viernes, 10 de julio de 2015

Barranco de Barrosa

Sábado 4 de Julio de 2015

Barranco de Barrosa -  Agua fría en un bello decorado granítico. - Multiactividad I


Nos escapamos de los calores de Zaragoza con muchos planes en la cabeza. La idea básica es vivaquear y barranquear lo que se pueda. Allá que  nos vamos Beto, Carlos y servidor.

Beto en el rapel/tobogán... con caudal majo. 


Nos decantamos por el valle del Cinca. Comenzamos la jornada almorzando en Parzán, a la fresca todo sabe mejor! Aunque la idea inicial era subir a dormir a Punta Suelza, todavía es pronto, hace calor y el cielo no esta claro del todo. Sobre la marcha miramos la reseña del barranco de Barrosa, por aquello de hacer algo refrescante y corto antes, e ir haciendo tiempo.

Ninguno conocemos el barranco de Barrosa, y nos parece una apuesta interesante. 

La reseña de la web Barranquismo.net

De la web Barranquismo.net




Aproximación corta (20'),  breve duración ( 1h30 ) y  combinación de coches innecesaria, hacen de este descenso una oferta interesante.

Dejamos el coche a la entrada del valle de Barrosa. Subimos por la pista, tras las curvas, en la primera cuesta recta, justo a la altura de una pequeña cuerda para el ganado, sale una senda a mano derecha que nos lleva en 2' al río. Bajaba un caudal normal, nada problemático, aunque en alguna poza, con la mochila puesta aún me movía un poco la fuerza del agua.

Llegamos al cauce, y un gran bloque característico nos confirma que hemos llegado al punto correcto. nos vestimos. Coincidimos con una pareja de Tarragona. 

Empezando el descenso por debajo del bloque característico.

El bloque visto de lejos una vez pasado.


Nada más entrar nos sorprenden un par de cosas. La primera, la temperatura del agua, muy fría. Y la segunda el granito. Acostumbrados como estamos a la roca caliza, las formaciones y el decorado es completamente distinto, así como la adherencia, menor que en la caliza.

Para primer plato del día, y casi sin calentar, (y nunca mejor dicho con este agua)  tenemos un rapel/salto. Por la izquierda rápel desde un árbol (destrepable también) o saltable por la derecha. Nosotros probamos las tres opciones. Beto rapela, Carlos viene a saltar, pero la llegada es algo "fea" y renuncia a saltar, como Beto ya ha quitado la cuerda, destrepa sin problemas. Para saltar, hay dos opciones, los valientes, de frente, con un buen impulso, y al agua, unos 10 metros. Otra opción es saltar por la derecha, pero lo peor es el destrepe de aproximación, una cuerda pasamanos más larga, no iría mal. Salto de 8 metros para entrar en calor...


Para empezar este salto.

Para bajar por la izquierda rapel o destrepe.

El salto alternativo de la derecha visto desde arriba.Para

El salto visto desde abajo.

Miguel (de Tarragona) saltando.

Varias pequeñas pozas antes de llegar al salto/tobogán.

Seguimos por varias pequeñas pozas hasta llegar al "plato fuerte" del barranco. Un rapel de 10 metros, en la que aunque en nuestra reseña no recomienda el tobogán, he visto fotos en internet en la que la gente lo desciende por el tobogán. A nosotros nos dio la impresión de que con el caudal que bajaba, era algo peligroso e hicimos el rápel. Existe otra instalación más alta arriba a la izquierda, para evitar todo el caudal. (Ojo que para ese rápel no es suficiente con una cuerda de 30 metros, si no, con una sola cuerda es suficiente).

La verdad es que viendo el giro que hacia el tobogán nos daba miedo salir "despendolados" y un poco de lado hacia el agua, así que nos decantamos por la opción "prudente" y bajamos rapelando.


Beto rapelando, el tobogán con este caudal nos da "apuros".


Carlos bajando


El rapel visto desde abajo.


A continuación llegamos al rapel más largo del barranco, 15 metros, un gran salto de agua que nos deja en un pequeño circo. 


Desde la poza del tobogán ya se ve la cabecera del rapel más largo. 


Pino singular desafiando la lógica.

Carlos en el rapel largo.



El rapel largo visto desde abajo.


Pronto llegamos a un sitio singular. Una pequeña central hidroeléctrica que "estropea" un poco el decorado. No tenemos claro por dónde pasar. Antes del primer salto hay un sendero que escapa por la izquierda hacia el afluente que viene de Pinarra. Saltamos el pequeño resalte de la presa y cruzamos hacia la reja que capta el agua y la barandilla . Desde allí sale una marcada senda que nos puede llevar a la carretera en pocos minutos. Beto decide "escapar" por allí. Carlos y yo, con los mozos de Tarragona, optamos por continuar. La opción elegida es saltar a la poza desde la barandilla, es un salto majo, 8-9 metros, que por la izquierda se puede evitar destrepando. 


No sabemos por donde mejor, y al final por el cauce!



Afea un poco tener que pasar por aquí...

¿Rapelamos desde la Barandilla o salto? Salto!!



Pasado el salto, vista de la mini presa.


A partir de aquí, el caudal se ve diezmado, ya que se lleva su mayor parte canalizado para su aprovechamiento hidroeléctrico.

Pasado el gran salto, tenemos otra pequeña poza, en una zona resbaladiza, donde una pequeña cuerda-pasamanos nos ayuda a descender. Entramos a un bonito pasillo, que creo merece la pena descender. Otro pequeño salto, un resalte-tobogán menos fiero de lo que parecía  y nos plantamos debajo de la carretera, donde vemos otro antiguo puente. 
Bonito pasillo para continuar.

Menos caudal pero igual belleza.

Bonito tobogán en granito.

La última gran poza

Llegando debajo de la carretera, donde vemos otro antiguo puente. 

Último pasillo antes del final

Pronto se abre la garganta, y a mano derecha, sin estar muy marcado, es posible encontrar un sendero que en breves minutos nos devuelve a la carretera.


En resumen, fresco, corto y entretenido descenso, que no lo pondríamos entre los mejores de los Pirineos, pero que combinado con el cercano Trigoniero, puede servir para amenizar un día caluroso como estos que llevamos.

Recogemos los bártulos rápidamente, y nos vamos para Ordiceto,  ya que esta misma tarde queremos subir a dormir a Punta Suelza... en nuestra particular multiactividad consistente en tres barrancos, dos vivacs y una cueva en tres intensas jornadas.

En breve en el blog!!

Últimas luces en Punta Suelza

Nuestro vivac con el Posets al fondo y un cielo inquietante.


1 comentario:

Miguel dijo...

jajaja que grandes sois, el caso es no estar quietos! aunque nosotros tampoco nos quedamos cortos, veníamos de estar en La Munia por la mañana...
una pasada de fotos David, si lo sé tomo nota de la cámar que llevas!!
saludetes desde Tarragona