de Cotatuero...




Aunque lo parezca, Nacho no sale de una vía de escalada, se ha apartado de la senda para hacer una foto y parece salir de la nada...



Paramos a beber y comer algo.

14:30 Tras mas de media hora de descanso, empezamos la subida con y n
os cruzamos con los madrugadores de la Faja de las Flores, pasan un par de grupos. La subida busca un barranco al fondo a la izquierda, y comienza a remontar de forma directa hacia una brecha bien visible casi 400 metros más arriba. Sin mucha tregua, la senda nos deposita en el lapiaz previo a la salida de la Faja de las Flores. Desde allí, cruzamos casi directos por el lapiaz (aunque casi hubiera sido mejor rodearlo por la izquierda).  LLegamos a la pequeña cabaña de "Casa Soledad" donde el mítico pastor Pelayo pasaba alguna noche junto a su rebaño, y seguimos para arriba, pronto nos encontraremos nieve. más de la que esperábamos...









Algunos ejemplares de edelweiss han resisitido al verano...
Dura subida hasta ganar el umbral de la Faja de las Flores....
Día espléndido y más nieve de la que pensábamos...
Con nuestro objetivo en frente antes de cruzar el incómodo lapiaz...

El Monte Perdido lucía un aspecto impresionante, tanto como que hubo quien ese día esquió la Escupidera....



Mientras nosotros subíamos, Joan Marí, uno de los guardas del refugio de Góriz, se daba el placer de abrir la temporada de esquí con los primeros giros por la Escupidera...

Esquió desde la cota 2650 metros hasta la cumbre sin problemas. Joan Marí es un fenómeno, con un nivel de esquí y físico extraordinario...  Por arriba 50cm de nieve polvo... Mas info en el blog de Jorge y en la entrada del autor en catalán.


15:30 Abandonamos la cabaña de Casa Soledad y nos encaminamos a por los dos llanos que tenemos por arriba.  Primero accedemos al del sumidero, hoy seco y con algo de nieve, y tras una curiosa y aún exigente trepada (evitable por una senda con algo de rodeo por la izquierda) llegamos al Llano de Millaris, completamente cubierto por la nieve.





La Cabaña de Casa Soledad, morada de pastores y algún veraneante imprevisto...
Añadir leyenda



era muy curioso ver pasar las gotas de agua, modelado kárstico en vivo....



Alcanzamos el primer llano...


Saldremos directos trepando por la canal evidente, pero es posible evitar esta escalada por senda dando un rodeo por la izquierda....

El primer llano después de la trepada....

Alcanzamos el Llano de Millaris, y de nuevo vemos el Perdido...

Enfilamos hacia el barranco de la Brecha con más nieve de lo que imaginábamos...




Hacia la gruta de Casteret...


Desde aquí nos costará ir abriendo huella, y lo que no debería habernos llevado más de 30-40' minutos se nos alargó por encima de la hora y pico... viendo como el atardecer se nos iba escapando...


Mucha nieve y profunda...


Este tramo se nos hizo muy duro, y lento...

vistazo hacia tierras francesas desde la Brecha...



Un grupo de jóvenes franceses dormirán aquí...

Seguimos faldeando el Bacillaz a ver cómo sigue la nieve...


Visto que la nieve continua, la hora que es y que si seguimos el atardecer se nos va  escapar en las narices, sin cenar y con frío intenso para dormir encima de la nieve, y no llevamos pala para acondicionar el vivac, nos lo repensamos un poco, y vemos un sitio que ofrece un mínimo de confort y hay acuerdo unánime en quedarnos a dormir aquí y disfrutar del atardecer.

Preparamos los sacos y nos disponemos a hacer fotos, las luces acompañan, y aunque el frío es intenso, -2ºC, podemos hacer fotos controlando la tiritera por momentos... cena rápida y a los sacos, porque en cuanto se va el sol no está la noche para mucho turismo, y eso que yo aún estiro el rato fuera del saco hasta poder ver salir la luna por encima del Casco.


Bonitas luces para disfrutar del atardecer...

Frío intenso, pero eso ya lo sabíamos...


Bonitos colores sobre el pico Blanco....

Hacia Mondarruego y el sur...

Algunos ni salen del saco para hacer fotos....


Aún tuve paciencia para esperar la salida de la Luna, hay un trozo de timelapse en el vídeo...


Soportando el intenso frío aún tengo ganas de hacer fotos nocturnas de larga exposición y que se vean las luces de Huesca y Barbastro...



A mitad de noche, las nubes cubrieron el cielo, la temperatura subió, y no pasamos ni gota de frío. La mañana siguiente despertamos entre nieblas, y aunque inicialmente nuestra intención era ir a ver amanecer a la cumbre, vemos que no tiene sentido y nos quedamos recuperando horas de sueño en los sacos.


Amanecemos entre niebla, no tiene sentido subir al Taillón...


Recogemos y para abajo...


Aunque un par del grupo de franceses suben a cima, el resto esperan en las tiendas...




No tiene sentido subir para no ver nada...



Es una pena, porque el amanecer desde el Taillón ofrece unas imágenes bellísimas. En noviembre de 2011 ya lo tenté, y por falta de tiempo tampoco llegué a la cima a dormir, aunque sí a ver el amanecer al día siguiente... Para ver más fotos aquí.

Foto de Noviembre de 2011 de mi semi vivac al Taillon, entonces tampoco pudo ser... 

Comenzamos a bajar y coincidimos con varios grupos que van hacia Góriz. Nosotros bajaremos por el barranco de la Brecha hasta el Llano de Millaris, y allí tomaremos camino a la derecha, dirección Oeste, hacia el collado de la Catuarta, para luego baja rhacia la Torre Lassus y después por Carriata a la pradera. 



 El día no invita a quedarse por arriba...


Ponemos rumbo hacia el Collado de la Catuarta.

 Termina por despejar al final ...


Bajamos a la Torre Lassus

Umbral de Salarons



 A la altura de la Faja de las Flores


Clavijas de Carriata, más verticales pero sin "patio"



Aún quedan después otras grapas incómodas y expuestas...


 Vemos el paso de la Fajeta de frente...






 De regreso a la pradera

No hubo suerte esta vez, quizás no pusimos toda "la carne en el asador", y pero tampoco hizo falta para disfrutar de un par de días por la montaña entre amigos.