lunes, 16 de noviembre de 2009

Mesa de los Tres Reyes por el Ibon de Lhurs

31.Oct.2009

Para terminar mi periplo otoñal, acabe el mes de octubre con la ascensión al pico de la Mesa de los Tres Reyes. Ya lo ascendí hace mas de 15 años, pero desde Linza. Tenía curiosidad por subir desde el valle de Lescún.

La idea era subir a dormir al Refugio de Lhurs, pero con el cambio de hora se me hizo demasiado tarde, y al no conocer el camino, subir de noche no me pareció seductor, por lo que decidí quedarme a dormir en el Parking de Anapia (señalizado desde Lescún).

Por la mañana partí hacia el ibón. Al principio por pista, poco después de inicia la subida, fuerte al inicio, por sendero en medio del bosque, para al salir del bosque, alcanzar en breve el ibón y el refugio de Lhurs. (1h30').

Al inicio del sendero...


Cortados camino del ibón...
Refugio junto al ibón de Lhurs y subida hacia la Tabla...
Parada, almuerzo,un trago y para arriba, desde aqui el sendero está poco marcado pero es facil intuir el único trazado posible. Se dirige hacia una canal, con un tramo de pedriza suelta incomodo, y finalmente un pequeño trepeteo nos deja en el collado, desde el que comodamente se accede al pico de la Tabla y después a la Mesa, a la que tuve la suerte de coronar en solitario, por breve tiempo, ya que numerosas personas se dieron cita en la cumbre poco mas tarde.

Pico de la Tabla debajo desde la Mesa, al fondo el Midi.
Desde la Tabla, vistas al oeste y a la Mesa de los Tres Reyes..


El descenso lo quise hacer por otro valle, un poco mas al norte, por terreno mas cómodo, dando la vuelta completa al Pene Blanque y al Billare, bajando por el valle de Anaye, con otro precioso bosque otoñal para terminar apareciendo en el idilico llano de Sanchese, un sitio del todo recomendable.


Bajando hacia Sanchese por el Valle d Anaye


Llegando al llano de Sanchese...



Desde allí, aunque daban de quedarse tirado, me quedaba volver al coche por la pista en unos 30'.

Con esta salida ponía fin a mi periplo por tierras francesas durante este verano-otoño que me ha permitido conocer mejor este otro lado de los Pirineos que tenia algo desconocido.


Con un poco de suerte, si tento tiempo, mañana os cuento el inicio de temporada de esqui de ayer domingo.

No hay comentarios: