domingo, 26 de agosto de 2012

Cañón del Río Lobos

23 de Agosto de 2012 


Excursión en romería a San Bartolo, Cañón del Río Lobos (Soria).


Ermita de San Bartolomé, Cañón del Río Lobos, Soria

Esta vez los días de descanso tocan por el pueblo de mi moza, y siguiendo una bonita tradición de visitar la ermita de San Bartolo o San Bartolomé de Río Lobos en su festividad. Vamos caminando desde el pueblo hasta el mismo Cañón.


En compañía de primos y familiares, hacemos una agradable excursión, que nos permitirá descubrir (al menos para mí) una acceso desconocido al Cañón del Río Lobos.

En rojo marcado el itinerario seguido por nosotros.

Mapa mas preciso del recorrido.


Desde Talveila, salimos caminando por la carretera hasta el cercano pueblo de Vadillo, luego remontamos por sendero, y cruzamos un pequeña sierra, en cuyo descenso atravesamos un bonito coscojar, hasta salir a la carretera que une Casarejos con el desvío de Herrera, allí, abandonamos la carretera y seguimos por pista, junto a unas parideras (Oropajar), seguimos la pista (de acceso restringido a vehículos) y llegamos hasta los Corrales de Valdegalindo, donde paramos a almorzar, justo a la entrada de una cueva que tiene muy buena pinta, pero de la que no sé su nombre ni mas información.

Sima de Valdegalindo? Desconozco información de esta cavidad.

Dejo la cueva para otro día, y seguimos, ahora ya por sendero, cuesta seguirlo al principio, pero luego ya es muy claro, por el Barranco de la Calzada.





Al final, el sendero discurre por el propio cauce.




Todo el sendero del Barranco de la Calzada es muy guapo, fue una verdadera y gratificante sorpresa. Además pienso que es factible en bici prácticamente todo el recorrido salvo los escalones del final.




Resalte final sencillo, pero equipado.

Resalte no practicable en bici.


 Poco después, la llegada al Cañón es inminente... 






Después de tanta tranquilidad por el sendero, viene la sorpresa y el bullicio. El día de San Bartolomé (23/Agosto), por la romería que celebran tantos pueblos, el Parque Natural, permite el acceso en vehículo hasta la misma Ermita, montándose todo tipo de tenderetes y chiringuitos; esto contrasta con su tranquilidad y espiritualidad habitual. 


Hinchables y hasta el cupón de la Once junto a la Ermita!!! Un dia singular.

Hecha esta salvedad de este día (mejor no encontrarse con todo esto por sorpresa, sino, vaya cara se le queda a uno que venga aquí de propio sin saber nada de la fiesta... )

La singular ubicación de esta bonita ermita templaria es muy curiosa, porque se encuentra en un punto equidistante entre el Cabo de Finisterre y el Cabo de Creus. Es impresionante como en esa época, ya se podían hacer unos cálculos tan precisos!!

Hay una piedra que es el punto exacto, donde la gente acude a pisarla, con la esperanza de que les de salud, al tratarse de un punto de energía telúrica.





El Canón del Río Lobos es un espacio que me gusta mucho, y que ofrece algunas rutas interesantes, más allá de la clásica excursión desde Ucero.


Peña rocosa frente a la Ermita, por donde discurre una vía de artificial con buriles.


Detalles de la Ermita


Unos días mas tarde, volví de nuevo por el mismo camino, pero esta vez, para localizar la entrada de la Sima del Carlista, que visité en 2002 en mi primer cursillo de Espeleología. El acceso en coche se realiza siguiendo la pista que sale desde los Corrales de Valdegalindo, pero me fijé en el mapa que era posible ir también desde el barranco de la Calzada, fuera de sendero pero sin muchas complicaciones,

Esta Sima, fue mi primer pozo serio, para bajar mas de 100 metros de profundidad, hasta -124 metros, con un pozo de 85 metros, sencillo pero bien para iniciarse en eso de las verticales bajo tierra. Aquí la topo y algunas fotos de la cueva. Se reequipó con anclajes químicos en 2009. Tendremos que visitarla en breve para hacer alguna foto de la misma, que las diapos de hace 10 años ya no sé ni dónde las tengo. Casualidad, ese día había unos madrileños visitando la cueva.

Primer pozo de Entrada.

Entrada a la Sima del Carlista.


Ya desde la Sima, continuamos la pista que poco a poco se pierde en senda, para llegar a otro bello mirador del Cañón del Río Lobos justo encima de la Ermita de San Bartolomé.


Vistas del Cañón hacia el Puente de los Siete Ojos.






Pendiente me queda el acceso al cañón por el GR 86 soriano, que baja desde Casarejos recto, por el Arroyo de Valderrueda, lo dejaremos para la próxima visita....



.

2 comentarios:

JonyMao dijo...

Estuve hace un par de años por la ruta normal. Veo que esta variante es mucho más atractiva que el típico paseo que varias señoras vía hacer con tacones.
Saludos

David Serrano dijo...

Hola Jony! No te lleves a engaño. La ruta que recorrí este verano es interesante, pero no creo que mejor que la ruta clásica que discurre por el propio cañón principal desde Ucero.
Es cierto que puede estar a tope de gente y eso resta encanto, pero sigue siendo un gran paseo. Al menos para mí. También tengo grandes expectativas de la ruta que recorre el GR86.