Páginas vistas en total

jueves, 25 de julio de 2019

Vivac en el Vignemale y Pic de Labas desde la Fruitière


Martes-Miércoles y Jueves  23, 24 y 25 de julio de 2019


Vivac en el Vignemale y Pic de Labás desde la Fruitière.


Retomo el blog que he dejado abandonado este verano por falta de tiempo... pero lo hago con una bonita actividad que me dejó un buen recuerdo...


Vivac en el Vignemale.
Aunque la salida no fue como estaba pensada inicialmente, me traigo un olvidado pico con vistas magníficas y un vivac en uno de los grandes picos de la cadena pirenaica. Lástima, la calima, que quitó brillo y deslució las fotos...

El objetivo inicial era ir al Soum de Aspe, uno de esos picos "casi tresmil" olvidados por el gran público y que tengo en mente ya desde hace unos años... 
Me gusta siempre hacer en verano alguna visita a conocer el pirineo francés y el año pasado no pudo ser... así que en esta ocasión me animé solo de nuevo. 

Cosas del trabajo me hacen retrasar mucho más de lo deseado la salida, así que finalmente, después de cruzar el Portalet y el Aubisque, dirección Cauterets, llego al parking de la Fruitière a las 8 de la tarde. En el plan inicial contemplaba llegar a dormir a una cima, pero con este horario, dudaba si quedarme a dormir en el coche y marchar temprano o quitarme un cacho del largo recorrido que me espera y avanzar mientras tenga luz... finalmente como la temperatura es tan buena, aprovecho para ir haciendo camino. 

20:35 Arranco con la mochila para tres días, con idea de dormir donde me alcance la noche. Avanzo ligero con la fresca, una delicia, y sin nadie por el valle, llego al lago de Estom en 1h25'. Paso el refugio guardado y la cabaña libre que hay poco después, no hay mucha luz pero sigo, sin embargo, la senda empieza a subir y me doy cuenta de que no llevo agua y probablemente no encuentre con facilidad si sigo para arriba, así que, ya con el frontal, retrocedo y desciendo al lago a cenar y dormir en la orilla.

Arranco de La Fruitiére a última hora con la fresca.


Durante la subida no me cruzo con nadie.



Llegando  al refugio de Estom

La cabaña libre que hay junto al lago.




Noche cálida, con 16ºC de mínima a 1.800m. Arranco temprano, sin un objetivo concreto claro, quiero hacer algún pico antes de ir a dormir a otra cima. Tengo que decidir, barajaba dos opciones,el Pic de Labas o el Pic de Pouey Mourou antes de ir al Soum de Aspe. Aunque la ascensión es algo más compleja, mas por ruda y poco frecuentada, que por dificultad, decido hacer el recorrido en sentido inverso y empezar por el pic de Labas

Primeras luces en el Pic de la Sede que subí ya hace muchos años.


7:15AM Me pongo en camino del Col de Arraillé, para una vez alcanzado el cruce de caminos, (35') abandono la senda principal y cojo el camino a mano izquierda hacia el Col des Gentianes, para abandonarlo al poco, por un sendero visible, pero que inicialmente confundí con un atajo, y es que, sube muy directo, al abandonar el camino principal. 



Arranco desde la playa verde en la que he dormido junto al lago. 


7:45 alcanzo el cruce.

Hacia el Col de Arraillé.
 Me meto al valle de Labas, pasado el fuerte desnivel inicial, la cosa suaviza un poco, el camino está bastante marcado para ser una zona poco frecuentada. Alcanzo a un pareja que se dirige al collado, imagino que con idea de seguir hacia Bayselance.  



En la cuenca del Valle de Labas.

Ya veo el collado de Labas.


9:15 Casi en el collado, veo la pedrera que hay que remontar para hacer el pico, lo cierto es que tira un poco para atrás. Pero aún voy fresco y no lo quiero pensar mucho. Subo todo lo que puedo por la nieve, que agarra bien, y después tengo que salir al pedregal. Lo voy evitando pegado a la pared derecha. 

Llegado un punto, no me queda otra que salir al pedregal, muy incómodo, exige mucha atención para no ir bajando tras cada pisada. con paciencia, y agradeciendo ir a la sombra, todo tiene fin y llego al collado. Tan solo me resta ganar la cima. Hay varias opciones, subo trepando a la derecha de la arista buscando los pasos más fáciles, sólo hay que ir con atención y cuidado de no tirar piedras. 

Hacia el evidente corredor. Primero por la nieve.

Luego no queda otra que pelear cada metro cuesta arriba.

Menos mal que voy a la sombra, pero se suda cada paso. 
Ya veo lo poco que me queda para la cumbre.

Pic de la Sede desde el Collado.


Hacia el Este, los lagos de Labas, Estom Soubiram y Couy. Pic Malh Arrouy

10:15 Tras una hora de dura subida por la pedrera para ganar los poco más de 250 metros de desnivel, alcanzo la cima y disfruto de las vistas, y eso que la calima de la ola de calor que estamos soportando estos días, impide ver con nitidez el paisaje. Es una pena, porque este pico es una atalaya de primera categoría.

Vignemale casi de frente.
Amplia cima, cómoda para dormir... igual hay que volver...

Hacia Garmo Negro e Infiernos.

Lac des Gentianes.

Malas luces hacia el Col des Gentianes y el pic Pouey Mourou, creo que será otro gran mirador.


La subida clásica desde la presa de Ossué.

Hacia el Taillón y la Brecha con la calima



Zoom al glaciar.


Hacia los Lagos y pic de Malh Arrouy.

Almuerzo tranquilamente y empiezo a valorar por dónde continuar la jornada. Mi idea era bajar hacia el Norte, al collado de Estom Soubiram, faldeando después hacia el Col des Gentianes y de allí ir a dormir al Soum de Aspe, pero pienso que con esta calima, las vistas del Vignemale desde un pico aún más alejado, serán peores... así que toca improvisar, y aunque no lo pensaba cuando salí de casa, se me ocurre ir a dormir al Vignemale. Un pico en el que tenía en mente subir a dormir, pero no le llegaba su momento, eso supondrá una jornada más larga, sobre todo de regreso para el día siguiente, pero hoy tengo horas por delante y aún voy bien de piernas. 

Estudio el mapa, tengo que bajar por donde he venido, cruzar el col de Labás, recorrer el expuesto camino que conduce a Bayselance, y de allí, descender al glaciar y remontar por el mismo hasta la trepada final. Así que calculo que tras 1150 metros de desnivel que ya llevo encima, tendré que añadir el descenso y otros 750 metros mas, unos 1900m. para la jornada. Preveo que dormiré bien...




Mi apuesta de último momento...
11:15 Tras una hora de tranquilidad absoluta en la cima, inicio el descenso. Esta vez lo haré más al Este, bajando por un corredor de piedra suelta y luego tras un pequeño resalte, por una canal con restos de nieve. Me resulta más cómodo que el camino de subida. Desde el collado, emprendo el descenso, que sin ser cómodo, salvo el primer tramo más delicado, el resto se deja hacer, eso sí, por aquí nada de corredores en zapatillas, este terreno es para botas de montaña y estar habituado a estos terrenos. Desciendo y me dirijo al collado de Labás por senda relativamente cómoda.

Inicio el descenso hacia la brecha.

Bajo más al Este, por piedra suelta hacia un corredor.

La canal de nieve se baja sin problemas, y no es terreno expuesto.

A la incómoda pedrera...

Terreno bastante inclinado... no para ir en zapatillas.



El corredor que acabo de bajar...

Cabecera del Valle de Labás desde el Collado.
12:15 Una vez en el collado, me resta un corto tramo hasta el refugio de Baysellance, pero antes, tengo que hacer un recorrido bastante aéreo y expuesto. Lo hice hace 10 años en sentido ascendente, y lo recordaba como un tramo sencillo pero para ir atento, y vaya que si exige ir atento, durante 200 metros está prohibido tropezar... después, ya es seguir el camino de la tubería que lleva agua al refugio, que a estas horas está incluso tranquilo.

