Páginas vistas en total

sábado, 4 de abril de 2020

Nepal: Trekking del Khumbu. (I) Lukla -Namche

Octubre de 2019

Aprovechando esto de la cuarentena en casa, he podido sacar tiempo para relatar nuestro viaje a Nepal el otoño pasado.


Rumbo a Nepal 1: Katmandú-Lukla - Namche Baazar

Este año he tenido la suerte de poder ir a recorrer algunos rincones de Nepal. Conocer la cordillera del Himalaya era un viaje deseado desde hace años, que por fin, ha tenido su momento. 

Por fin en el Himalaya. Atardecer sobre el Everest y Nuptse desde el Khalapatar

Hace casi año y medio, cuando me llamó Encarna para contarme que le íbamos a organizar una fiesta sorpresa a Amador en el Último Bucardo para celebrar su 60 cumpleaños, ni él ni yo, nos imaginábamos cómo iba a acabar aquello. Además de la fiesta, también había un regalo sorpresa para Amador: un viaje a Nepal, el trekking del Everest, gracias a la contribución de todos los amigos del Bucardo.

Desde ese día, ya me puse en canción, ¿por qué no ir con ellos?. Poco a poco, la idea fue cogiendo forma, cada uno fue mirando como conseguir vacaciones y presupuesto, y así, con altas y bajas, el grupo se fue consolidando. En febrero nos compramos el billete, aquello ya no tenía marcha atrás.. y por fin, este otoño, allá que nos fuimos 8 compañeros, que si bien a la ida tan solo nos conocíamos entre algunos de nosotros, (nuestro nexo de unión era Amador), a la vuelta era como si nos conociéramos de toda la vida.

Hemos estado 32 días, quizás hasta demasiados! El viaje lo organizamos entre nosotros, el vuelo lo cogimos con Oman Air (nos salió por unos 600€) y los servicios del trekking los contratamos a una agencia local de Nepal (1100€ Trekking + 700€ Island Peak+ 250€ extensión trek). Hemos hecho el trekking de Gokyo junto a la ascensión de un pico sencillo, el Island Peak (6.189m.), más un pequeño trekking extra de 5 días por caminos no frecuentados. Y luego una semana de turismo por los alrededores de Katmandú y Pokhara.

El 1 de octubre de 2019, a la hora de comer, vamos llegando cada uno por sus medios a Barajas y nos vamos conociendo, ya que aunque el vínculo es Amador y el albergue El último bucardo, somos de distintas partes de España y nos nos conocemos todos en persona. Lafu y Cristobal vienen de Valencia, (aunque Cristóbal va en otro vuelo y no lo veremos hasta Katmandú), Sosi desde Tarragona, (con él nos encontraremos en Munich). Ramón y Amador bajan desde el Pirineo, y junto a Rai y Paquillo, que vienen de Orihuela, iremos juntos desde Madrid. Tras un largo y pesado viaje con tres escalas Madrid- Munich (GER) -Mascate (Omán)- Katmandú (Nepal) llegamos a Katmandú. Después de un tedioso proceso para hacer el visado (por favor, para la próxima, traerlo desde casa, más info aquí) que nos llevó casi tres horas par salir del aeropuerto. Fue horrible, primero pagamos el importe del visado, luego a hacer cola en las maquinas para registrarnos, y luego otra cola para sellar el visado. lo dicho, agotador. Merece la pena traerlo hecho. Nos costó 50$ (ojo que el cambio allí dentro es €=$). Al ser el viaje de 32 días, lo tuvimos que ampliar 15 días más, otros 45$/40€, uno de los motivos por los que a mi juicio no merece la pena estar más de un mes salvo que tengamos otros objetivos).


Parte del grupo nos juntamos en Barajas.

Después de tres vuelos y casi un día viajando...
Escala en Omán, menos mal que los árabes nos enseñaron sus números...




Colas en el aeropuerto para el Visado, menudo caos...
2/Oct/19
Una vez fuera del aeropuerto, nos estaban esperando fuera los de la agencia, y nos llevaron al hotel. el trayecto aeropuerto - hotel nos llevó 45' y ya flipamos con el tráfico... Estuvimos en el Hotel Boudha Inn, (20$ habitación doble - todo bien menos la ducha, al estilo cutre de Nepal) en el barrio de Boudhanath. Zona muy tranquila, cerca de la estupa más grande de Katmandú y lejos de Thamel, el barrio céntrico por excelencia. Cenamos en la zona de la estupa, en una bonita terraza con vistas, y nos fuimos a dormir con ganas, después de un viaje de más 24 horas (Salí de casa a las 11:30 y llegamos al hotel a las 7 de la tarde del día siguiente, en los vuelos apenas dormí tres horas sumando cabezadas).

Nuestro hotel
En el hotel conocemos a Alfonso, un mejicano con el que compartiremos todo el trek. Menudo pinche majo.




3/Oct/19

En el hotel conocemos a Alfonso, un mejicano con el que compartiremos todo el trek. Menudo pinche majo.
Por la mañana nos fuimos a Thamel a ver el centro y de compras. Las primeras impresiones son brutales, tanto por la circulación como por las tiendas, uno piensa que es imposible orientarse, al final del día, uno no sabe donde está una tienda concreta, pero ya sabes por donde salir del caos hacia la tienda de North Face que era la referencia y punto de encuentro con los taxis.

Del tema compras, buff, es para volverse loco, por la cantidad de tiendas, las calidades que son muy variables, el regateo... hay que vivirlo y no tener prisa.. puedes conseguir de todo, incluso material original, claro que eso a precios de Europa.


Es espectacular. 
Antes mencioné que cenamos frente a la estupa de Boudanath. Lo cierto es que, como primera toma de contacto con Katmandú, fue impresionante, merece mucho la pena, al menos a mí me encantó, y eso que cuando fuimos la primera noche no vimos casi a monjes y gente rezando dando vueltas como veríamos días después. Una estupa es un monumento religioso, inicialmente se usaban para guardas las reliquias de Buda. Las estupas son para el budismo como la cruz para el cristianismo, ya que se trata del símbolo tangible de la mente iluminada de Buda. Esta es la más grande de Katmandú, es patrimonio de la humanidad desde 1979. En 2015, durante el terrible terremoto, sufrió graves daños, pero ya fue restaurada.

Se trata de un edificio de una simetría casi perfecta. Cada elemento que lo forma tiene un significado concreto en todas las estupas budistas:
§ Plinto. Sería el nivel inferior de la estupa. Es cuadrado y representa la Tierra. Cada uno de los lados sería uno de los estados de la conciencia y los cuatro inconmensurables: alegría, ecuanimidad, compasión y amor.
§ Kumbha. Es la gran cúpula. Simboliza el agua. Cada año se encala y se decora con motivos amarillos. Estos representan los pétalos del loto, flor ligada a Buda.
§ Harmika. Está sobre la cúpula y es una torre cuadrada que simboliza el fuego. Es ahí donde en Boudhanath están los ojos de Buda.
§ Aguja. Se trata de una especie de pirámide sobre la harmika. Tiene 13 niveles que representan las 13 fases por las que hay que pasar antes de alcanzar el nirvana.
§ Sombrilla. Corona la estupa y simboliza el vacío más allá del espacio.
Cenando desde una de las terrazas 





La más grande de Katmandú, patrimonio de la humanidad desde 1979. En 2015, durante el terrible terremoto, sufrió graves daños, pero ya fue restaurada.


La estupa en 2015 tras el terremoto.

Estupa de Boudhanath.

Andamios de bambú.

Grandes contrastes, calles de tierra y última tecnología.


El Punto de de Encuentro en Thamel. En esas tiendas oficiales los precios son iguales a España.

Maraña de cables por todas las calles.


Tiendas para volverse loco.


Mercado continuo por todas las calles.

Dulces y samosas.

Momo frito.

Momo hervido.
Yo aproveché para comprarme una tarjeta SIM de la compañía NCell. Me salió por unos 14 euros (1700 RN), 15 Gb de datos y unos minutos para llamadas locales. Tuve datos de sobra, incluso cediendo wifi a mis compañeros, pero claro, solo hay cobertura en zonas "civilizadas" y hasta Namche Baazar, un poco antes de llegar a Lobuche y nada en la parte alta del trekking. Algunos compañeros la pillaron en el mismo Namche, por 16€ (2000RN), allí no les pidieron ni foto ni copia del pasaporte, cosa que a mi sí en Katmandú. Otros compañeros pillaron una tarjeta con una clave wifi de Everest Link, que funciona en todos los lodge del trekking, a veces es inestable, pero te permite estar conectado. Lo malo es que no se pueden compartir datos a otros teléfonos, así que guasapeábamos a través de sus teléfonos. Sale por unos 30€ los 10Gb.

