martes, 20 de mayo de 2014

Cueva de la Leze, un barranco bajo tierra.

Sábado 17 Mayo de 2014 

Barranco-Cueva de la Leze.

Retraso la despedida de la temporada de esquí unos días y marcho con Ruben y Marta en busca de nuevos territorios para disfrutar. Nos desplazamos por encima de la Sierra de Urbasa, nada más entrar a la provincia de Vitoria, cerca la pequeña localidad de Eguino (Zona de Escalada de Eguino (Pequeña escuela, unas 100 vías, placa caliza. También hay vías de varios largos - alguna reseña y otra info),


En el interior de la Cueva de la Leze. 

El objetivo no es otro que recorrer esta curiosa combinación de Barranco-Cueva de la LezeSe trata de un recorrido singular, donde un río (el Artzanegui) atraviesa de norte a sur una montaña (La Sierra de Altzania). Con el paso de millones de años, el agua ha conseguido una salida para la Hoya de la Leze, abriendo un paso para escapar hacia el sur. El resultado es un espectacular recorrido, donde uno no tiene claro si es una barranco dentro de una cueva o una cueva con un barranco en su interior.

En cualquier caso se trata de una actividad del todo recomendable, por su belleza y singularidad. 



Hacía tiempo que había oído hablar de ella pero no se había terciado la ocasión, así que en cuanto Rubén me lo propuso, no lo dudé ni un instante, vamos para allá!!!

Con caudal normal no ofrece ningún punto delicado. Topo y acceso.

Al final he editado un pequeño video...






La cueva es visible de lejos (hasta desde la autovía).  La aproximación se realiza desde el parking y zona de descanso acondicionada (muy maja). Se trata de remontar la sierra de Altzaina, y pasar al otro lado con un descenso "a saco" por el bosque hasta la entra da de la cueva.
Croquis tomado del blog Barranquistas.

Siguiendo las indicaciones de los carteles, tomamos rumbo al Olano, hacia la visible tubería, y por un sendero "acondicionado" por una "barandilla quitamiedos" vamos ganando altura, cruzada la tubería, se llega a una zona de avellanos donde la senda se divide, una va directa hacia la visible brecha, nosotros tomamos el camino de la derecha, mas suave, y que tras unos zigzagueos (más de lo que parecía) termina por alcanzar el filo de la sierra, allí, por terreno algo impreciso, continuamos hasta un gran roble, punto por el cual, emprendemos el descenso, llaneando al principio, hasta cruzar una torrentera, por la que descendemos mas o menos directos, por terreno impreciso pero evidente, buscando lo más cómodo (tenemos suerte, esta seco, y no resbala como es costumbre). 


Seguimos el sendero más largo pero más cómodo.



Marta remonta al inicio de la senda por la "barandilla quitamiedos"

Hay varias opciones de bajar, pero vamos hasta el arbol del fondo.




Por un bosque muy bonito, llegamos a una pequeña explanada (lecho de una antigua carbonera), desde donde divisamos la cueva frente a nosotros. Se puede rapelar por la izquierda desde un tronco, pero seguimos hacia la derecha, entramos en el cauce del río, donde un poco escondida hay una instalación de rapel de paraboles. 


Precioso hayedo para la bajada.

Llegando a la Carbonera y a la Cueva.

Algunos han tomado otra ruta de acceso...

Nos equipamos, pero mientras voy a echar un pis, veo que más a la derecha hay otra opción de descenso; desde un árbol se puede rapelar e incluso destrepar con cuidado, aunque por seguridad, rapelamos.

Frente a la cueva, ciertamente buenas vibraciones, parece que la cosa promete, pero no eramos conscientes de cuánto. Una sucesión de pequeños rapeles, por los que vamos bajando sin complicaciones con un caudal medio-bajo, que no hace mas que darle ambiente.

Preciosa entrada. 

La hendidura invita a saciar la curiosidad.... 

Nosotros evitamos este rapel por la izquierda de la foto. 

Empieza la fiesta... 

Desde dentro. 



Conforme la oscuridad gana terreno, entras en un mundo nuevo de sensaciones, nunca he hecho ningún barranco nocturno ni una cueva con tanta agua, pero nos ha dejado un mas que grato sabor. 

Cantidad de rapeles, pero muy cómodos.

Rubén llegando al primer sifón, por arriba o por abajo...?

En muchos rápeles hay pasamanos equipados para llegar a las cabeceras de los rapeles. En el primer "sifón" que marcan las reseñas vemos que no es necesario evitarlo, que se pasa bien por abajo.

Seguimos en un continuo disfrute. A pesar de que vimos a mucha gente, no nos molestó para nada, al revés, da cierta "tranquilidad" saber que hay mas gente (en una cueva, cualquier accidente puede ser mas que un serio "marrón") y mola ver las lucecitas por delante iluminando a lo lejos.

Por abajo se pasaba bien. La cuerda es por si se evita por arriba.

A ratos mucha corriente de aire

Escenas casi mágicas...







Tras un giro pronunciado, recordamos la reseña, ostras... no queda mucho, y así fue, tras unos rapeles más, lo que creíamos ver como los potentes frontales del grupo de delante, no es otra cosa que la luz del exterior que ya entra.



Nuestro autoretrato








la luz del exterior ya llega....

Preciosos juegos de luces que disfrutamos con calma cuando vemos lo poco que nos queda.









Ruben a la salida de la cueva


Se acaba la cueva, pero aún queda un poco de barranco; quedan dos rapeles más y el paso del mini sifón del final, que en estas condiciones, no ofrece ninguna complicación (como pasar una corchera de las piscinas). Con mucho caudal, es posible evitarlo por encima.

Se acaba la cueva, pero aún queda un poco de barranco

Tras este rapel, el mini sifón.

Ruben se prepara para el mini sifón.

Últimos destrepes.

Se acabó.... :-(


Esto se acaba, sabe a poco, y dan ganas hasta de repetirlo, nos ha encantado. El balance esfuerzo/placer sale del todo positivo, y ya estando guardando fecha para volver.

Destacar el buen rollo entre todo el mundo por la zona, senderistas, escaladores, espeleolocos, ...

Después de está, ya estamos pensando que la siguiente de este estilo tiene que ser la famosa "Sil de las Perlas" en Valporquero.




5 comentarios:

carlosaugustolte dijo...

Guapo guapo, David.
Si repites y no tienes con quién, ya sabes...
En cambio, el de Valporquero, y semejantes estrecheces, casi que de momento no. :)

JonyMao dijo...

Muy buena actividad.
El año pasado la hicieron unos amigos y ya le tengo ganas, ya.
Saludos

Juan korkuerika dijo...

Muy buena!!! Otra perspectiva de Egino jjjjj Hasta la vista alpinistaaa

Ignacio dijo...

Precioso lugar, si!!!

David Serrano dijo...

Gracias por los comentarios, lo cierto es que disfrutamos mucho!!!

No sé que ha pasado con el vídeo que no aparecía, parece que ya esta arreglado!!