Páginas vistas en total

miércoles, 31 de marzo de 2021

Gallinero, Tuca de Urmella y Cibollés con esquís desde Ampriú.

 Miércoles 31 de marzo de 2021

Gallinero, Tuca de Urmellax2 y Cibollés con esquís desde Ampriú.


Después de dudar mucho, entre un Aneto por Coronas o un Tempestades por Llosás, descarto el tema portear tanto rato los esquís, y me decanto por un plan más cómodo, solitario y que resulta muy gratificante.

Magnífica nieve primavera en la Tuca de Urmella.

Duermo en el Ampriu, y sin madrugar en exceso, me preparo para salir, cuando llegan Toño y David, de Valderrobres, van a dar la vuelta al macizo Basibé-Cibollés. Su plan es muy chulo, pero ambicioso, y últimamente estoy flojo, prefiero ir solo y haré parte de su vuelta al revés.

9:30 Salgo del Ampriú con los esquís en la mano, justo portear 200 metros, hasta ganar la ladera de la pista. Hasta hace apenas unos días se salía desde el coche y se podía bajar la pista entera, pero ahora ya hay calvas que exigen descalzarse... y la cosa siguió a pasos acelerados.

Pero bueno, tengo nieve suficiente para subir sin problemas. Al principio la nieve está muy dura, casi para cuchillas, pero lo voy negociando y tiro en una diagonal ascendente bastante directa hacia Gallinero. Entro en las pistas a media altura, y prosigo recto hasta situarme cerca del collado. Me voy un poco hacia la derecha, cerca de la llegada de la telesilla de Gallinero y subo hasta la cima. (1h35') Día espléndido, buena visibilidad y sin aire. Me siento a disfrutar de las vistas (es un fantástico mirador) y hago una parada larga.




El recorrido realizado



Mañana tranquila donde la nieve ya empieza a escasear.

Cruzo la pista y me calzo esquís. Ya no hay continuidad por la pista.

Mas arriba la nieve ya es continua aunque sigue dura.

Por la pista subo hacia el Gallinero.
La cima ya a la vista.

Desde la cima Benasque, Cerler y Ampriú.



Panorama Malditos - Aneto- Tempestades

Cotiella y Chía en mi primer plano.


Gourgs Blancs -Perdiguero - Crabioules.

Forquetas - Espadas - Posets

Hacia Mt. Perdido - Vignemale - La Munia

Zoom al Turbón.
La Tuca de Urmella me espera.


Tras la pausa, quito pieles y me tiro hacia las pistas, por el norte, para pasada la primera pala, desviarme hacia el collado, donde tengo que descalzarme para alcanzar el paso que me permita franquear a la otra vertiente, y tras andar unos metros, me calzo esquís de nuevo por una fina línea que me permite bajar por esa lengua de nieve casi hasta abajo. Un pequeña cascada, me hace descalzarme y andar otros 5 minutos, y poner pieles para comenzar a subir hacia el collado camino de la Tuca de Urmella. La nieve esta espléndida, y subo cómodamente, antes de hacer un magnífico descenso. Tanto me gustó, que decido volver a subir y hacer una segunda bajada, son más de 250 metros de desnivel, y merece la pena dado el estado de la nieve. 35' minutos de subida y apenas 4 minutos de bajada, pero que gozada.

Bajo del Gallinero y me dirijo al collado. 

Me descalzo para alcanzar el collado tras el primer descenso.

Por esa cresta pasaré en unas horas camino del Cibollés.




Me asomo y veo que podré bajar esquiando.


No es muy amplio, pero el pasillo es suficiente y la nieve deja hacer.

Visto desde abajo. Parece increíble, pero se podía pasar.

El contraste orientación Norte - Sur es grande...





Descenso espléndido, tanto, que me animo a repetir.

No me de pereza volver a poner pieles y subir de nuevo.

Por allí al fondo tienen que volver Toño y David.



Mi huella del primer descenso.

Menuda gozada.

Estuve tentado de darle una tercera vez, pero aún quedaba volver...


Subiendo al collado, me vuelvo a mirar, y me sale la sonrrisilla...🤭



Para llegar al collado, finalmente me descalzo los últimos metros.


En el collado, les diviso a lo lejos a Toño y David, así que me siento a esperarles. Ellos subirán con esquís por la lengua que sube más pegada al Cibollés. Nos juntamos y subimos hasta la cima del Cibollés. No recordaba lo larga que es esta arista, muy estética y sin dificultades si no hace aire. No en vano, creo que tanto el Gallinero como Cibollés, hacia más de 20 años que no los subía.
Tras la arista y foto de cima, emprendemos el descenso,  desde la misma arista, logramos enlazar por un lomo hasta las pistas, y conforme bajamos, la nieve está más pesada, pero logramos descender hasta abajo sin descalzarnos. 


Diviso a lo lejos a Toño y David



Suben por la estrecha lengua de nieve hasta arriba.

Me entretengo viendo el tinglado que tienen para disparar los cañones antialudes.


Iniciamos la arista mas empinada al principio.


Luego queda un largo tramo casi plano hasta la cima.


Incluso hay que bajar unos metros.




Emprendemos el descenso.




Nos calzamos en la misma arista.

Entramos a la pista por el lomo de la izquierda de la foto.

Apurando llegamos hasta abajo.


Algo más de 12km y 1450 m. de desnivel.


Espléndida vuelta para repetir en un futuro, incluso la que hizo Toño, aunque a ellos les salieron 2000m. de desnivel. No vamos porque la estación está abierta y no apetece, pero salvo la primer asubida, estaremos sólos todo el día.


martes, 30 de marzo de 2021

Armeña sin Cotiella

Martes 30 de marzo de 2021

Armeña sin Cotiella.


En medio de la Semana Santa, decido subir a Pirineos, y por aquello de la responsabilidad social, prefiero ir solo y a un sitio no muy frecuentado. Al circo de Armeña, con idea de vivaquear en la cima de Cotiella.

El viaje se ve salpicado de varias paradas por culpa de las obras de la carretera, eso, un par de llamadas de teléfono y la nieve profunda, me retrasaron mas de lo que quería, y tuve que cambiar planes.

Cuando cojo el desvío de Barbaruens en Seira, veo que el puente está en obras, pero dejan pasar. A la vuelta, me llevaré una sorpresa.

Subo por la pista, estado medio aceptable, tramos buenos y tramos de cascajo, pero despacio se deja hacer. En la bifurcación, cojo el ramal izquierdo, y subo hasta el parking, donde hay tres coches, algo que me sorprende. Prosigo un poco más hasta que hay nieve, y dejo el coche en una curva, a unos 15 minutos del final de la pista.

Me preparo la mochila y me sorprende ver que baja un grupo numeroso de gente, son varias familias con chicos. Son casi las 2 cuando arranco la subida. los primeros tramos de la pista son bien tiesos, y rompo a sudar en nada. Luego el sendero cruza un par de neveros justo en los barrancos, y emprende la subida dura hasta el collado. Después bajo al ibón de Armeña, que está con nieve, y llego al refugio tras 1h30' desde el coche, sobre las 3:30 de la tarde. 

Paro a comer un poco, y tengo unas llamadas de trabajo que me retrasan más de lo que quería. Antes de que me de más pereza, salgo para arriba. La nieve empieza con continuidad unos metros por encima del refugio. Al principio la evito, pero luego es inevitable. Hace calor, un frente sahariano ha traído polvo en suspensión y altas temperaturas, lo que ha dejado la nieve muy blanda. Cada vez me voy hundiendo más, y empieza a ser una tortura, cuando llevo media subida hasta el collado, veo que va a ser una paliza, y vista la hora, quería llegar con tiempo para preparar un buen sitio para dormir en la nieve. Veo que voy a llegar muy justo, y aborto mi intento de vivac y me bajo a dormir al refugio. 

Tarde noche muy tranquila, de lectura y paz espiritual. 

Por la mañana, madrugo, y salgo con la luna llena, pero la calima boicotea el amanecer, no hay colores. Al menos la nieve está más dura y subo más cómodo que ayer. Alcanzo el collado sin problemas. La última pala ya tiene la nieve algo más blanda, pero subo sin sacar el piolet. Al asomar, ya veo unas cornisas intimidantes, pero pienso que cuando me acerque  habrá paso. El flanqueo horizontal es muy incómodo,  ya que a este lado, la nieve esta muy dura, y se alterna roca y nieve, con los crampones todo el rato y el pie de medio lado. Llego a la base de las cornisas, estudio varios pasos pero no veo nada mínimamente seguro. Son las 8 de la mañana, renuncio a hacer cima, nada, que no va a ser éste el fin de semana de subir a Cotiella, lo dejo para mejor ocasión. Una vez en el collado, veo que faldeando más al Sur por debajo del pico de las Nieves sería factible evitar las cornisas, pero ya no me apetece volver. Y la subida directa desde el collado hacia la arista, con nieve dura y un solo piolet, no lo veo nada agradable para destrepar en el regreso. Lo mejor, volver otro día a dormir con calma y mejor visibilidad, que hoy con las nieblas es una "mierda".

Desciendo sin prisas, de nuevo me lo tomo con calma en el refugio, vaya sitio acogedor, me encanta. Una pena que no haya más refugios así por el Pirineo. Por cierto, que Prames que derribó la terraza, (amenazaba derrumbarse), pero no la ha rehecho. 

Para terminar, tengo la sorpresa de que la carretera está cortada por las obras del puente y tengo que ir por una pista provisional que termina cruzando el Ésera. El caudal llevaba una altura no apta para todos los vehículos...

Puente en obras, nada anunciaba que a la vuelta estaría cerrado.

Espléndidos ejemplares de Hepáticas salpican las orillas de la pista.


En 15' alcanzo el final de la pista y empieza el sendero.

Precioso recorrido.

Se cruzaban un par de neveros


Tras el duro repecho, alcanzo el collado, sin los verdes típicos de esta zona. En un mes, lucirá colores.

El ibón de Armeña está helado.


En 1h30' alcanzo el refugio desde el coche.

Tienta quedarse, pero prosigo tras echar un bocado.
A partir del refugio bien nevado.


Pero una nieve muy blanda que hace penosa la subida.



Veo que no es el día para subir y doy media vuelta.

Me bajo al confort del refugio, que disfrutaré en soledad.

Ojalá estuvieran así todos los refugios libres...

Me entretengo con el nuevo móvil probando sus posibilidades.

Arranco temprano con la luna llena
Salgo de noche, entre el frontal y la luna llena, sobre nieve dura, sin llegar a helada.


Con el trípode y una exposición de 2 segundos, se ve un poco más...


A la vista el Espolón NE del Cotiella que unos días más tarde subiría Jorge Galve en oscuridad total.

Tras ponerse la luna, alcanzo el final de mi huella de mi día anterior, y prosigo.

La calima del polvo sahariano me "roba" el bello amanecer que quería disfrutar.

Dichosa calima...

Si la nieve hubiera estado mejor, aún habría dudado en subir, pero sin frío, sólo y con un piolet...No!

Me dirijo al collado.


Llevo buen horario y el sol todavía no calienta como para ablandar más la nieve.

Directa al collado.

Tramo final mas tieso, pero subo con los bastones, no llego a sacar el piolet.


El bonito perfil del Cotielleta.

Toca el largo e incómodo flanqueo hasta el otro collado.



Las cornisas no parecían tan grandes d elejos.

Busco diferentes pasos, pero no veo claro bajar después por ahí.



Aunque son las 8:10, el sol está empezando a ganar fuerza, no quiero jugar a la ruleta rusa.

Emprendo el tedioso regreso, ojito con caerse, que allí sí estaba la nieve dura.



De nuevo en el collado.

Haber subido por el filo era otra opción, pero no me molaba bajar solo con un piolet por allí...

Para bajar si saco el piolet, pero no hay problema.

En el regreso, a pesar de que es temprano, ya me estoy hundiendo...

Hacia el Reduno y las cavidades de la zona.

Almuerzo con calma en este bucólico lugar.

Pasando junto al ibón de Armeña.

Volveré por aquí a no mucho tardar...

Vaya sorpresa...

Hay que cruzar el Ésera a las bravas y aún había altura de agua...


Un poco decepcionado, ni hubo vivac ni cima, pero contento de haber podido subir a Pirineos después de tanto tiempo, enfilo para Benasque a ver si aún puedo esquiar algo...