viernes, 23 de diciembre de 2016

Intento a Tendeñera por el valle de Otal

15 de Diciembre de 2016


Intento a Tendeñera con esquís por el valle de Otal desde Bujaruelo.


Después de no poder acudir a la invitación de Ángel y Jorge para ir el martes a Tendeñera, me las arreglo para para ir con Beto dos días después. 

9:30 Arrancamos del Mesón de Bujaruelo, sin rastro de nieve, pero sabemos que el porteo no será largo. Ya íbamos avisados, pero vaya planchas de hielo por toda la pista... casi tenemos que poner crampones... pero cuando cogemos el atajo, la cosa mejora y poco a poco, cada vez se sube mejor, y en escasa media hora nos calzamos esquís. Vamos por los atajos, porque la pista está más que helada.


Toda la pista es una continua plancha de hielo que vamos sorteando como podemos...

Hacia el puerto de Bujaruelo, vemos la Oeste de Gabietos. 

Bonitos cristales de nieve congelados.

El recorrido realizado, yo me quedé el collado tras las zetas...




10:15 Alcanzamos el umbral del valle y a lo lejos vemos nuestro objetivo. Aunque la meteo en principio era buena, parece que el frente anunciado para el dia siguiente se está adelantando, y se ven nubes por todos los lados menos por Tendeñera, igual tenemos suerte..






10:50 Llaneamos y recorremos todo el valle hasta el refugio. Cruzamos el río descalzando esquís. Vemos que hay tres montañeros por delante, y sabedores de la huella de Ángel y de Jorge, y del gran esfuerzo que les costó, vamos a por esa huella, aunque en la primera parte, a mi me gusta más bordear el primer montículo por la derecha, junto al río, para evitar la diagonal posterior.






Al pasar por debajo del pico Otal vemos que las caras norte tienen buen aspecto, tanto los corredores del Pico Sin Nombre como las vías de la cara norte, aunque algo justas, parecen estar en condiciones para escalar...  

Buen aspecto en los corredores del Pico Sin Nombre.

Corredor Esquizofrenia

El pico Otal, cara norte.



Flanqueo hacia el primer collado.


Hace bastante frío, -3ºC, vamos abrigados, a buen ritmo y no sobra nada de ropa... es lo que tiene ir por una vertiente umbría. China chano vamos ganando metros y alcanzamos al trío que llevamos por delante. Cuando estamos alcanzando un primer collado, mi fijación dice que se ha hecho mayor y que quiere una jubilación anticipada, se me parte uno de los cangrejos de la puntera, (eso pasa por llevar material ligero..), continuo unos metros a pata, pero hoy no es día para la infantería, me hundo hasta la rodilla, mi excursión ha terminado. Beto sigue para arriba con los otros, pero por arriba el cielo se ha estropeado, y parece que hoy la cumbre también se va a resistir.

Vamos cogiendo altura y vemos como la meteo se va estropeando...




Se me rompe la fijación. Al parecer es una ruptura por fatiga, ya debía estar ligeramente agrietada, y el frío y al volver el esquí para poner la fijación, un golpe no fuerte hace saltar la puntera.

He de decir que después de ponerme en contacto con la marca, y a pesar de tener un poco más de los dos años de garantía, me van a reparar las dos punteras, poniendome las que hacen ahora con mejor material a cambio de asumir los portes y el material de reparación. De momento, muy contento con la gente de Kreuzspitze. Ya os contaré cuando me lleguen las dos nuevas punteras.




Ellos siguen para arriba, pero antes de llegar al collado, les envuelve la niebla y optan por bajar. Por arriba aún la nieve es buena, pero por abajo, una nieve muy difícil de esquiar, terminando en algo casi penoso, (al menos no me he perdido una gran esquiada...).





Como me quedo sin sol y hace frío, esquís a la mochila, paciencia y para abajo. 




Mientras ellos bajan yo me entretengo haciendo fotos... 










Por arriba la meteo se estropea y no les deja hacer cumbre.


Nos reagrupamos en el refugio y bajamos para Bujaruelo con la sensación de que Tendeñera se nos resiste. Hace dos años cuando hicimos la integral de la Sierra de Tendeñera con esquís tampoco subimos, y hoy los astros en forma de nubes y fijación rota no nos han dejado, pero bueno, así la próxima vez (que seguro volveremos, Tendeñera es una de mis cumbres favoritas) la valoraremos más...

Para saber más...


1 comentario:

Sarika Bernal dijo...

Hola David!
Menudo marrón lo de la fijación....pero bueno si tampoco fue una gran esquiada...yo la última nieve que cate ya me pareció mala...pero cada día se debe poner peor..a ver si nieva!
Antes o después las cimas caen!paciencia y perseverancia!
Un saludo!
Sara