jueves, 6 de agosto de 2015

Corriendo por el Cañón del Río Lobos

Del 3 al 14 de Agosto de 2015 

Corriendo por el Cañón del Río Lobos 

Sigo con mucho retraso... pero todo se andará!

Este verano, aprovechando que estoy muy cerca del Parque Natural del Río Lobos me apetecía correr un poco. Y he salido unos cuantos días a conocer más a fondo la zona.
Dejo en esta entrada cuatro recorridos realizados por la zona.



1 De Casarejos al Cañón por el Arroyo de Valderrueda - GR 86 y retorno por el Barranco de la Calzada.
3/08/2015 

Distancia 15,7km Tiempo: 1h20'  Promedio: 5'10"/km Desnivel: 324m.



El recorrido ya lo conocía de hace dos años. Pero me sigue gustando mucho y por eso he repetido. Partiendo del pueblo de Casarejos, salimos hacia Ucero, a escasos 100 metros, se abre a mano derecha una pista, cartel indicativo de PR, lo dejamos y seguimos otros cien metros por la carretera hasta encontrar otra pista a mano derecha, por donde iba la antigua carretera. Este es nuestro punto de partida. Cartel indicador de la GR. Al poco se pasa por una mini depuradora. La pista va en ligero descenso, hasta convertirse en senda. Conforme nos acercamos al cañón cada vez es más bonito el entorno. Un par de meandros finales nos anuncian la llegada al Cañón del Río Lobos. Hasta aquí hay 6 km.

Una vez llegado al Cañón, giro a la izquierda, y en 2,2 km se llega a la Ermita de San Bartolo. Un lugar mágico, ya sabían bien los Templarios dónde construir. Se trata de un punto equidistante entre el Cabo de Finisterre y el Cabo de Creus.
Como es temprano todavía no hay mucha gente. En verano hay un punto de control al poco de partir de Ucero, y si no queremos pagar 4 euros por continuar la carretera tendremos que dejar el coche en el primer coche, si pagamos, podemos llegar a poco más de un kilómetro de la Ermita.

Una vez en la Ermita, remonto por el barranco de la Calzada, el primero a la izquierda si seguimos bajando en el sentido del río. La traza inicial no es muy evidente, pero pronto se confirma, y la confirmación de que vamos por el buen camino es pasar por un resalte rocoso equipado con cuerda-pasamanos. Esta ruta de subida no es tan bonita como la GR86, está menos marcada, pero es interesante. Al principio discurre por el propio lecho del barranco, luego asciende por la margen derecha del barranco (subiendo a nuestra izquierda), y llegar a unas Tainas, (Corrales de Valdegalindo) es lo más complicado, porque el camino no es evidente. Antes de la Taina, pasaremos por una gran sima (de la que desconozco nombre o si tiene interés espeleológico). 

Desde la Taina, seguir la pista hacia la derecha, para por ella volver hasta la carretera. Hay un cruce, pero nosotros siempre seguiremos rectos. 

Desde la carretera, prosigo hacia la izquierda, dirección Casarejos, para cerrar el círculo y volver al coche. 

En definitiva un sendero que merece la pena conocer, sobre todo la bajada por la GR86 que discurre por el Arroyo de Valderrueda. La subida del Barranco de la Calzada, si bien la primera parte es muy bonita, luego es algo perdedora, y el final desluce al ir por una amplia pista.





Desvio donde empieza el recorrido


Corriendo apenas nos llevará 30' y 40' a la Ermita.


La pista en ligero descenso es agradable de correr.

Cuando ya es sendero todavía más apetece correr


En los meandros finales

Enalece - Cruce con el cañón

Camino de la Ermita


Llegando al Colmenar de los Frailes.


Ermita de San Bartolo. Vacía a primera hora de la mañana

Remontando por el Barranco de la Calzada.

Resalte con cuerda-barandilla


Esta senda esta menos marcada que el GR86

La sima llegando a los Corrales de Valdegalindo. 




2 Muriel de la Fuente - La Fuentona + La Peñota

9/08/2015

Distancia: 14,4km   Tiempo: 1h31'  Ritmo: 6'23"/km    Desnivel: 350m. 

En esta ocasión voy a Muriel de la Fuente. Y desde el pueblo arranco para dar una bonita vuelta, pasando por la Fuentona y llegando hasta la torre de vigilancia antiincendios situadas en el Alto de la Peñota. En el descenso vuelvo por la Atalaya.





