viernes, 15 de agosto de 2014

Vuelta Col d'Arras- Chemin de la Mature

14 de Agosto de 2014

Una vuelta al Chemin de la Mature diferente.


Para poner fin a mi "tournee" veraniega por el Pirineo Francés (Gran Barbat, Santucs, Belvedere de Lescún, y Anie) decido visitar un lugar bien conocido, al que hacia mucho tiempo que no visitaba, el Chemin de la Mature o Camino de la Madera


El origen de este singular camino colgado es del siglo XVIII. La Marina Real andaba en busca de bosques dotados de las características requeridas para fabricar mástiles. Los ingenieros se quedaron encantados por el bosque del Pacq situado al final del barranco donde había gran cantidad de árboles altos y rectos. Dado lo difícil del acceso en 1772 decidieron abrir un paso llamado chemin de la mâture. Resulta fácil imaginar lo complejo que debió de resultar pasar las reatas de bueyes arrastrando los enormes troncos ¿cuántos debieron caer?.
Por el "tajo" abierto en la roca, a 120m de la Gargantas del Infierno (Gorges d’Enfer) (su abrupto cauce impidió que los troncos bajaran por su cauce), pasaron las reatas de bueyes con unos magníficos troncos de pinos dedicados a la fabricación de mástiles para barcos. Reunidos para formar navatas en el puerto de Athas, aquellos rollizos llegaban al puerto de Bayona flotando en el río. Una vez caído el último árbol, la explotación del bosque fue parada en 1778.  Extraído del Blog del Club de Montaña de Utebo.


El Chemine de la Mature, tajo espectacular....


Después de mi ascensión matinal al Anie, y como he acabado pronto, decido hacer algo más para completar la mañana. Pienso en algo breve, no muy largo y que me pille "de camino". El Chemin de la Mature puede ser una buena opción, corto, fotogénico y suave. Allí que me voy. 

Fruto de la casualidad, descubro un recorrido nuevo para mí. Nada más llegar, y debido a la afluencia de público, los problemas de parking, un cartel publicitario de un bar, tuvo la culpa de que descubriera una alternativa bonita y diferente para recorrer el Camino de la Madera. Claro que lo que iba a ser un paseo breve se convirtió en un paseo un poco más largo, 650m. de desnivel (más de lo que tenía pensado para "completar" el día ).


En lugar de aparcar en el Pont de Cebers, o en el Parking de entrada al Chemine de la Mature, lo hago un poco más arriba, y ese hecho me anima a realizar el sendero en el sentido contrario al que supongo que es el habitual. Subiré primero al Col d'Arras y bajaré por el Camino de la Madera.

Continuo para arriba por la carretera, y al poco, sale una pista a mano derecha según subimos, con cartel indicador. La pista lleva a una casa espectacular en medio del bosque, y el sendero arranca por medio del bosque. Lo cierto es que este sendero sube sin descanso, y aunque al principio me lo tomo con calma, el hecho de ir a la "fresca", a la sombra, sin querer, me voy acelerando, y me permite alcanzar el col d'Arras en 45' de dura subida, pero por un clásico sendero entre hayas, a la sombra, estético, lo que no tiene de clásico es el trazado, no es suave, sube "a saco". Por eso creo que es mejor hacer este recorrido bajando por aquí, al revés de lo que he hecho yo.


Un poco antes de llegar al collado, se accede al Bar-Chiringuito, Béloute Café. Gracias a sus carteles he descubierto este sendero. Lo cierto es que tanto el buen gusto con el que están hechos los carteles, como lo chulo que tienen el sitio, invita a tomar un refrigerio, más aún con las vistas que tiene su terraza hacia el Pène d'Udapet. 


Al salir del bosque, cuando el valle se abre, me despisto, y en lugar de ir hacia el collado, sigo subiendo valle arriba, cuando veo que el sendero no baja, deduzco que me he despistado y retrocedo para dar con el sendero que lleva al collado, y que tras un abrevadero, comienza a bajar, por algún paso con "ambiente", cercanos al abismo... pero sin riesgos.

En este descenso las vistas son mas que interesantes. Comienza Después se introduce en un bosque delicioso, que de forma suave desciende hasta el cruce con el GR 10 que remonta hacia Ayous-Larry por el valle de Baigt Saint Cours. Bajo hasta la confluencia con el Puente de Trungas, al que me acerco a ver, el sendero que sale de él, para otro día...

Me toca ahora descender hacia el Chemin de la Mature. El hayedo se va terminando, y desde las Cabañas de Perry, el sol hace ya su trabajo, y calienta de lo lindo.

Pasar por el Chemin, como siempre, espectacular. Del todo recomendable.


Mapa Chemine de la Mature con el recorrido realizado
Para acceder al Chemin, bajamos desde España el Somport, y pasado Urdos, es visible desde la carretera el Chemin y el Fort du Portalet. Seguir hacia abajo (norte) y tomar desvío indicado hacia Etsaut y Puente de Cebers. Hay varias opciones posibles para aparcar: Pont d eCebers, Inicio del Chemine, un poco mas arriba en la orilla de la carretera,... Incluso con combinación de dos coches, se puede subir uno hasta el Parking de Bieus, entrar por arriba y descender hacia el Chemin. Si no, creo que es mejor hacer la vuelta subiendo con la fresca por el Chemin y bajando por el col de Arras y el sendero entre bosque.



Cartel indicador en el desvío de la pista.  

Añadir leyenda

Sendero, a tramos con calzada de piedra. 

Dura subida. Mejor hacerlo en sentido contrario.

Desvío al Cafe Bèloute.

Terraza del Cafe. Bèolute: Oasis de calma con vistas de lujo. 



Pène d'Udapet con el Labigouer al fondo 


Parte final del sendero, antes de llegar al collado, junto al desvío al  parking de Bieus.



Me despisto y sigo subiendo valle arriba, me tocará bajar. 

Vistas al Valle de Baralet.






Bajando de nuevo por el bosque. 

Pasos aéreos. 



Pasillo hacia el Pont de Trungas

Puente de Trungas deteriorado. 

Precioso hayedo hacia el Chemin en mi bajada. 



Los restos de las barrenas nos muestran el esfuerzo que supuso abrir este camino. 

Chemin de la Mature. Espectacular.

  no descarto algún día escalar en esas placas inferiores...



Satisfecho de este mini-jornada, me vuelvo a casa con el "run run" en la cabeza de que nunca escalé en este lugar y me gustaría, pero esas placas lisas, siempre me dieron respeto,  y ahora que apenas escalo, todavía más, aunque no descarto algún día probar fortuna con la clásica más sencilla, la Major. Aunque teniendo en cuenta, que aquí no se regala nada, y que se rapela antes de empezar la escalada, ....  si probamos, habrá que salir por arriba....


3 comentarios:

Iñaki dijo...

Muy chulo ese café con vistas!!!
Yo me apunto a penar por esas placas!!!

David dijo...

Iñaki te tomo la palabra!! Penaremos juntos por esas placas lisas!!

Iñaki dijo...

Hay pocas cosas seguras en este mundo y una es q tratándose de placas el agüelo pena seguro!!! jjj