lunes, 10 de mayo de 2010

Inicio temporada Barrancos: Cueva Cabrito y Oscuros del Balces

8.Mayo.2010


Cambio de tercio y empezamos a barranquear...
Al equipo clásico de esta temporada, Abel, Iñaki “Abuelo” y servidor, se nos une Jorge “JorgitoVecino”, al que recuperamos para el montañismo, tras un gran periodo de sequía alpina por su parte.
El viernes barajamos, como siempre, muchos planes, el esqui que nos dejó tan buen sabor de boca la semana pasada nos llama, pero hay que madrugar mucho para disfrutar con la nieve, y no es posible para todos subir a dormir el viernes, asi que lo descartamos.

…Y un barranco? Pues… porque no!! Ala! Cambio de bártulos y de planes. Apostamos por barranquear, la idea inicial es ir a Revilla, a por el Consusa Integral, que dicen lleva agua abundante (algo difícil de pillar). Pero cuando llegamos a Barbastro, el cielo tiene mala pinta por Pirineos, y la temperatura de 13º no invita a aventurarse para arriba, asi que haciendo gala de nuestra tradicional habilidad para cambiar planes, recalculamos ruta y nos quedamos en Guara.
Erosion helicoidal...


El abanico es amplio, y de entre muchas posibilidades, apostamos por Cueva Cabrito, un barranco clásico que es difícil de pillar con agua, y que ninguno hemos descendido. Acertamos con la elección y el caudal. No llevarse a engaño, acertar de agua en Cueva Cabrito, es decir que corre el agua, y sus pozas no estan estancadas, pero para nada es acuático, tan solo un hilo de agua.

CUEVA CABRITO


Cueva Cabrito es un barranco en conglomerado, característico por sus estrecheces, pasos angostos, destrepes continuos y bellísimas formaciones rocosas, destacando sus oscuros y su desfiladero final, con su erosión helicoidal. Aproximación 15 min., descenso 3 horas y retorno 1hora.

Yo lo dividiría en 4 tramos; un primer tramo abierto, con muchos destrepes sencillos, y algún rapel.



Después empieza lo bonito, nos sumergimos en un profundo desfiladero, estrecho y oscuro, (parece que estas en una cueva) con unas formaciones muy guapas, que terminan con un bello pasillo vegetal, boscoso sin agobiar.


estrecheces....


El desfiladero se profundiza...


Fin del primer oscuro...



El bosquecillo del medio...




Después, se inicia un largísimo pasillo abierto, con infinidad de destrepes y pasos estrechos, algún tobogán, un tramo que se hace algo pesado y muy atlético,





...y cuando ya dábamos por terminado el descenso, nuestras miradas esperaban encontrar las paredes de la margen izquierda del Balcés, llegamos a la guinda del pastel.



 
Un tramo final de oscuros, con una gran sala donde la erosión helicoidal nos sorprende y maravilla. Muy muy guapo!!!




el equipo al completo...



Y allí acaba el barranco, reponemos fuerzas y remontamos un centenar de metros el cauce del Balcés para por su margen derecha remontar las paredes del barranco, que tras un inicio del sendero algo impreciso, luego se aclara recorriendo un precioso bosque de madroños que acaba en una pista, que nos devuelve al coche.



OSCUROS DEL BALCÈS

En el coche, aún quedan ganas de mojarnos, y como el día parece que aguanta.. pues vamos a por más. Por proximidad, y comodidad, vamos a los Oscuros del Balcés, Iñaki y yo lo hemos descendido varias veces, pero no nos importa repetir porque hace años de esos descensos y el recuerdo que tenemos de él es bueno. Jorge dice que ya ha tenido bastante, y prefiere descansar, no quiere abusar en su primer dia en mucho tiempo.

Por las prisas de no hacer esperar mucho rato Jorge, dejamos el coche al inicio de la pista, junto a la carretera, en vez de continuar con el coche hasta la Collada, donde termina la senda de retorno. La pista esta bien, y pasado el mirador del Bálces en la Collada hay un amplio sitio para aparcar. Todo por las prisas y no mirar la guía! Asi nos apretaremos 30 minutos mas entre la ida y la vuelta de gratis! Todo sea para entrenar más…!

Salimos como cohetes en busca de los Oscuros, aproximación express, por un sendero falso-llano je je!! Y un descenso brutal y precioso al cauce del Balcés. Por la Faja Cheto, un sendero casi imposible si lo vemos desde abajo, que de manera inteligente nos deposita en la riereta del Balcés.


Recorremos varios centenares de metro por el río hasta llegas a los Oscuros. Donde el cauce se estrecha, las paredes verticales se acercan y con un caos entramos al verdadero descenso.



Rapidamente, vemos que el rio lleva mas caudal de lo normal, y que habrá que ir con prudencia. Tras el primer remojonnos ponemos en acción y damos paso al tramo mas acuático, (nada que ver con el Barranco de Cueva Cabrito de por la mañana, donde apenas corria un hilillo).


En el caos el agua ruge con fuerza, y esta muy bonito.



Llegados a un punto, nos toca saltar a una contra que lleva mucha fuerza, es un paso estrecho, es factible pero nos intimida un poco, dudamos de su salida final. Por si acaso, escalo sobre el caos es busca de la salida u otro paso alternativo, y efectivamente, hay un rapel instalado alternativo para evitar ese paso con caudal. Confirmamos que se puede pasar también por debajo, pero al final, mas por prudencia que por miedo, hacemos el rapel y disfrutamos del paso desde abajo en sentido contrario, sintiendo la fuerza del agua.



El tramo siguiente es maravilloso, un estrecho y vertical pasillo donde el agua nos empuja cómodamente. Las luces del sol, que ha salido a última hora, tiñen las paredes. Ahora es cuando nos felicitamos por vencer la pereza en el coche y animarnos a por este 2º barranco. Desgraciadamente, la cámara nos juega una mala pasada y no nos deja hacer fotos durante el descenso, que pena!

Para terminar el pasillo unas cascada, que salvamos por el pasamanos, con un salto divertido que nos dice que la cosa se va terminando. Tras otro caos menor, llegamos al Tranco as Olas, donde en la pasarela termina el barranco y se inicia la senda de retorno.


Contentos de haber empezado la temporada de barrancos, sin haber despedido del todo la de esquí, volvemos a casa haciendo planes para la siguiente salida!!

4 comentarios:

RUBEN dijo...

Qué pasada el Cueva Cabrito, lo hice este otoño pasado y me gustó mucho.
Cuando quieras repetimos la Ártica, la verdad es que es un regalo de cueva y es muy chula...
Y a lo de las Cuevas del Acederal y del Romeral también me apunto, pero tendrá que ser en un fin de semana.....
Saludos

David dijo...

Pues será cuestión de poner fechas, yo te llevo a Aldehuela y sus cuevas, y tu me llevas a la Ártica, eso sí, llevate un frasco de paciencia, para cuando me ponga a hacer fotos, je je!!

pincho dijo...

Hola David

Nos conocimos el jueves en montañeros. Ya te hemos fichao ;)

A ver si sale algo juntos.

Salu2

David dijo...

Pincho, ya vi tu blog, eso es, con Rasmia!!

Pues nada, a ver si coincidimos un dia!!