Páginas vistas en total

viernes, 26 de marzo de 2021

Urbión, descenso cara norte con esquís.

Jueves 25 de marzo de 2021

Urbión, descenso cara norte con esquís


Tras día y medio de intenso curro, consigo recuperar mis mañanas de los jueves libres y me escapo de nuevo a Urbión. Dia espléndido, de los que hacen afición. 

Arranco del parking inferior de la Laguna Negra, creo que estos días es la mejor opción. Porteo de 35 minutos efectivos del coche a la nieve. Repito estrategia, zapatillas hasta el parking superior que escondo en unos  arbustos y subo la Portilla ya con botas. Una vez arriba, calzo esquís, y emprendo la subida en diagonal por la Laguna Helada hacia el cordal del Llanos de la Sierra y luego a Urbión. Unas dos horas, del coche a la cima.

En la cima coincido con un local que ha subido a pie y con José Beltrán, en una entretenida conversación sobre el sinsentido del parking a modo aeropuerto en medio del pinar y las diferentes alternativas que se podían haber hecho. Tras la tertulia, me uno a José, el auténtico crack de la sierra. Un asiduo e incansable que no deja de explorar  en busca de nuevos caminos. Gracias a él, conoceré, de su mano, la cara norte de Urbión. Un descenso que no conocía, esta genial seguir descubriendo nuevas opciones en la sierra.

Por la cara norte de Urbión.



Bajamos a pie unos metros hacia el Oeste, y luego nos calzamos, haciendo una diagonal hacia el Este par entrar a la cara norte. La entrada es el punto más tieso, con una diagonal entramos a la ladera, que presenta un magnífico estado. El sol no lleva mucho rato, pero está camino de nieve cremita, que deja hacer y disfrutar, sobre todo más abajo. Tras la primera pala más tiesa, la pendiente va suavizando. Luego hacemos una diagonal a la derecha del todo, para coger la lengua que permite descender al piso inferior. Si hay mas nieve, hay otras dos opciones más directas, en especial la del centro, pero hoy no hay nieve suficiente. Es un magnífico descenso de 400 metros de desnivel, una gozada para lo que hay por aquí. 

Ponemos focas y empezamos a subir dirección a la Laguna de Urbión, en diagonal, buscando esquivar piedras y enlazando con tramos sobre hierba. Llegando al nivel de la laguna, volvemos hacia la arista, apurando las líneas de nieve hasta que finalmente nos descalzamos, y subimos a pie por el filo hacia las rocas de la cima, donde justo antes aparecemos junto a una roca que vista de frente parece una esbelta aguja, pero que es ancha y esta perforada por el medio.  

Jueves entre semana, apenas dos coches en el parking, menos mal que lo cierran.

De camino, desde la carretera veo posibles líneas para otros inviernos.

Escondo zapatillas y pongo botas.

Tranquilidad total en la laguna Negra.

Algo justo, pero aún hay nieve para bajar esquiando la Portilla...



Esta noche ha hecho frío intenso.

Empieza a escasear la nieve, pero se podía foquear desde encima de la Portilla.

En vez de ir recto, trazo la diagonal superior.

Por la laguna Helada.

Al cordal del Llanos de la Sierra.

Por el Zorraquín la nieve ya escasea más de lo necesario.

Cumbre en Urbión.
Bajamos andando de la cima hay el Peñas Claras.



Nos echamos a la izquierda a asomarnos a la cara Norte a ver si está en condiciones.



Entramos por el hombro a ver qué tal.



Los primeros metros son empinados, pero la nieve está muy bien.

José hace la cata y da el visto bueno.

Ruta seguida




Toda la pala por delante.


Nieve para gozar.








Tras la primera gran pala nos vamos a la derecha.




Bajamos por la lengua de la derecha.

Mientras hay nieve seguimos bajando y disfrutando.



Bajamos por la izquierda de la foto. con mucha nieve se puede bajar por el embudo del medio.

Subimos hacia la laguna de Urbión.




Entre hierba, piedras y nieve. Entre las rocas se ve el pasillo de luz del corredor Las Tablas de la ley.

Foqueamos algunos metros por hierba pero no mucho trozo.


Ganamos metros de altura antes de volver al hombro.

Por comodidad terminamos subiendo a pata por el hombro.






Bonita formación rocosa.











En la cumbre nos separamos, José se marcha de vuelta, ya lleva sus metros, ha madrugado más. Yo bajo hacia el nacimiento y luego hacia el Bunker, gozando sobre una nieve espléndida, primero por la margen derecha, pero más abajo me cruzo por debajo del cordal de Ambascuerdas, para ir bajando hasta donde llega la nieve. Otros 300 metros de agradable descenso. Pongo pieles y rumbo de vuelta, esta vez, en diagonal directa hacia el Llanos de la Sierra, no sin antes asomarme a la Laguna de la Culebra, en el Mojón Alto. Después, descarto bajar hacia el Zorraquín ya que imagino que no quedará nieve y regreso directo por el cordal en una diagonal alta por la laguna Helada hacia la Laguna Negra. y bajada a pie por la Portilla y regreso por la carretera en zapatillas.



Descenso hacia la cuenca del Duero.

Nieve muy buena a este lado también.

Ya de vuelta tras haber apurado hasta donde se pudo.


Me asomo al Mojón Alto, la terminación de Ambascuerdas.

Hacia la Laguna de la Culebra.

Subo recto hacia los Llanos de la Sierra, Urbión para otro día.

Casi hasta la cima todo por nieve salvo 50 metros.

Buena bajada final 

Siempre tiene su morbo pasar la cornisa...




Algunos metros del paso de la Portilla están delicados...


Una espléndida mañana, descubriendo nuevas posibilidades y disfrutando mucho. Es una suerte que este año se haya podido estirar la temporada por tierras sorianas. Aún quedan algunas jornadas más... Unos 1300m. de desnivel para seguir cogiendo algo de forma...






No hay comentarios:

Publicar un comentario