domingo, 25 de diciembre de 2016

Monteperdido invernal emotivo

17-18 de Diciembre de 2016


Monteperdido invernal emotivo.


¿Otra vez al Perdido? Sí, pero esta vez ha sido especial. Nuestro amigo Nacho "agüelo", ya tiene fecha para su operación de prótesis de cadera, sin ninguna garantía de que luego pueda seguir haciendo la misma montaña que hasta ahora... ilusión, fuerzas y apoyo no le van a faltar, sabedores de que luego volverá al monte...




Aunque los últimos seis meses está en "modo despedida" de la alta montaña, contraviniendo todas las indicaciones de su traumatólogo, lleva una temporada haciendo largas jornadas a picos importantes que ya ficharían gustosos mucha gente.. lento pero sin pausa han caído entre otros Llena Cantal y Pico Campo Plano, Almanzor, Escorbets, Peñalara, Punta Zarre, el intento de Vivac al Taillón, Tobacor, Mondarruego, Garmo Negro, Moncayo, ... y unas cuantas travesías, así que ostias con el cojo!!

Monte Perdido es también para él un pico especial, no en vano, suma 30 ascensiones, y esta será su trigésimo primera. El próximo 11 de Enero entra a quirófano, y como sabe que tardará unos meses en volver por aquí arriba, quiere dejar un buen poso de recuerdo hasta la siguiente visita. 

Nos invita a acompañarle  a esta cita, a la que acudimos Beto, Jesús "Lince" y servidor. La idea no es otra que subir al Perdido en dos cómodas etapas con noche en Góriz.

Salimos con calma de casa, pero mi despiste estropeará los horarios. Preparando los bártulos en casa, dudo entre qué crampón llevar,  ligero, ultra ligero, unos "de verdad",... (es lo malo de tener para elegir) retraso para el final la decisión y al ir a hacer la mochila ya en el coche, me doy cuenta de que no llevo ninguno. Al final tengo que alquilar en Torla. 

13:15 Partimos de la Pradera "tardanos", pero vamos tranquilos, disfrutando de la Pradera y del primer kilómetro del recorrido que está completamente congelado. Al no entrar el sol en todo el invierno, esto es un auténtico congelador, y la humedad del aire cristaliza recubriéndolo todo. David Naval hizo una semana antes un precioso reportaje de esta zona helada. 

Nacho tarda en calentar esa cadera que le tortura y arranca despacio, además no para de grabar vídeos a cada tramo, y Jesús y yo nos adelantamos sin querer, para hacer tiempo vamos entrando en todos los miradores.

Nos sorprende no verlos y preguntamos a la gente que baja. Por sus indicaciones creemos que nos han adelantado, apretamos el paso para cogerlos. Pasado el largo atajo de la pista, la nieve esta dura y hay tramos delicados, así que decidimos ponernos los crampones. Superadas las Gradas de Soaso, el camino ya no está helado, y paramos al sol a quitarnos los crampones.  Vemos una pareja que ya están en las Clavijas de Soaso, pero pensamos que no nos han podido sacar tanto. Y efectivamente, así es, al llegar a la senda que conduce a las clavijas les vemos que vienen por detrás, así que hacemos parada de reagrupamiento. 





Cristales escarchados

Foto de David Naval, os recomiendo visitar su blog con fotos muy guapas.


Cascada de la Cueva

Cascada del Estrecho desde abajo.

Por fin vemos el sol en el llano...

Pero no dura mucho, una nube nos reduce el tiempo de parada.

Beto en las cadenas de Soaso.





Llegando a Góriz con las últimas luces. Foto de Beto.


Buen ambiente en el Refugio de Góriz

Con calma, llegamos a Góriz con las últimas luces, donde no hay mucha gente y se respira buen ambiente. Perfectamente atendidos por los guardas Luis y Rosa (la eterna sonrisa). En la mesa del refugio coincidimos con un navarro y un vasco que han venido con esquís por Cotatuero. Coincidiremos en la subida con ellos. Uno sin cuchillas practicamente porteó los esquís toda la subida. No esta cómodo para subir con esquís. Pero para bajar, estuvo mejor de lo que pensábamos. Aunque no nos arrepentimos de dejar los esquís en casa por esta vez.

En el refugio coincidimos también con unos mozos del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE), que están investigando el hielo fósil de diferentes grutas. Muy interesante el estudio que están desarrollando. Contacto con Miguel, para acompañarle en alguna de sus futuras visitas que realiza periódicamente como parte de su tesis doctoral. Os recomiendo si tenéis tiempo ver un interesante documental que grabaron el equipo de la ETB de Tecnopolis dedicado a los glaciares en colaboración con los especialistas del IPE.


