Páginas vistas en total

sábado, 25 de mayo de 2019

Barranco de Chimiachas por Pasolen y Articazos.

Viernes 24 de mayo de 2019

Barranco de Chimiachas por Pasolen y Articazos.

Con una meteo incierta, más con deseos que con certezas, salimos a ver si hay suerte y la meteo deja hacer algo, y eso que salir de Zaragoza lloviendo invitaba más a quedarse en casa. Después de la jornada, el balance no pudo ser más positivo, espléndido rincón, otra de las muchas joyas que guarda la Sierra de Guara. 


Ángel en el aéreo paso de Pasolen. 


Quedo en Huesca con Ángel que baja de Fiscal. De allí marchamos a Álquezar. Aproximamos hasta San Pelegrin en coche, incluso un poco más, hasta el desvío hacia las Balsas de Basacol

12:00 Arrancamos con un cielo amenazante, pero no demasiado. Hemos hecho bien no madrugando, y dando tiempo a que las lluvias se pasaran. No nos mojaremos mas que con el agua que aún queda en los arbustos de la lluvia matinal, y luego en el río.

En lugar de seguir la pista, atajamos por un sendero que sube de forma directa. Tras coronar, enlazamos con el sendero que viene de Alquezar (25'). Al principio seguimos dirección a los abrigos de Quizans, para luego, en otro cruce marcado, el camino más evidente sigue hacia el abrigo de Chimiachas, a la  parte superior del Barranco, que nosotros dejaremos pendiente para otra ocasión. Hoy tomamos camino de Pasolen




Salimos un poco más arriba de San Pelegrin. 

Abandonamos la pista nada más salir para coger una senda atajo bien marcado.

Tuvimos fe en que el cielo nos respetaría...

Fósiles foraminíferos.

Parece que el día aguanta cuando conectamos con la senda que sube de Alquezar.



La senda ya no es tan evidente, pero la dirección a tomar no ofrece dudas, con el Vero a nuestros pies.

Cañón del Vero.


empezamos a bajar y pasamos por el abrigo de Cueva Grasa.



Tras un corto tramo algo cerrado de vegetación, pero con marcas, iniciamos el ligero descenso, pasamos junto a unas paredes con numerosas oquedades, donde destaca la Cueva Grasa, y casi sin darnos cuenta, cuando empezamos a divisar el cañón del Vero, nos presentamos en Pasolen. Tras 1h15' de camino, nos ponemos el arnés. 


Ángel al inicio del pasamanos.

que bonito sitio...

Ángel observa el trabajo de sujección de piedras para hacer más cómodo el paso.

Se observa el cemento de sujeción, al fondo del paso, también hay otro "arreglo" pero ese, ya mucho más antiguo.


El arnés no es imprescindible, pero ya que lo llevamos... con el cable se calma el "coco", sin él, la cosa cambiaría, no es un paso imposible, pero requeriría templanza. Quizás no me pareció tan aéreo como había imaginado por las fotos, y es verdad, que el cable quita mucho "ambiente" y compromiso. 

Sin duda es un paso de merecida fama, que honra a sus antiguos moradores, por encontrar estos pasos y transitarlos con la paciencia y modestia de antes. 


Nos recreamos por el sitio, que la oportunidad lo merece...

Foto de Ángel desde el otro extremo.

Inserto vídeo de Brahin Oscameteo para dar otra visión del paso.


Luego seguimos descendiendo por una vira, que gracias a la vegetación que hace de barrera protectora física y psicológica, vamos bajando por un sendero no siempre bien marcado, pero que nos permite llegar primero a la pequeña Cueva del Cucharero, y poco después al Paso de Articazos. 



Vertical vista hacia el Tozal del Vero o Peña Bobin.

Pasolen visto desde el Tozal de Alquezar o Corona del Tozal, en frente, que subí al día siguiente.

Panorámica desde Peña Bobin al día siguiente. Vías de escalada exigentes en el Tozal de los Tiestos. Sitio recóndito para escaladores intrépidos: Los Comepiedras , Golpe de Estado y la Caída del Vero.


En blanco la senda descendente al Chimiachas. La lineas de escalada en el Tozal de los Tiestos abiertas por Edu Gonzalez. En morado la vía "pudo ser clásica"

Vistas desde Tozal de Mallata al día siguiente.


