Páginas vistas en total

sábado, 2 de octubre de 2021

Pico Fenez y cuevas heladas

1 de agosto de 2021         - Siguen las entradas retrasadas-😢

Pico Fenez y cuevas heladas.


Después del amago de vivac en el Taillón, me acerco a otro pico en el que tenía pensado vivaquear, pero por agenda no podía ser esa noche, así que me conformaré con hacerle una visita "normal". Es un pico al que he subido tres veces, la primera en 2001, la segunda en 2011 y ahora la tercera, cada diez años toca...🤭

En esta ocasión planteo una ascensión clásica, a la que añadiré unas visitas pausadas a las cavidades de la zona. La subida arranca pasado el camping de mitad de la pista, el Camping Valle de Bujaruelo. Al poco, la pista se ensancha y podemos aparcar, cerca de una piedra que indica la subida al pico de Otal por el valle del Turbón. Se trata de un recorrido exigente físicamente y en la parte final algo abrupto, por lo que sin ser algo difícil, no es un recorrido para todos los públicos.


Se trata de una ascensión "rápida" y corta, eso sí, muy directa y de las que suben "sin piedad". La recordaba dura, y aunque quizás después de la de Gabietos y sin peso, no me pareció tanto, es una soba exigente, no en vano hay que subir 1400m. de desnivel en apenas 4 km.


Recorrido realizado visto desde el refugio de Fachaguasa.


Arranco junto a la piedra que marca el inicio del sendero. Tras cruzar un pasaje cubierto por la vegetación, la senda sube por el bosque de forma directa, pasando junto a ejemplares de gran porte. No hay zetas, se sube y se sube. Se pasa junto a un pequeño manantial que brota junto al camino. Superado el bosque, tras un tramo algo impreciso, la senda cambiar a la otra orilla del barranco y ya podemos hacernos una idea de lo que nos espera. Una senda que parece que no existe, pero que conforme vas subiendo, ofrece siempre un camino por el que seguir. Pasadas las ruinas de una cabaña, podríamos irnos a la izquierda, pero sigo recto todo tieso para arriba. La senda sigue subiendo de forma directa por terreno herboso y rocas calizas. Los edelweiss empiezan a verse tímidamente si somos observadores. Poco después alcanzo la boca de la T1. Es la sima de entrada a la parte inferior del Sistema de Arañonera.



La senda sube "sin piedad".


Foto de la senda tomada a la bajada. Subiendo había muy poca luz.


Siempre hay camino para seguir subiendo. Ya por la otra orilla superado el bosque.

los 400 primeros metros  vistos hacia abajo. Una directísima.

Hacia arriba nos espera algo parecido, quizás un poco menos tieso.


Cuando la senda empieza a dar tregua llegamos a las dos bocas de la T1.


El sistema de Arañonera es la cueva con mayor desnivel de España, es su momento lo fue de Europa. Las hay mucho más largas, pero pocas con el halo de respeto que produce esta cueva. Más de 42 km de galerías y casi 1350m. de desnivel. Son muy pocos los que la han recorrido en su totalidad, alguno más los que han hecho su parte intermedia y más los que hacen el tramo final, desde donde estoy hoy hasta la salida junto a la ermita de Santa Elena (vídeo) Pero aunque de menor entidad, no conviene despreciar el esfuerzo que supone realizarla. yo aún la tengo en mi lista de "pendientes", a ver si un día reúno el coraje suficiente para esa empresa.




Acceso T1. Sale un frío glacial.

Algún día habrá que entrar a ver...

Las dos bocas vistas desde arriba.


Tras observar el impactante aire frío que sale de la cueva procedente de las galerías superiores, veo que sigue habiendo nieve abundante en su interior. Me subo a la oquedad que hay un poco más arriba, donde pace una oveja tranquilamente a la fresca, y me hacerlo a conocer la cueva helada de la Grallera del Turbón, que aún no conocía. El acceso cuando hay nieve es factible con crampones y piolet. Ahora, hay un destrepe delicado y luego el hielo. Llevo crampones, pero no cuerda ni arnés. Intento bajar, pero lo veo expuesto, y yendo solo, aplico la máxima de "...ante la duda, no hay duda!!" y lo dejo para otra ocasión. Observo que hay dos espárragos de parabolt de 10mm, para la próxima subiré chapas y cuerda. El tramo rocoso es corto, apenas 10-12 metros, pero con la rampa igual hacen falta 25-30 metros.

Hago unas fotos desde arriba y me quedo con las ganas. Dos semanas después irán unos amigos, y ellos sí bajaran


Me acerco a ver la cueva helada de la Grallera del Turbón.

Intento bajar, pero al final, por prudencia, renuncio.

Al fondo se ve una columna y el suelo helado.


Menguada, dos semanas más tarde. Foto: Oscar Almau


La parte de arriba, ya no aguantaba. Foto: Oscar Almau


Una oveja a la fresca en el vivac.

Prosigo para arriba, se puede ir directamente a la izquierda, pero subo un poco más alto, paso por un pequeño tramo algo vertical y continuo dando un rodeo más amplio, que me sitúa en otro piso herboso superior, por el que tras cruzar una tramo de lapiaz, por un vadeo horizontal, vuelvo a la cuenca principal, observando ya la pared lisa.