7:35 Por la mañana, salimos a la marcheta, vamos tranquilos. Buena huella, pero mal si te sales de ella, ya que te hundes, no está transformada la nieve ni al sur... 
Conforme va  amaneciendo cuesta no pararse a hacer fotos cada dos minutos, ya sabemos que es muy guapo, y que a cada rato lo está más. Es una de esas imágenes que se le quedan grabado a uno en la mente, pero hoy es especial. Los ojos emocionados de Nacho disfrutando y viviendo intensamente este momento nos emociona a todos. Son momentos íntimos. Terminada la fiesta de los colores, vamos a buscar el sol por unos minutos y hacemos una pausa a comer y beber algo.






Estas luces nos encantan...

Cuesta no pararse a hacer fotos...

By Beto.



Las nieblas por el Cinca detrás de Punta Custodia



Después vamos subiendo para arriba. Dia perfecto, buenas condiciones de nieve. La Escupidera sin problemas, nieve que da confianza. Lo malo que arriba sopla una brisa que congela la cara y las emociones. Los primeros en subir apenas han estado cinco minutos arriba, y poco más los siguientes. 

Nacho padece la subida, los dolores son intensos pero tira de coraje y voluntad, vence al frío y llega a la cumbre lleno de alegría. Arriba se le pasan todos sus males, no para de hacer fotos, vídeos, ni se sienta a disfrutar, no tiene ni frío. Da gusto verle tan feliz. Es su trigésimo primera cima en el Perdido, yo voy por la vigésimo segunda (este año es la segunda vez, la otra en travesía después del vivac en el Ramond).



Perfecta visibilidad. Vimos hasta el Moncayo y la Sierra de la Demanda-Urbión-



Mientras buscamos el sol para comer algo, vemos que los primeros ya están en la Escupidera.

Tras la pausa, retomamos el camino. Foto by Beto.


Vemos al grupo de valencianos por arriba. Foto de Jesús.





La Escupidera sin problemas.






Nacho sintiendo, del verbo Vivir ...

Mucho frío arriba. -2ºC, pero con aire, sensación de -10º o menos!!



Tras un buen rato en la cumbre emprendemos el descenso, conforme bajamos de la cumbre se para el aire, y la situación cambia, se está fenomenal, en un dia muy agradable. 
















Llegamos al refugio incluso cómodamente. En la terraza se está genial.

La bajada al valle, sabemos que es meternos en la nevera, nos despedimos del sol y bajamos para abajo contentos con la cima en el bolsillo y un buen montón de emociones.





De noche, con los frontales, caminando parecía que Ordesa hubiera puesto leds para decorar, al girar la cabeza había reflejos que se encendían y apagan... 


Para casa contentos con la cima en el bolsillo y un buen montón de emociones.

No fue tan bonito como la invernal de las Navidades pasadas (sin duda la mejor actividad del año pasado), pero en compañía, las cosas se viven más.

Aún sin cerrar el año, ya casi toca hacer balance, y creo que mi mejor actividad esta temporada ha sido cerrar la trilogía de vivacs en las tres Sorores este verano en el Soum de Ramond

5 comentarios:

Carmen dijo...

Hola David:
Somos Iñaki y Carmen de Pamplona, nos conocimos en el 2011 en el Lenin.
Nada, sin más, enviarle mucha fuerza a Nacho; no tenemos dudas saldrá victorioso del reto que le espera en enero, ya que es un campeón (además de mañico bravo!!)
Un abrazo: Iñaki y Carmentxu

David Naval dijo...

Mucho ánimo para Nacho y le deseo que la intervención solo sea un paréntesis, y que tenga una rápida y buena recuperación.
Salud para todos!

David dijo...

Hola Carmentxu!! Claro que nos acordamos de tí!! Ya le he dado tus ánimos a Nacho! Muchas gracias!!

Gracias David!! Estamos confiados en que todo irá bien!!

Nachoagüelo2 dijo...

Gracias por tus palabras, Davidmalabarista. Gracias David, Beto y Jesús por vuestros ánimos, paciencia y por acompañerme en este Perdido emotivo e intenso emocionalmente y en mis salidas al monte. Y gracias a los q no estuvieron en esta salida pero que siempre estáis ahí, apoyándome y acompañándome al Pirineo. Gracias amigos.
Y gracias a Carmen e Iñaki. Y gracias a David Naval. Los ánimos ayudan.
Gracias.
Y después de pasar por el quirófano... ¡al monte de nuevo! Espero que así sea... Porque como decía Iñaki Ochoa de Olza, esto es "¡¡¡PURA VIDA!!!"

Fernando Andolz dijo...

Mucha suerte amigo. Esta vez no pude acompañaros... ya sabes que también nosotros teníamos lo "nuestro"... pero estuve con vosotros en pensamiento y alma... en cuanto te recuperes... que será muy pronto organizamos la salida de reencuentro a la que no faltaremos ninguno... incluso te dejaremos elegir...������... un fuerte abrazo