lunes, 25 de agosto de 2014

Sima "La Caravantina" - Ciria (Soria)

Domingo, 24 de Agosto de 2014 

Sima de "La Caravantina" en Ciria (Soria).


Después de todo un verano sin parar, se me acumula un importante retraso en el blog, pero para ir actualizando hay que empezar por algo, lo primero una sima de mi pueblo.

Una sima más para la colección, no fue lo interesante que me hubiera gustado, pero bueno...




Interior de la Sima La Caravantina, llena de huesos de ovejas.


Cualquiera que pudiera leer en el blog las actividades espeleológicas que realizo por mi pueblo podría llegar a la errónea conclusión de que es una zona interesante para la espeleología, pero por desgracia, no es así.  

Hay muchas cuevas, pero muy pequeñas en su mayoría, y que no tienen entidad suficiente para ser siquiera reseñadas, pero dado que uno siente aprecio por su tierra, las ganas de explorar y conocer sus rincones me llevan a ir preguntando a los "mayores" y pastores del pueblo por esas cuevas desconocidas y trato de visitar una cada año.  

En esta ocasión lo mas difícil fue su localización, muchos conocían el nombre, algunos incluso la había visto, pero no eran capaces de darme información precisa para dar con la localización exacta. En una primera visita me fui corriendo hasta allí y aunque di mil y una vueltas (pase a menos de 5 metros) no la divisé. Otra tarde fui con mi padre de paseo y tampoco tuvimos éxito.

Pero mi padre se quedó con la mosca detrás de la oreja y consiguió que José (de los "Arsenios") le diera mas detalles para su localización y diera por fin con la entrada.   


Gracias a la colaboración de mi padre, puedo localizar la sima.


En el interior de la sima, observó que siguen tirando ovejas muertas a su interior.

Me habían dicho que  era muy profunda, o al menos que las piedras se oían caer durante mucho rato, así que tras comprobar en mi primera visita que era imposible descender sin cuerdas, esta vez vine preparado para cualquier cosa...

Me quedé un poco decepcionado, me costó más cargar los trastos en el coche (muchos zarrios: taladro, parabolts, frontales, cargar baterías, ropa de faena, cuerdas, cintajos, friends, clavos, mosquetones, casco, ... sigo?) que lo que luego duró la exploración.



Las modestas dimensiones de la entrada hacen que sea difícil su localización si no se sabe dónde buscar...


La boca de entrada a la sima es reducida, pero suficiente para pasar. 

Cuando llego me llevo una sorpresa grande, hay una culebra en el interior de la cueva, veo que no es una víbora, y tras tirar una piedra y no inmutarse, pienso que se habrá caído al interior y estará muerta. No les tengo miedo a las culebras, pero no resulta tentador que te espere una de más de metro y medio de longitud...







Tras valorar cómo instalar el pozo, pensaba poner dos seguros con el taladro, pero veo que rozaría mucho la cuerda, así que hago una primera instalación con un friend y una sabina cercana, protejo el filo de las piedras y la entrada con la mochila y desciendo los dos primeros metros del tubo con idea de fijar un seguro con el taladro en la vertical, evitando los roces. Pero cuando veo que sólo hay poco más de dos metros al suelo, subo de nuevo y monto otra instalación independiente, en otra sabina mas distante, y con dos cuerdas fijadas y protegiendo las cuerdas en los puntos de roce bajo hasta abajo.


 Primera instalación provisional que resultó definitiva.

El rapel es incómodo, tras los dos primeros metros en el tubo, sales a una sala en bóveda, de unos 3 metros de ancho, 6 metros de largo y tres metros de alto, pero al no hacer pie en ningún sitio y rozar la cuerda en el último punto, es una maniobra algo delicada para hacer con cuidado.

Cuando piso el suelo, tras el rapel de poco más de 5 metros, me giro y lo primero que veo es que la culebra no esta muerta... se ha movido, buscando colocarse justo donde llegan los rayos de sol al interior de la cavidad.


