Páginas vistas en total

sábado, 2 de enero de 2021

Moncayo invernal para comenzar el año

Viernes 1 de enero de 2021


Moncayo invernal para comenzar el año.


Con un tiempo incierto y ya que ando con rozaduras de las botas de esquí, me decido a ir a dar un paseo con las botas de andar hasta el Moncayo. Durante la noche, cayó una ligera nevada que cuajó en las calles de Soria y el rally por las calles hasta salir de la ciudad no será tontería...luego la carretera principal está perfecta gracias al buen trabajo de los quitanieves y saleros.

Cuando me desvío hacia la Cueva de Agreda, eso es otro cantar, pero tampoco será muy complicado.

Llegando el Moncayo está como estaba previsto, cubierto de nubes pero rodeado de sol que no se sabe si le ganará la partida, y así estará todo el tiempo, muy cambiante, por arriba cerrada y por abajo despejado e incluso soleado, la duda, si alguna de las ventanas de las nubes coincidirá en la cumbre... habrá que ir a probarlo...

Ya he cumplido mi tradicional ascensión anual, las siguientes, serán vicio. 

No he madrugado demasiado, y cuando llego me sorprende que sólo hay otro coche, y de hecho, justo sale cuando yo llego. Seguro que por Agramonte la cosa habrá estado más transitada... 


Cuando salgo el día tiene buena pinta y la carretera limpia...

Llegando a Cueva de Ágreda, la carretera está practicable, y el Moncayo con boina, como era previsible.


Hay nieve desde el pueblo, que incluso hace posible salir calzado con los esquís (se podría haber subido hasta arriba, pero al no haber base es un poco locura). Llevándolos, como los llevo en el coche, de no ser por las rozaduras, los habría usado, pero hoy no puedo, así que a andar...


La pista está cubierta, en muchos sitios hay más de medio palmo, lo justo para hacer algo incómodo andar. Aprovecho la huella de mi precedesor, que cada vez será más útil. Está todo muy bonito, y no sopla aire, cruzaré los dedos para que dure, y hacia Soria se ve un sol espléndido. Aunque por arriba sigue cubierto. Sigo optimista, disfrutando del camino.

Algún lugareño también  se anima a dar un paseo.


Se podría foquear sin problemas, pero para bajar ya es otra historia...

Aprovecho la huella de mi predecesor, se va más cómodo.

No sé si llegaré arriba, pero ya voy disfrutando del camino.

Esta de cuento.

Sin aire, y temperatura "razonable", un lujo.


Alcanzo el sendero, se deja la pista a la derecha, y nos metemos arroyo arriba, la senda ya no está para esquís, (me alegro de haber resistido la tentación). Empieza a haber más nieve conforme se gana altura. Al abrirse el valle, se nota algo más de frío y eso que voy a buen ritmo. Pero sigo motivado a pesar de que no termina de despejarse por arriba. Antes de llegar al manantial me cruzo con el montañero que ha ido abriendo huella, dice que hay mucha nieve y que no le va a dar tiempo de llegar a comer a casa, y que prefiere darse la vuelta. No me queda otra que agradecer su colaboración desinteresada hasta allí y seguir para arriba. Cuando alcanzo su última huella, empiezo a hacerme la idea de que me va a tocar currármelo si quiero llegar arriba. Al principio es algo "razonable". 

Empiezo el sendero

Mal para ir con esquís al no haber base y asomar muchas piedras.

¿Despejará?

Al sur tiene buena pinta.

Cada vez más nieve pero igual de bonito.

A ratos se abre y me digo que tendré suerte...🤞




El montañero que iba por delante ha decidido darse la vuelta. Ve mucha nieve.

Al principio es asumible la nieve existente para seguir abriendo huella.

Llego al cruce de caminos y tengo que elegir, si seguir por el fondo del barranco o subir por el collado de Castilla. Por el barranco se ve más cerrado de nubes, y pienso que igual hay más nieve, por contra, del collado para arriba pienso que habrá menos nieve aunque igual esta soplando duro... Me decanto por la ruta del collado, pero cuando lo hago no imaginaba lo que me iba a costar llegar hasta el collado.

La senda discurre entre brezos, y aunque no es muy evidente al principio, luego será más claro, y la cantidad de nieve acumulada es muy superior a lo que esperaba. Al principio, le pongo muchas ganas, pero tras un tramo muy profundo, veo que a ese ritmo no llegaré arriba. Durante muchos tramos me hundo más de la rodilla, incluso un corto tramo mas tieso, es zanja lo que hago, al arrastrar la pierna sobre la nieve. Me lleva más de 45 minutos alcanzar el collado y un desgaste tremendo. Cuando asomo arriba, y se cierra y empieza a soplar, uf, me entran dudas, como sea así hasta arriba le van a dar por saco...

Cada vez más nieve

A ratos sale el sol y es una motivación tremenda.

Me toca decidir, izquierda al collado de Castilla o por el barranco a la derecha

El barranco no termina de despejar y creo que habrá nieve.

Me tiro hacia el collado de Castilla.



No contaba que me costaría tanto abrir esta huella.

Me espera una buena soba.

Casi todo el rato, voy entre nubes, las fotos son solo de los "buenos momentos".



Me cuesta más de 45' del arroyo al collado.






Una vez en el collado, sopla el aire, pero algo "razonable", es el aire el que permite que a ratos se abra y haya buena visibilidad. La nevada es importante, pero nada que ver con la cantidad de nieve acumulada para llegar al collado. No se regala, toca abrir huella pero hasta la bota, por terreno muy irregular e inestable, no se ven las piedras. Es duro pero abordable. El sol que se vislumbra a ratos ayuda a mi determinación por subir. Para esquiar hay nieve, pero disfrutar esa esquiada tan irregular y cambiante y con visibilidad que aparece y desaparece en segundos, no sería algo agradable, mejor a pata. Sigo para arriba, y en otros 45' minutos alcanzo la cima, donde a ratos, hasta luce el sol, hace un frío del carajo, pero no congela mi sonrisa de satisfacción.


Las nubes vienen y van.

Abajo queda el bosque que llega hasta el collado.

Nieve trabajada por el viento.


Poco a poco, la fatiga de abrir huella se equilibra con las opciones de cumbre.

Habrá sol cuando llegue...?



Terreno muy irregular e incierto.

Hay tramos de nieve profunda, pero los voy evitando.

Ya estoy arriba.

La cara oculta del Moncayo hoy tiene rostro de ave.

Premio, me sale el sol arriba.

Tras 2h40' de duro esfuerzo, tengo una merecida recompensa, en forma de sol. Y como todo no puede ser, sopla una brisa que congela hasta el espíritu, asi que no me entretengo mucho arriba, tengo los dedos de la mano tiesos, pero prefiero no sacarlos para ponerme otros guantes mas gordos. Las fotos, y como se cerró, para abajo corriendo. La temperatura máxima prevista para hoy son -8ºC y sensación térmica de -19ºC, la mínima de -26ºC... ¿Patas para que os quiero? tira para abajo...

Se llega a vislumbrar un poco Pirineos y el valle del Ebro.
Se ven las huellas de dos montañeros que han subido por la vertiente aragonesa.


La sensación térmica es muy baja, trato de guarecerme, pero sopla por todos los lados.


Me despido hasta la siguiente.

Me lanzo para abajo, a ratos se cierra del todo y a ratos se ve, lo que me permite seguir mas o menos la huella de subida y bajar relativamente rápido. Con esquís hubiera sido un poco tortura... aunque más rápido, al no tener referencias, cuando se cerraba, una faena..



sigo por la huella


A ratos sale el sol y se obra la magia...



Del collado para abajo se cerró por arriba, pero ya no tuve problemas de visibilidad.

Esta fue la tónica general del día.



Por el sendero ya sin problemas.




Sin aire el frío ya dejaba disfrutar del sendero.



Llegando al pueblo sale el sol.







Tras 1h30' de descenso, el sol atenúa el frío y me deja disfrutar de la jornada. A casa me voy mas contento que unas castañuelas. 

Con la nevada del sábado noche, igual mejoraron las condiciones para esquí, pero serán efímeras....


2 comentarios:

  1. Hola David.

    Ha nevado bastante pero el dichoso cierzo se lleva la nieve. En la vertiente Zaragozana, esta con cadenas desde Agramonte.

    Con esquíes, prueba desde Beraton que está un pelín más alto que la Cueva de Ágreda (1400 metros).

    Un saludo y feliz año.

    ResponderEliminar
  2. Desde Beratón queda algo lejos, creo que compensan las rutas desde Cueva de Ágreda...
    Efectivamente, el viento hace estragos al Moncayo, y la inversión térmica de estos últimos días ha sido calamitosa, anteayer volví a subir y esta muy justo ya...

    ResponderEliminar