sábado, 11 de junio de 2016

Gorgas Negras desde Bara

Miércoles 1 de Junio de 2016


Descenso de Gorgas Negras desde Bara


En plena preparación para el gran proyecto del Alcanadre Integral, sacamos un día entre semana para reconocer el terreno. Vamos a por Gorgas Negras exclusivamente, pero entrando por arriba, desde la pequeña localidad de Bara, a la que llegamos por Arguis, Belsué, Nocito y finalmente tras el desvió a Used, Bara. Se hace un poco largo llegar hasta aquí, y eso que ahora está todo asfaltado.

El barranco de Gorgas Negras se suele hacer desde Rodellar, y para aprovechar la jornada, se suele hacer enlazando con Barrasil (al menos es lo que yo había hecho las dos veces anteriores). Para algunos Gorgas es un barranco muy largo, que por su aproximación, tiene fama de ser muy exigente, y cuyo global deja con dudas a la gente de si merece la pena el balance esfuerzo-recompensa. Yo hasta ahora lo recordaba como algo intenso físicamente pero tampoco demasiado, aunque tampoco me parecía tan bonito como para hacerlo todos los años. Esta vez, me ha gustado más.


Ángel disfrutando en el tramo de marmitas del Gorgas Negras.


Hacerlo entrando desde Bara da otra perspectiva (ver el análisis de Alex según opciones de entrada), te permite disfrutarlo desde el principio, y como en esta ocasión aún iba alegre de caudal, tuvimos el agua empujando un poco, eso te permite ir más descansado y disfrutar la belleza del sitio, en especial de la primera parte. Aunque ojo, no descuidarse, dejar el pateo para el final no es ninguna tontería, son dos horas de pateo de vuelta, con sol (no a la fresca) y sin agua. Tenerlo muy en cuenta.

De Zaragoza partimos Alex, Ana y yo. Con Angel Moraga quedamos en Nocito, ya que él ha venido por la carretera de la Guarguera, entrando por el Molino de Villobas, y en Bara hemos quedado con Irene.

Los cinco, en una fresca mañana, partimos para la garganta mas importante que cruza la sierra de Guara de Norte a Sur, la del Alcanadre. De camino aquí, con el coche, cruzamos otras dos, la del Flumen (Embalse de Cienfuens) y la del Guatizalema (Vadiello), la del Alcanadre es la que más caudal tiene, confluyendo a ella también las aguas del Mascún. Más allá aún nos quedan otras dos grandes cuencas, la del Balces y la del Vero.

El camino sale desde la entrada al pueblo de Bara, cartel señalizador, y en unos 30' minutos tras recorrer una bonita senda, cruzamos el Cardito, curioso afluente de singular apariencia, donde nos ponemos el neopreno para entrar al agua, precisamente por el sitio que se llama Gorgas Negras.





Aproximación de unos 30' minutos por una bonita senda con bosque al final

Cruzamos la rambla del río Cardito



La mañana ha salido fresca, apenas 14ºC y da algo de pereza entrar al agua.  El inicio es muy resbaladizo (ya de por sí lo es, pero se nota que estamos a principio de temporada y ha pasado poca gente). Alex me deja una mochila estanca para probar para el día que hagamos el Integral del Alcanadre, por descuido, con el cambio de mochilas, olvido el casco. En el tramo inicial con tanto suelo resbaladizo lo echo de menos, pero por fortuna no fue imprescindible. Conste que no fue por ir ligero lo de no llevar casco.... Lo de las mochilas estancas en barrancos acuáticos no es ninguna tontería, da una flotabilidad importante a la hora de nadar, pero las tienen que mejorar todavía...

El inicio es muy resbaladizo.

Probando con una mochila estanca. Foto de Alex.




Fósiles en el propio lecho del cauce..


Pasado el afluente del Picarizas, entramos rápidamente en actividad, en una zona de garganta sombría, una de las tramos mas bonitos, con un pasillo estrecho y alto,  vamos a través de una continua sucesión de marmitas.

Ana e Irrene en los primeros resaltes de entrada al desfiladero.


Entramos al pasillo estrecho.

Todo un "caballero"...


Este tramo es muy estético.

Se alternan tramos de aguas rápidas y tramos tranquilos de andar.





El primer plato fuerte es un salto a una marmita cuya recepción está tan alegre de caudal, que con la "contra" no te deja salir. El salto al jacuzzi requiere decisión para saltar (6 metros) y habilidad nadando para salir. Creo que había alternativa equipada. Lo cierto es que en todo el descenso saltamos todo menos un rapel (que aunque también es "saltable" es solo para los muy valientes). 


La salida contra la corriente exige pericia... o ayuda.
El mismo salto visto desde el bloque.


Un salto de decisión a la espuma y Ángel nos espera para ayudar a salir. Foto de Alex.

Tras una pequeña dosis de adrenalina, seguimos por los pasillos estrechos y bonitas marmitas.



El sol parece que no tardará en calentarnos.

Precioso tramo de marmitas.

Lo cierto es que ir con Alex es un puntazo, conoce cada palmo del barranco, en los últimos tres años lo ha bajado siete veces, y nos va mostrando el camino más fácil, además de conocer todos los nombres de cada tramo. También supone ir a un ritmo "alegre", sin mucho tiempo para fotos. aún así no estamos cumpliendo su previsión de tiempos para el ritmo del descenso integral. Nos costó 4 horas, sin embargo unos días más tarde, el día del Integral del Alcanadre, Gorgas y Barrasil  hasta el Puente de Pedruel, junto al Camping costará 3h45...









El siguiente resalte también lo saltaremos, aunque hay un rapel por la derecha, con una pequeña trepada se accede al gran bloque desde el que se salta sin problemas. 


Alex ayuda a Ana a trepar al bloque.

El salto visto desde arriba

El salto visto desde abajo.
Poco a poco seguimos bajando y entramos a la zona de caos, al llamado Bozos de Lañas, donde iremos evitando los grandes bloques y destrepando o saltando los diferentes resaltes con los que nos vamos encontrando.







En el siguiente rapel, en lugar de hacerlo por la derecha, vamos de frente, es un destrepe bastante delicado, ya que no ves dónde puedes poner los pies y porque acaba en ligero volado. Alex baja el primero y ayuda a Ángel, yo aseguro con la cuerda a las chicas y Ángel me ayuda finalmente a mí.



El destrepe delicado que hicimos.

Aseguramos el destrepe.

Poco después llegamos al tramo de las Cascadas, poco antes del giro que hace el río en el Puntal de Tedero. Llegamos a otro de los sitios clásicos de este barranco, un rapel opcional que es fácilmente saltable.  Todos, salvo Irene que no esta convencida, saltamos, ella rapela y seguimos  a la marcheta. 


Otro de los saltos clásicos.

Casi sin tregua llegamos al único rapel que hicimos. Lo normal es hacerlo por la derecha, pero vamos por la instalación clásica de la izquierda, desde donde es factible saltar, rapel de 12 metros, o salto de 10 que dejamos para los valientes. 


Alex preparando el único rapel que hicimos en todo el descenso.

Instalación de las "clásicas"

Se  puede saltar a la derecha. 12 m.
Visto desde abajo.

Guardamos los trastos y vamos a por la parte más rápida del descenso.





Último tramo del Estrecho Tedero.

Último caos para salir a la zona abierta.


Una vez finalizado el Estrecho Tedero y el pequeño caos, el río da un giro importante a mano izquierda, y además de cambiar la orientación cambia el paisaje de forma radical y la morfología del río. Atrás ha quedado la parte más técnica, fría y estrecha. A partir de aquí el río se abre, el sol nos calienta y es posible acelerar el ritmo, ya que hay mucho tramo de andar por las orillas. En la Fuente Custodia aprovecharemos para hacer una pausa, beber y comer. 



Pasado el Puntal de Tedero, salimos a la zona abierta.

En las Fuentes de Custodia. Manantial para beber.

Las paredes de la Canal Alta. El paisaje ha cambiado.

Tramos de andar ligeros.


Algún que otro destrepe...

Parecía que cubría lo suficiente para saltar... pero no, siempre el 1º tiene que comprobar

Tras el tramo de andar, el río vuelve a presentar sus credenciales, no está terminado, primero el Estrello Pella nos avisa que el río vuelve a ser un barranco de buenas credenciales. Luego un caos y un salto para valientes, previo al Estrecho Balaguer.


Entrando al Estrecho Pella

Un salto de 10 metros a la salida del caos. Se puede evitar con rapel por la izquierda. 

En el estético Estrecho Balaguer.

Definitivamente Gorgas Negras es un barranco de los grandes, tiene de todo y muy bonito.

Bonitas badinas finales de puro placer.

Un puntal característico en Serrallas. 
Llegamos a la altura de las ruinas de la Cabaña Pardina, llegamos al llano Chasa, punto final del descenso del Gorgas Negras. Aquí lo normal es continuar el río y hacer el Barrasil, pero como hemos venido por arriba, ponemos punto final aquí, y remontamos hacia el Collado de San Cristobal, hacia la confluencia con el Barranco de Andrebot que viene de Rodellar.  En 30' minutos alcanzamos el cruce de caminos, y en lugar de bajar hacia Rodellas, subimos a nuestra izquierda, hacia el Dolmen de Losa Mora al que llegamos en otros 30'. Allí giramos a la izquierda, rumbo a Nasarre, para finalmente bajar hacia Bara. En el camino de vuelta, el calor castiga a Ana, que lo pasa mal para volver hasta el coche, pero tras descanso e hidratación, queda en una anécdota.

Llano Chasa, final del Gorgas Negras.

Iniciamos el retorno hacia Rodellar, por la aproximación del Barrasil.

Llegando al Collado de San Cristobal, tras 30'.

En el cruce, tomamos rumbo Nasarre-Dolmen de Losa Mora.

Dolmen de Losa Mora, tras una hora de retorno.


El Pirineo asoma: Las cumbres de Ordesa y Añisclo.


Retorno final a Bara tras 2 horas de vuelta.


En resumen, Gorgas Negras, uno de los clásicos más que recomendables, que da mucho, pero también exige un poco más que otros barrancos.

En unos días volveremos por aquí de nuevo....







1 comentario:

Eduardo dijo...

Hola David.

Un barranco muy estético, esos tramos de marmitas, y estrechos, espectaculares, sin duda que llevase un caudal alegre, ayuda a la hora de descenderlo.

Haber que tal la integral, al Alcanadre, que seguro que también llevaba buen caudal.

Un saludo