Páginas vistas en total

miércoles, 8 de septiembre de 2021

Moncayo por el hayedo soriano de Aldehuela de Ágreda

 5 de septiembre de 2021         

Moncayo por el hayedo de la Hoyada de Aldehuela de Ágreda.

Prosigo con entradas pendientes. En esta ocasión con otra subida al Moncayo, y por una ruta nueva para mí (y aún me quedan). El Moncayo, con el Perdido, son para mí dos montañas especiales, fueron mis primeras ascensiones, y les guardo un cariño especial, por eso trato de subirlas al menos una vez al año, aunque por proximidad y envergadura, al Moncayo, casi siempre le "cae" más de una ascensión al año. Sin ir más lejos, esta subida fue la 4ª de este año, y no creo que sea la última... 



De regreso por el Hayedo de Peñarajada. 


En esta ocasión me propongo descubrir una vertiente que desconocía, la noroeste. Una ruta relativamente "nueva", en 2018. Se ha recuperado una antigua senda de carboneras (Una iniciativa premiada como el sendero más popular de 2019 en Castilla y León). Se trata del PR - SO 79, un recorrido circular que permite recorrer un hayedo y llegar hasta los antiguos pozos de nieve ya abandonados.

Me propongo hacer un recorrido inspirado por Eduardo en su más que recomendable blog Diario de un caminante. La idea es ascender por el hayedo, pasar por los neveros, salir del bosque y acometer el repecho final hasta el cordal de Peña Negrilla o Moncayo de Castilla, para luego bajar al collado de Pasalobos, y subir al Moncayo. En el descenso acometeré la ruta Norte, sin senda, en busca de los restos de aviones estrellados por el Moncayo, para salir después por la senda de los cazadores poco antes de Peña Nariz, y bajar por el barranco de Agramonte y finalmente salir por la pista que cruza el hayedo de Peñarajada o Canalejas hasta el coche.  



Desde Ágreda, antes de coger camino de Vozmediano, cojo el desvío hacia Aldehuela de Ágreda. Por carretera estrecha y sinuosa se va subiendo, justo cuando la carretera va a bajar hacia el pueblo, en el cruce de Cuatro Caminos, se coge una pista de tierra en perfecto estado (junto a un cartel y una caseta). Se recorre la pista horizontal (descartar un desvío ascendente a mano derecha al poco). Así se llega hasta una fuente y una casa, dejamos el coche. 





El inicio del sendero está marcado con un cartel indicador. Como quiero llegar a tiempo de comer a casa, para regresar más rápido, subiré andando ligero y con idea de bajar corriendo, voy sin mochila, sin agua y la única cámara de fotos es la del móvil. (no había buenas luces que justificaran llevar la cámara buena). Se inicia una dura subida, que cruzando el hayedo ganará desnivel de forma directa a la sombra. Pero nos hará sudar ya que no da tregua y su trazado no tiene zetas que lo suavicen. 





Subida directa. Sin zetas cómodas.



Descarto el Peirón de Peña Rajada y sigo recto.


Paso por un campo de frambuesas...

Aún las pillo maduras y ricas...



El hayedo da paso al pinar y a una zona de frambuesas que aún pillo con frutos. Tras un último repecho alcanzaremos el chozo-refugio de los Cejos, donde sorprende ver un banco de forja. Ese banco lo han subido por la pista que luego seguiremos y que permite dar al vuelta bajando hacia el Canto Hincado.

Saliendo del bosque , vistazo al Norte.

El chozo-refugio de los Cejos


Dejo el refugio, tras unos metros llanos de tregua, abandono la pista y acometo la última subida fuerte hacia el cordal de Peña Negrilla. 




La cima de Peña Negrilla Norte, ya a la vista, aún queda un pequeño rodeo.

Ya asoman los quitameriendas.





Allí, una vez por la divisoria, paso por las dos cimas, la Norte y la principal. me llaman la atención sus curiosas formas: un círculo de piedras en la primera cumbre y un pequeño abrigo de piedras con la técnica de la piedra seca, antes de alcanzar la cumbre principal. Hacía muchos años que no subía a Peña Negrilla, y la anterior fue con esquís en 2009 cuando me saqué el bono de Temporada de Arramón Moncayo.



Vestigios de uno de los pozos de nieve.

Tras llanear un poco, vistazo atrás hacia Ólvega

Cima de Peña Negrilla Norte

La cumbre del Moncayo al fondo.



Lo que me queda de subida...



Por allí bajaré...

Pequeño abrigo en el collado entre las dos Peñas Negrillas



Detalle interior

En la cumbre de Peña Negrilla. Hacía muchos años que no subía a Peña Negrilla, y la anterior fue con esquís en 2009 


Hasta este momento no he visto a nadie, pero en la cima coincido con dos chicas "runners". Tras una foto, continuo en descenso hacia el Collado de Pasalobos y el último repecho de algo más de 350 metros de desnivel hasta la cima. Sin prisa pero sin pausa, supero a unos cuantos grupos y en 30 minutos estoy arriba. Del coche a la cima me ha llevado 2h10' a ritmo fuerte, y sin tantas paradas como de costumbre a hacer fotos.. Se nota que hoy es domingo y está la cima a reventar de gente, así que no pararé en la cumbre.


A por el último repecho...


En poco más de 30 minutos he cambiado de cumbre. Atrás Peña Negrilla.

Últimos metros, y con gente!!

Mucha gente por arriba. No me quedaré un minuto.



Puestos a seguir por rutas poco frecuentadas, se me ocurre probar a bajar directo por el Norte, en busca de los restos de aviones estrellados hace ya unos cuantos años. No hay sendero, ya que es una ruta de invierno. No es nada cómoda ni muy intuitiva, pero como es cuesta abajo... uno se lanza, y las probabilidades de no ver nada y penar por ese terreno son altas. Con la ayuda del track podremos guiarnos un poco, pero si no lo sigues, como hice yo, luego no es tan fácil reconducir ruta, por lo incómodo del terreno. Por suerte, no es nada peligroso. La fortuna se alía conmigo y al poco de bajar ya veo la primera pieza, y más es mi sorpresa a ver a un paisano subiendo por este recorrido, definitivamente estamos gente para todo... 

Sigo bajando un poco más hacia el Oeste, y fui encontrando varios restos más del F-100 estrellado hace más de 50 años. Más abajo vi un gran motor, que casi es más accesible desde el sendero que viene de Haya Seca hacia el Collado de Pasalobos o Castilla. Desde esa senda, en 10 minutos de subida, se pude ver, cerca de tres arbustos grandes, que nos ayudarán a identificar la zona. 



Abandono la cumbre y me tiro para abajo.

No hay senda, hay que ir bajando ligeramente hacia la izquierda/oeste.

No sé que me sorprendió mas, si los restos o el paisano subiendo.



Más abajo este trozo es fácil de localizar.


Restos del avión F-100 americano estrellado.

Este trozo más abajo, parece del avión español.


Motor de gran tamaño.

Muy cerca del sendero de Haya Seca.



Una vez en el sendero, tomo rumbo Oeste, en ligero ascenso remonto hasta llegar a Peña Nariz, y desde allí empiezo un ligero descenso hacia el Barranco de Agramonte. Después de tanta solana buscando aviones, me siento a descansar un poco y a beber todo el agua que llevaba encima (0,5l. para toda la mañana). Una vez recuperado, sigo para abajo, donde conecto con una de las rutas habituales de subida. Pero en esta ocasión, en lugar de coger las pistas que van al Este, prosigo por el barranco, para luego ir cogiendo rumbo noroeste y por sendero salir a una pista abandonada, que más tarde sale a otra pista "en condiciones", bordeando el Hayedo de Peña Rajada, con algún tramo bien majo, y luego, ya solo queda seguir los 2 km que me restan hasta el coche.


Encima de esos tres arbustos está el motor. 


Ligera remontada hacia el barranco de Agramonte.

Pasada Peña Nariz hago una pausa a la sombra para beber un poco.


Empiezo a bajar...




Conecto con la ruta del barranco de Agramonte.

Tramo conocido pero muy chulo.

Enlazo con las pistas de Agramonte.

Por aquí se conecta hacia Agramonte.

Tras un tramo entre senda más cerrada, salgo a un pista maja.


De regreso por el hayedo de Peña Rajada.











Tramo por pista muy vestida de vegetación pero muy chula.




De la pseudo pista salgo a la pista de verdad.





Último tramo por pista para llegar al coche.


Bonita vuelta, interesante de conocer. Me costó más tiempo bajar que subir por ir buscando los restos de aviones. Quizás del hayedo esperaba algo más, (me había generado altas expectativas) pero es que no era la mejor época. Este otoño me acerqué otro día y estaba más chulo, pero no me parece mejor que el hayedo de Agramonte

Mi track 





Últimas ascensiones al Moncayo:

39ª 14/06/2021 Primaveral desde la Fuente de la Teja y Barranco de Castilla.


Marzo 2018: Con esquís.
Feb 2017: Con esquís sin ellos.
Reseña de Marzo de 2016. Invernal pero sin posibilidad de esquís, por la Senda de los Cazadores y descenso por la pala norte. Un día frío y duro.
Reseña de Febrero de 2015. En esa ocasión con esquís y vemos la cara oculta del Moncayo en su cumbre.
Reseña de Diciembre de 2014. Precioso atardecer desde la cumbre la víspera de Nochebuena.
Moncayo Corriendo Otoño de 2012. Precioso en el otoño.
Temporada 2008-2009. Bono temporada Arramon Moncayo. Aquello si que fue esquiar en el Moncayo. Pisé la cumbre 9 veces en apenas 2 meses.

2 comentarios:

  1. Hola David.

    Gracias por el enlace al blog. Es una circular diferente y a excepción del tramo del collado hasta la cima del Moncayo, poco concurrido.

    El hayedo, a nosotros nos gusto mucho, tiene una subida fuerte, pero a diferencia de los hayedos de la zona aragonesa, aquí no te cruzas con nadie, cosa que es un punto a su favor y eso, siempre se agradece.

    Salud y montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo! Es cierto que es un recorrido interesante y apartado de las rutas frecuentadas, y que merece la pena ser conocido. Pero como hayedo, me quedo con el de la Fuente de la Teja hacia arriba, que no suele estar frecuentado.

      Eliminar