jueves, 29 de enero de 2015

Valle de Arnousse: Al abrigo de los vientos.

Domingo 25 de Enero de 2015


Pic D'Arnoussére: una interesante alternativa.

Cuando el sábado por la noche la furgoneta parecía más una mecedora que una cama, dudábamos si al día siguiente podríamos hacer algo... no sólo por lo incómodo del viento, sino también por las placas formadas por el viento. Convendría ser cuidadosos en la elección...


Extraordinario día sin aire por el valle de Arnousse.



Miguel sube de Zaragoza tras su buen madrugón,  se incorpora al duo Bartolari y servidor. Tras consultar meteos, parece que aunque en teoría dan viento norte, por Francia es por donde menos sopla, así que cruzamos el Túnel del Somport y nos vamos a ver como está la cosa al otro lado...  Umm!! Tiene buena pinta!!

Pero no todo va a ser perfecto, tanto la carretera de Espelunguere como la pista que sube a Larry tienen un poco de nieve/hielo, y sin ruedas de nieve, no mola aventurarse a arriesgar con la furgo. Así que nos arriesgamos a innovar, vamos a probar fortuna entrando al valle de Arnousse por un sitio nuevo para los tres. Aunque el valle lo conocemos Miguel y yo, la variante de entrada del Puente de Arnousse, será la apuesta novedosa.

Aparcamos justo al pie del Puente del Ferrocarril de Arnousse. No somos los primeros, un grupo de euskaldunes van por delante abriendo huella. Aunque no hay mucha nieve, salimos calzados desde el coche. Con cuidado vamos foqueando por el sendero (mas que justo de nieve), de hecho lo abandonamos en seguida para subir por un campo nevado, paralelo al sendero. El sendero es "majete", sube muy poco a poco, y tras un tramo en el que hay que salvar varios torrentes (en los que tenemos que descalzarnos por falta de nieve), llegamos a unos de los puntos mas sorprendentes del día, un puente colgante al estilo tibetano. Le da un punto de originalidad al recorrido.



Aunque no hay mucha nieve, subimos foqueando desde la carretera.

el sendero, es majo, y al sol, lo disfrutamos.

A ratos, hay que descalzarse para cruzar varios torrentes.



Menuda sorpresa el Puente Colgante (Foto by Miguel)


El puente oscilaba con gracia, de ahí la sonrisa de Miguel...



Tras cruzar de margen, el sendero comienza a ganar más desnivel de forma pronunciada, para una vez alcanzado cierta cota, se mantiene a nivel, y finalmente, en un cruce, aunque una pista sigue recta, otra baja al cauce. Bajamos al cauce, nos descalzamos para cruzar el río y cambiamos de margen.


Bajamos al cauce.

Aspecto invernal completamente a la sombra



Al rato llegamos a las cabañas de Arnousse. Poco más arriba, en el poste donde sale la senda hacia el Col de Lazaque, (que lleva al Plateau de las Gencianas  y a la carretera en el puente de Peyrenere) paramos a almorzar. Nos hemos cruzado con los mozos que han abierto huella, ellos ya de vuelta. Por delante otra pareja va camino del pico.



El valle nos recibe cargado de nieve y muy bonito.

Remontamos valle arriba.

Almorzamos por encima de las Cabañas de Arnousse. 


Tras almorzar, nos maravillamos de que en el fondo del valle no sople ni gota de viento, y remotamos la marcha. Ahora toca ganar desnivel, ya que hasta ahora ha sido sobre todo distancia,

Aunque lo "clásico" es subir hacia el Pas de Audas, como hay una huella abierta al collado de más a la derecha, no cavilamos mucho y la seguimos.

Por una huella ya abierta, al cosa es más llevadera, y cómodamente alcanzamos el llano superior, previo a la arista final. Por arriba se ve que sopla el aire, pero nos da igual, no queremos despeinarnos, y nos damos por satisfechos. 


Por la huella abierta vamos subiendo.

Por arriba sigue soplando, pero aquí abajo nada.



Últimos metros hacia el collado

Saliendo a la planicie superior.

Mientras la pareja que iba por delante ya baja, nosotros asomamos el morro a la arista final


Emprendemos el descenso, sobre nieve "rara", polvo pero con una ligera costra superior, no es la mejor del mundo, pero tampoco es mala del todo. Claro que para nuestro pobre nivel de esquiadores, no da para lucirnos en los vídeos, pero disfrutamos igualmente.  El descenso esta vez lo hacemos por la pista que baja hacia el barranco de Larry, hasta dar con un ramal, que desciende casi en la vertical del puente. Sobre nieve fría y huella abierta, deslizamos sin dificultad. Terminamos la pista, y toca descalzarse, para terminar bajando a pie (por falta de nieve) hacia el sendero por el que hemos subido a la mañana.

Un pequeño vídeo de la jornada...

















Terminamos porteando hasta el Puente del Ferrocarril junto a la carretera.



Satisfechos de haber aprovechado un día en el que pensábamos que no podríamos disfrutar por el aire, la fortuna quiso regalarnos que la orientación del valle de Arnousse permitiera gozar de la montaña. 


2 comentarios:

Hoy costra, mañana pus dijo...

Hola David¡¡

Oye que tengo una duda ¡please!:
¿que tal está para subir por donde bajásteis? ¿mejor que por el camino?

¡Gracias!,a ver si volvemos a coincidir un año de estos...

Fer

David dijo...

Hola Fernando!

Se puede subir por donde bajamos, pero es mas tieso, fue una bajada "directísima", yo apuré bajando con esquís, y se podría foquear con zetas mas suaves.

En todo caso, creo que es más cómoda y bonita la subida por el sendero. Imagino que con las últimas nevadas, los barrancos en los que nos tuvimos que descalzar estarán cubiertos de nieve.