sábado, 3 de abril de 2010

Descubriendo las posibilidades de la Sierra Custodia en paz

Salida muy ambiciosa que tuvo que ir autoadaptándose a las realidades que fueron surgiendo.
El objetivo inicial era un poco "macarra" ya que queriamos subir a Monte Perdido por la Ruta de las Escaleras, vivaquear en su cumbre y descender por las Escaleras con esquis. La última meteo no acompaña, habla de posibles nevadas la noche de cumbre... Lo que iba a ser un grupo numeroso, se fue diezmando y acabamos tres: Beto, Nacho "abuelo2" y yo.

Salimos el miércoles con idea de dormir en Cuello Arenas, pero por el Cotefablo nos empieza a nevar, paramos a por un ARVA para Nacho en El Último Bucardo, en Linas de Broto. Lo que iba a ser una parada rápida, se convierte en parada y fonda! Empezamos a hablar, la nieva empieza a cuajar,.. tras valoras mil cambios de planes ... se impone el sentido común y decidimos quedarnos a cenar y dormir. Abusamos de la amabilidad y hospitalidad de Amador y Encarna y saldremos equipados, descansados y con el estomago a gusto!

Por la mañana, subimos para Cuello Arenas, por Fanlo la carretera helada pone a prueba las ruedas de nieve, uf! luego por la pista el barro que nos habían anunciado esta duro y no ofrece serios problemas, pero amigos, la nieve caida la noche anterior pone otra vez a prueba a la furgo respondiendo perfectamente. Dejamos la furgo 500mts antes de llegar a Cuello Arenas. Somos los primeros, el dia no pinta mal, asi que todavia somos ambiciosos (algunos mas que otros) y tiramos para arriba.



Cómodamente llegamos a la primera punta de Sierra Custodia, grandes vistas.. pero que guapo es este sitio!




El cordal ofrece buenas condiciones, y se progresa sin problemas, llegamos a Punta Custodia, comprobamos con resignación que hay menos nieve de lo esperado en las Escaleras, los resaltes están en roca y comprobamos lo dificil que es que se den las condiciones idóneas para descender por las Escaleras,...
...cunde un poco el desánimo.. aparece alguna nube y nos entran las dudas... Las laderas al Este hacia Añisclo resultan tentadoras, con una nieve estupenda... pero acabamos bajando a Góriz sin saber muy bien que haremos. Con un grupo de catalanes, somos los primeros en llegar al refu para este Puente, y aún hay paz.




 Un refresco y nos vamos asustados de la marabunta de gente que esperan, el refu va a estar lleno!!! no sabemos lo que haremos, pero queremos paz,  y como hay monte para todos nos vamos a otro lado.

...tras otros mil cambios de planes, nos volvemos a Punta Custodia! Si sí! Estamos locos! Nos decantamos por el bucólico Refugio de Carduso, renunciamos al éxito alpino y apostamos por el éxito de convivencia!


..en la subida, a Nacho el peso de su mochila cargada empieza a pasarle factura, pero llegamos por 2ª vez a la cumbre; el descenso hacia el valle de Capradiza (un "afluente" de Añisclo) ofrece un aspecto inmejorable, al fondo vemos nuestro destino, el Refugio de Carduso nos espera en tranquilidad.

El descenso nos sorprende por sus caracterísiticas y buenas condiciones, una nieve transformada un poco pesada pero que deja hacer. Son casi 700 m de desnivel limpios, de puro disfrute, con una pendiente mantenida y constante los primeros 500m. No hay muchos sitios como este descenso en Pirineos.

He marcado nuestro descenso y nuestro ascenso/descenso del dia siguiente, y el refugio.


 



Esta sierra de Custodia y sus faldas al Este, si estuvieran en otro lugar lejos de los colosos como el Perdido y demás y  su acceso en coche fuera algo mas cómodo, estarían llenas de gente, por ser un sitio ideal par ala iniciación al esqui de travesía.

aqui nuestras inmaculadas huellas...



Sería todo magnífico si no fuera porque Nacho sufre una caida con complicaciones musculares, la falta de energías y el peso de la mochila pasa factura, por un momento la cosa se pone muy fea, pero Nacho saca casta, se aguanta sus fuertes dolores y no sabemos cómo lo hace, pero baja por sus medios esquiando la pala y todo el valle hasta el Refu. Que campeón! Eso sí, llega cojeando y dolorido!



En el Ref. Carduso la tranquilidad la venden en bote, es un sitio maravilloso, me encanta, tranquilo y alejado de todo, a pesar de sus inmejorables vistas, su aislamiento y relativo dificil acceso lo mantienen alejado de las visitas. Lástima que este cuco refugio se encuentre en un estado tan precario y desaliñado! Nos acordamos con envidia de las tan bien cuidadas Cabañas francesas...




La noche permanece cubierta de nubes.

Tiento a Beto, en un último intento, a subir el Perdido por Escaleras ligeros de peso, pero las nubes que hay en cumbre a las 7 no le convencen y le parece una paliza. Asi que hacemos cura de sueño.

Por la mañana , Nacho nos ve alejarnos con envidia y resignación, Beto y yo nos hemos propuesto conocer todas las posibilidades de la zona, que ofrece una buenísima innivación y buenas condiciones de nieve y seguridad. Si ayer disfrutamos de la conocida como Plana Capradiza, hoy toca la Plana Sotulo, una cumbre secundaria del Cordal de Custodia que desciende desde la punta que asoma sobre Cuello Gordo.

El ascenso es suave y con unas vistas inmejorables, todo ello en total tranquilidad,...

al fondo el valle de Añisclo presidido por los Sestrales...


.. hacia el otro lado Monte Perdido y familia...


El ir sin peso y con ganas, nos hace "volar" y en menos de una hora hacemos "cumbre", por delante un descenso para nosotros solos que nos nos defrauda, y disfrutamos como enanos con unas vistas de lujo. La suave inclinacion y buena nieve hace que lo bueno dure poco, eso si, gozandolo en su momento.



Nos gusta tanto que repetimos y volvemos a subir, lastima que las nubes ganan terreno y no dejan apreciar bien el relieve, asi que esta vez no subimos hasta la cumbre, y hacemos otro descenso no tan largo pero igual de bueno.



Recogemos las cosas y nos despedimos de Carduso, faldeando el Cañón de Añiclo por su margen derecha, pasando por una serie de pequeñas mallatas (nombre q en la zona aplican a estas pequeñas cabañas) arregladas por el Parque Nacional hace unos años, asi llegamos a la vertical de la Ripareta, donde el Barranco de la Pardina se une al Añisclo. Allí, viramos rumbo y remontamos por arriba (me asomo a ver la faja de la Pardina, a la que desde aqui, por un paso que hay que conocer, se puede acceder, pero no hay nieve suficiente para recorrerla con esquis (menudas marcianas se me ocurren...) Con calma y tranquilidad, volvemos por encima, bordeando todo el barranco de la Pardina.



Nacho se antepone a sus dolores y tras un arranque complicado, se calienta y llega al coche, cojeando, pero como un campeón!Ánimo machote!

2 comentarios:

Iñaki dijo...

Ah, q envidia de paisajes y de nieve!!!, xo no de cansancio. Pobre Nacho, vaya matada q le disteis. Siento haberle dejado solo frente a vosotros dos machacas, je je. A ver si se recupera pronto!!!

Iñaki dijo...

Planes para este finde?