Después del día de turismo, cuando aún no hemos descansado ni tenemos adaptado el cuerpo al cambio horario, (hay 5 horas con España) nos toca otra severa paliza...  

Nos vamos al hotel, toca deshacer maleta y preparar el petate y la mochila de mano. Terminamos dejando bastantes cosas en el hotel (nos lo guardaron sin problema para cuando volviéramos del trekking). En teoría, la mochila que podemos llevar en la avioneta no debe superar los 5 kgs y 10 el petate, pero luego nos lo pesaron todo en conjunto, (no sé si con otras agencias harán igual) y como entre todos no nos pasamos, pues no tuvimos que pagar ningún exceso de equipaje, aunque yo era de los que más peso llevaba por las cámaras y trípode (7,5 y 12kgs).


4/Oct/19
Nos acostamos pasadas las 22:30, y a las 1:00AM nos levantamos, un té y a cargar la furgoneta hasta arriba. A las 2:00AM salíamos hacia el "aeropuerto" de Manthali, dirección Ramechhap.

Desde este otoño, por motivo de las obras de ampliación del aeropuerto de Katmandú, se ha dedicado solo a vuelo internacionales, y ahora los vuelos a Lukla salen del pequeño aeródromo. Manthali va a cambiar mucho en los próximos años. 

Los apenas 130 km que distan Katmandú del aeropuerto son una auténtica tortura. La carretera es mala, y a pesar de que viajamos de madrugada y no hay mucho tráfico, cada vez que hay que adelantar a un vehículo es una situación de riesgo, cuando ya llevas unas horas, ya no queda casi adrenalina para asustarse más, sólo te queda acogerte a la idea de que a 40 km/h el golpe no será muy fuerte... Tras toda la noche de viaje (4h30'), con las primeras luces, alucinamos al ver el sinuoso trazado de la carretera para sortear el río, y por fin, llegamos al aeródromo

Salimos de madrugada hacia el aeropuerto.

Llegamos al aeródromo...
La parte de atrás del aeródromo, esto cambiará a buen seguro en el futuro...

 Cuando ves el aeródromo, y la pequeña localidad en la que se encuentra, tu capacidad de sorpresa, que pensabas ya agotada, vuelve a superarse, y no comprendes porque llevan a los turistas a un sitio como este... pero salvo que viajes de Katmandú a Lukla en helicóptero, no hay otra alternativa. 


A pesar del madrugón, está lleno de gente, y nos preparamos para una paciente espera, pero tuvimos suerte y volamos rápidos gracias a Pasang. El poco tiempo que vimos aterrizar y despegar avionetas, te hacen recordar la peligrosidad de este vuelo, pero es mejor no pensarlo. Tras un corto vuelo de 20', aterrizamos en Lukla. Siento mucha emoción, y no sólo por la propia maniobra de aterrizar, ver este sitio del que tanto he visto y leído y pisar ese sitio, me provoca un cosquilleo, hoy empieza de verdad el viaje...


Hay gente, pero Pasang se encarga de que volemos pronto...





Vuelo emocionante... pero menos terrible de lo que imaginaba...

Que emoción llegar hasta aquí

Ver los sherpas esperando a pie de pista para ser contratados, sus caras, llenas de esperanza, atentos por si no vas en un viaje organizado y piensas requerir de su servicios, es algo también especial. Nosotros como lo llevamos todo cerrado, no tenemos que vivir ese momento ni tenemos que regatear el precio, llevaremos un porteador por cada dos personas, pero sus miradas me tienen cautivado. Nos llevan todo a su lodge, donde almorzamos y nos preparamos para iniciar el trekking.







1ª Etapa: LUKLA (2900M) – PHAKDING (2650M)
8.4 Km Desnivel + 284 m. Desnivel -429 m.


