viernes, 23 de mayo de 2014

Cueva Basaura en la Sierra de Urbasa

Domingo 18 Mayo de 2014 

Cueva de Basaura  (Urbasa).

Tras el éxito del día anterior en la Cueva de La Leze, Ruben, Marta y yo decidimos quedarnos por la zona, y después de deshojar la margarita y descartar algún que otro barranco, decidimos ir a una cueva clásica, interesante y cómoda, la cueva Basaura en las inmediaciones de la Sierra de Urbasa (preciosos hayedos, por cierto), en el término de Barindano, Sierra de Lókiz, muy cerquita del nacimiento del Urrederra, a cuyas aguas tributa el agua que recorre las galerías inferiores de esta cueva y que resurge un poco más abajo por el por el manantial de Itxaso.


Cueva Basaura: Detalle en el Tubo  Trujillo


Teníamos duda si habría restricciones por la colonia de murciélagos que habita en su interior, pero no había cartel y pudimos pasar.

Aparcamos junto al Manantial, y vamos andando hasta la cueva, (10'). Seguir la pista, y en un punto tomar el sendero que sale a la derecha, hacia el cauce y remontarlo. Para Rubén y Marta esta es su tercera visita, así que me guían (un lujo, ya que a casi todas las cuevas que he ido, ninguno las conocíamos anteriormente).

Para el Acceso a la cueva Basaura, he encontrado esta descripción a modo de mapa.

Se trata de una cueva bastante cómoda de visitar (de las más cómodas que he visitado yo, a pesar de una pequeña arrastrada), de galerías amplias, planas en su mayoría, y que alcanza hasta 8km de recorrido. Pero que exige mojarse, al menos un poco para ver la mitad (que es lo que hicimos nosotros) o mojarse mucho para ver más (no pasamos de la Sala de los Gourgs, y la galería IPV estaba bien cargadita de agua, por lo que no pudimos llegar al Lago de Itxaso).

Fue santuario y hanitada por hombres prehistóricos. También los osos la usaron como morada. Excavada en calcarenitas y calizas del Cretácico Superior, se trata de una cueva fósil, que puede llegar a funcionar como trop-plein (desagüe-rebosadero) del manantial de Itxaso, como ocurrió en Mayo de 2007. Vídeo del Grupo Espeleológico Satorrak-Pamplona:





 La cueva se desarrolla en tres niveles, un piso superior inactivo, un segundo piso que es por el que entramos, normalmente seco, y un piso inferior que es por donde se desarrolla casi media cueva, normalmente inundado que se conecta con el segundo piso en varios puntos que exigen mojarse.


Desde su impresionante boca de acceso, comenzamos en un agradable paseo.

La boca de acceso, 6x8m.

Boca de acceso desde el interior.

La primera parte se desarrolla por una cómoda y amplia galería. Y tan a gusto vamos que nos debemos pasar por alto la subida que conecta a la Galería de las Pinturas, pero nos da igual, llegamos hasta la Sala de Blas, en cuyo lateral, hacia la derecha, se encuentra el Pozo que conecta con el piso inferior, por donde se oye el agua... como no hemos traído equipo de cuerdas, no bajamos.

Cómoda y amplia galería

P-15 que  conecta con el manantial.

Volvemos a la Sala Blas y continuamos, remontamos unos bloques y llegamos al Paso Peñalver, un tramo que va perdiendo altura hasta tener que arrastrarse durante unos 30 metros, pero sin agobios, laminador ancho.

Paso Peñalver

Hay que arrastrarse un poco....

Salimos a terreno más cómodo, y en bajada, llegamos a una nueva sala, Sala del Lobo, donde, nos cruzamos con otros tres espeleólogos que ya vuelven de su visita por la cueva (es la primera vez que me encuentro gente en una cueva). Dejamos a mano izquierda un hueco (que exploramos a la vuelta, yque no tiene interés) y seguimos por la derecha, hasta llegar al paso de los Cocodrilos, donde nos toca mojarnos los pies y agachar un poco el riñón.

Avanzamos por terrenos mas altos, con algún que otro caos, por bonitos pasillos, indicados con flechas (casi en exceso) marcando el camino.










Después de mojarnos, continuamos hasta una nueva bifurcación, dejamos una rampa ascendente para luego, y proseguimos por un bonito conducto, que nos conduce a una nueva bifurcación en una gran sala,  de esta sala indicada con flechas, tenemos a la derecha la galería IPV hacia el Lago Itxaso y a la izquierda hacia el sifón.

Primero bajamos hacia la Galería IPV, por donde corre una buena corriente de agua.


Izquierda, Rampa ascendente que dejamos para luego.

Seguimos por el conducto. luego

Salida del conducto.

 Galería IPV con agua, exige mojarse bien para continuar.

Aguas cristalinas...

 Abandonamos la Galería IPV y exploramos el otro ramal hacia donde esta marcado el sifón. Cuando llegamos vemos que en la bifurcación también hay agua antes de llegar, dudamos, pero en un segundo intento continuamos hasta el sifón, por donde ya no se puede continuar.

Bifurcación inundada hacia el sifón. Se sigue a la izquierda.

 Llegamos al Sifón

 De nuevo retrocedemos, llegamos al cruce con la Galería IPV y por el pasillo de conducto, retrocedemos hasta volver a la Sala Atea, desde donde sale el ramal que conduce a la Galería de los Gours, por donde se extiende la cavidad de forma mas extensa y con mas formaciones.


Basaura no es una cavidad con muchas concrecciones.

 LLegamos a los Gours.



Pocas formaciones, pero alguna hay....




Pero aunque los primeros gours están secos, el último, es el clave, y nos tocará mojarnos casi hasta el pecho, y si luego queremos continuar, supondría mojarnos de verdad y pasar frío hasta la salida. Dudamos, pero la comodidad gana, ya volveremos otro día mentalizados y preparados...

los primeros gours están secos



Gourg con agua muy profunda... luego sigue seco, pero da frío y pereza cruzar...


Nos encaminamos hacia la salida, pasamos por el tubo Trujillo, que resulta super foto génico, y nos entretenemos un poco disfrutando y haciendo fotos antes del último ramal que visitaremos. 

Pasamos de vuelta por el tubo Trujillo


Probamos por la última galería que nos hemos dejado, un ramal ascendente al pie de una impresionante cortina, hacia donde se sube fácil, pero la bajada resulta expuesta, y no hemos traído una cuerda para asegurar a la bajada, por prudencia, aunque Rubén pasa, preferimos dejarlo para otro día, un accidente en una cueva es algo serio, y más teniendo que vovler por el estrecho laminador a rastras...



La cortina

Al pie de la impresionante cortina


Ruben pasa, pero preferimos no seguir.

Por prudencia, no hacemos el paso, demasiado expuesto.



De camino a la salida, les retengo un poco y jugamos a hacer fotos...





Cueva Basaura: Conductos fotogénicos





Regresamos por el laminador

Ya estamos fuera

Han sido cuatro horas de disfrute. Una cueva muy disfrutona, sin muchas formaciones pero muy interesante y con bastante recorrido. Igual en un período de estiaje se puede ver algo más sin mojarse demasiado...


Topo de la Cueva.


Topo de la Cueva Basaura.

Mas información y descripciones de la cueva que he visto por internet:

- Reseña de Espeleogel
- Catálogo Espeleológico de Navarra. En formato pdf a través de Issuu.com, a partir de la página 90 del libro.  La segunda parte aquí-  
- Reseña de Espelobloc, donde incluyen vinculados los vídeos del buceo del sifón terminal por gente del grupo Triton
- Reseña del Komando Kroketa

4 comentarios:

JonyMao dijo...

Otra muy interesante, David.
Me la apunto porque se ve asequible y tengo unos amigos que les va a molar.
Saludos

Abel dijo...

Como te gusta hacer fotiquis chulas ehh!!!...Haber si hacemos un barranquico o algo David que hace que no nos vemos un siglooo!! Abrazos.

Anónimo dijo...

¡Qué buenas fotos David! En esta cueva rayé por primera vez la G11, me quedó un poco de arena entre la lente y la cortinilla que protege y al apagar la cámara y cerrarse, me rayó el cristal, bueno, no es cristal, es plástico...¿Qué cámara te pillaste al final? Te han quedado muy nítidas las fotos y sobre todo muy bien iluminadas..¿están hechas con trípode? Un saludo. Josean.
https://www.flickr.com/photos/jaecheve/

David Serrano dijo...

Hola Josean!! Al final me pillé la Panasonic FT5, y estoy contento con los resultados, aunque le doy una suspenso en ergonomía, los botones y sus colocación horrible...
De iluminación, estrené y nuevo frontal de 3000 lumens, al que me costó pillar el punto con el ajuste de blancos (por eso las primeras fotos salen amarillas).

De regreso, sí que le dedicamos tiempo a las fotos, y saqué el trípode, pero sólo las últimas fotos, y en esas ya sólo iluminadas con frontales normales (el grande se cepilló la batería).
Gracias por tu comentario, los valoro mucho viniendo de tí!