jueves, 14 de agosto de 2014

Intento de Vivac al Anie - Amanecer de consolación

14 de Agosto de 2014

VIVAC frustrado en el Anie (2504m.). Amanecer de premio de consolación.


Otra visita de este verano pasado, en la que la meteo no dejó hacer.

Mi intención era subir a dormir a vivaquear a la cumbre del Anie, pero estuvo toda la tarde lloviendo, y yo haciendo tiempo por Lescún (hice el bonito paseo del Belvedere de Lescún). y aunque a última hora se limpió el cielo, ya no había tiempo de subir a ver el atardecer desde la cumbre. Por cierto que además refrescó bastante.


Primeras luces en la cumbre del Anie o Auñamendi.



Duermo en Laberouat, y madrugo bastante para ver amanecer. Arranco bien de noche a las 5:30, por más que intento ir rápido, me cuesta bastante, ya que el sendero está mas que embarrado, parece una ciénaga... a la luz del frontal.

Aún no hay mucha luz cuando salgo del bosque, paso los refugios de pastores, ya clarea y puedo ir más deprisa, pero la pendiente se acentúa, y el ritmo tiene que bajar, aunque hago lo que puedo para llegar a tiempo a ver amanecer desde arriba. (subo en 1h45') pero no llego a tiempo.

El amanecer me pilla subiendo, entonces decido ir por la ruta larga, por el oeste, en lugar de la ruta corta por el este. En la cumbre mucho viento y nubes. Lo que se anunciaba como día claro y tarde dudosa, se cambia en mañana dudosa y tarde despejada. el caso es que hace frío de narices, incluso con guantes y gorro. llevaba el trípode y la cámara grande con idea de perder tiempo haciendo fotos, pero se me congelan los dedos y las ideas, cuando empiezo a retemblar, veo que es el momento de bajar, ya volveré otro día con mejores condiciones.

Descenso rápido entre nubes y disfruto en el bosque, siempre bonito, aunque hoy especialmente "borde" por el barro.

Llego al coche, agradeciendo el sol que hay por el fondo del valle, hago fotos y me planteo que aún no son las 10 de la mañana, así que podré hacer algo más antes de volver a casa.

Al final, me fui al Chemine de la Mature, pero eso ya, para la siguiente entrada del blog.


Al paso por el refugio aún es noche cerrada.

Algo empieza a clarear

El sol anuncia su rápida presencia....

Como no llego a tiempo, disfruto del momento.




Arriba mucho frío y cerrado entre nieblas.

En agosto, pero heló de verdad, que frío!!!

A ratos no se veía nada

Al final hubo algún hueco claro, pero apenas duraba unos segundos.

Hacia el norte, muchas nubes.



Hacia el Este.

Aire y mucho frío hacen que no esté mucho tiempo en la cumbre.

Midi y Garmo-Argualas


Descenso por la senda del oeste.

La mañana no termina de arreglarse....


Por el hayedo, siempre es un placer, a pesar del barro.

Al final, el día se arregló por abajo.



2 comentarios:

Juan korkuerika dijo...

Jajajajajaja me ha gustado eso de "Amanecer de consolación" Las fotos como siempre preciosas!!! Un abrazo y hasta la vista alpinista!!

David dijo...

Gracias Juanico! El título de la entrada responde a la sensación de impotencia de la tarde anterior...

El autorretrato con el paraguas (foto que aparece en la entrada anterior) también expresa bien esa sensación....