jueves, 23 de julio de 2015

Cueva y Barranco de Viandico, Añisclo

Lunes , 6 de Julio de 2015

Espeleo cómodo en la Cueva del Moro y Barranco de Viandico - Multiactividad

Tercera jornada de nuestra particular multiactividad, que rematamos con un barranco y algo de espeleo sencilla para iniciar a Carlos en el mundo subterráneo.


Carlos se inicia en el mundo subterráneo


Para finalizar el tour, buscamos algo cómodo. Bajamos de nuestro vivac en  Sestrales, almorzamos unos buenos huevos fritos, y ya con el estómago lleno, nos acercamos a San Úrbez. 



Comenzamos la tarde desde el Cañón de Añisclo.

Tras disfrutar el siempre agradable recorrido de la carretera que recorre el río Bellós por el Desfiladero de las Cambras, entramos desde el Parking de San Úrbez. Y bajamos hasta el Molino de Aso. Vemos que a estas horas esta "petado" de gente de las empresas comerciales, pero como llevamos un horario cambiado, tendremos suerte, y no veremos a nadie en todo nuestro descenso.


Por esta cueva y este barranco he pasado multitud de veces, en mi época de guía, llegué a hacerlo hasta cuatro veces en un mismo día!! Eran otros tiempos... pero ya hace unos años que no la visitaba, la última en 2010).




Saturación por las empresas comerciales



Hora de comer, afluencia máxima.


La Cueva del Moro, o Cueva del Viandico, es una bonita y sencilla cavidad, que tiene un recorrido lineal de unos 1.500 metros.  Normalmente, se entra por su final , remontando el cauce hasta salir por su inicio. 

En el sentido que la hicimos, la cavidad va de mas a menos en sus dimensiones.

Comenzamos remontando el cauce de desagüe de la cueva, con algunas formaciones interesantes. Pronto tendremos una canal con agua, que habremos de cruzas en varias ocasiones. 



La entrada de la cavidad es muy amplia

Iremos sorteando el riachuelo.




Tendremos que mojarnos un poco



Llegado un punto, la cueva parece cerrarse, pero no, aunque por la derecha se ve una galería alta con cierta continuidad, seguiremos por la izquierda, por donde viene el agua. Aquí hay dos opciones, por el agua (nos mojaremos por encima de la cintura, o por la derecha, con una pequeña gateada y luego destrepe, así sólo nos mojaremos hasta la rodilla.


Cunado parece cerrarse, por la izquierda hay continuidad.





O nos mojamos o por la derecha gateamos y luego destrepamos.

Pasado este tramo, salimos de nuevo a la galería principal, que vemos desagua por la derecha, nosotros seguiremos remontando cómodamente.. Llama la atención lo limpio que esta el suelo de piedras, lo que nos invita a pensar que cuando baje agua, por aquí debe hacerlo con fuerza...

Al final de este pasillo, llegamos a un caos de piedras, en el que debemos realizar un destrepe sencillo, tan solo deberemos tener cuidado de no resbalar.


De nuevo, dejamos un ramal descendente a la derecha, que se cierra al poco, y nosotros remontamos por la izquierda, llegaremos entonces a las salas de mayores dimensiones de la cavidad. 






El Arco de Triunfo


Torre Eiffel


Pasaremos por el Arco de Triunfo, la Torre Eiffel, y al final llegaremos a un pequeño lago. 
Antiguamente, se trepaba por la izquierda, pero ahora, lleno de barro la trepada, resulta más cómodo, cruzar el lago (agua hasta la rodilla) y remontar por el cauce de la cascada. Existe una cuerda para facilitar el paso.

A partir de aquí, se acaban las comodidades, sólo quedan unos 300 metros de cavidad para salir al exterior, pero ya no nos pondremos de pie. Al principio agachados, a cuatro patas, cuclillas, al gusto, zona con bonitas formaciones, y cuando se acaba el agua, nos tocará reptar hacia la salida, por donde ya podemos ver la luz, son 50 metros incómodos, el laminador final es el único tramo incómodo de esta cueva, y en ningún caso es agobiante, no hay altura, pero anchura sin problemas.

Remontando el lago

A partir de aquí, muchas formaciones y última vez de pie.




Primero gateando...

a tramos con agua

Al final reptando...

Pero ya se ve la luz al final..


De allí venimos...






Terminada la cavidad, salimos a una bonita poza. El agua y el verde decoran todo de forma muy estética, es un rincón muy chulo. Recogemos los frontales, lavamos un poco el barro de los trajes y remontamos cauce arriba para ver la surgencia de Viandico. 


Salimos de la derecha, pro remontamos río arriba.

Resulta curioso, pero escasos 100 metros más arriba, el cauce está seco, y podemos ver el manantial por donde empieza a filtrar el agua. Es fácil comprender porque el agua está tan fría, no ha visto el sol.


Remontamos cauce arriba.


Escasos 100 metros más arriba, el cauce está seco


La surgencia



Colmenas 


El Viandico es un barranco sencillo, con una estética maja, sin grandes rincones, salvo el rapel final, pero que resulta entretenido de visitar. Es posible hacerlo todo entero sin mojarse, conociéndolo, claro!.

Tiene varios saltos de 8 metros, uno al poco de empezar, que no es obligatorio, y otro muy chulo para terminar.


Primer gran salto




En medio se puede saltar, incluso hay un salto mucho más alto si se quiere... (ver el video del salto de unos navarros "mu valientes")
















Tras un largo tramo de caminar, se llega al punto de partida y quizás el más estético, el rapel, desde el que los senderistas nos verán desde el puente. Hay varias instalaciones de rapel, no es nada recomendable saltar, apenas cubre 1,5 metros.

















Después nos queda el último salto, un gran bolo encajado, desde el que saltamos al agua. A partir de este punto, entraríamos en el Parque Nacional, y podríamos ser multados, así que toca subir por la senda del Molino para el coche. 10'











Ya lo reseñé en 2010, os dejo el enlace.

Toda la actividad, coche -cueva-barranco-coche, con calma y fotos, pero sin atascos de gente, nos llevó 4 horas.


Tres días muy intensos que nos han servido para escapar de esta eterna ola de calor, y que nos ha dado para hacer tres barrancos, dos vivacs en cumbre y una cueva.




1 comentario:

Eduardo dijo...

He estado en varias ocasiones en el inicio de la Cueva del Moro, y tenía curiosidad como sería. Os ha salido una actividad bien maja.

Un saludo