Desciendo el collado de Labás, antes no había lago aquí, era un nevero residual.


Vistazo atrás...

Vistazo adelante...

Sendero expuesto, con una caída maja...

Impresiona la fuerza que hizo estos plegamientos...


Prohibido tropezar en este tramo...

La expuesta senda que une el Col de Labas con Baysellance.




La calidez de  los refugios franceses...
Es pronto y no hay mucha gente.
12:50 Tras 35' desde el collado, llego al coqueto refugio de Baysellance, cuyas vistas nunca defraudan. Tengo mucho día por delante y decido parar a descansar. Dejo evolucionar el día, que tan pronto sale el sol calentando y atontando, como que se cubre y aparecen nubes inquietantes... 


A ratos nubes amenazantes, mejor esperar...

Acentor alpino

Marmota confiada.

17:15 Tras una buena siesta, y más de 4 horas de parada, cuando la gente llega al refugio, yo lo abandono. El tiempo parece estabilizarse, y aunque aún quedan nubes, no hay riesgo de tormenta, así que salgo tranquilo a la "marcheta". Desciendo unos metros y giro para encararme hacia el glaciar. Tras cruzar el tramo de senda que requiere atención, empiezo a subir ligeramente  hasta entrar por la morena a la base del glaciar. Al ser primero de julio, el glaciar esta cerrado y no se ve apenas hielo, pensaba que estaría peor, luego he visto fotos de este agosto, y estaba descarnado... (Foto de @anna.barrero de su instagram el 18 de agosto)

Subo con crampones porque se va mejor y ya que los llevaba.. pero para subir no era necesario... 

Con algunas nubes, empiezo la segunda etapa del día.

Hacia el glaciar, recuerdo que estoy hablando de primeros de julio...

Hay que ir con cuidado en un pequeño tramo.

Lástima la intensa calima que desluce mucho las vistas...

Cruzada la morrena me encamino al glaciar.

Aún hay una buena presencia de las algas, que con la presencia del sol, se sienten amenazadas y multiplican la producción de esporas rojas...

Las nubes ya no son amenazantes... :-)

El glaciar no ofrece ningún problema. A final del verano, la cosa cambió bastante...



19:15 Tras dos horas desde Baysellance, me planto al pie de la última trepada. Se está muy bien, ya no queda nadie por arriba, buena temperatura y nada de viento. Sólo la calima deslucía la cosa. Hace mucho tiempo que no subo por aquí en roca. Las últimas veces han sido con esquís, la última hace poco más de un año, en mayo de 2018 (con el susto que se nos llevamos, lo tenía bastante reciente),  era una rampa de nieve que luego bajamos esquiando, lástima el tropezón, y la anterior, en abril de 2013 en una bonita travesía.

Hoy hay que trepar, pero lo recordaba más fácil (hace casi 18 años que no subía en roca), hay dos resaltes mas o menos verticales, el primero me parece fácil pero expuesto, y lo evito unos 30 metros más a la derecha de lo normal, es menos inclinado y más fácil. Luego hay que volver a cruzar a la izquierda, a recuperar la vertical, pero es sencillo. Después se llega a una terraza, y estamos frente a un gran arco, que empieza vertical y luego va tumbando. Me pasa lo mismo, lo veo fácil pero expuesto, así que esta vez, lo subo un poco más a la izquierda, y luego voy girando a la derecha. De bajada, seguí este mismo itinerario, pero no estaba muy mojoneado... Pasado este tramo, el resto no presenta ningún problema, y voy derecho a la cumbre.   


El primer muro me parece algo expuesto, y buscando alternativas más fáciles de bajar me iré a la derecha.

finalmente subo por aquí, menos vertical.

Segundo resalte vertical, el arco, lo subo por la izquierda.

Volviendo hacia la derecha, para ganar la arista, por terreno indeterminado pero sencillo.

Ya en la arista, me asomo a la cabecera del valle del Ara, y me acuerdo la subida que hicimos por el Corredor Ledormeur


19:45 Tras media hora desde el glaciar, alcanzo la cumbre. Han sido 2h45 desde Baysellance. Más de 7h30 desde que salí por la mañana, unos 1900m. de desnivel. Está claro que no he seguido un recorrido lógico, pero me da igual, me siento a descansar y disfrutar de otro vivac de los deseados. Me invade una sensación de felicidad y satisfacción, no pensaba venir al Vignemale cuando salí de casa, pero era un pico marcado en rojo y que de forma casi inesperada, logro "fichar".  Toda la cima para mí, puedo elegir la mejor corraleta de piedras, pero como no  hace aire no me molesto en levantarla un poco más. Parece que será una noche tranquila.


Últimos metros para llegar a cima.


La calima desluce pero aún queda belleza, muy difícil de fotografiar...


¿He dicho que había calima? Hacia el norte, valle de Gaube.

Hacia Oulettes

Hacia el cercano Petit Vignemale donde la calima no lo estropea...
Parte del recorrido realizado y la cima del Labas.

Hacia el macizo de Ordena, con Marboré presidiendo el fondo...


Zoom Marboré - Taillon

Hacia La Facha y Balaitous



Ceno con calma, y disfruto de las últimas luces, hoy no ha sido un atardecer espectacular, pero estoy contento de estar aquí arriba y poder disfrutar de estos momentos. Con el cansancio, tardo poco a dormirme, pero luego, ya tendré tiempo de hacer fotos, primero con un ratón que quiso disfrutar de mis migas y saltar por los plásticos ruidosos que he transportado con la comida...  y luego más tarde, con la salida de la luna, un auténtico foco apuntando a la cara,  También disfruto de muchas fugaces y de la vía Láctea.




Atardecer hacia el Midi, Gran Facha, Frondellas bajo el sol y Balaitous.

No me molesto en levantar los muros del vivac.


No tardaré en coger el sueño.
A la 1:00 oigo a un ratón merodear por mi cabeza y alrededores, lo espero un rato a oscuras, y consigo capturarlo con el flash..
Aprovecho que me he despertado para hacer fotos. Un cielo espectacular.

Hacia Francia.

A la 1:30 sale la luna, primero naranja, pero luego con mucha luz a pesar de estar menguante. Lástima no llevar el zoom.

Por la mañana, hace fresco, 6ºC, ...y pensar que en media España están en medio de una ola de calor y yo tan contento con guantes y gorro viendo amanecer... De nuevo, la calima desluce bastante la cosa, pero disfruto desayunando al sol. Antes de empezar a recoger incluso ya veo a los primeros que suben para aquí, me los cruzaré en la trepada.






Salida corredores Y y Gaube.

Hacia España, de Taillón al Otal.

Al Oeste, con Peña Nevera en primer término.

Facha, Frondiellas y Balaitous.
Al fondo Otal y Tendeñera, otras cumbres muy buenas para vivaquear.

Ya suben los primeros por el glaciar.

A las 8:15, después de recoger todo, me pongo en actividad. Al ver a la gente subir, y preocupado por lo largo de mi recorrido de vuelta, se me olvida ir a visitar la Cueva Paradis, una de las cuevas que mandó construir Russell en su particular idilio con esta montaña. Está debajo de la cumbre. Cuando por la tarde estuvo el cielo raro mientras descansaba en Baysellance, lo barajé como una posible escapatoria si se ponía feo, pero por la tarde me dije que para el día siguiente... y al final se me pasó!

Desciendo por donde subí la tarde anterior, a la derecha del arco de arriba y luego a la izquierda de la chimenea más evidente. En la terraza intermedia me cruzo con un francés solitario que sube el primero, después ya veo la gente un poco atascada en la chimenea, yo desciendo por la izquierda. Me pareció más fácil que por donde estaban ellos, pero es menos evidente. En general, la bajada me pareció el típico terreno fácil pero muy expuesto, me sorprende que no esté más marcado el camino y que no haya una linea de rápeles. A mi en frío, me costó entonarme al principio. 

Inicio el descenso.

Terreno sencillo pero poco evidente.


Los primeros ya salen de la canal.

Bonitos pliegues.

