Páginas vistas en total

lunes, 28 de agosto de 2017

Barrancos: Bitet Inferior e intento Soussoueou

Martes 22 de Agosto de 2017


Barranco Bitet inferior

Nos juntamos un buen grupete para barranquear. De una parte Beto, Nacho Sancho, Carlos y yo, y por otro lado con los amigos de las cuencas mineras turolenses, José Manuel "El tío Ros" y José "JHR" o "Polipastos", unos cachondos muy cañeros a los que tenía ganas de conocer en persona.

La propuesta es ambiciosa, Bitet y Soussoueou, y menos mal que nos subí los trastos para vivaquear en el Estremere como llegué a pensar inicialmente.

Beto y yo ya conocemos el barranco, lo hicimos hace unos cuantos años, pero el Bitet es un barranco del todo recomendable y merece sin duda repetirse incluso con más periodicidad.

Se trata de un barranco que tiene un poco de todo, muy bien decorado y que con caudal puede ser muy exigente,  con un caudal adecuado, como lo pillamos esta vez, es accesible y permite gozarlo. Aún así no es un barranco todos los públicos, exige físico y ser solvente con las maniobras de cuerdas.


Bitet: Primer rapel.


Nos lo tomamos con calma, y quizás nos llevó más tiempo del previsto.
A diferencia de la vez anterior, en esta ocasión hicimos todo el recorrido íntegramente por el barranco. En 2010 una tormenta tiró árboles, y había riesgo de caída de los mismos y muchos tramos impracticables por las ramas incrustadas en el cauce. Ahora, aunque permanecen los carteles, se puede ir por el río. Aún quedan muchos tramos de caos de ramas, pero no es muy difícil pasarlos, aunque se pierde tiempo y no aporta mucho. Un guía francés que pasó con clientes, prefirió ir por fuera. Es más rápido. Como no lo conocíamos por dentro, pues satisfechos, para otra vez...? dependerá del frío y el horario, se puede perdonar ese tramo.

10:35 Arrancamos desde abajo. Aproximación desde la carretera 25', luego vestirnos casi nos costó otro tanto...

11:30 Entramos al río con una caudal de 40, cerquita de la linea negra, pero yo lo encontré más bajo que la otra vez, aunque de medidor la otra vez estaba en 38.


Nos lo tomamos con calma para vestirnos y entrar.

Caudal: 40

Esta vez entramos saltando a la poza desde arriba, y luego rapelando el supertobogán cuya poza de recepción está ahora colmatada y no es posible hacerlo.



Primer salto para entrar en acción. Ojo que con caudal te puede sacar de la poza.



Primer rapel visto desde arriba. Ahora no se puede hacer el tobogán.


Antes el tobogán era factible, pero la otra vez no tuvimos los "huevos " necesarios para hacer esto...









2º rapel, roza mucho para recuperar cuerdas si no rapelas del final del pasamanos.

Esta vez el caudal permitía rapelar desde el primer anclaje.

Recuperando la cuerda en el 3º rapel.





Luego siguen una serie de cortos rápeles hasta llegar al rapel que puede ser más problemático, en el que se otras veces hay pasamanos montado, y esta vez estaba limpio. Perdimos algo de tiempo en su instalación, pero con el caudal de ese día se podía bajar directamente desde la primera instalación. 


Cabecera del rapel delicado. Los químicos castigados...


Pasamanos para evitar rapelar por el activo de la cascada. LLevar una "pedaleta" nos puede ayudar a soltar la línea de vida.



Con este caudal, se podía haber bajado desde la cabecera, y nos hubiéramos ahorrado mucho tiempo.



En la poza, hay mucha corriente, hasta olas.


Después viene el tramo de troncos empotrados o sendero, al gusto, y después el plato fuerte del barranco, o al menos, el tramo que a mí mas me gusta, cuando se engorga en un profundo desfiladero.

1
Ante de entrar al tramo de troncos caídos.


Esta vez hicimos el tramo de troncos empotrados, la alternativa rápida es ir por el sendero y volver al cauce.





Tramo de troncos empotrados, no tan incómodo de como pueda parecer.




4:20 Llegamos al pasamanos, por delante los franceses y el grupo de Madrid con el que coincidimos. Gracias a que el tío Ros había leído que con caudal bajo se puede rapelar casi directamente desde el inicio del pasamanos, accedimos de forma directa al pasillo, haciendo uno de los rápeles más bonitos de nuestra vida, la imagen es magnífica, la tendremos durante mucho tiempo en la retina. Tras el gran rapel aún pasamos el tramo oscuro medio cueva que es muy chulo también.

Concentración de gente en la cabecera del pasamanos...


Los madrileños desde el rapel clásico.



Esta vez el Tío Ros nos propone entrar desde el propio pasamanos.


Este  acceso con caudal bajo es todo un bombazo, gran acierto!




Este rapel es glorioso, para recordar...




Breve vídeo resumen del barranco y su momento espectacular en el rapel largo...







Tramo semi cueva ...




15:10 Después aún quedan unos cuantos rápeles hasta finalizar, casi se me hizo largo este tramo. Y por si faltaba emoción, una de las cuerdas se terminó de fastidiar, haciendo que algún rapel mirásemos la cuerda pidiendo "Aguanta...!!!"





Nos damos cuenta de que la cuerda está "tocada"... habrá que ir con cuidado..









Último salto

Así terminó la cuerda, hubo que cortarla.
16:30 Llegamos a los coches satisfechos del descenso.

Merendamos algo y aunque es tarde, mantenemos el plan de ir a por el Soussoueou. La entrada es evidente camino a España, pero de bajada es fácil que nos pase inadvertida y que además, no tengamos espacio para hacer la maniobra.

Entramos en coche toda la pista hasta el Puente Goua. Nos preparamos y tiramos para arriba.







17:50 En la aproximación, vemos el cartel indicador de la senda por las Cornisas de Alhas, que yo no conocía, peor me apunto para otro día...  Al principio la senda es tranquila, pero enseguida empieza a ganar desnivel y pica para arriba.

18:10 Llegamos al desvío y a la presa. En el camino hemos visto marcas que no sabíamos de qué podía ser, pero ahora lo confirmamos, han subido con una excavadora grúa oruga. Para flipar por dónde son capaces de pasar esos vehículos.






El caudal nos mosquea un poco, en teoría, por las obras de la presa, el barranco había estado prohibido hasta ayer, pero vemos que no han terminado, aunque no vemos que haya cambiado la normativa. 

18:30 Es hora de entrar y empiezan las dudas, es tarde, poca luz, agua fría y caudal bastante alegre (aunque no podemos valorar porque es nuestra primera vez para todos). Mis dudas terminan de decidir a Carlos que dice que se retira, enseguida me sumo, mi rodilla protesta por un golpe en el Bitet. Jose y Nacho Sancho tampoco lo ven claro, con lo que el equipo se reduce a los dos valientes de Beto y Tío Ros. Nos quedamos viendo como entran y luego retornamos por el mismo camino. 















Ya les vimos que no lo iban a tener fácil, varios saltos obligados y toboganes con las recepciones colmatadas difíciles de controlar. En un paso el tío Ros se queda enganchado al encajarse la pierna. La fuerza del agua le empuja pero no puede soltarse. Cuando consigue liberarse de la mochila, tras esfuerzo se suelta y deciden que han tenido suficiente por hoy, escapan por donde pueden y abortan el descenso.

Nada, ya vendremos otro día por la mañana y lo disfrutamos con luz y descansados.