viernes, 21 de enero de 2011

Cueva del Acederal en Aldehuela de Liestos (Zaragoza)

 La cueva del Acederal se encuentra en el término de Aldehuela de Liestos, en la provincia de Zaragoza. Muy cerquita de las Hoces del Rio Piedra.






Ayer por fin pude entrar en esta bella cavidad. Tras una semana loca de curro y con un gemelo en rehabilitación, fue lo que mas me apeteció en mi mañana libre. Como ya conocía la entrada de una visita anterior para su localización, esta vez no me dio tanto "palo" ir solo.


Esta pequeña cueva es interesante y requiere el uso de cuerdas para ser recorrida. Sus apenas 75 metros de longitud y sus cerca de 250 metros de desarrollo nos llevarán más de 1 hora sin detenernos mucho.Yo me pasé casi 3 horas en uno solo de los ramales (por las fotos). Pero volví en poco mas de 30 minutos del final a la entrada.


La cueva presenta dos galerias principales, una a izquierda y otra a derecha.






El ramal de izquierda parece el mas evidente, y tras un primer estrechamiento, en seguida concluye en un pozo con una vertical de 16 metros. Su descenso y posterior ascenso requiere el empleo de cuerdas. Su estrechez, el ir sólo y creo, que su menor interés, hacen que lo deje para otro dia.




El pozo de -16m






Me dirijo al ramal de la derecha. donde un poco escondido un pequeño y retorcido túnel invita a la curiosidad a ver que hay...


Tras un pequeño destrepe nos ponemos de pie (que bien!). Desde esta sala ya se ve el siguiente escollo, que no es otro que un nuevo túnel que termina con una vertical de 5 metros. Montó reunión en un puente roca natural y fijo la cuerda.






Con el rapel montado y asegurado inicio el descenso. Joder si es incómodo el paso!! No es de los de agobiar, pero parecía cómodo y no lo es! Al terminar, notas como los pies se quedan en el aire, asi que cuando puedo sacar el brazo empiezo a rapelar, pero en seguida, con todo el cuerpo ya fuera, veo que se puede bajar en oposición cómodamente. aún asi la cuerda es necesaria, ese momento sin pies y sin ver.. y luego vienen bien para entrar al agujero subiendo asegurado. (Una pena ir solo para poder haber hecho fotos del paso).








El pozo visto desde abajo...










A partir de aquí la cosa mejora, tras avanzar unos metros se llega a una pequeña sala estrecha con varias  bifurcaciones pequeñas, en una que desciende recupero una pila (de alguien que la perdió y, o no se enteró, o le dio pereza bajar a buscarla. Me llama la atención su estado, parece nueva, y pone que caducó en 2006!!! No debe venir mucha gente!) Otro tema que me ha llamado la atención es el tema de las pintadas; gente que quiere dejar huella de su mala educación. Como en casi todas las cuevas hay pintadas, pero lo curioso es que son antiguas, varias del 74, alguna de los 90 y la mas reciente de 2002. ¿Nos estaremos civilizando o es que no viene gente?








Viene ahora una subida y una bajada, pero dejando a un lado las angosturas, el recorrido es chulo, con banderas llenas de sonidos curiosos, formaciones interesantes, muy entretenido a la vista.Tras asomar el morro y alguna foto, subo por una chimenea a la derecha, una fácil trepada conduce a otro paso estrecho en descenso, pero antes un poco de contorsionismo para pasar a la boca del agujero.


 Como en los pasos anteriores, con los pies por delante, se pasa sin problema, y luego hay que destrepar un poco con cuidado, para finalmente llegar a la Gran Sala. 




Desde un extremo... con un murcielago colgando...










El mismo sitio desde el otro angulo. De la luz del final salimos del destrepe.





Realmente es un sitio muy guapo, que merece la pena ser visto. Multitud de formaciones y en un estado de muy buena conservación. Me recreo un rato y continuo hasta el final.


Desde el otro extremo...









Tras la gran sala, al fondo a la izquierda, tras el giro de 90º que hace la cueva, hay un nuevo túnel...








donde a 4 patas se pasa "cómodamente", decorado con pisolitos muy guapos, y chimeneas que suben y terminan a los 3-4 metros. 






Siguiendo el evidente camino, vamos subiendo poco a poco hasta aparecer en la Sala de los Murcielagos.
Pequeña sala, cuyo techo está muy alto, unos 10 metros, y allí al fondo, tranquilos, muy quietos y junticos, casi un centenar de ellos.


En estas fechas los murciélagos están invernando, y permanecen quietos y juntos para evitar perder calor y gastar energías, muy necesarias para llegar a la primavera, (si el invierno se alarga, no vienen mosquitos suficientes y muchos murciélagos mueren). Es de vital importacia no molestarlos. Si los despertamos/molestamos, ese gasto de energía les puede costar la vida!!
Nos hacen una estupenda labor antiplaguicida (son los mejores "plaguicidas", naturales, gratuitos y sin efectos contrarios para la naturaleza!!) Su trabajo vale su peso en oro!


En mis visitas en solitario, como no hablo con nadie (je je!!) no produzco mucho ruido y suelen estar muy quietos.  No les disparéis con flash! No es necesario; un frontal y el trípode son mas efectivo y menos molestos! Si no pensáis en ellos... pensar en vosotros, despertarlos  y molestarlos, supondría una desbandada y sobrevuelo nada agradable!! Así que allá cada uno!








Desde esta sala, sin grandes formaciones, salvo un gran bloque empotrado que ha caido y se ha caido a media altura, solo resta pasar por encima del guano abundante y dirigirnos a la Sala del Barro, y claro.. como no, a través de otro tunel con cada vez mas barro. Poco que ver y solo la curiosidad mueve a seguir hasta que en un punto decido recular y dar media vuelta.









En resumen, cueva muy guapa, pero no muy cómodo de recorrer. Requiere algunas reptaciones no muy cómodas, pero no tiene pasos agobiantes de bloqueo mental (aunque claro, eso depende de cada uno!!). Quiero decir, que los pasos no son muy pequeños, yo mido 1,90m!! y no fui justo en ningún sitio, pero si hay que irse retorciendo. La cuerda imprescindible, y fácil de fijar en anclajes naturales.


Aqui de salida, subiendo el pozo de 5 metros ayudado del jumar ...







Al fondo el agujero por el que hay que colarse en ascenso... no muy cómodo, la verdad!








Ya véis, la zona merece la pena visitarla, ya que ademas de esta cueva, esta la Sima del Romeral, que he visitado en un par de ocasiones, cuya agradable visita merece la pena sin duda! Y sin olvidarnos de la excursión por las Hoces del Rio Piedra, que nos puede llevar hasta  Torralba de los Frailes, donde junto a las ruinas del Molino esta la mas conocida zona de escalada. En el propio Aldehuela de Liestos, a la entrada del cañón, también hay un puñado de vías.




4 comentarios:

Juanito dijo...

Qué tal David..soy Juanito..el que comenzó contigo en aquel antediluviano y variopinto grupo de aventureros exiliados y que tambén pasó por la Escuela de Magisterio.
Me gusta mucho tu blog y sigo las andanzas..además con eso de que te has vuelto cavernícola aun mola más...Saludos y p'arriba, siempre p'arriba!

mar espinosa dijo...

madre mía! me tengo que meter ahí sola y me hago caquitaaaaa, eso es un valiente! me han gustado mucho las fotos. Un saludo

David Serrano dijo...

Que pasa Juanito!! Imagino que eres Juan Carlos "rulos".

Un placer el encuentro virtual! Ya ves! Seguimos disfrutando con el monte, y últimamente, poco p'arriba y de vez en cuando p'abajo!! Je Je!

Estoy un tanto apartado de la escalada por falta de motivación, y las dos últimas temporadas casi por "obligación" al fastidiarme las uñas y no poder ponerme los gatos!

Un saludo y a ver si nos vemos!

David

Iñaki dijo...

ufff, eso tunelcillos no me han gustado ni un peloooo!!!!!