En el paso clave del 1º resalte.
 Una vez en el glaciar, desciendo sin problemas, de nuevo me pongo los crampones, por seguridad, pero no son imprescindibles, pero pienso que iré más relajado y descansado con ellos puestos , y ya que los llevo... no me da pereza.

La calima ya presente desde bien temprano.

Yo subí y bajé el 1º resalte en esta vertical, a la derecha de la gente.





Llegando al refugio, está el helicóptero haciendo porteos.



En algo mas de una hora desde el glaciar llego a Bayselance, (menos de 2h desde la cima). Descanso un rato y bebo agua. Ahora me queda el regreso sencillo pero con mucha distancia por delante. Me encamino hacia la Horquette de Ossue, y desciendo hacia Oulettes, para un poco antes, desviarme a la derecha por el Col de Arraillé. No sin antes, disfrutar de las magníficas vistas de la cara norte del Vignemale, uno de los rincones más bello de los Pirineos. La subida al Col de Arraillé se me hace llevadera, y eso que parecia un pedregal incómodo. Sin embargo, la bajada, lo recordaba como mejor camino, me resultó muy pestosa. Se me hizo largo hasta llegar al cruce de camino por el qeu subí el día anterior. Después la bajada es más llevadera. Llegar al lago de Estom es un delicia con esos colores tan bonitos. A partir de allí, empieza a hacer mucho calor y hay mucha gente por la senda. Un merecido baño a mis pies en el río ponen fin a esta jornada.




Arranco tras la pausa hacia la Horquette.

Adios Baysellance.

¿Qué fue de la ruta de los seracs en verano?

La impresionante cara norte del Vignemale. En el enlace una cordada de mortales contando su experiencia. En este otro enlace, Oscar Sanmartin, atleta del Osso Team hace una barbaridad, desde Bujaruelo, en el día y la escalada en solitario.

Una de las imágenes glaciares más impresionantes de los Pirineos.

La senda desciende con el lac de Gaube al fondo. 

Diviso Oulettes a poco más de 40' más abajo.

Me despido de estas vistas...

Y emprendo el corto ascenso hasta el Col de Arraillé. Mejor camino de lo que parece. 

Esta bajada se me hará muy pesada...


Se observa el sendero por donde subí el día anterior al valle de Labas, bien tieso...

El camino que parece atajo, al final, es la senda que sube al valle de Labas.

Ya por terreno más cómodo veo el Lac de Estom.


La playa donde dormí hace dos noches.

Paso rápido por el refugio de Estom y empieza la muchedumbre.

Casi 7 horas después de salir de la cumbre, que ganas de llegar a la Fruitiere!!

Merecido baño. 


De Baysellance a la Horquette me llevó unos 20', luego bajar al cruce otros 40', una hora desde el refugio. y 20' más la subida para alcanzar el Col de Arraillé, la última subida destacable del día. Ya solo me quedaba bajar. 1h45 hasta el Lago de Estom, y 1h20 hasta la Fruitiere y el coche. De la cima al coche 7 horas incluyendo paradas.

Me vuelvo para casa tan contento después de estos 2500 metros de desnivel negativos y unos 17km de distancia. Cruzar a Francia siempre es un placer...

Aubisque

Esta carretera es impresionante...


4 comentarios:

Eduardo Pardo dijo...

Hola David.

Veo que me dejaste por una guapa! :). Espectacular sin duda todo el recorrido, sobre la marcha, es lo bueno de ser un buen conocedor de los pirineos y con esa pizca de suerte con la meteorología, que no es fácil que salgan tres días buenos.

Un saludo

Hoy costra, mañana pus dijo...

Hola David¡

Vaya calcetinada guapa te pegaste, y que imágenes más chulas¡¡

Salud¡

Fer

David dijo...

Hola Eduardo! Sí, la tentación de ir a Francia me pudo! La calima no dejo otra que improvisar...

Hola Fernando! Las fotos no salieron muy allá, pero siempre esta bien recorrer esos paisajes. Y sí, calcetinada salió, eso pasa por no ir por el camino más directo...

José A dijo...

¡Magnífico!