Salvo un pequeño resalte y alcanzo un piso superior.

Abandono la subida al pico Otal, y me voy a la izquierda.

El valle intermedio, lo salvaré dando un rodeo.





Boca de la T1 vista desde el piso superior con zoom.


Hacia Gabietos.

Por la cuenca del fondo bajaré más tarde.

Cruzo horizontalmente una bonita zona de lapiaz.

Lapiaz


Hay mojones por muchos sitios.



Ya me asomo a confluir con la ruta normal, al pie de la zona anaranjada.


Cuando coincido con la ruta normal, alcanzo un pequeño "collado" herboso, junto a un muro anaranjado. Es una pared tumbada, pero con cierta verticalidad. La subida no presenta problemas, bajarlo, exigirá atención. Un vez superado el muro, me planto al pie de la pedrera de la pared lisa. Impresionante pared que observaré con detenimiento a la bajada, al igual que la gruta helada. Primero me dirigiré al pico. Para eso sigo una diagonal ascendente a la izquierda de la pared lisa que me lleva sin dificultades hasta el collado.


Enlazo con la "normal", por la que luego bajaré.


El pico Otal al fondo.


El trazo naranja exige atención al bajar.


La pared lisa de Fenez, hechiza la mirada...


En esa pared hay cinco vías de escalada.


Canalizos a tutiplen.

Inicio Canaletas Centrales.



Primera reunión.

La pared lisa del Pico Fenez es una zona de escalada para románticos. Apretarse mil metros de desnivel y más de 2h30' de pateo para escalar 200 metros no está al alcance de muchas mentalidades. Es una escalada que si bien no tiene un grado de dificultad elevado, si tiene mucho compromiso. Los "conquistadores de lo inútil" tienen aquí un bonito terreno de juego. Actualmente hay cinco vías, desde la primigenia Supercanaleta (1997), a la más repetida "Canaletas Centrales" por tener las reuniones equipadas (menos la última), (vídeo de esta escalada), la fácil pero difícil de proteger vía de las marmotas que cruza la pared para subir por la arista derecha, y la exigente "Locos de las pozas".


Dejo la cueva para el descenso, y subo hacia el collado. Mucho más fácil de lo que aparenta de lejos. Una vez en el hombro herboso, nos queda todavía un buen repecho "marca de la casa", bien tieso y sin descanso. Conviene tomárselo con calma, y deleitarse con las vistas que tenemos a nuestra espalda sobre Ordesa. Cuando parece que ya estás en la cumbre, solo has llegado al final de la pared lisa, hay que descender un poco y subir un último repecho, desde el que disfrutar las vistas con calma. No es un pico muy frecuentado.



Diagonal hacia el collado.

Queda un buen repecho hacia arriba. Sin mucho sendero.



Si te cansas, te das la vuelta, y con el panorama, se coge aire.

No hay un sendero claro, pero se sube bien por todo, si tenemos los gemelos fuertes, claro!

Desde la antecima, hacia el Puerto de Bujaruelo y Taillón.

Aún queda el último repecho traidor. A la derecha, el pico de Otal.


La propina final, un repecho de otros 100 metros de desnivel.



En la cumbre, vistas de órdago.


Cresta hacia el Otal, que recorrimos en 2011.


Tendeñera cuando despejó.


Cumbre solitaria.

La boca de entrada a la Grallera de Fenez o T-38 que conecta con la cueva helada 640 metros más abajo.

Buenas vistas para comer algo.




Milanos reales que suben y juegan con las térmicas.

Me fijo en la Faja de la Escuzana, por donde anduve hace dos días.

Por el barranco de Gabietos subimos...

Veo una pareja que se quedan en la antecima del pico Otal.
Inicio el vertical descenso desde la cumbre.

Mas abajo, camino del collado.




Desciendo hacia el collado.

Antes de bajar al coche, me entretendré visitando y fotografiando la cueva helada de Fenez. El ramal de la izquierda ofrece hielo fósil y es interesante. El ramal de la derecha, es la boca de salida de la Grallera de Fenez, que conecta la antecima con esa boca, después de bajar 640 metros y 1250 metros de enrevesado recorrido. .

Aunque los crampones no son imprescindibles, ya que los he traido me los pondré para el recorrido, pero si la nieve para bajar está bien, el interior es plano.



Me acerco a la cueva.

Bajada al ramal izquierdo.

Panorama de la entrada.

Bote con restos de carburo que tiene pinta de llevar muchos años.

Desde la boca del ramal derecho.


En la base del ramal izquierdo





El recorrido es llano.

Hielo fósil en al capa inferior. Hay unos 15 cm de hielo estacional encima.





Una bandera helada cuelga del techo.







Tras la sesión de fotos, desciendo, en esta ocasión, por mi derecha, casi recto a tiralineas. en un punto pierdo la senda y me voy demasiado a la derecha, pero reconecto más abajo, doy con la fuente, y ya por sendero mas o menos evidente, conecto con el de subida y bajo al valle tan contento del recorrido realizado.

Un itinerario exigente y algo salvaje que no se "regala" y que no dejará indiferente al que lo realice. 




Para abajo.

Un lirio blanco.



Agua fresca y rica.

La bajada también es muy directa, a veces, hasta inquietante.