miércoles, 10 de noviembre de 2010

PICO OTAL, Delicado superior!!

Sabado 6.Nov.2010 Pico Otal: Travesia Sur-Este: Linas -Bujaruelo, PD+

El finde pasado nos juntamos Beto y yo para subir al Pico Otal desde Linás de Broto.

Tras posponer una plan de escalada, plagiamos una idea de lo que hicieron días antes nuestro meteorólogo favorito Jorge y nuestro amigo Fernando, si bien, las condiciones fueron muy diferentes.

Beto no había subido nunca, y yo no había subido por esta vertiente, era una ruta que tenía esperando hacia tiempo, asi que rápidamente congeniamos intereses y decidimos subir el mismo viernes a última hora a dormir a El Último Bucardo, donde nos acogen nuestros amigos Encarna y Amador.

Sin madrugar en exceso, miramos por la ventana, y ..ostras!!! ¡Pero si hay mucha nieve!! Amador nos tiene que prestar piolet y crampones, y ya veremos que tal...

Aqui vistas sobre Tendeñera...



Tiramos para arriba por el Soaso de Linás, dónde aún quedan colores del otoño.



 El pico Otal constituye una imponente y magnifica atalaya, con vistas de primer orden, que reserva sólo a aquellos avezados montañeros dispuestos a afrontar su ascensión por cualquiera de sus nada fáciles rutas.

La subida por esta vertiente sur, se realiza casi en su totalidad fuera de sendero, pero es fácil de intuir.



Como es la tónica en todas sus rutas, la subida al Otal no ofrece descansos, no hay tramos llanos, todo es subir desnivel sin tregua, salvo la que cada uno quiera imponer a su ritmo.
Tras los pastos de tasca, llegamos a la nieve, donde nos toca abrir huella, a ratos cómodamente porque esta dura, a ratos no tan cómodo. Asi hasta llegar a los primeros metros de roca verticales.

Afortunadamente, los tramos mas verticales, están limpios de nieve y son sobre buena roca. Sin embargo, no vemos bien los mojones, y hacemos un par de "directas", que no nos parecen de IIº, sino mas bien de IIIº o más! al rato vemos un mojón, igual lo hemos hecho mas complicado de lo debido...

Marco en rojo por donde subimos, y en azul por donde creo que se debería subir de forma mas sencilla.


Luego vamos progresando por las canales de forma mas sencilla, a tramos por nieve dura (que nos hace sacar el piolet por si acaso...) y a tramos por trepadas fáciles por buena roca.




Asi llegamos al Collado que hace con la vertiente oeste, a donde llega un curioso corredor al que también le tengo ganas...

Visto desde arriba a su salida....


Y visto desde el Oeste, desde la ruta normal a Tendeñera, parece mas vertical de lo que es en realidad. Esta foto es de hacer dos inviernos... a que mola?



Desde el collado a la cumbre resta unos faciles resaltes, a tramos en sendero, a tramos como podemos, ya que la nieve, el barro que hay debajo, o la hierba bajo  la nieve, no lo ponen ni facil ni cómodo, en alguna ocasión nos toca clavar el piolet en la tierra para frenar algún resbalón. La nieve se va derritiendo y no favorece la ascensión. Este tramo de apariencia fácil, lo vemos muy expuesto de descensder , y nos inducirá a bajar por la vertiente Este.

Asi llegamos a la arista final que conduce a cumbre...





Beto llegando a la cumbre...


En la cumbre, ni un pelo de aire, grandísimas vistas, temperatura agradable, vamos, un lujo!!! No vemos el momento de marchar, sobre todo imaginando lo que nos espera al descenso! Y eso que no sabíamos lo que nos esperaba de verdad!


Aqui la vertiente Este, por la que bajaríamos, con el Pico Fenez a la derecha, la gran Placa y la Grallera del Turbón (una imponente cueva helada al pie de la pared).




Las vistas no pueden ser mejores, del Moncayo al Bisaurín, del Castillo de Acher al Anie, psaando por Midi d'Ousseau, Anayet, Foratata, Pazino, Garmo Negro-Infiernos, Vignemale, sigo? Taillon, Perdido, Montañesa, Turbón, Estaragne, Pic Long, Midi de Bigorre,... ya vale, no? muy buenas vistas!

Aqui desde el Anayet al Midi, con el Pazino abajo, el Escuelas en primer plano, y al fondo el Anie.



Un zoom al Monte Perdido, con la Escupidera bien cargada de nieve (me consta que ese dia se hizo cumbre).




Por descontado, uno de los mejores alicientes de subir al Otal, es la panorámica que tiene sobre Ordesa, y eso que con el sol tan bajo, no se ve bien el valle, mejor en primavera y al atardecer!




La vertiente de Linás, por la que hemos subido, con Guara al fondo.




Llegó la hora de bajar, y dudamos por donde hacerlo, por donde hemos subido la cosa no es difícil pero sí peligrosa por lo resbaladizo de la nieve y hierba+barro. Pensamos que igual al Este igual la nieve esta mas dura y se puede bajar mejor.  Empezamos el descenso solo a ver que tal... al principio lo que es arista está limpio de nieve, no así en medio de las canales, y sí esta dura, incluso helada! Tras varios destrepes algo delicados, pensamos que igual hubiera sido mejor bajar por el sur, pero estamos en un tramo de roca delicada, y subir es igual de feo que bajar, nos da pereza remontar y decidimos seguir bajando, a pesar de que no vemos la ruta de descenso nada clara (y eso que yo he subido y bajado por aqui!, pero hace muchos años!).

Fue un descenso muy peligroso, somos conscientes de que un fallo puede ser fatal, aquí vemos una vez mas que dificultad y peligro no son parejos, los destrepes nunca superan el IIº grado, pero el peligro es muy alto. Va a ser una jornada de esas de ..vaya o no vaya, cúrtase para el Himalaya! Tiramos de experiencia en montaña y resolvemos la papeleta, casi saltando de alegría cuando alcanzamos la nieve al pie de los corredores! Ahora el monte está delicado, con nieve que molesta y sin nieve que sujete, es decir, con mas nieve, hubiera sido mas sencillo ganar el corredor y por alli con piolet y crampones sin problema. No tenemos fotos del descenso, tuvimos que guardar la cámara en la mochila, todo molestaba!
Joder! Que estrés hemos pasado! No contábamos con esto, no ha sido disfrutar de la montaña, sino sufrirla!

Las canales de bajada...


Cuando ya pensabamos que ya se habían terminado las dificultades, llegamos a un paso que obliga a girar un poco al norte, para llegar al Collado Royo, y ostrás! esta helado! Nada, a sacar los crampones, joder, vaya puesta a punto invernal que nos marcamos en esta salida! Salvamos la delicada travesía, un poco de pendiente con nieve dura, y la cosa ya se suaviza. Quitamos los crampones y pronto se acaba la nieve.


Luego ya por no sendero, ya que no lo vemos casi hasta abajo, cuando cruza de margen, con ganas de acabar y relajarnos definitivamente. Hoy no ha sido una dura jornada físicamente, pero si con tensión en la parte alta, de contrastes, sin frio y muy agradable en la cumbre, pero con unos destrepes finos en roca fria.




Por un sendero vertical y sin "s", en un trazado mas que directo, cruzamos ell bosque y conseguimos salir a la pista de Bujaruelo, donde nos espera nuestro amigo Nacho, Agüelo 2, al que hemos llamado desde la cumbre, para que nos viniera a buscar (él estaba de paseo por Ordesa). Nos recibe con unos estupendos tentempies de los que rápidamente damos cuenta.


Una vista de la Oeste de Gabietos tomada en el descenso...pronto habrá condiciones para escalar rutas invernales!!



Acabamos merendando en Linás, en el Ultimo Bucardo, donde Encarna nos guarda un delicioso arroz vegetal  que yo devoro con gusto.


4 comentarios:

pincho dijo...

mmmmmmm

Y Beto, que ayer ya nos adelanto algo, nos tenía convencidos para subir con vosotros. Falto un pelo de conejo.

No se si alegrarme o no por haber fallado.

davidmalabarista dijo...

Tranquilo Pincho! ya me lo comentó Beto, pero si hubierais venido, no creo que nos hubieramos metido, habríamos ido al Tendeñera, que la cosa es crear afición!!

Anónimo dijo...

Qué tal David?

Muy buenas las entradas de la trepada al pico Otal y las cuevecitas molonas que te curras.
Ya vi que habías hecho The Last Pilar del Masmut y tus recomendaciones a la misma me ponen más todavía (las pilas). A ver si coincidimos.
Abrazos.
Paco

David Serrano dijo...

Ese Paco!! A ver si es verdad que nos vemos este invierno, si Julio me admite a la troupé, creo que me apuntaré algun dia este invierno con vosotros!

Fuerza y a por el Last Pilar, que la via es super molona!