Páginas vistas en total

miércoles, 3 de abril de 2019

Senderismo espeleológico: Del Sabinar de Calatañazor a la Fuentona

Domingo 31 de marzo de 2019

"Senderismo espeleológico" desde el Sabinar de Calatañazor a la Fuentona pasando por la sima de Simancos.

Mientras los esquiadores sorianos pensaban que ese día terminaban la temporada de esquí, (nada más lejos de la realidad con la nevada posterior, en breve en el blog) yo más perezoso a la hora de madrugar, en esta ocasión salgo a andar-correr en busca de tres cavidades que me gustaría visitar en algún momento. Por eso lo del "senderismo espeleológico", aunque de lógico tuvo poco, ya que lo inicié algo alejado de mis objetivos principales... en el Sabinar de Calatañazor.


Sima de los Murcielaguillos.

Hice un recorrido circular de cerca de 18km, sin mucho desnivel, poco más de 300 metros, pero por terrenos, a veces, no muy buenos para correr , y otros por pistas llevaderas.


Parto del famoso Sabinar de Calatañazor. El sabinar es un sitio muy guapo, que transmite mucha paz, para andar sin prisas por su interior. Salgo tranquilo y lo recorro longitudinalmente hacia su extremo Este. Cuando se termina, llegamos a un cercado, con un paso que permite salir fuera, a la finca que limita el sabinar. Por su orilla, voy recorriendo a coger una pista que viene de  la carretera por el Sur. Una vez bajo el desnivel, alcanzo la pista próxima a su fin, y entro en un bonito y estrecho vallecillo rocoso. Recorro el meandro que forma sin molestar a un buitre que está incubando a su polluelo, y salgo remontando una cascada seca que cierra y pone fin al vallecillo. Puede merecer la pena llegar hasta este punto y volver por el mismo camino para hacer una breve excursión desde el Sabinar.


El casi bucle es de cunado estuve buscando las simas.

Arranco a correr por medio del idílico sabinar.

Años de vida vegetales...

Me encantan los bosques de sabina.

Al salir del sabinar, se llega a una finca que bordeo por la izquierda y me dirijo al fondo del valle que se intuye.

Al terminar la pista, continua una senda que recorre el estrecho vallecillo.



Buitre incubando a su polluelo

Por el fondo también podría haber subido para conectar la ruta pero quise ver el final de este vallecillo.

Al final del cañón, una seca cascada permite salir del mismo.

Terminado el cañón, remonto por terreno abrupto el cauce fluvial del mismo, para en seguida, encontrar una subida a mano izquierda (Oeste), que me permite subir al alto de la paramera. Se nota que es un terreno muy poco transitado... mientras subo hacia el collado que me permite alcanzar la meseta plana superior, observo una pequeña cavidad que me llama la atención de lejos, pero luego no parece nada de interés. En el collado, alcanzo el terreno de fincas cultivadas, y junto a una sabina, veo los restos de plumas de una pobre lechuza que parece no corrió buena suerte... sigo por las pistas por pura intuición, hasta cortar la carretera local que comunica con Cabrejas, después sigo por la pista hasta que vuelvo a estar a punto de bajar al nuevo cauce fluvial.


Remonto el cauce por terreno impreciso y poco transitado...
Subiendo al collado un abrigo llama mi curiosidad..

Parecía más

Corre aire, pero hay muhco trabajo de desobstrucción por delante...


Plumas de una lechuza llegando al collado.

Alcanzo la paramera cultivada.

Tras cruzar la carretera, sigo la pista que creo más principal, llego a unas tainas/corrales donde se pierde el trazo, de nuevo tiro de intuición, primero rumbo norte y luego noroeste.  Seguido del tramo sin pista ni nada, lapiaz bajo arcillas, doy con otra pista mas, cruzo una taina en ruinas y llego al extremo de la dos pistas paralelas que recorren este tramo. 



Tras cruzar la carretera.

La taina en ruinas, con sus vigas de sabina en perfecto estado.

