Páginas vistas en total

domingo, 29 de septiembre de 2019

Morata de Jalón: Regreso a la roca.

22 de septiembre de 2019

Morata de Jalón: Regreso a la roca.

Tras muchos años sin calzarme unos pies de gato, se tercia casi de forma improvisada, una visita a Morata una mañana que el tiempo no invita a subir al Pirineo.

Allá que me lleva Beto y un amigo a ver qué era eso de escalar en roca. De mi última escalada hace 5 años ya casi ni me acuerdo, fue en el Espolón elegante del Balaitous...en 2014 

Sensaciones raras, después de que durante muchos años Morata fuera un destino más que habitual, con muchas tardes entre semana, volver aun sitio que conoces bien y sin embargo encontrarlo muy cambiado... Muchas vías nuevas, mucha gente, incluso más que antes, y muchas caras desconocidas, cuando antes era raro no conocer a todo el mundo... el Jalón cogiendo sitio, un chiringuito furgo-bar junto al túnel... eso, todo muy diferente.




Nos vamos a un rincón al final del Alí, a por vías fáciles, allí empezamos con El regreso de los Dinosaurios, que nos viene bien para retomar gestos y hábitos ya casi olvidados. Nos peleamos con los IVº+ y Vº, que nos hacen una cura de humildad, y eso que no éramos ambiciosos... algunas vías me hacen bajarme y sacarlas de 2º, porque de 1º de cuerda la cabeza no está por colaborar...

Beto se estrena con confianza.

Cualquier agujero le sirve..
¿Y ésto cómo era?



No lo veo claro..





Pronto los antebrazos protesta un poco, y eso que estas vías están tumbadas y no tienen desplome, pero la falta de hábito y entrenamiento, se nota. Llegamos justos al "mínimo" de la media docena de vías, antes de volver a casa.

Buenas sensaciones, habrá que volver a por más...


domingo, 22 de septiembre de 2019

Cebollera, matinal corriendo por la sierra

3 de septiembre de 2019

Cebollera desde el primer refugio.ker.

Aprovechando un hueco matinal, me escapo a por otro clásico pico soriano. en esta ocasión, desde Molinos de Razón. saliendo del pueblo, y tras cruzar un punte, sale a mano derecha una pista que sigo en coche, terreno bueno al principio. Pasado una barrera canadiense se estropea un poco, y delo el coche a la altura del primer refugio, justo en el cruce con otra pista perpendicular.

Arranco tranquilo, el primer kilómetro es subida suave pero sin tregua, luego, pasado el 2º refugio, comienzan las zetas, pasadas las 3 primeras, se abre el desvío a la izquierda por donde discurre el camino a la Laguna,(mucha gente sube hasta aquí en coche). Pasado un primer tramo más suave y muy bonito, llegamos a la barrera, y allí empieza un tramo tieso, sobre todo al final, para llegar al desvío a la laguna, que nos queda a la izquierda. 

Se cruza el arroyo y en nada estamos en la Laguna de Cebollera. El día no acompaña mucho, hay nubes, pero sigo para arriba, hace frío que invita a correr y no parar mucho... no se me da mal, ya que mejor mis tiempos de subida. 

El retorno lo hago por el mismo camino. Salieron cerca de 2h de actividad.

Arranco del cruce previo a este primer refugio.
Pasado el cruce, llega un tramo muy guapo.

Puertas al campo.... para evitar que suban 4x4.

El terreno empieza a picar para arriba.

Cruzando hacia la laguna, cuya cuenca es evidente.

Laguna Cebollera.

aunque el día no esta bueno, sigo para arriba.

Por arriba la niebla es más densa...

Aún con todo llego hasta arriba.

Breves instantes hacia Los Pancrudos.

Bajando hacia la laguna.

el mar de piedras que cruza la pista.

Hacia las "zetas"













* Cebollera con esquís.
* Cebollera otoñal.

lunes, 9 de septiembre de 2019

Urbión corriendo.

3 de septiembre de 2019

Urbión desde el Búnker.

Aprovechando un hueco matinal, me escapo unas horas de la mañana a dar un paseo por Urbión. En esta ocasión hago un recorrido ya clásico con una pequeña ampliación al final. Desde Duruelo, subo hacia Castroviejo, y un km antes, me desvió a la derecha hacia el Bunker. Poco antes del Búnker, termina la pista, y dejo allí el coche. A partir de ahí sigo el sendero clásico hacia Urbión, marcado con los puntos kilométricos de la senda del Duero, pero sin marcas intermedias, aunque es bastante evidente salvo la salida.

El recorrido realizado, unos 10km y unos 600 metros de desnivel


Una vez alcanzado el bunker, se baja ligeramente hacia la derecha, hacia un puente, y luego se sigue una senda ya bastante marcada. Va subiendo suavemente por terrazas hasta casi ponernos paralelos al torrente que baja del nacimiento del Duero, y poco después lo cruza para conectar con las rutas que vienen del Oeste (De la pista de Covaleda y de la Laguna Negra). Sólo queda remontar el último tramo más tieso.


Estaba todo marcado para el "Desafío Urbión" que se celebraba ese fin de semana.


La cumbre vacía entre semana...


Desde la cumbre, bajo por el otro lado, y desciendo siguiendo el cordal, primero hacia las Peñas Blancas, luego desciendo hasta completar el circo, que se cierra en el Picacho del Camperón, y después alargo más de lo "normal", para subir al pico Tres Provincias, cuyo nombre hace honor al estar entre tierras de Soria, La Rioja y Burgos.


Del pico Urbión, hacia Peñas Claras y la Laguna, al fondo el Munalba, y a su derecha, más bajo, 3 Provincias.

Urbión desde Peñas Claras

Urbión desde el Camperón.

Picacho del Camperón.

En la cima del Tres Provincias, al fondo asoma la muela de Urbión.


El descenso, al principio no muy cómodo, se convierte en delicioso desde que llego al collado y baja directo hacia el Bunker, un tramo muy agradable de correr, además de ser cuesta abajo, el sendero es bueno, por terreno verde y es fácil cruzarse algún ciervo...

Urbión al fondo y picacho el Camperón a la izquierda.


Desciendo hacia el Bunker.

En total salieron 10,5 km, que me llevaron 1h25', 33'41" para la subida hasta Urbión, mejorando mi anterior registro.