Páginas vistas en total

martes, 19 de enero de 2021

Laguna Verde y Castillo de Vinuesa con raquetas.

Martes 5 de enero de 2021

Laguna Verde y Castillo de Vinuesa con raquetas.

Todos los días sigue nevando por arriba un poco, lo que va dejando cada vez más base, no nieva mucho, mis huellas de ayer con los esquís de fondo aún se adivinan, pero grano a grano se hace granero...

Abriendo camino entre los árboles.

Para la jornada de hoy quedo con Alejandro, el crack de las matemáticas, y nos damos un paseo con raquetas que él no ha probado nunca. La idea inicial era ir a la Laguna Verde, pero como Alejandro esta muy fuerte y nos sabe a poco, le propongo volver por el cordal pasando por el pico del Buey, aunque al final acabamos en el Castillo de Vinuesa.


Somos los primeros en salir, pero es evidente el camino por las huellas de las muchas personas que pasaron los días anteriores a pesar de la nevada. Cuando no hay huella, puede ser algo perdedor en algún tramo. Es una delicia recorrer el sendero recién nevado, con el silencio, entre pinos espectaculares. El día lo han dado regular, pero parece que aguanta, incluso cuando cruzamos el cortafuegos, parece que quiere despejar y asomar Urbión, aunque no llegará a tanto.

Disfrutamos de la Laguna Verde en soledad por pocos minutos, cuando estoy probando a ver si me aguanta, llega los siguientes, así que no pararemos mucho.



Somos los primeros en pasar esta mañana. 


Está precioso.

La gozamos.



Hay algunos ejemplares de pino espectaculares.



Bolas de nada poco antes de la Laguna Verde. ¿Se puede pedir más?

La laguna está completamente tapada.
Parece sólida...


De la mitad para el final no suele estar helada, así que no tentamos más a la suerte...

Como nos ha sabido a poco, pensamos subir hacia el cordal. La idea era retornar hasta el cortafuegos y subir rectos hasta el cordal. Pero al poco de salir de la Laguna, vemos una huella, yo no conozco la ruta, pero Alejandro me anima a seguirla, cree que saldremos a uno de los puestos de espera de los cazadores. Al poco, alcanzamos a un grupo que van abriendo la huella. Los superamos, y vemos que hay una huella vieja que sigue para arriba. El terreno tiene mucha nieve, y aún con raquetas cuesta abrir la huella. Tan nevado está todo precioso, y gustosos seguimos para arriba. Después de remontar un trozo ya vemos que vamos a salir al Castillo de Vinuesa. Aparecemos en un espolón rocoso, que faldeamos por el Oeste, vamos recorriendo la cresta por su base, hasta alcanzar el bloque cimero, al que no podemos subir, está delicado para alcanzar el hierro de la cima.

Cuando estamos pensando en bajar hacia el cordal del pico del Buey, no vemos el paso claro, valoramos bajar a las "bravas" y luego subir hacia el cordal, pero en esto se mete la niebla, y ante la duda, ya se sabe, no hay duda, volveremos por donde hemos venido.

El regreso es más rápido de lo que esperábamos y en seguida volvemos a la senda de la laguna. De allí retomamos el sendero que conduce a Santa Inés, cuando incluso a ratos, sale el sol. No hemos cerrado la circular que queríamos, pero nos ha gustado mucho el recorrido.

Al poco de la Laguna, abandonamos la senda hacia arriba.

Un grupo nos precede marcando una huella muy buena.

Cuanto más subimos, más nieve.


Auténticos arcos de nieve.


Al pasar entre los árboles, nos "duchamos" varias veces.
Nos curramos la huella, a cambio, ambiente de primera. Andamos cerca de "Invernalia".



Vistazo hacia el Pico del Buey y el cordal por el que queremos volver.

Ya vemos la cima del Castillo de Vinuesa, iremos por la izquierda sorteadno la cresta.


Desde la antecima incluso sale el sol y vemos un gran paisaje
Descartamos trepar a la cima principal.

bloque cimero con el hierro de cumbre.


Queríamos bajar al llano y volver por el cordal, pero la niebla nos frena.

El regreso es más rápido de lo que pensábamos.

La senda se ve más marcada por el numeroso paso de gente.

Pero sigue igual de bonito.


De nuevo el paso por el cortafuegos.

Sale el sol de regreso.




domingo, 17 de enero de 2021

Santa Inés- Hoyos de Iregua.

Lunes 4 de enero de 2021

Santa Inés- Hoyos de Iregua. Más Laponia soriana

Dos días más tarde, como sigue nevando por arriba, me animo de nuevo a subir a dar un paseo. Es una delicia recorrer esta Laponia soriana, al principio entre niebla, y al regreso con más luz, es una auténtica delicia.

Inicio subiendo al pico del Buey. De allí, quito pieles y me tiro por el primer tubo, bajando por buena nieve, quizás ya húmeda, pero falta inclinación para coger velocidad. De allí subo por una huella reciente hacia el Hoyo de arriba. Bajo al Hoyo y luego subo por la huella de hace dos días hasta arriba. Allí, coincido con dos mozos sorianos, ellos se vuelven y yo me bajo hacia el Hoyo de Iregua. Al principio una delicia, luego una jabalinada entre los pinos, por momentos una mierda, y luego ya encuentro una huella por la que voy bajando hasta el llano. La nieve húmeda está lenta y no deja disfrutar como el otro día.

Emprendo la subida aprovechando una huella del día anterior, si no hubiera sido una buena soba. Paro en el Refugio de Iregua, y como voy solo, paro a comer y beber algo, deleitándome con la paz que emana este sitio. El refugio está cerrado, pertenece a los cazadores de Villoslada, y aunque la temperatura es de -6ºC, al no hacer aire, se esta genial.


De regreso, tengo la suerte de que a ratos nieva, a ratos sale el sol, y deja un panorama realmente bello. Una vez en el Buey, bajo directo a la estación.


Después aún tengo ganas de calzarme los esquís de fondo y darme una pequeña vuelta por la pista de la Laguna Verde. Al no estar muy pisada, no se patina muy bien, pero me sirve para desfogarme. Justo cuando me cambio, empieza a nevar con ganas, que bien, mañana disfrutaremos de otra bella jornada recién nevada...


Arranco la jornada con este espléndido decorado.

Camino del Pico del Buey


Disfrutando de cada detalle.

Con las nevadas, las piedras han quedado bien enterradas.



Hacia Peña Negra

Llegando al Pico del Buey

entrando a la Laponia soriana, terreno perdedor con poca visibilidad...

La primera bajada por el primer tubo a la izquierda.

A pesar de estar algo húmeda, buen descenso que sabe a poco.


Empiezo a subir siguiendo una huella reciente.





Tras la bajada al hoyo de Arriba, me dejo caer hacia Iregua


Que bonito está...

Después de la ratonera por el bosque, algún tramo deja disfrutar.

Me detengo en el refugio de Villoslada.

-6ºC

Toca volver

Todo un placer.

Si sale el sol ya es la bomba.


Paisaje de cuento.










Cerca de 800 metros de desnivel en una jornada contemplativa.

 

aún tuve ganas de sacar el equipo de fondo.