martes, 3 de abril de 2012

Turismo por el sur de Francia

2.Abril.2012


Disfrutando por tierras francesas:
 Oloron - Pau - Gavarnie - Lourdes- Betharran.

Comenzamos la Semana Santa aprovechando sus últimos dias de buen tiempo antes de las borrascas que nos remojaran el resto de los días. Marcho con Mariajo a disfrutar de forma relajada de la otra vertiente de los Pirineos.


Comemos tranquilamente al otro lado del Somport, cerca de Oloron, por donde damos una vuelta antes de ir para Pau (yo no estaba desde hacía 24 años! ya tocaba). Bella localidad, con un impresionante paseo de cara a los Pirineos (su "Boulevard des Pyrénees  "), cubierto de terrazas con tumbonas que invitan a quedarse ahí tirado. Paseamos relajados por sus calles, admiramos el Castillo de Enrique IV y otros muchos edificios guapos.


 (Para ver mas fotos e info de Pau aqui un enlace recomendable).


Calles de Pau.  Foto by Mariajo ©  . 


Castillo de Enrique IV, Pau. Foto by Mariajo ©




 Circo de Gavarnie


El domingo nos acercamos al Circo de Gavarnie. 


Es la primera vez que me acerco al Circo de día! Siempre a la luz de los frontales en medio de la noche! En esta ocasión sin stress y disfrutando del paseo.

De camino al Circo. Foto by Mariajo ©

Mariajo no conocía el circo, y por algo es Patrimonio de la Humanidad. El Circo presenta un aspecto inusual para estas fechas, no hay nieve hasta la Hotel du Cirque. 


Foto by Mariajo ©


Allí mismo observamos las cascadas de hielo todavía formadas que poco a poco se van desmoronando (vemos varios desprendimientos por la zona de la Banzayous). Alois y Thanatos están a medias. 






El último muro, para mi sorpresa, ofrece un buen paño de hielo!!


El tercer muro de Gavarnie

Volviendo del Circo.

La tarde-noche se la dedicamos a Lourdes. Meca del turismo religioso, donde acuden hasta 6 millones de personas al año. Desde que Bernardette, allá por 1858, tuviera varias apariciones de la Virgen, menuda revolución para esta localidad! (Mas info y detalles con fotos majas aqui).






Por la noche fuimos a la Procesión de las Antorchas (velas), donde hacen una celebración en 5 idiomas.


Lo cierto es que aunque uno no sienta una fe religiosa, allí se respira un cierto halo de espiritualidad contagiosa, que hace pensar!



Lo cierto es que aunque uno no sienta una fe religiosa, allí se respira un cierto halo de espiritualidad contagiosa, que hace pensar!



Grottes de Betharran

El lunes lo dedicamos a conocer unas famosas grutas acondicionadas para el turismo, las Grutas de Betharran. Se trata de un espectacular complejo. Fueron las primeras cuevas acondicionadas para el turismo con luz en Francia, hace mas de un siglo. Tanto tiempo, y el estilo francés, se nota en una cuidada y bonita visita. Por 13 euros haremos un recorrido de unos tres kilómetros. Desde el Parking se realiza una pequeña aproximación en autobús, hacia la parte alta de la cavidad. Desde allí se inicia la visita. Un bello recorrido muy disfrutón, con un simpático guía, Benoit, que un magnifico español nos acompañó en una visita solo para españoles.

Detalle de las Grutas de Betharran.


Espectacular el techo de la Gran sala. Foto by Mariajo ©

Foto by Mariajo ©

Tras descender mas de 80 metros hasta llegar a la altura del rió interior que recorre el fondo de la cavidad, entramos en una espectacular falla, por cuyo interior, un alto pero estrecho pasillo (para mí lo mas curioso de toda la cueva).

La "falla". Me recordó al Barranco de las Gloces de Monteperdido.

 Luego llega el tramo que hace famosa esta cueva; sus atracciones: el paseo en barca y en tren.

Se cruza el tramo inundado del río en una especia de barca (no deja de ser un tren elevado) y finalmente se monta en un pequeño tren eléctrico que a modo de "cueva del terror" nos lleva el último km hasta la salida.

Visita del todo recomendable.


De regreso hacia España, cruzamos hacia el Portalet hacia Louvie-Juzon, pasando por rincones realmente interesantes, que invitan a ser disfrutados en calma, como la singular villa de Lesterre-Betharran con una camino de via crucis realmente interesante.

Antes de que las lluvias pongan fin a nuestro viaje por tierras francesas, aprovechamos en una de sus muy cuidadas zonas de descanso para comer y ver la flores que nos anuncian el fin del invierno.



Foto by Mariajo ©





No hay comentarios: