martes, 11 de octubre de 2011

Pico Escuelas desde Panticosa

Ascensión vespertina en travesía al Pico Escuelas (2.507m.) desde Panticosa.


10.Oct.2011


A punto de dar el fin de semana por nada productivo a nivel montañero, me llama Nacho el domingo a las 12 del mediodía proponiéndome subir a dar un paseo por Guara o Pirineos. Dos minutos de meditación (mas de mirar mapas a ver si veía algo motivante) y le llamo para decirle que me espere, que me subo con él. Dicho y hecho, a las 12:30 salimos para arriba. Somos conscientes de que estamos un poco "zumbados" para subirnos al Pirineo a estas horas, pero tenemos ganas de pasar un buen rato.
Tras concretar objetivo de camino, nos presentamos en Panticosa pasadas las 2:15PM.


Picos Otal y Tendeñera desde la Cumbre del Pico Escuelas al atardecer




Nos calzamos y salimos (14:35) camino del Pico Escuelas, una atalaya impresionante que domina los valles de Ripera y Yenefrito, y que ofrece una magnifica panorámica sobre la Sierra de Tendeñera. Yo hace años que lo tengo en mente, y quizás hoy sea el día. 




En vez de salir desde el Parking junto al merendero del Icona al pie de Forronias, de dónde sale la pista de la Ripera, como no tenemos nada claro si llegaremos a la cumbre, y vamos mas con ganas de pasear y charrar que otra cosa, salimos desde el pueblo de Panticosa, desde el Parking de la Estación de Esqui. (Es posible pedir la llave de la Pista en el Ayuntamiento, reduciendo así el desnivel y mucha distancia de la excursión).


Mapa Panticosa- Pico Escuelas. En rojo ruta de subida y en azul el descenso.




Iniciamos el paseo junto al río Bolática, por un sendero agradable de pasear, donde el otoño empieza a ir mostrándose, y por el que casi vamos agradeciendo la sombra (pensábamos que haría algo mas de frío).








Así, charrando y chino chano, vamos disfrutando del sendero, optamos por no ir directos a la pista, y cruzamos el río Bolática para ir mas trozo por sendero, saliendo a mitad del valle de La Ripera.





Pico Argualas al fondo. 


El otoño empieza a dar muestras de color en el Valle de la Ripera



Retrodecemos unos metros  hasta el barranco de Laulot, y nos introducimos por el Valle de Yenefrito, particularmente poco frecuentado. Tras un fuerte repecho alcanzamos el Cuello de Yenefrito, donde para nuestra sorpresa nos cruzamos con gente!! Un grupo numeroso baja del Ibón de Catieras. Se sorprenden un poco cuando les comentamos que vamos al pico Escuelas (nosotros también dudamos de nosotros mismos, siendo las horas que son!)


Junto al Dedo de Yenefrito, se ve todo el camino recorrido desde Panticosa.



En el Cuello de Yenefrito, paramos a comer un poco y a valorar por dónde subir. Tontin tonteando, hemos hecho gana, y mientras Nacho se ventila medio melón que trae troceado, yo me apreto un tupper de Espinacas con pasas y una rodaja de merluza!  Uf! Nos estamos jugando la ascensión! Pero cómo entra la comida! y es que no hace un pelo de frio y se está genial!


Este fue nuestra ruta de descenso. En ascenso no lo vimos claro.


 Me cuesta arrancar, pero Nacho toma la iniciativa, y sale con ganas para arriba! Como no vemos claro el camino de subida desde el Cuello, (no se ven ni mojones ni un sendero claro) y son  las 5:30 de la tarde, (no sabemos si nos dará tiempo a subir?) optamos por recorrer el valle de Yenefrito hasta el final, a los pies del Pico Mallarruego, y luego...    ya veremos!


Nacho está con ganas, mete la directa, y me tengo que esforzar para seguirle. Remontamos a fuego todo el valle, ahora estamos a la sombra, y la temperatura no es tan agradable, aún así, rompemos a sudar. Llegamos al Collado y flipamos con las vistas hacia Tendeñera! Qué guapo! Y qué luces! 


Final del valle de Yenefrito. De Izqda a derecha: Pico Mallarugo, Coll. Tendeñera, Pico Otal al fondo  y Tendeñera

Desde el Collado giramos a nuestra derecha,(dirección Oeste) hemos bordeado por completo al Pico Escuelas, siguiendo el cordal vamos a una canal herbosa muy pendiente, por la que con cuidado se sube sin problemas.
La canal herbosa vista desde arriba.

Cuando salimos por encima de la canal, vemos lo que no queda, un largo cordal, de pequeños sube-baja y un murete final, cuyo aspecto nos tiene indecisos... pero habrá que ir a mirar que pinta tiene, no molaria tener que bajar la canal herbosa, y menos con poca luz! Nos la jugamos y confiamos en hacer cumbre y poder bajar por el otro lado! Si sale bien menudo triunfo! pero como salga mal... menuda cagada!! Se nos hecha la noche y a pasarlas putas!!
  



Volamos por el cordal, hay alguntramo estrecho, con "ambiente" y buenas vistas, pero se deja hacer sin complicaciones. Nacho comprueba que como siempre, de cerca la cosa no es tan fiera como parecía de lejos, y hacemos una trepada de IIº, sobre roca poco fiable. Con mas cuidado que otra cosa, superamos el resalte. Decididos y confiados en el órdago que estamos lanzando, porque ni de coña queremos destrepar este tramo.









Al final todo sale bien, la cima esta ya muy cerca y no hay dificultades. Llegamos con el tiempo justo de disfrutar del atardecer y unas vistas maravillosas!! No nos querríamos mover de allí en una hora! Una luna maravillosa, que luego nos iluminaria el regreso!




Nacho en la antecima, con el Mallarruego a su espalda.







A lo lejos vemos entrar la niebla desde Francia por el Portalet a los pies del Midi. Al fondo, destaca la silueta del Pico Anie.

El Vignemale, en su vertiente de la Moskowa hacia el Ara. 

Frontón del Mallo Forato y final del valle de Ripera.

 Y hasta aquí lo bonito! Con las últimas luces atisbamos los escasos mojones que bajan desde la cumbre hacia el norte, conduciendo hacia una canal pedregosa y un poco delicada (sobre todo para no tirar piedras al compañero). Luego casi al tanteo y por instinto fuimos perdiendo altura por la tasca, con bastante suerte o atino y con los frontales ya alcanzamos el Cuello de Yenefrito. Desde allí, por sendero claro y con la ayuda de la luna, la cosa fue mas fácil hasta la pista y luego hasta Panticosa, a donde llegamos pasadas las 9:30.


Luces en Panticosa desde el  Cuello de Yenefrito




Lo cierto es que sin aire, se quedó una noche deliciosa, una putada tener que currar al dia siguiente! 




En resumen, una espléndida jornada, que cubrió con creces nuestras expectativas mas optimistas, culminando la ascensión a un bellísimo pico cuyo olvido es injustificado. Del todo recomendable! Eso sí, desde el pueblo, no es un paseo, es una ascensión en toda regla, de más de 1400m de desnivel. Calcular un mínimo de 3h30' de ascensión.








2 comentarios:

Iñaki dijo...

Unas fotos preciosas para una tarde muy bien aprovechada!!
X cierto, alguien se dejó una frontal en mi mochila en el Espolón Gallego!!! A ver si quedamos para devolvértelo!!!

David Serrano dijo...

Epa! Ese frontal!!!

Guapo paseo vespertino, eso sí, que nadie se lleve a engaños, la Ascensión al Pico Escuelas no es un Pazino, supone un buen tute!