lunes, 6 de septiembre de 2010

Ferrata de Foradada del Toscar

Ferrata y turnée aragonesa.



Tras un finde con boda, no se nos ocurrió otra cosa mejor que darnos un rulo guapo por los terrenos poco frecuentados de nuestro "Oregon".

Marcho con Mariajo rumbo a Roda de Isábena, donde visitamos su Catedral, una joyica! Precioso claustro románico y una cripta de tres naves muy guapa!



De allí nos subimos al Desfiladero de Obarra, donde recordé mi descenso en solitario del barranco que recorre su interior, que tiempos! Es del todo recomendable, de una belleza estética superior!



Tras almorzar en el Monasterio de Obarra, nos acercamos a tomar un café al Balneario de las Vilas del Turbón, y para rematar la tarde nos fuimos a la Ferrata de Foradada del Toscar, de la que me habían hablado muy bien.

Ferrata de Foradada del Toscar

A mi juicio, la mas bonita de Aragón, y de las mejores de España, del todo recomendable! Vertical, con ambiente, entretenida, muy guapa!



Para llegar a ella, viniendo de Ainsa, hay que coger una pista a mano izquierda (Norte) justo antes de coronar el collado del Puerto de Foradada del Toscar. Si venimos de Campo, nada mas pasar el pueblo, al iniciarse la bajada, desvio a Derecha.



Nada mas entrar hay un hueco para aparcar varios coches. La pista no es muy larga, aunque si empinada, nada recomendable para turismos, aunque nosotros pusimos a prueba el Freetrack y para nuestra sorpresa subimos sin problema! De hacerlo andando, calcular unos 25 minutos.

Los carteles nos indican el inicio de la vía. Es fácil intuir su recorrido desde abajo. La via tiene dos partes diferenciables: la primera mas vertical y estética sube a una gran aguja, la desciende y con un gran puente nos devuelve al macizo. A partir de aquí, un sendero nos ofrece un escape y retorno, o bien podemos continuar  la segunda parte; menos vertical, pero que gana mas altura y vistas. Lo malo de esta segunda parte es su descenso, por sendero muy empinado, malo y con algunas cuerdas que nos ayudan en algun tramo.

El inicio es de lo mejor, recorre un espolón vertical, para luego girar a la derecha y evitar su desplome.

La vía empieza vertical desde el principio, y rápidamente se gana ambiente...


Una vez giramos dentro del Espolón agradecemos la sombra.


La via,ya digo, no es de iniciación, (pero no es dificil) y en ocasiones hay que buscarse la vida para los apoyos de los pies (algun cambio de pie y esas cosas).


Pasada la travesía volvemos de nuevo a la vertical, por una ancha chimenea se asciende directamente, con algún tramo incluso desplomado, encadenándose tres secciones verticales.


Lo mismo hacia abajo...


Asi, en tres tiradas vamos hacia la cumbre del Puro. En una salvamos una traviesa de tren ..



En otra salvamos uotro muro vertical




Y la última, tras un pequeño puente tibetano, que nos conduce hacia la chimenea final.



Tramo antes de ganar la cumbre..




Nuestras siluetas...


Desde la aguja, comienza un descenso, una travesía y tras otro descenso, la llegada al Puente Grande. El destrepe puede ser algo dificultoso para los no muy altos, y es útil buscar presas  y apoyos para pies en la roca. El segundo destrepe puede dar algo de "cosa" si no se está acostumbrado a las alturas.



 De alli ya se accede a una bonita y cómoda travesía con ambienteeeee!


Otra toma visto desde arriba ...




Tras la travesía continua el descenso para dar la vuelta a la aguja y dirigirnos hacia el puente.


Llegada al puente...


La llegada al primer peldaño esta algo lejos...  y ojo, que a pesar de que es una Ferrata relativamente nueva, apenas tiene año y pico de vida, el mantenimiento ya la llama; uno de los peldaños esta dobaldo y se ha caido uno de los anclajes, y en otro peldaño, la rosca de uno de lso anclajes esta a punto de soltarse (si alguien quiere llevarse una pequeña llave inglesa... y de paso, algo de cinta americana para tapar algunos inicios de sirga despeluchados... pues mejor)




 En el puente con unas bonitas luces nos divertimos un rato...


Tras la travesía, viene un pequeño muro vertical antes del escape.



Tras el desvio...



... viene el último tramo, menos vertical y también menos interesante. Se recorre el filo del Espolón, con tendencias a derecha. Tras ganar la cumbre se inicia el descenso nada cómodo. Con mucho desnivel, tierra suelta, mal sendero, tramos con cuerda para ayudarse. Lo bueno es que es muy directo y acaba pronto.



Quizas no sea la via ferrata para estrenarse. Pero mola mazo!! Calcular un mínimo de 3 horas coche-coche, pero si hacemos fotos, nos relajamos, paramos a comer, fácil irse a las 4 horas. Recomendable llevar agua, su orientación sur hace que le dé una buena solana, y aunque hay tramos a la sombra, puede ser un poco sofocante. Descartarla tras periodos de lluvias por lo chungo que se podría poner el descenso.

Tuvimos la suerte de disfrutar en el descenso de un magnifico atardecer.


Para poner broche a la jornada nos fuimos a cenar a L'Ainsa, que a última hora, tras el mogollón de la Feria, estaba muy tranquila.


5 comentarios:

Tzesire dijo...

Veo que Mariajo también está en forma, no te quejarás. Un saludo!

Iñaki dijo...

Ya veo q tú tb le has dado una lavada de imagen al blog. Chula ferrata q me la apunto en el cuadernillo.

davidmalabarista dijo...

Mariajo es una crack!! No tiene vértigo, asi que estas actividades le encantan! y yo, claro, ya te puedes imaginar, encantado también!

Un saludo Rocio!

Mariángeles dijo...

Dios mío, que vértigo!! Como mi querida prima Maria José ha podido hacer ese recorrido...Ufff!!!!

JAUME ORS dijo...

Fantasticas las fotos i como no ... la ferrrta. Espero hacerla muy pronto. Felicidades por el blog.

Jaume (ujamaorsblogspot.com)