Después del final de la pista, se intuye una trocha que al final es más evidente que desciende al cauce del río. Bajo por la senda hasta el lecho fluvial, hoy seco, y doy a una encrucijada, con un cartel que marca a Cabrejas y otro a la cascada de la Fuentona. Así que me acerco aprovechando que no lleva agua y se puede pasar sin más dificultad que la vegetación pinchuda.


Bajando al cauce fluvial sin terreno claro pero evidente.



Me acerco a ver el salto.

Llegando a la cabecera de la cascada..

Desde arriba del Salto.

Los turistas se sorprenden de mi posición. Hace dos meses estuvo yo en su sitio...

La cascada desde abajo hace dos meses con agua.


Retorno por el cauce y llego al cruce de nuevo, empiezo a subir hacia Cabrejas, esta pista es más clara y en mejor estado, incluso transitable para coches. Al llegar a otra encrucijada, miro mapa y creo que estoy llegando a La Calera, dejo el ramal principal y empiezo a subir hacia la vaguada en busca de las simas. Tras observar en el terreno un par de dolinas evidentes desde abajo pero casi invisibles al nivel, la fortuna quiere que acierte a la primera y doy con la cueva de los Murcielaguillos.



Remonto la pista hacia Cabrejas

En la encrucijada, abandono la pista.



Después de dejar la pista principal, empiezo a subir por una vaguada, siguiendo la orientación que creo me llevará a las cavidades que busco... por suerte, empiezo a intuir unas dolinas a mi derecha, y en la segunda, doy con la Sima de los Murcielaguillos o SC 10. He tenido mucha fortuna, porque no tenía la ubicación concreta ni ningún track, ahora ya tengo una referencia....

Se trata de una pequeña cavidad de reducidas dimensiones y con pasos estrechos "La galería del agobio", nada más entrar ya veo de que palo va, llego hasta el resalte, pero sin linternas y sin trípode, la exploración para otro día. 
 Sima de los Murcielaguillos o SC 10

La boca vista desde abajo.

Primer paso de agacharse.
Al final de la rampa.

Dentro de la oquedad


Primer pasillo de reptar, hoy no es el día...


Después de dejar atrás la cueva de los Murcileaguillos me pongo a buscar el objetivo principal de mi excursión, la Sima de los Simancos. Sigo las indicaciones de Alto Duero, pero no atino, estoy dando vueltas y vueltas mirando por todos los sitios, más por intuición e interpretando el terreno que por las indicaciones. Después de mucho rato, por fin localizo la entrada de la Sima de los Simancos. Me ha costado casi media hora dar con ella, ya estaba a punto de tirar la toalla....  Lo cierto es que las tres cavidades están practicmente en linea recta.

Mientras buscaba la cueva... es lo que tiene mirar al suelo con detenimiento...
Por vin veo la priemra boca de la Sima de Simancos.







La instalacion del pozo de 18m. tiene dos parabolts.


Dudo si ir a buscar la sima de los Mosquitos, en teoría esta muy cerca, pero ya se me ha hecho mas tarde de lo previsto y creo que no tiene interés, pero como no me gusta dejar la faena a medias , sigo, y sin problemas doy con ella, realmente estaba muy cerca.


sima de los Mosquitos



Después de un vistazo rápido, emprendo la carrera de vuelta hacia casa, dirección a la Fuentona. De nuevo paso por la sima de Simancos, y doy con la pista que termina cerca de ella, la sigo hasta dar con el ramal principal, el cruce de caminos que tendré que localizar cuando venga a visitarla. 
Sima de los Simancos

Sigo la pista poco transitada que conecta con la principal.

Cruce de caminos indicado.



Ya por terreno conocido y cuesta abajo, acelero el ritmo y pongo la directa hacia la Fuentona. Sigo el PR que curza el bosque de sabinas, terreno muy guapo.  Llego a la Fuentona, es inevitable hacer unas fotos y sigo hasta el pueblo de Muriel de la Fuente, ya solo me quedan los dos km de carretera hasta el Sabinar d eCalatañazor.


Volviendo por el PR que cruza el sabinar.

Bajando hacia la Fuentona


La Fuentona, pero que guapo es este sitio.

Por el agiujero que se intuye comienza la cueva subterránea tan misteriosa, cota -100 y siguiendo sin terminar de explorar...




No hay comentarios: