sábado, 7 de marzo de 2015

Beceite: "Senderismo" por el Parrizal y Canal de Ase (equipada)

Domingo, 1 de Marzo de 2015


Parrizal de Beceite:  Descubriendo rincones como la Canal de Ase (pseudo ferrata)


Con un tiempo nada bueno por el Pirineo, lo más atractivo era ir a ver la riada del Ebro, pero en el último minuto se nos ocurrió aprovechar la jornada primaveral que nos iba a regalar el Parrizal de Beceite

el Parrizal, un lugar para repetir muchas veces.


Hacia muchos años que no íbamos por allí, y después de mirar el blog de Bruno - Montes para todos - , con la excusa de conocer la Canal de Ase nos fuimos para allí. 

De camino fue inevitable parar a ver el Ebro en varios puntos.

Juslibol al fondo, un Ebro poderoso

Un Ebro que se "sale" pasado Alfajarín... 


Una vez en el Parrizal, nos alegramos de que el servicio de recaudación del Parking ( 3 euros) estuviera todavía fuera de temporada. 

Llegamos con un tiempo aún nublado, pero con el sol abriendo paso rápidamente. En el parking apenas 6 coches, íbamos a disfrutar del paseo en casi total soledad.









Sorprende que a pesar de lo conocido, concurrido e interesante de la zona, no se hayan acondicionado las pasarelas al estilo "todos los públicos". De momento sigue teniendo ese punto de aventurilla sobre si al final "pescaremos" o no, metiendo la zarpa en el agua, en alguno de los numerosos franqueos del río Matarraña.. Igual es que por lo torrencial del caudal, una instalación en "condiciones" igual no duraba mucho...


El paseo relajado que ofrece el Parrizal en estos días sin bullicio, nos alegra el espíritu... sus aguas cristalinas, el día que mejora, silencio, nos hacen disfrutar.





Unas aguas cristalinas que relajan... 

Uno de tantos pasos para sortear al Matarraña 






Con el sol, la mañana es aún más relajante...

Se alternan pasos acondicionados y pasos de saltar entre piedras. 



De camino, llama poderosamente la atención la Agulla del Fus, sin duda la aguja más llamativa de entre las muchas que existen en la zona. Su escalada en sí no es muy difícil, lo realmente complejo es la aproximación a la vía. 




la Agulla del Fus.

Quien sabe si algún día consigo valor para afrontar esa escalada 1º y 2º engañar al bueno de Santi para que repita y me suba allí arriba.



Escalada de la Agulla del Fus. Foto de Luis Torrijo, en su blog relatan como además de escalarla, los ascensionistas grabaron con un dron desde la cumbre.

Seguimos hacia el pasaje final del estrecho del Parrizal, y poco antes (escasos 5 minutos) sale a la derecha una tímida senda marcada con mojones y pinturas rojas. Cruza el río y se introduce por la Canal de Ase. Se trata de una canal ya explorada hace tiempo, pero equipada con grapas para facilitar su recorrido por gente del Centre Excursionista. Su principal aporte es obtener una bonita vista del Parrizal y servir de aproximación del Barranco de Les Peonies (vídeo)


Nosotros desconocemos la información sobre ese barranco, y nuestras pretensiones son sólo subir a ver qué se ve y volver por el mismo sitio.

Canal de Ase vista desde en frente, por el camino del Pas de Romeret.


Al poco de cruzar el río, nos introducimos hacia la canal, muy vegetativa en su primera parte, por un terreno algo cerrado pero evidente. Sorteamos un primer resalte equipado con una grapa, y enseguida alcanzamos un balcón/jardín con unas bonitas vistas, del todo recomendable subir hasta aquí solo por la foto.

Mil y una agujas... 

Preciosa vista desde la terraza/jardín 


Después, el terreno se va volviendo más vertical y menos vegetal, y comienza una serie de pasos escalonados de trepadas en roca donde las grapas vienen bien.

Al poco, se llega a una paso curioso, cuando parece que no hay una salida evidente, hay una escapatoria por un agujero, que resulta bonita.

escapatoria por un agujero...
La canal se va estrechando, y se va subiendo diferentes resaltes hasta llegar al más alto, unos 15 metros verticales, en dos secciones, donde además de las grapas hay una cuerda a modo de "sirga de nula seguridad".







Otra de las trepadas con grapas... Foto by Nacho
A mitad de canal. Foto by Nacho



El muro más largo y vertical. 



Después otro pequeño resalte y se llega a un collado que parece no conducir a ninguna parte.



Con intuición y fijándose bien, se pueden observar trazas de senda y pinturas rojas, que hacia la izquierda, nos llevarán hasta un rellano con un  collado que nos permite ver como continua el Matarraña por encima del estrecho. Bonitas vistas. 




La parte superior del Matarraña



Después, si queremos tener una vista bonita hacia el Parrizal y la Moleta de Aranys, tendremos que continuar un poco más, salvar un sencillo destrepe y lelgar hasta una punta con un curioso pino en la cima y buenas vistas hacia las infinitas agujas.


Arco de roca en la Moleta de Aranys. 

Nos recuerda a la Ciudadela de Rodellar. 

Pino de cumbre.
Tras las fotos de rigor, nos ha costado una hora subir desde el río (con calma, y asegurando con cuerda a Nacho en el tramo vertical), emprendemos el descenso. 40' más.




La trepada se puede hacer sin cuerna ni arnés, de hecho, no hay cable/sirga para asegurarse, pero una cuerda puede venir bien para bajar y asegurar o rapelar si alguno no tiene mucha seguridad en sí mismo. Nosotros llevamos la cuerda, y la sacamos, mas por precaución que por necesidad, pero es tontería portearla y no usarla.. Con una cuerda de 30 metros se puede rapelar todo el muro más vertical.






Las luces han cambiado cuando llegamos a la terraza/balcón.


Una vez en la senda del Parrizal, nos llagamos hasta la cascada y el estrecho, donde ya no  es posible continuar sin mojarse.






Disfrutamos en soledad de este bonito rincón, y aún nos animamos a continuar por el sendero que sube por detrás de la cascada, hacia el Pas de Romaret. Por aquí discurre el sendero de las Estrellas del Sur /Estels del Sud, un recorrido de 5 jornadas por Los Ports.







El sendero permite pasar al otro lado del estrecho sin mojarnos. Para ello, asciende de forma importante al principio, sortea el torrente de la cascada por arriba, y empieza un continuo sube y baja, con algún paso equipado, todo muy señalizado, hasta llegar a el Pas del Romeret. Un tramo vertical, equipado como ferrata con grapas y una cadena.




Bonitas vistas de nuevo sobre la Agulla de Fus desde la senda del Romaret.

Tramo vertical del Paso de Romeret..

Una vez llegamos a este punto, comprobamos que no vamos a poder subir a Molets de Aranys como queríamos, y que este sendero avanza mucho, por lo que valoramos que el regreso por la parte alta de la montaña se alargará demasiado y no tenemos horas de luz suficente, así que en este punto, damos la vuelta y volvemos por donde hemos venido, bajamos de nuevo al Estrecho y retornamos por el cauce principal al coche en absoluta soledad a estas últimas horas.


Otro paso opcional para no mojarse...

Nos volvemos  a casa satisfechos. Da pereza venir hasta aquí "abajo" en coche, pero una vez estas, no te arrepientes, y ya estamos pensando en volver...






No hay comentarios: