miércoles, 18 de marzo de 2015

Vuelta al Midi con esquís sin ver el Midi

Sábado 14 de Marzo de 2015


Vuelta al Midi d'Osseau con Esquís: Un día gore-tex en el que dimos la vuelta casi a tientas....


Con un tiempo decepcionante, nos pudo el optimismo y las ganas. En una jornada donde casi rozamos la temeridad, nos atrevimos a dar la vuelta al Midi con una visibilidad entre mala y nula.

En un último momento, me apunto a  la cita, y en este "Encuentro improvisado de blogueros" acudimos David Naval, Sara Montesa y Rafa "Free Rider". Nos ponemos cara, ya que hasta hoy sólo nos conocíamos "virtualmente", y tomando un café decidimos qué hacer viendo como nieva. 

Lo más sensato sería quedarse en casa junto al fuego... pero ya que estamos aquí, salimos a ver que se puede hacer.... y así, con ese "vamos un poco más, a ver que pasa, ..." terminamos dando la vuelta al Midi, en unas condiciones de visibilidad realmente lamentables.  En previsión de una posible retirada, acometemos la vuelta en sentido inverso al habitual. Yo no la había hecho nunca en este sentido, y no me ha defraudado.

De no ser por el GPS hubiera sido imposible, a pesar de conocer bien la zona. Por momentos no sabíamos si bajábamos o subíamos.


9:00 Arrancamos desde la Frontera del Portalet, nieva y no hay visibilidad. La carretera esta blanca, y por si acaso la cierran los franceses, dejamos el coche arriba y comenzamos esquiando por la carretera.




Arrancamos desde la Frontera del Portalet

Comenzamos esquiando por la carretera



No somos los únicos, vemos algún que otro grupo también animado. Como la visibilidad es pésima, cada uno trazamos una huella por dónde intuíamos podía ser la subida más lógica. 

Guiados por el GPS, por la intuición y por la percepción del terreno, ya que en ocasiones no apreciábamos nada del relieve. Vamos haciendo camino. A ratos levanta algo la niebla, pero cuando más, lo justo para ver poco más de 300 metros. Sirva para ilustrar la situación, que desde la carretera no se veía ningún refugio del circo de Aneou.


Rato de máxima visibilidad....

10:25 Alcanzamos el Collado de L'Lou. Si hasta ahora todo ha sido niebla, una nevada suave y nada de viento, en el collado las condiciones cambian, y nos azota un fuerte viento. No llegamos ni a parar, sin consensuar, sin quitar focas, continuamos hacia el Pene de Peygeret, un rincón al abrigo del aire que suele guardar buena nieve.


Llegando al Collado de L'Lou. Al fondo se intuyen dos que seguían nuestra huella.

Efectivamente, al abrigo del viento quitamos pieles, y emprendemos un descenso hacia la Cabaña de Quebottes. Nos sorprende la nevada, esperábamos 5 cm de nieve, pero tenemos casi 20 cm, y como hace frío la nieve esta suelta sobre la nieve dura de días atrás. Tras los primeros metros de adaptación, comenzamos un descenso glorioso, sólo dificultado por la falta de visibilidad, pero conforme perdemos altura, la niebla agarrada arriba, nos deja ir viendo más y más.


Desde debajo del Pene de Peygeret, la visibilidad va mejorando. 

 Un descenso glorioso que mejora conforme mejora la visibilidad y en nieve excelente.

Continuamos bajando, rumbo norte, hacia las Cabañas de Quebotte, pero al llegar al rellano inferior, antes de la pala que nos lleva a las cabañas y al río, nos tiramos a la derecha, sin perder altura, para meternos un poco por el bosque, sin un camino claro, pero guiados por la intuición y algo de fortuna, vamos buscando salir del bosque, por suaves palas, con una nieve suelta, fría, sobre la que deslizamos con placer, hasta que por fin vemos la Cabaña de Cap de Pont y realizamos otro buen descenso.


Con una nieve suelta, flotamos hacia la Cabaña de Cap de Pount.

Ya vemos la Cabaña de Cap de Pount.

11:20 Entramos al refugio Cap de Pount, bastante acogedor, que cuenta incluso hasta con "biblioteca" coincidimos con dos franceses que han subido para hacer noche y al día siguiente estrenar la temporada de pesca. Echamos un trago, recuperamos algo de calor y continuamos para abajo.


la Cabaña de Cap de Pount.

Detalle interior. 

Detalle interior. 


Nada más salir del refugio, a la derecha del río, sin perder altura hasta cruzar un pequeño cortado, después ya nos dejamos caer al llano, y aprovechamos la huella de los raquetistas para deslizar, andando con el talón suelto, pero con buena nieve. 



Pasado el cortado junto al río, nos dejamos caer al llano

Nieva, pero cruzar el llano es llevadero.

Bonitas estampas.

Poco a poco mejora la visibilidad...


En cota baja, aunque no ha parado de nevar suavemente, algo mejora la visibilidad, y tras cruzar todo el llano, nos metemos en la pista que recorre el bosque. Sin duda el tramo más bonita de la jornada, porque la nevada copiosa le ha dejado un aspecto invernal muy guapo.
Sara al entrar al bosque



Preciosa nevada




En el descenso hasta Bious Artigues, hasta esquiamos con el talón suelto. Aunque tengo que poner cera para evitar zuecos (tantas rayas en la suela es lo que tiene...) corremos sin mucho esfuerzo hasta la presa. El día mejora, y esperamos la llegada de una ventana de buen tiempo que no llegaría...  (o que sólo duró unos minutos, lo que nos costó cruzar el bosque).


Llegando a la Presa de Bious.


Se acaba el descenso, y toca poner focas y para arriba.

12:45 Presa de Bious Artigues- Emprendemos la subida final. Al principio hay una huella, pero no durará mucho. Y nos tocará abrir huella, y sobre todo, buscar el camino. De nuevo el GPS se hace imprescindible, gracias al track que lleva David, vamos acertando con el recorrido. Hay ratos de nula visibilidad, sin ver relieve... esquí por sensaciones...






Superado el primer collado (Col de Long de Magnabait), cruzamos el llano y vamos subiendo,  flanqueando el bosque.


Por encima del Plaa de la Quebee con niebla intensa.

 Pasamos por encima de la Cabaña de Magnabait, y tras un tramo con buena visibilidad, pasamos a otro con niebla intensa, que nos exige orientación y esfuerzo para abrir huella. 


Pasamos por encima de la Cabaña de Magnabait


Seguimos subiendo, hasta afrontar el tramo más tieso. Sale nieve dura, cruzamos un nevero donde mis compañeros ponen cuchillas, y poco después, alcanzamos el collado de Suzon un poco por encima de lo normal (con la niebla no lo veíamos). Toda la subida nos lleva 2h30', más de lo normal.


Niebla, viento y cuchillas en el tramo final


15:15 Nos recibe una ventisca horrible, con fuerte viento y nula visibilidad. Encima no hay nieve. Tenemos que descalzarnos, y bajar andando hasta conectar con el sendero. 



Ventisca en el collado de Suzon 


Nos volvemos a calzar esquís. David se da cuenta que ha perdido una cuchilla en este tramo, y aunque sube a buscarla, entre la nieve polvo y la ventisca, no tiene fortuna...

Con focas puestas tratamos de bajar, sin mucha visibilidad, hacia Pombie. Conforme bajamos y nos acercamos mejoran las condiciones. 



Todo lo que vimos del Midi en todo el día.


Nieva suavemente llegando a Pombie

15:45 Entramos al refugio y recuperamos algo de calor, comemos algo y nos preparamos para el último tramo de la travesía. 




 Pombie, siempre acogedor.


16:15 Abandonamos Pombie, y vamos al collado, al principio seguimos la diagonal del sendero estival, pasamos una primera ladera sin problemas, pero la segunda, algo más expuesta, no nos da buen rollo, y como no se ve con claridad, optamos por perder altura y cruzarla por debajo.






16:55 Llegamos al collado y aunque al principio tenemos buena visibilidad y vemos el Portalet, en el descenso, la niebla nos la volverá a jugar, y la falta de visibilidad nos impedirá disfrutar de un buen descenso hasta la carretera. Al no distinguir el relieve, cuesta dar los giros con seguridad, una pena, porque la nieve esta muy buena.



Vemos el Portalet, 

En el collado de Pombie


Buena nieve pero sin buena visibilidad

17:30 En el descenso hacia la carretera nos cruzamos con un grupo que van a dormir a Pombie, con idea de dar la vuelta al día siguiente. Algunos de ellos, con raquetas, sí que lo intentaron el domingo.

Tras cruzar el torrente, ponemos focas para remontar, pero resulta más rápido caminar por la carretera, y tranquilamente, subimos hasta la frontera, donde nos espera el coche.

Remontando hacia el coche en el Portalet, 

18:00 Alcanzamos el coche contentos, y sorprendidos de haber podido dar la vuelta. 



Bonita y exigente jornada, donde hicimos más de lo esperado (y quizás de lo prudente...). En total 9 horas bajo la niebla y el frío, por buena nieve. Una pena la falta de visibilidad. 




En total 21,5 km para algo más de 1500m de desnivel, apenas paramos 45' en total.

El track de David este recorrido a la inversa.

El video resumen de la Jornada






Las Crónicas de mis compañeros de jornada, que ellos han sido más rápidos que yo en hacer la piada.




* Sara Montanesa - Montañas de ayer y de hoy - Formigal: Vuelta al Midi d' Ossau con esquís.

4 comentarios:

David Naval dijo...

David, y encima de abrir huella te dio tiempo de currarte un video! La música francesa le va al pelo.
Un placer haber coincidido contigo en la ruta. Otro día habrá que tomarse esa cerveza que nos quedó pendiente.

David dijo...

Eso está hecho!!! Lástima de falta de luz, el vídeo y las fotos no han salido muy majas...

Hoy costra, mañana pus dijo...

Vaya pedazo de día gore-tex que pillasteis¡¡

Fer

edu dijo...

joer vaya dia perros...encima que esa escursion es mas pa echar fotos que pa lo que se dice esquiar jejejeje