Páginas vistas en total

martes, 30 de abril de 2019

Soum de Salettes con esquís desde Piau Engaly.

Domingo 28 de abril de 2019

Soum de Salettes con esquís desde Piau Engaly.

Sigo con las entradas retrasadas...

Para hoy retomo la idea pensaba para el día anterior que aborté por la meteo, además hoy tengo compañía, quedo con Ángel y se apunta un joven del CAS, Martín de Puyarruego...

La idea es subir al Soum de Salettes, yo he subido ya un par de veces, Ángel no ha subido con esquís y Martín es su primera vez, pero en esta ocasión haremos algo inédito, subir hasta la cima con esquís gracias a las nevadas recientes.


Descendiendo de la cumbre. Foto © Ángel Moraga.

Llegamos a Piau y vemos coches en el parking, pero nada desorbitado. Arrancamos a las 9 con porteo mínimo, casi esquís desde el coche, la nieve empieza en el primer remonte..
Por contra, aunque el día lo dan muy bueno, hay una niebla baja que nos baja la temperatura y limita la visión, a cambio nos deja bellas imágenes.

Seguimos por la pista, ya que al otro lado del río, la nieve escasea. A la altura del puente, dejamos la pista de la estación y cambiamos de margen fluvial. Allí decidimos ir por abajo en lugar de subir al Lenguo de Capo.
En el llaneo pasamos por alguna zna justa de nieve que en unos días será hierba, pero hoy podemos pasar sin problemas y sin descalzarnos. Trazamos por debajo hasta pasar la vertical del valle, para luego subir a un llano y de allí entrar al valle. 



Salimos con frío y entre nieblas...
Avanzamos por las pistas de la estación muy bien innivada todavía.

Pero pronto la niebla se queda abajo... Foto © Ángel Moraga.





Hacia la Hourquette de Chermentas. A tramos aparece la hierba pero sin molestar.

Las nieblas se quedan abajo.

Foto © Ángel Moraga.


Una vez alcanzamos el centro del valle, cruzamos una imponente avalancha provocada por las altas temperaturas y las nevadas del viernes. Deducimos que ha tenido que ir lenta, pero alucinamos la fuerza que tiene en su progresión, la de kilos de agua que ha movido, haciendo una pequeña morrena y un frente de más de tres metros de alto y unos 8 metros de ancho.. Ángel incluso se sube encima para luego, bajar a las "bravas"...



Vamos hacia el centro del valle con el collado al fondo.





Parece pisado por una maquina pisanieves.

Ángel se sube al frente del alud...

Ángel me fotografía desde arriba.
¿A qué no hay huevos de bajar por ahí...?



No sabes lo "maño" que puedo ser...




Se lo propuso y lo consiguió...


Encaramos los últimos metros hacia el collado donde la cosa se pone más dura, sobre todo por el calor. En el collado sopla una refrescante brisa, que hará que la nieve de arriba no transforme. Allí una pareja de franceses dejan sus esquís y suben andando, nosotros rodeamos el primer tramo rocoso y seguimos con esquís. Terminando el primer tercio de la pala final, entramos a un terreno con la nieve muy dura, mis compañeros se ponen cuchillas y yo que las he dejado en el coche paso a crampones, pero aunque después voy buscando las piedras para no hundirme en la nieve, termino volviendo a calzarme los esquís y afrontando el último tramo final, que en lugar de hacerlo por donde siempre, lo hacemos más a la izquierda.... el tramo es tieso, irregular por los sastrugis formados por el viento, pero Ángel fuerza la huella y nos abre paso hasta la cumbre. Han sido poco más de 3 horas de ascensión. Las vistas son de primera, el descenso no lo será tanto....









Salvo este primer tramo pelado, que se rodea por la derecha, se puede subir todo con esquís.

Foto © Ángel Moraga.


Vamos subiendo al principio por la derecha para luego pasar a la izquierda de la pala. Foto © Ángel Moraga.

En este tramo hacian falta cuchillas y yo puse crampones.

Campbiell al fondo. Foto © Ángel Moraga.
Tras un tramo con crampones, luego volví a calzar. Foto © Ángel Moraga.

A por ese muro vamos...

Menudos ventisqueros sastrugis...


Apurando en el muro final. Muy tieso. Foto © Ángel Moraga.



Últimos metros a cima, bien tiesos también.

Llegando a la cumbre. Vignemale encima de Martín. Foto © Ángel Moraga.


Aunque no lo parezca, bajamos sin descalzarnos y sin rayar esquís. Aunque no fue un gran descenso.
Vistas al Oeste.

Vistas al Este. Foto © Ángel Moraga.


Vistas al Sur. Astazus, Swan, Col Añisclo, Perdido y Cilindro.


Zoom a las cumbres de Ordesa. De Punta de las Olas a los Gabietos.


12:30 Iniciamos el descenso. En la bajada, afrontamos el primer tramo, tras bajar el muro cimero, nos enfrentamos a los sastrugis que lo hacen verdaderamente difícil, bajamos como podemos, incluso con vuelta María al valle, luego sobre nieve dura llegamos al collado. Allí dudamos si poner pieles y subir al Lenquo de Capo, pero me da pereza, y nos tiramos por el valle menos trillado de huellas (la mayoría de la gente subió al Lenquo de Capo).


Foto © Ángel Moraga.


Martín al ataque.  Foto © Ángel Moraga.

Foto © Ángel Moraga.

Con vuelta María tras bajar del muro para superar los sastrugis. Foto © Ángel Moraga.




Terminada la pala desde el collado.




En el valle ha transformado incluso demasiado, es una olla de calor, con nieve profunda aún deja hacer... por debajo del alud encontramos nieve más agradecida, menos profunda que nos hace gozar un poco y terminamos con un poco de remada...







  
Nieve profunda que no es problema para Martín.



Ángel girando a alta velocidad...


Añadir leyenda


De vuelta al parking, no durará mucho la nieve por aquí abajo...

Zoom desde el coche. Impresiona el muro vertical por el que hemos bajado. Foto de Ángel.

Porteo mínimo al coche.

Tras una hora larga de descenso, nos vamos satisfechos a celebrarlo a Parzan.


Mapa francés.



Hicimos el recorrido en rojo.



* Soum de Salettes con esquís en marzo de 2012