martes, 11 de julio de 2017

Barranco de Cautiecho: Cautivados y cautivos.

Domingo y lunes 9-10 de Julio de 2017


Barranco de Cautiecho: Cautivos del Cautiecho al cuadrado.


Tras un fin de junio liado, Abel me propone juntarnos y como hace bastante tiempo que no nos vemos, acepto su invitación. Le propongo ir al Yesa Superior y combinar con la cueva Malapreciata-Manaturero, pero de camino, la meteo tormentosa (aunque luego no cayó nada) no invita a hacer kilómetros, y recalculando ruta retomando su propuesta de ir al Cautiecho, un barranco de esos para "románticos" al que tenía en la lista de "pendientes" para algún día de invierno y nunca le llegaba su día. 

De entrada no parece muy lógico ir en Julio a este barranco, seco casi siempre, pero más en verano, pero como habían caído lluvias la semana anterior, decidimos probar fortuna. Tuvimos suerte que aún corría un hilo de agua y las pozas no estaban podridas... fin de nuestra suerte...


Abel en el estético rapel del Cautiecho.


Lo que iba a ser una breve jornada de excursión a visitar, en teoría, uno de los rápeles más bonitos de la sierra de Guara, y vuelta prontito para casa, resultó toda una peripecia de calamidades...


Calamidad 1: Se alarga la ruta de aproximación.
Pensábamos acceder desde el parking de la encina del Barranco de Cueva Cabrito, pero como ahora resulta que allí no se puede aparcar que multan, nos fuimos al parking del Oscuros del Balcez hacia la Collada. Cambiamos la ruta de aproximación, en lugar de bajar por el retorno de Cueva Cabrito, iríamos por el Sendero Natural del Somontano, (aunque de "natural" tiene el nombre, creo que se ha malgastado mucho dinero y en ocasiones afeado el paisaje con barandillas que no aportan seguridad en casi ningún tramo,  obra totalmente prescindible salvo el nuevo puente de Cautiecho o de las Brujas). 

El caso es que bajamos por la senda de retorno del Oscuros hasta el Puente del Tranco las Olas, seguimos la senda, cogemos agua en la fresquita Fuente de las Olas (justo en la vertical del poste que marca 2km al puente de las Brujas. 30'


Bajamos por la senda de retorno de "Los Oscuros" hasta el Puente del Tranco las Olas
Comienza la subida y el barandado absurdo. La senda es llevadera, (no así el calor sofocante que hace), se agradecen las sombras que aportan las carrascas, encinas, robles, sabinas, madroñeros, y demás vegetación. Se salvan tres pequeños barrancos antes de llegar al Cautiecho. Las vistas merecen la pena, (como excursión invernal/otoñal es recomendable).



Hasta una escalera que te pilla a mal pie por la altura de los escalones, 


Barranco Fondo


Se agradecen las sombras que aportan las carrascas, encinas, robles, sabinas, madroñeros,...


Ya vemos el cauce del Cautiecho, ese estrecho desfiladero.

Por aquí debajo vamos a pasar en un rato...

La llegada al Puente del Cautiecho es espectacular.

Los dos puentes, el viejo y el nuevo.




A buen ritmo nos hemos plantado en el Puente del Cautiecho en poco más de una hora. Aunque  algunos inician aquí el descenso, nosotros seguimos para arriba, la excursión no se completa sin ver el majestuoso circo de As Canales, (o Circo de As Capillas, o Palomeras de Cautiecho,... que la toponimia es variada según dónde mire uno) unas auténticas agujas caprichosas. Seguimos el sendero hasta el mirador, donde lo abandonaremos para bajar hacia la izquierda, y llegando hasta la proa que es dónde mejores vistas se tienen.


Merece la pena subir los 15' minutos más para ver las vistas de As Canales.

Sólo venir hasta aquí ya merece la pena, ver estas paredes que siempre hemos visto desde la carretera de camino a Rodellar, es una maravilla. Además según desde dónde te pongas, puedes ver la cara de las Brujas que moraban este lugar...

Nos llama la atención la verticalidad de las agujas, en una incluso vemos brillas chapas, pero no sabemos si hay alguna vía equipada...?   





El rostro de las Brujas del lugar..?

Abel no se deja intimidar ni por la bruja ni por el precipicio.

Espectaculares estas formaciones.


Bajamos al cauce.

Aunque hay paso, no es cómodo...





Como decía, desde el mirador se desciende al cauce por la izquierda, siguiendo el filo, son las mejores vistas. Para la próxima vez, creo que es mejor volver por la senda al puente para comenzar allí el descenso y evitar así el tramo de maleza y zarzas al pie de las agujas, que si bien es curioso, es a mi juicio, prescindible. Ojo, pero siempre subiendo hasta aquí arriba para ver las agujas. Me gustaron más que el propio barranco.

Bueno, en 30' desde el mirador llegamos al pie del primer rapel y nos ponemos el peto.


Muy bien equipado con químicos.

Calamidad 2: Me he dejado la cuerda en el coche!!
Justo cuando nos vestimos reparo en el detalle, marronazo... dudamos qué hacer... abortar está descartado, una opción es que yo vuelva al coche a por la cuerda e incorporarme a la altura del puente, pero eso supone que Abel me espere casi dos horas sólo, la otra opción es continuar los dos, rapelar en simple fijando la cuerda en el rapel de 40 metros, terminar el barranco y mientras Abel descansa un rato, yo voy al coche y volvemos a hacer el barranco... al final nos decantamos por esta última opción.

Vamos haciendo los cortos rápeles del principio, y los resaltes. Nos llama positivamente la atención el reequipamiento con químicos de todas las instalaciones. 


Primer rapel.

Pasillo seco al principio





Pasamos bajo el puente en seguida, realmente lo que te pierdes si entras desde el puente es muy poco. 

Miramos las posibilidades de escape, justo debajo del puente, margen derecha, hay un parabolt, que da acceso a una vira que lleva a un muro a la izquierda donde hay otro parabolt (que entonces no vimos). Es una posible salida, expuesta y difícil.







Hacemos el otro rapel de 5 metros y tras dos resaltes estamos en la cabecera del rapel largo. 





Realmente es un sitio bonito, no me atrevería a decir el mejor, pero merece la pena.
Fotografiarlo no es fácil por las luces que tenemos hoy.
Cabecera del rapel de 40 metros.

Vistazo hacia abajo al poco de salir








El estético rapel del Cautiecho, uno de los rapeles más bonitos de Guara.


Barranco de Cautiecho.





Luego se abre el circo y rápidamente se estrecha, con dos últimos destrepes entretenidos si no pones cuerda, y sales al cauce del Balcez. Realmente se nos ha hecho muy corto.


Continuamos entre conglomerado y un hilo de agua a tramos filtrada..


Con pequeños destrepes...


En la zona de jardín no hay problema con la vegetación. Nos llamó la atención los excrementos (creemos de murciélagos) al pie de las oquedades.

En algún resalte puse una cuerda de 6 metros para ayudarme.

El último tramo es muy breve pero muy chulo.



Aparecemos en los Estrechos del Balcez.


De nuevo otro dilema, por dónde volvemos? por el río y la senda de aproximación, o por senda y luego carretera... como hace calor, el cuerpo pide agua y decidimos hacerlo por el río remontando el Balcez.

Al principio es andar sin más, vemos la senda que sale aguas arriba del barranco de Juncar, y seguimos para arriba, nos refrescamos en alguna poza, pero el agua esta caliente y no nos ponemos ni la chaqueta del neopreno. Al rato llegamos a un largo estrecho, de los de mojarse entero y nadar un buen rato, unos 200 metros, luego vuelve a ser andar por la orilla, y así llegamos a la curva donde nos situamos junto a la senda del camino natural, unos metros antes de la Fuente de las Olas. 






Nos tocan dos largos pasillos de nadar agua arriba...pero con el calor se agradecen...





Han sido 45' de andar por el río, me quito el traje y nos hidratamos. Abel se sienta a la sombra y yo vuelvo corriendo hacia el Puente del Tranco de las Olas, subo la senda de regreso de los Oscuros hasta el coche y vuelvo con la cuerda. Justo una hora después, reemprendemos la subida otra vez a por nuestro segundo Cautiecho. 

El calor aprieta todavía, pero no reblamos, en 30' estamos de nuevo en el puente, y entramos por la margen izquierda desde un boj que hay un cordino y un maillon. 


De nuevo estamos por aquí..












Llegamos al rapel, ponemos las dos cuerdas y seguimos tan contentos.


Esta vez baja primero Abel para abajo.





Llega la hora de recuperar cuerda y...

Calamidad 3: Se engancha la cuerda...
Cuando pensábamos que todo iba a ser una anécdota por el descuido de la cuerda y que íbamos a terminar volando, la cosa se complica. Al recuperar la cuerda, se queda enganchada, y ni con el puño y nuestro peso conseguimos que se suelte, al ser tan largo el rapel, nuestros meneos a la cuerda no hacen nada, creemos que se ha dado vueltas una cuerdas sobre la otra y que por eso no corre...


Allí que tuvimos que dejar las cuerdas...


Vemos la hora que es y que si tardamos el personal se puede preocupar, quedan pocas horas de luz y decidimos abandonar las cuerdas y seguir para abajo.







Esta vez vamos a volver por el camino del barranco de Juncar. Remontamos el Balcez hasta en una curva pronunciada, vemos el mojón indicador, nos quitamos el traje y a subir se ha dicho. La senda no es muy cómoda, pero no tiene pérdida y eso que tiene algún tramo algo cerrado. Salimos a unos campos con vacas y por una cancela a la carretera tras algo menos de un hora de subida, ahora toca bajar por la carretera y retornar al coche los 2,5 kms que nos faltan.








50' minutos de dura cuesta arriba...

Al menos la senda tiene buenas vistas por arriba...

 En los prados que vimos vacas...


Ya sólo toca bajar por la carretera y retornar al coche los 2,5 kms que nos faltan.


Llegamos cansados y deshidratados al coche, no ha sido tanto, cerca de 1000 metros de desnivel para mí (250 menos para Abel) pero estamos cansados como si hubiéramos hecho 1500 o más, el calor nos ha castigado bien...

Bueno, y al día siguiente tras ducha y cama reparadora, Goyo se ofrece a acompañarme a buscar las cuerdas y volvemos a subir, y recibimos el mismo castigo del calor, o más...

Esta vez accedemos directos al rapel de 5 metros previo al gran rapel. Mientras preparo la instalación, Goyo sube a ver As canales, y el pobre se marea del calor, así que al final se baja conmigo al barranco para estar más fresco, ya que en el cauce se esta genial. Aún así no se encuentra bien, y no baja a ver la cabecera como le gustaría. Lo dejo hablando con el "Roca"...


No hay sorpresa, y nuestras cuerdas nos están esperando dónde las dejamos...
La recuperación no es tarea fácil, resulta que no es que estuvieran retorcidas (que lo estaban, pero sin ser extrema la cosa), el problema es que al subir la cuerda se ha metido en un labio en forma de "V" invertida en la toba (al estilo de la antigua placa Logic de Cassin). No sé cómo se ha metido allí, pero está bien apretada y no sale por mucho tirón ni golpe que le doy. No va a salir a base de fuerza, habrá que tirar de ingenio o bajar de nuevo a soltarla manualmente y luego remontar...

Recupero una de las cuerdas desde arriba, y veo que el problema está a unos 10 metros de la reunión. Se me ocurre tirar la mochila cargada con la otra cuerda enganchada a la cuerda a modo de rapel guiado, y sujeta desde arriba por el otro extremo de la cuerda, así al caer, pegará un tirón hacia abajo, perderá su rapel guiado, pero la podré recuperar del otro extremo... la cosa funciona y no tengo que bajar...bien!!!!


En ese labio se quedó enganchada la cuerda..




Recupero las cuerdas y vuelvo para arriba, trepo con cuidado los dos resaltes, subo jumareando el rapel de 5 metros, y de allí trepamos a la senda por terreno expuesto pero fácil asegurados a la cuerda fijada arriba.



Toca remontar los resaltes mientras Goyo me ayuda con las cuerdas.

Saliendo a la senda..



Sólo nos queda andar de regreso por la senda, lo que debería llevarnos una hora, nos costará bastante más del doble porque el pobre de Goyo va muy tocado, y bastante tiene con llegar.








Aproximación: Hasta Puente Cautiecho 1h15' Hasta Mirador As Canales 1h30' En rojo.
Descenso: 1h45' buscando escapes Desde el puente al Balcez la sengunda vez 35' . En morado.
Retorno: Por el río y Tranco de las Olas: 1h30' a buen ritmo Amarillo y rojo.            Por la senda del Juncar y carretera 1h25'  En verde, fala el tramo de carretera.



Y después de esta curiosa peripecia, solo podemos decir que tardaremos un tiempo en volver al Cautiecho, pero que volveremos... je je!! mientras todo quede en anécdotas no hay problema... 

2 comentarios:

Bruno dijo...

La última vez que estuve por la zona unos excursionistas me dijeron que el forestal afirmaba que se había autorizado aparcar en la encina del Cueva Cabrito y solo faltaba poner la señal, será cuestión de informarse, la verdad es que hace falta una zona de aparcamiento allí evitando una peligrosa caminata por la carretera.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Vaya mala suerte, con el dichoso labio. Haber si para la próxima vamos a un barranco de los habituales ����... Abel