La culebra esta viva, se ha movido para buscar el calor del sol.


Creo que la culebra esta en las últimas, se mueve con lentitud.


Una vez comprobado que la culebra no parece un serio problema, mas que una anécdota, empiezo a mirar la cueva, y veo que la exploración no durará mucho.


Tras los dos metros en rampa, cae en vertical al interior otros tres metros.




Claraboya al exterior.

 Sala principal

Tras entrar por el techo, descentrado al sureste de la sala, la cavidad se estrecha hacia el norte, con un pequeño conducto que termina de 80cm de diámetro que termina en menos de un metro.
Pequeño conducto hacia el norte.


Desde la sala principal, desciendo hacia la galería sur, que termina enseguida, no más de 15 metros. El desarrollo lineal de toda la cavidad no creo que supere los 25 metros.

El descenso es delicado, porque hay muchas piedras sueltas y huesos de ovejas,, que hacen que sea fácil rodar para abajo cuesta abajo. La rampa desciende unos tres metros en profundidad, alcanzando una cota de -9m. 

En el interior compruebo que la cavidad esta llena de piedras que ha ido tirando la gente, algunas ramas (una de ellas quemada, imagino que la tirarían encendida para iluminar el interior) y sobre todo huesos de ovejas, algunos sacos y bolsas que imagino contienen también restos de ganado.



Desde la rampa observo como entra la luz del sol a la sala principal.


El final de la galería está colapsado por piedras que obstruyen el final, por la forma plana del suelo deduzco que filtrará agua hacia el interior. Aunque hay algún espeleotema, la cavidad no presenta mucho atractivo de formaciones bonitas.




El recorrido finaliza, esperaba algo más, así que ni monto el trípode ni juegos de luces con los frontales, no pierdo el tiempo, y solo me queda pensar que hago con la culebra, si la "salvo" sacándola al exterior, o la dejo allí...  

...como no he bajado la mochila grande, lo cierto es que meterla en la bolsa de los frontales sería difícil y no se me ocurre otra forma, asi que finalmente la abandono a su suerte...




Dejo unas pequeñas indicaciones para localizar la cavidad. Desde Ciria, tomar dirección Soria, a los 600metros, tomar el desvío a la altura de la Virgen del Espino, tras otros 500m, en la bifurcación, tomar el camino de la derecha, y remontar río arriba, pasando por la Cueva del Zapato (Silueta visible desde la pista), 1km, y tras otros 600m., tomar el desvío de Cuesta Negra, remontando la cuesta hasta los Corrales de la Cae Cardenas o Cabezadas, allí dejaremos el coche y en 5 minutos alcanzaremos la entrada, remontando el pequeño barranco, localizando la sima junto a unas sabinas, a la derecha del cauce. 








En el blog, estan descritas:
- la Cueva de Covarrubias y alguna de sus alrededores, 
- y la Sima de Valdecobatillas.





3 comentarios:

RUBEN dijo...

Ese espeleoloco-explorador. ¿Sabes de qué especie eran la culebra?. A ti no te dan miedo pero a mi si que me dan yu-yu, me encuentro una de éstas y fijo que no entro.
Saludos,

David dijo...

Hola Ruben! Ya de vuelta de la tourné alpina, eh? Muy guapos esos barrancos!

La culebra? No sé con certeza, igual una culebra bastarda...
Cuando bajé pensaba que estaba muerta, así que no me planteé el no bajar, aunque cuando terminé el rapel y me giré y vi que se movía, me descolocó un poco, y mi primera reacción fue de prudencia, pero luego vi que la pobre estaba en las últimas y ninguno de los dos nos íbamos a molestar...

Anónimo dijo...

La Culebra era una culebra bastarda, (Malpolon monspessulanus). Lo suyo hubiese sido sacarla, aunque bueno, en este caso, la trampa era natural.

Daniel Fernández