Bajando por el túpido bosque que hace de barandilla psicológica.

Llegando al Espolón que cierra el barranco de Chimiachas con buitres vigilándonos.

En frente ya adivinamos el Paso de Articazos.

Cueva de los Cuchareros, previa a la entrada al barranco.

Senda vestida pero sin agobiar.


El paso de Articazos, sin cable y mojado uy.. uy...


Añadir leyenda



El paso de Articazos es estrecho, pero se deja hacer sin problemas.


La sirga del Paso de Articazos está dañada y retirada.

La funda ayuda en el contacto suave a la manos, pero facilita el óxido y no deja ver su deterioro.

Sólo los dos últimos metros tienen sirga.


Ángel continua un poco más abajo para conocer la senda de Articazos que termina en el Vero andando.


Un corto rapel no muy cómodo sobre la higuera y el bloque empotrado nos deposita en el interior del barranco.





Una vez en el cauce, tan sólo nos quedan tres rápeles, dos de ellos bien largos, de 45 metros, con tramos verticales y otros en rampa, terminando en la espectacular Cocineta, un lugar al que su merecida fama hace justicia. Sorprende ver el estrecho desfiladero por un estrato horizontal y la cueva que se abre por debajo.





Hacia la cabecera del 1º Rapel de 45m.

Hacia abajo desde la mitad del rapel

Ambiente magnífico.


No nos pusimos el peto de neopreno, y las cuerdas al pasar por el descensor nos empaparon el pantalón.




Por debajo se adivina la Cocineta

Las cuerdas terminaron bien rizadas...

En el rapel intermedio de 25m.



Ángel en la cabecera de la Cocineta con la reunión en el suelo.

Entrando.

Mientras en frente otro arco/agujero de piedra... Foto de Ángel

El agujero anterior está en la esquina superior derecha.



Mirada hacia arriba.

Hacia abajo la Cocineta

Cocineta y su hendidura.





Un sitio realmente espectacular.






Foto panorámica a la salida de la Cocineta.



Los tres rápeles se nos han pasado volando. Ya estamos en el cauce del Vero. Me he quedado con ganas de más, quizás en otra ocasión tengamos que volver a hacerlo desde arriba, aunque se veía algo cerrado de vegetación, pero hay gente que dice que merece la pena.

Recogemos arnés y cuerdas y nos ponemos el peto, ya que nos vamos a mojar sí o sí. Fuimos evitando el agua, pero hay dos tramos, y sobre todo uno, que el agua llega al pecho... Hoy no es el día, pero no me importaría terminar el Vero, ya que nunca lo he recorrido al completo, tan solo tramos por partes. 




El tramo del Vero que recorrimos visto desde lo alto de Peña Bobin.

Bonito tramo del Vero.




No importa mojarse, la temperatura es buena.



En algún punto te mojas casi completo...
Paso casi sifonado que evitamos.



Tozal de los Tiestos visto desde abajo.
Llegando debajo del techo.

Sitio espectacular.

Cuando llegamos bajo el imponente techo del Tozal del Vero, buff, vaya sitio guapo. Rápidamente nuestras miradas identifican los parabolts en la pared, en nada, nos duele el cuello sólo de mirar hacia arriba. Conforme nos separamos de la pared, vamos alucinando con la preciosa pared del Tozal del Vero. Ahora ya nos ha pillado "mayores", pero en su día estuve a punto de ir a escalar la Ley de Mr Hook, ahora siendo consciente de semejante aventura, casi me alegro de que la meteo no nos dejara entrar, y eso que me compre unas "uñas" de propio...  



Uno se siente minúsculo debajo de semejante mole...





Extremo izquierdo de la pared del Vero. Por arriba discurre la via " Oscar Pérezdedicada al escalador , fallecido en el Latok II, y por debajo una de artificial del Pelut. "Amigos del Pedal"


Zoom a la guindola que cuelga.


Para los que quieren vías de artificial con ambiente, no hay que hacer km para una gran pared.

Menudo desplome...

Se nos acaba la excursión...

El gran bloque gris indica que hay que abandonar el cauce y empezar a subir.

Una vez cambiados, empezamos a subir, pero lo hacemos antes de tiempo, y sin querer, al principio, luego ya consciente del despiste, subí hasta la base del Tozal de los Tiestos, donde Edu Gonzalez ha abierto unas pocas pero selectas vías de escalada para gente con pedigrí y curtidos en serias lides, no es "love climbing"

Después, ya por el camino bueno, pasamos junto a un curioso arco que luego veré desde arriba al día siguiente, vamos subiendo sin poder evitar mirar hacia atrás constantemente, que bonito lugar... me encanta...  les tengo que decir un día a Manu y a Edu que cuando vayan a escalar voy a hacerles fotos...




La senda y el arco desde la cima de Peña Bobin.


 
Impresionante pared donde Edu ha dejado un buen puñado de vías abiertas junto a las antiguas.



Tozal del Vero o peña Bobin.

Pasolen desde la senda de retorno, y la pared por donde discurren "Pudo ser clásica" y "Golpe de Estado"

Pasolen visto desde abajo con zoom algo desenfocado...

Magnífico lugar, 5* 

El retorno nos lleva 1h10' hasta el coche.
Muy satisfechos de un día que no prometía nada, nos vamos a casa encantados de esta bonita excursión/barranco del todo recomendable.


Mirar al suelo tiene premio...

De camino por la pista de Basacol hacia San Pelegrín.


Cruzando San Pelegrín.

Alquezar desde arriba.

Lo celebramos en Alquezar, con cerveza, aunque la comida no estuvo a la altura.





Más info en el magnífico libro de Salamero "Sierras de Piedra y Agua" sobre barrancos en la Sierra de Guara y en su más que recomendable blog
En Wikiloc podemos encontrar rutas por la senda del Paso Len a la parte inferior del Chimiachas o accesos a la parte superior, visitando las pinturas. 


Info de Escaladas:

Croquis de la espectacular pared del Tozal del Vero en la web de Osso. Buenísmima recopilación. 
Del Tozal de los Tiestos y de las Macetas, ya los puse junto a las fotos.


Nosferatum Wall y Amantes del pedal para los amantes de la escalada artificial.


Tan bien me lo pasé, que volví los dos días siguientes por Guara, pero de tantas fotos que hice, me cuesta hacer las entradas del blog...


4 comentarios:

Eduardo Pardo dijo...

Hola David.

Ese zona es espectacular, aunque no apta para cualquiera. Nosotros el verano pasado, si el verano XD!, trazamos una circular desde Alquezar, bajando hasta el río Vero por Paso Len y Articazos (yo tengo vértigo, lo pase sin arnés y no me resulto complicado) y pudimos ver el inicio del barranco de Chimicachas que nos pareció que tenía una pinta estupendo, corroborado ahora en tu entrada.

La subida la hicimos por la otra margen sin senda ni leches, solo con algún esporádico hito que solo servían para estimularnos y darnos ayuda psicológica para seguir hacia arriba.

La bajada del Vero, es una de las asignaturas pendientes desde hace años, al amigo Rubén casi le convencí una vez, pero nada, tendré que darle la murga.

Un saludo

Hoy costra, mañana pus dijo...

Hola David¡

Oye, que curioso ese paso, no lo conocía. Me lo guardo en la carpeta de pendientes...

Gracias por compartir esos rincones¡¡

Salud¡

Fer

David dijo...

Hola Eduardo! Ya os leí en vuestra aventura por el torrido verano. Esa subida que comentas la intenté al día siguiente, pero no dí con el acceso, aunque ya ando pensando en darle un intento antes de que lleguen los calores..

Lo del Vero, es ponernos de acuerdo, para eso sí que vendrá bien el calor...

Fernando, te gustará el recorrido, muy majo!

Eduardo Pardo dijo...

Para entrar en la jungla, nosotros cruzamos el vero, lo remontamos hasta la badina donde hay una gran roca, ahí justo vimos un cordino atado en un boj y tiramos todo arriba buscando las zonas más despejadas, subiendo con intuición y con el gps. Senda no encontraras en ningún momento, salvo viejas trochas echas por los animales, una vez coronamos el Tozal, es pan comido aunque aún queda un buen cacho hasta Alquezar y llega bastante agua, porque desde el río Hasta Alquezar, salvo un barranco que llevaba algo de caudal a la altura de la cueva del Trucho no encontrarás.

Para el Vero hablamos más adelante, si nos vemos por Soria, entonces será buen momento para ver como lo hacemos.

Un saludo