Después de un almuerzo en el albergue de la madre de Pasang, empezamos la primera etapa.  Se inicia en descenso, pasando por runas y rodillos de oración que debemos pasar por la izquierda. Paramos a comer en Tate, tras cruzar el primer puente colgante, cuando empieza la subida. Comemos nuestro primer dhal-bat, uno de los platos más típicos, y que siempre te da la opción a repetir (arroz con sopa de lentejas y verduras) y seguimos un poco más allá de Phakding, hasta nuestro lodge, bastante bien salvo los baños y la "ducha", pero será la tónica.



Saliendo de Lukla.



Las caravanas de bueyes.

Se nota que estamos a principio de la temporada, y parece que no hay mucha gente. Empezamos a andar, que ganas de ver, sentir, vivir... los ojos se nos van hacia todas partes, las runas, los porteadores que van cargados hasta límites insospechables, las banderas de oración, las casas, los baños,... resulta embriagador, nos sentimos afortunados de poder estar aquí.


Foto de Ramón.


empezamos en descenso.

Verles tan cargados te hace sentir mal...

Las runas de oración circundan los caminos. Son ofrecimientos de familias con oraciones esculpidas.

Baños ecológicos, un agujero y hojas para tirar después de cada servicio, que luego se recogen como compostaje para los huertos que cultivan al lado.




Todo llama mi atención.


Foto de Ramón.



Comemos en Tate


Rodillos de oración que hay que pasar por la izquierda.


El bastón es para descargar el peso cuando paran a descansar. 



Algunos lodge parecen sacados de los alpes...

Uno de los muchos tipos de bueyes, vacas, búfalos y yaks que coexisten en estos lares.

Sorprende en cualquier caseta la multitud de dulces caseros que ofrecen.


Llegando a Phakding

Siempre sonrientes.



Llegando a nuestro albergue/lodge.

Por dentro están muy arreglados.

La carta es casi idéntica en todo el trekking, aunque luego disten bastante los platos de un sitio a otro. Los precios van subiendo conforme sube altura. En general, dormir es muy barato (2-3€), y lo que cuesta un poco más es comer. El plato más caro 4 €.

Los lodge en general están muy bien, salvo las duchas, que son inexistentes, o es algo que no se puede llamar ducha.

Descansando al final de la jornada.
En general se come bastante bien, un plato en las comidas, y una sopa y un plato principal en las cenas.

Patatas con huevos y verduras.



ETAPA 2  PHAKDING (2650M) - NAMCHE BAAZAR (3440M.)
12 Km ,Desnivel + 1100m.

Tras un buen descanso, el mejor desde que salimos de casa, afrontamos una etapa exigente y larga (12km), la subida a Namche. Primero llaneo, pero tras la comida en Momo, empieza un tramo de aglomeración, varios puentes colgantes, mucha gente y varias caravanas de animales. Tras una ligera subida, llegamos junto al río y ya divisamos lo que nos espera, una subida escalonada hasta el gran Puente colgante, da respeto, pero pensaba que sería peor... Después, resta quizás la subida más dura, 2h más, hasta Namche. Llegamos con algo de tontera en la cabeza, pero muy contentos de llegar a un sitio tan mítico. Nos damos el lujo de una ducha por 4€. Una vuelta por el pequeño pueblo  y a cenar. 





Arrancamos sin madrugar, aún con fresco.

Cultivan cualquier trozo de terreno.

Se pasan por pequeños núcleos.

De camino voy haciendo globos a los chicos que vemos. Foto de Sosi.










Pequeño vivero de pinos.

Cultivan maíz y todo tipo de verduras.

Un mono que Ramón pudo capturar con su zoom.





 Foto de Sosi.
 


Paramos a comer en Momo.

Empezamos a dar uso a las placas solares, una buena opción dado que cargar los móviles es caro.

Nuestros guías: Pasang, Tensing y Pasang Junior.


Son lodge muy confortables.

Un pequeño placer.

Momos

Seguimos hacia la entrada del Parque Nacional.

Entrada al Parque Nacional. Foto de Sosi.
Estadísticas de visitantes.






Los puentes son muy seguros.

Caravanas de bueyes, que siempre tienen prioridad.

Algunos suben montados, menuda paliza, llegó molido a Namche.

Tramos muy concurridos, al bloquear los animales las pasarelas.




Lo de los porteadores es alucinante.
Llegamos a las míticas pasaleras, las más altas del mundo.



El de arriba es el actual, abajo el antiguo.

Hay que ganar un poco de desnivel.

Gente con vértigo, no lo pasará bien, verdad Ramón?



Después aún queda una buena subida, 2 horas más.


Esta pobre me pego un picotazo fino.

Ellos cargados a tope...

...y nosotros con una mini mochila... pero si no, no les damos trabajo...

Control policial antes de llegar a Namche.









Foto Sosi.

Llegamos a nuestro lodge.




Muy confortable habitación , y ducha digna.

Con otros españoles.

Namche la nuit.

foto Sosi.

Dhalbat





Continuará...

Nepal: Trekking de Gokyo – Khumbu – Island Peak
(I)        Lukla -Namche.
(II)       Namche - Gokyo
(III)      Gokyo - Lobuche
(IV)     Lobuche - Kalapatthar

9 comentarios:

  1. Qué buena David! Nosotros estuvimos en fechas parecidas...del 1 al 15 de Octubre...trekking del Everest sin llegar a Kala Patthar....y un intento al Island sin cima....así que estoy ansioso por leer tus relatos de Nepal. Gracias por irnos contando cosas. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Ostras! Ya es casualidad! Pues si que anduvimos cerca... bueno, seguiremos contando batallitas mientras no podamos ir a buscar nuevas....

    ResponderEliminar
  3. Hola David.

    Ole¡, viaje a Nepal, vaya montón de fotos que hiciste, que bien¡. Esperaré los próximos episodios, que me parece que tardaremos a volver a viajar...mientras, leeremos ;-)

    Gracias por compartirlo.
    Salud¡

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fotos no será, más de 8000 fotos pasada la primera criba!!😵 , me cuesta seleccionar para no poner tantas, pero como lo hago más por recuerdo personal, siento si os aburro... 🤦‍♂️

      Eliminar
  4. Hola David.

    Pues no sabía cuanto cuesta un treking de este estilo, pero viendo las cifras no me parece caro, para estar más de un mes en la zona. El viaje ya imagino que será una paliza y el recorrido al campo Base del Everest, veo que más o menos todos son parecidos, con alguna variación.

    La visita a Katmandú, tiene que impresionar, otra cultura, otro ambiente y esa aglutinación de gente, tiendas ... Solo esto yo, creo que ya merece la pena.

    Estas dos primeras etapas, sin duda que serán las más "civilizadas", aún así el terreno es precioso, lleno de bosques, ríos y puentes colgantes, que sin duda tienen que impresionar, aunque sean seguros. Los Lodges, se ven bastante confortables, a pesar de su sencillez, lo de las duchas, al principio me imagino que fastidia, pero una vez te adentran en el treking, tampoco creo que apetezca ducharse.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola Eduardo! Ciertamente Katmandú no te deja indiferente, es otra realidad...
    Sí, las primeras etapas son las menos agrestes..los lodge en general están muy bien, aunque imagino que como en todo, habrá de muchos tipos, según precio... Respecto al precio, fuimos con una agencia muy muy económica, si comparas con otras agencias, lo comprobarás.
    Lo de las duchas, ciertamente te acostumbras, con todo, yo muy el más fanático pro ducha, y mientras mis compañeros aguantaron sin ducharse de Namche a Namche, 16 días sin duchar, yo me duché tres días entre medio, uno con agua fría y dos con agua caliente... son caprichos, algunos lo invirtieron en cervezas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bien que hiciste en ducharte, yo también hubiera hecho como tú, eso sí, con agua caliente, yo fría ningún en verano 😆

      Eliminar
  6. Hola David! Cuando leí "Sosi de Tarragona" digo... Sosi... y cuando vi la primera foto... jajajjajaja el Sosi es de mi pueblo!! Es un puto crack!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Joan! Sí, ciertamente Sosi es un crack, ya lo conocía antes del viaje y sabía que las risas con él estaban garantizadas, pero es un fenómeno de persona, es rock'n'roll en estado puro!!

    ResponderEliminar