La Fuentona es un sitio especial y que a mi me gusta mucho, lleno de magia y misterio, Un agujero cuyo final es desconocido por el momento, territorio de exploración para el espelobuceo. Esta protegido mediante la figura de Monumento Natural.

Parto desde el inicio de la pista que conduce a la Fuentona, pero voy por la otra orilla. Voy por la carretera, cruzo el puente y enseguida aparece el desvío marcada, primero pista y rápidamente senda. Tras un sube y baja, ya estamos paralelos a la pista que discurre por el otro lado del cauce, pero más tranquilos y sin "chupar" el polvo que levantan los coches. Un poco más adelante, la senda conecta con el camino que viene desde el Punto de Información de este espacio natural. 

Por senda acondicionada rápidamente se llega a un desvío a la Cascada, (casi siempre seca, pero no siempre) así que continuo recto hasta llegar al manantial de la Fuentona. Sólo llegar hasta aquí merece la pena. Pero esta vez continuo el camino que sigue pasado el manantial. Una fuerte cuesta para arrancar nos hará sudar de lo lindo. Superado el duro repecho, se llega a una bifurcación, a la izquierda la Atalaya, y recto hacia la Peñota, que es hacia donde me dirijo.

El camino esta marcado con pintadas de PR blanco y amarillo, y aunque a ratos discurre por pista, otros tramos va evitándola, en medio de un sabinar, no siempre por terreno claro, pero no cuesta orientarse. Paso por unos corrales donde unos perros poco amistosos me hacen pasar hasta miedo. Tras unos km de ligera subida, dejando a la derecha el desvío que lleva a Cabrejas por el PR SO-16 cruzando el  sabinar, llego a la torreta de Vigilancia,. El vigilante no parece muy simpático y no me dice ni hola, de hecho, al llegar pensaba que no había nadie. Tras unas fotos, retorno. Para la vuelta bajo en linea recta, al principio campo a través y luego por una pista. Cuando ya pensaba que había cruzado el tramo de los perros, de nuevo salen por sorpresa y me persiguen, me doy otro buen sprint, así que en nada estoy en el cruce de la Atalaya. Vuelvo por la Atalaya, que no es otra cosa que los restos de una antigua torre, hoy derruida, y cubierta de vegetación. Junto a ella hay un vértice geodésico de algo más de 3 metros de alto, equipado con unas grapas, subo, pero tampoco ofrece unas grandes vistas. La Atalaya ofrece sus mejores vistas hacia el pueblo, pero no hacia el cauce del río.

En un rápido descenso directo se conecta con la pista y en nada estoy de nuevo en el pueblo.



Punto de Inicio. Voy por la derecha.

El primer campo de girasoles que nos cruzamos al salir

Bonita senda alternativa al primer tramo de pista.

Sendero acondicionado cunado confluimos con el camino principal.

El Manantial de la Fuentona, Un sitio lleno de magia e interés bajo sus aguas.

Tomo camino de la Peñota.
Al principio de la cuesta entre el pinar.

Duro repecho para arrancar tras la pausa de la Fuentona.

Primer desvio.

Por terreno más o menos evidente, entre sabinas, evita la pista hacia La Peñota.


El desvio de Cabrejas

Tramo final por pista

Torre de Vigilancia del Alto de la Peñota.




Retorno al principio campo a través, pero luego conecto con pistas viejas.



De lo poco que se ve desde la Atalaya

Vértice junto a la Atalaya


La Atalaya

La senda de retorno a la pista



3 Senda de las Gullurías (PRC SO-67)+ San Bartolo + Sima del Carlista + Exploración por el Arroyo de Valdecea + Sima del Cura Merino

13 de Agosto de 2015

Distancia: 21km    Tiempo: 2h18’       Desnivel Aprox.700m.     Ritmo 6’36”/km

En esta ocasión me dirijo al Centro de Visitantes del Cañón del Río Lobos. Unos metros antes de llegar a Ucero. La idea es recorrer la senda y buscar la entrada de varias cavidades, al final aún exploro sin éxito otra senda de las que se habla en los folletos pero que no esta marcada por el arroyo de Valdecea.


Mapa del recorrido realizado.

Desde el mismo Parking arranco por la senda de las Gullurías. Gulluría es el nombre local que recibe aquí una pequeña ave, la totovía. Esta senda permite conectar con el cañón desde el Oeste hasta el Parking de Valdecea, (punto desde el que se limita la circulación rodada). En sí, la senda no aporta unas grandes vistas sobre el cañón. Discurre por un bonito sabinar, en medio de un paisaje estepario, por encima del cañón, en la margen fluvial derecha. A pesar de no tener vistas, la senda me gustó, pasa por una Calera, y tras finalizar la subida, en suave descenso continua hasta asomar en el Mirador de las Gullurías hacia el Cañón, que siendo majo, tampoco es extraordinario. A partir de ese punto, la senda desciende decidida por un bonito pinar hasta llegar al fondo del cañón. Este tramo es muy majo.
En este punto podemos elegir, si queremos hacer una ruta corta, unos 10km, se puede volver al coche por el fondo del cañón, pero yo opto por continuar cañón arriba hasta la ermita de San Bartolo, pero por la senda, que discurre por la orilla contraria a la de la carretera. Llego a la Ermita, aún sin mucha gente, y continuo unos 300 metros más, para salir del cañón por una tímida senda que parte a la derecha, remontando primero una pedrera y luego ya por senda más o menos marcada, encuentra un paso débil de la muralla rocosa, y nos deposita encima del cañón, con bonitas vistas hacia la Ermita. Sigo recto y voy directo a la Sima del Carlista (importante cavidad vertical en la que hice mi primer curso de Espeleología en 2002, topo y más). Después estoy un rato buscando la Cueva del Chorrón, pero tras dar una y mil vueltas por la zona, no doy con ella. Retorno hacia el Cañón por el mismo camino, y esta vez vuelvo por la carretera hasta llegar al parking de Valdecea. Aquí aún voy con energías, y me animo a explorar el arroyo de Valdecea, tarea nada sencilla. Remonto cauce arriba. Lo mejor es por la orilla fluvial izquierda, a nuestra derecha según subimos, no aprecio el desvío que hay al poco de empezar hacia la sima Merino, y sigo para arriba. Al poco, el barranco se divide. Una marca de cinta de baliza en los pinos y una tímida senda (será de los corzos)  me anima a explorar el barranco de mi izquierda (Se supone que por aquí hay dos Torcas, pero no doy con ellas, solo se ven bien desde arriba). Voy subiendo y como el camino se cierra, dificultando el correr, además no veo rastro de las Torcas ni de sendas… decido dar la vuelta y vuelvo al cauce principal, remonto ahora por el barranco de la derecha. Se corre mejor por el propio cauce. Al poco nueva bifurcación, opto por la derecha, subiendo por los restos de una trocha de madera, el piso es bueno, pero la cuesta se acentúa, sigo hasta aparecer en la carretera de Casarejos a Ucero, a la altura del km 22. Decido volver por el mismo camino por no correr por la carretera y bajar la Galiana.
Al llegar al parking de Valdecea, pregunto a uno de los forestales del control de acceso, y amablemente me indica el camino de la Sima del Cura Merino, y me dice que las Torcas que buscaba no son fáciles de localizar. Me acerco de nuevo por el barranco de Valdecea, y remonto la cuesta hasta dar con las dos bocas de entrada de la Sima Merino (que espero visitar algún día).
Sólo me queda volver, elijo la senda que discurre paralela a la carretera hasta alcanzar el coche, al que llego cansado pero satisfecho de la vuelta. Aún me quedan ganas de localizar la boca de entrada de la cueva Galiana Alta II. Localizo la trepada de acceso, pero como voy sólo, dejo la exploración para otro día.
Ha sido otro día para conocer el entorno del Cañón del río Lobos, parajes agrestes, pero con mucho encanto y sin los desniveles del Pirineo.

Cartel indicador al inicio del Sendero

Para calcular distancias

Dura subida inicial, pero es corta.

Antigua Calera

Corriendo por el altollano estepario.

Metido en el Pinarcillo


Mirador de las Gullurías

La vista no esta mal, pero no es para venir de propio. Me gustó más el paseo por el sabinar.




Bonito descenso hacia el Cañón


Llegando a la ermita por la senda opuesta.

Ermita de San Bartolo, sin gente a las 9:30



Subida hacia la Sima del Carlista. La pedrera es la referencia

Desde un poco más arriba hacia el cañón.

Vistas cañón arriba ya casi en lo alto.

Vistas Cañón abajo desde lo alto.

Sima del Carlista, Boca de entrada. Baja hasta la cota -124m

Vistas cañón arriba desde lo alto al inicio del regreso tras buscar sin éxito la Cueva del Chorrón.

Descenso por la senda trazada sobre la propia roca.



Al inicio del Arroyo de Valdecea.

Caminos nada marcados

Corriendo por el lecho del arroyo.

Primer cruce , sigo sin éxito esa posible baliza.

Retorno y pruebo por el otro ramal

Subo por la trocha de extracción de madera hasta conectar con la carretera.


Entrada principal de la Sima del Cura Merino.

2ª entrada a la sima.

De vuelta por la senda hacia la entrada del cañón.


En las proximidades de la Fuente Engómez

Tarifas


Centro de Visitantes, inicio y final de la jornada.

Desde el Mirador de la Galiana

El agujero superior es la entrada a la Galiana Alta II


4 PR SO-46: De Casarejos al Torcajón + Descenso al Cañón por el Arroyo de la Lastrilla + Zona de Reserva + Retorno por el Arroyo de Valderrueda

14 de Agosto de 2015

Distancia: 18km    Tiempo: 1h52’       Desnivel Aprox. 480m.     Ritmo 6’19”/km

En esta ocasión, apuesto por recorrer el PR46, que me lleva por el Torcajón al Cañón.




Arranco desde el inicio de la pista, unos metros pasado el pueblo de Casarejos. Para empezar una buena cuesta, pero como hoy ha salido el día gris y fresco no es tan duro como esperaba. El falso llano que continua me lleva por terreno poco atractivo hasta un primer cruce donde se puede conectar con el PR 47 de la Cañada Real, paso un refugio, y sigo por una larga recta hacia el siguiente desvío, próximos ya al Torcajón. Hasta aquí es todo por pista, sin gran aliciente, para otra vez esto se puede "perdonar" y hacer en coche, cerrando la vuelta volviendo por la Cañada Real.

Me acerco al Torcajón, enorme agujero (del que desconozco la topo), tras la vuelta y hacer fotos, continuo por la pista, ya más interesante, hasta ir pasando sucesivos cruces evidentes, hasta que por fin se inicia el descenso al fondo del cañón. Salgo a la altura de "Las Fuentes", y una cartel indica que en una hora volveríamos andando al Torcajón. Yo sigo cañón arriba, dirección al Puente de los Siete Ojos, paso por el Pozo Perín, para en el cruce del Boquerón detenermoe, enlace de la Cañada Real, dejo apuntado esa subida para dar la vuelta otro día. Retorno por el mismo camino, y en descenso, voy a recorrer toda la zona de reserva del Cañón, probablemente la más bonita y menos frecuentada por su alejamiento.

Es muy gratificante correr al pie de los bonitos cortados, vigilado por los buitres y cruzándome con algún senderista y pocos ciclistas.

Al llegar al cruce con el Arroyo de Valderrueda, inicio la subida de retorno. voy algo cansado, pero el sendero es tan agradecido y de subida tan suave, que es muy llevadero para correr. 



Dia gris y fresco, El inicio es aburrido. Pista y pista.

Primer cruce, refugio y desvío a la Cañada Real Merina PR47


Larga recta de pista hasta las Taina y el Torcajón.



Sima del Torcajón

El Torcajón


Se acaban las pistas e inicio el Barranco de la Lastrilla


Bajando al hondo del cañón.


llegando al cañón

Cruce de Conexión.



Pozo Perín

Cruce con la Cañada Real 

Retorno entre senderistas y ciclistas.

De nuevo el pozo Perín.

Disfruto corriendo por la zona de reserva.






Sale el sol y mejoran las vistas.



Inicio la subida hacia el arroyo de Valderrueda.

Meandros del arroyo de Valderrueda.


Parte intermedia del arroyo de Valderrueda.

¿A quién no le apetece correr por aquí?



En resumen, unos cuantos días corriendo para ir conociendo mejor la zona. He visto lo más significativo, pero aún me quedan rincones por explorar. Por no hablar de las visitas espeleológicas pendientes..

2 comentarios:

RUBEN dijo...

Qué chulo, a ver cuando me llevas por allí.
Salud(os)

David dijo...

Ahora que tengo localizadas las entradas a las cuevas, y ya sé dónde hay que pedir los permisos, cuando quieras!!