lunes, 25 de julio de 2016

Cueva de Villaciervos en familia

Domingo 24 de Julio de 2016


Otra visita a la Cueva del Monte de Villaciervos.

En medio de un verano atípico para mí, engaño a la familia a una visita a esta cómoda cavidad. Allá que fuimos a pasar un rato. No recordaba bien el camino de entrada y aún dimos un rodeo majo. Cuando llegamos salía otro grupo, y cuando aún estábamos dentro vino otro grupo, nos sorpende tanta frecuentación.

En esta ocasión la cavidad está seca, el gourg no tiene agua ni hay charcos por el suelo (a diferencia de mi visita anterior en Abril de 2012).

Para llegar, partimos del pueblo de Villaciervos, si venimos de Soria, casi al terminar el pueblo, tomamos el último desvio a mano derecha, y vamos rectos por una pista que tras unos 600 metros termina en una curva y en una cuesta. Esta vez la pista está más delicada para el coche que años atrás. Superada la cuesta, continuar un poco más rectos (no tomar los primeros desvios a la izquierda), hasta cruzar el arroyo seco de los Pozos, para luego seguir por una pista mas o menos horizontal hacia la izquierda, que tras un vado, comienza a subir, se cruza una pista transversal y comienza una subida, cuando alcanzamos un llano, una mojón de piedras a la izquierda de la pista marca el sitio donde dejar el coche (Unos 3,8km). Allí a mano derecha hay unos vestigios de pista que seguimos hasta localizar los agujeros en el suelo, a unos 200 metros del coche.

No se si servirá este track... 

La cavidad no tiene pérdida, es de desarrollo lineal, hay tres pequeños pasos de agacharse pero salvo eso, es de visita muy cómoda. 

La entrada, el paso más estrecho.

La cueva esta muy sucia, no sé porqué, si restos de algún incendio que pudo filtrar cenizas...

Casi al final de la cavidad, una d elas filtraciones hoy seca.

El mismo punto en dirección a la salida. Es una pena el vandalismo.

Las salas amplias permiten el disfrute cómodo de la cueva y ver el legado de los energúmenos.


La zona del gourg, hoy completamente seca.

Camino de la salida.



Una pena la poca educación del personal al visitar estas cavidades, dejando su huella de forma incívica, en lugar de disfrutar del entorno...



No hay comentarios: