Páginas vistas en total

jueves, 7 de junio de 2018

Corredor Norte de Punta Fulsa desde Ordiceto

Sábado-Domingo 2/3 de junio de 2018


Corredor Norte de Punta Fulsa (2866m.) desde Ordiceto.

Dejamos a un lado los barrancos, sin dar todavía por cerrada la temporada de esquí, y a punto de entrar en el verano, apostamos por algo de alpinismo"invernal".

Después de disfrutar la tarde noche del viernes de la fiesta sorpresa que le dimos a Amador en el Último Bucardo por su próximo 60 cumpleaños, quedo en Aínsa con Lorenzo. 

Subimos con muchas ganas y motivados ante un plan atractivo. Nuestro objetivo era la Norte del Perdido, pero la lluvia no nos dejó cumplir nuestros deseos, y visto que daban una ventana seca de pocas horas, y que ya no estamos tan fuertes como cuando éramos jóvenes (yo hice ya la norte del Perdido desde el Parador en 2001, pero hoy eso me parece ciencia ficción) tuvimos que buscar un plan B que no resultó nada mal.


Lorenzo en los primeros tramos del corredor.

Ya subiendo nos llueve un poco, una vez llegados a Pineta el cielo no invita a salir corriendo, esperamos a ver cómo evoluciona, y al rato, sin caer el diluvio, cae un aguacero, después ya de forma más intermitente chispea pero sin llegar a parar... LA tardea vanza y tenemos que tomar una decisión.... sin esquís (Neouville hubiera sido una buena alternativa) tenemos que improvisar... 


No tardó en empezar a llover.. No tenía sentido subir al Balcón a dormir...

Lo cierto es que nos costó levantar la moral, una tarde gris y lluviosa. 
Se me ocurre el corredor Norte de Punta Fulsa. La última vez que estuve por allí ví una línea que me pareció atractiva, y Punta Fulsa era una cumbre que nos faltaba a los dos. Nos intentamos motivar, y empezamos a subir la pista de Ordiceto, cuyo estado es más que delicado, requiere mucha paciencia, pericia al volante, y un coche apto para esos terrenos, el Subaru de Lorenzo se porta como un campeón. Tenemos que retirar piedras, ramas (y gracias que estaba el Forestal con la motosierra limpiando la pista). Mas arriba una piedra grande, unos 200kgs, nos corta el paso. Tratamos de retirarla y empieza a llover, la motivación decae. Pero el forestal sube, entre los tres retiramos a un lado la piedra, y logramos llegar a la central, donde hay una pequeña cabaña. La idea era quedarnos a dormir allí, pero la humedad no invita a pasar la noche, y como parece que el cielo igual aguanta, nos venimos arriba, hacemos la mochila, y apostamos por subir al refugio de Ordiceto.



La tarde no ayuda a levantar la motivación.

Llegamos al refugio, con idea de dormir, pero hay mucha humedad dentro, y apostamos por subir.


Subiendo por la pista confiados en que no arranque a llover.


Logramos llegar sin mojarnos

Posets está tapado por las nubes.

El suelo del refugio encharcado, Prames y su "marca de la casa"


En menos de una hora nos plantamos en el refugio, la nieve no está dura, pero aún deja subir sin hundirnos demasiado. Cuando llegamos el cielo está gris, pero confiamos que mañana mejore. 

Una vez dentro, comprobamos que la FAM no ha arreglado los defectos de construcción de este refugio realizado por Prames. El refugio se construyó en 2010 con una subvención de Endesa dentro del Plan de Limpieza de Embalses. El diseño no tiene ningún gusto, una pena que no aprendamos de nuestros vecinos franceses. No nos gustó cuando lo conocimos en el verano de 2010 en nuestra travesía Ordiceto-Trigoniero. En 2011, en una visita invernal a Suelza con esquís, ya comprobamos el problema de las filtraciones y lo comunicamos a la Federación, para nuestra sorpresa, Sergio Rivas, del Comité de Refugios, nos respondió diciendo que se intentaría subsanar y que agradecían la notificación. Pero han pasado 8 años, y todo sigue igual. Prames, la empresa constructora ha vuelto a dejar huella de su estilo de trabajo (con repasar todos los refugios aragoneses es fácil comprobarlo: Las filtraciones del Ángel Orús, los restos de basura y escombros por Renclusa, la ejecución de Llauset, ...). En resumen, la puerta rota, la pared Este con filtraciones, el suelo encharcado, y una gran humedad dentro del refugio. Menos mal, que no han aparecido goteras y arriba se puede dormir... 

Como no hace frío, sacamos las sillas y cenamos fuera que no hay humedad. 


Cenamos fuera para evitar la humedad del refugio encharcado

Subo en busca de cobertura sin éxito.

Posets sigue cubierto.

Punta Suelza también con nubes agarradas, pero parece que las estrellas ganarán la partida.

Por la mañana, amanecemos a las 6, 2ºC, no ha helado casi, pero parece que el día se mantendrá unas horas despejado... desayuno rápido y nos ponemos en acción.

Primeras luces hacia el Pico de Ordiceto.

Punta Fulsa, nuestro objetivo a primera hora.

A la cumbre de Fulsa le tenía tantas ganas como respeto. Había leído que su arista sin ser muy complicada, es muy expuesta, sobre mala roca y con una caída más que peligrosa. Por eso la idea de subirla en invierno no me parecía mala. En su cara norte hay tres posibles corredores, de izquierda a derecha. El primero es el más corto y sencillo, algunos lo usan como ruta de bajada en verano e invierno. El central tiene algo más de inclinación y un resalte mixto en su parte superior, y el más a la derecha, es el más largo y a priori se ve más tieso, aunque nosotros lo encontramos en unas condiciones muy fáciles.


♦Corredor IzquierdaJesús Vallés lo subió en junio pasado, habla de PD, 40-45º, y 200m (Yo creo que es más corto). 
♦Corredor CentralJesús Zuriguel, de RetoVertical,  subió por el central, ellos hablan de 55-60º max y un corto paso de mixto, algo difícil de proteger.
♦Corredor Derecha: Por el que subimos nosotros, parece el más largo, pero calculo que entre 120-150m de recorrido, y unos 45º de pendiente , con algun pasito de 50º y la salida algo más tiesa por la cornisa. Aunque como podíamos meter media bota haciendo huella, pues no ofreció serias dificultades. No es fácil colocar seguros en su primer tramo.



















En poco más de una hora nos plantamos en las piedras que hay poco más abajo del corredor, nos ponemos el arnés y sacamos los piolets. El corredor visto de frente casi intimida, pero luego dentro, no es tan tieso como parecía. Como la bota entra bien, no vemos necesario asegurarnos, y no sacamos la cuerda. Salvo la salida de la cornisa, no hubo ningún paso delicado. La roca no es muy compacta, y aunque no es fácil, algún seguro se podría colocar. cintajos largos irán bien, el friend del 2 también lo hubiéramos podido colocar, y los clavos.. habría que elegir bien el sitio.


El vídeo resumen de la ascensión a Punta Fulsa por el Corredor Norte con Lorenzo como protagonista único...




Nuestro objetivo



Nos ponemos el arnés antes de entrar.

Tiene buena pinta.


Voy subiendo sin dificultades


Ambiente de montaña para disfrutar




La huella da mucha confianza y no sacamos la cuerda.



Le pido a Lorenzo que pase para hacerle fotos desde abajo.

Parece más de lo que es, pero es a lo que veníamos, a disfrutar del ambiente, sin estrés.



Dudamos por dónde atacar la cornisa.





En el único paso delicado, superar esa salida tenía su morbo...




Una vez superado el delicado paso de la cornisa, nos queda muy poco hasta la cumbre, menos de lo que pensaba y más fácil incluso de lo que imaginaba. Se hace por roca quebradiza, sin un terreno claro, pero sin dificultades, tan sólo tener cuidado porque no te puedes caer, fácil pero peligroso.

Continuamos para la cumbre por terreno fácil pero expuesto.

Lorenzo termina los últimos metros sencillos de la arista a Punta Fulsa.
 Punta Suelza al fondo, a dónde subió hacía solo tres semanas con los Kroketas.


9:15 En la cumbre disfrutamos mucho. Actividad corta y muy agradecida. El balance Esfuerzo-Recompensa es muy favorable.  2h15 desde el refugio, sólo 500m. de desnivel, sin aire, buena temperatura, sol a ratos (hasta que se veló) y vistas de primera. Pensábamos estar poco rato, pero la cumbre invitó a más. 



Hacia MontePerdido todavía despejado.

Vignemale, Robiñera La Munia-Gerbats

Cotiella

Hacia Peña Montañesa


Al NE, Culfredas, Bachimala, Posets y la presa de Ordiceto a nuestros pies.

Hacia Neoville, en frente pico del Ibonet de Trigoniero



9:45 Tras disfrutar de la cumbre, emprendemos el descenso. Bajamos la cresta con cuidado y volvemos al corredor. Tenemos dos opciones, seguir la arista en busca del último corredor, menos inclinado, o bajar por donde hemos subido. La arista está entretenida y expuesta, asi que preferimos bajar por el corredor, aún sabiendo que nos llevará más tiempo.

Bajo asegurado el paso de la cornisa abriendo una huella franca, y aseguro a Lorenzo desde abajo. Ya que hemos encontrado un buen punto de seguro, dejamos un cordino y rapelamos por aquello de dar uso a las cuerdas que hemos porteado. La pendiente es muy constante, y podíamos haber destrepado desde arriba, pero... luego optamos por bajar de espaldas a la pendiente.



Asegurado, abro una huella buena por el medio de la cornis para bajar.



Vistazo desde arriba hacia la reunión que he montado.



Aseguro el descenso de Lorenzo desde abajo.

No era para tanto, incluso podíamos haber subido directos...

Ya que tenemos la reunión, rapelamos los primeros metros.






Destrepamos el resto.

con la huella hecha y de espaldas a la pendiente se baja bien y rápido.

Lorenzo al pie del corredor una vez terminado el descenso.



De regreso al refugio, vamos viendo como las nubes de evolución ganan paso, y confiamos terminar secos la actividad. Recogemos las cosas del refugio, y bajamos hasta el coche sin ningún contratiempo...

Las nubes ganan terreno

Parte superior del refugio. Sin encanto, pero bien para dormir.



No pudo ser la Norte del Perdido, pero nos vamos satisfechos para casa, quizás en el Perdido nos hubiéramos mojado bajando (aunque luego no cayó nada). Nos vamos a celebrar el éxito de nuestra actividad, pensando que cada vez que nos juntamos Lorenzo y yo sólos, suelen salir actividades normalmente muy largas, pero esta vez ha sido la excepción de actividad corta y agradecida, que te vas a casa contento como cuando cerramos la Trilogía de Vivacs en el Soum Ramond, o la preciosa vuelta que dimos por Lescún, pero en esta ocasión, sin llegar con el cuerpo molido.

1 comentario:

Andrés Bellera dijo...

Vaya corredor mas chulo David, además el día os acompañó, algo raro en estos tiempos que corren...
Interesante actividad alternativa, me la anotó en la lista de posibles.
Saludos!