Páginas vistas en total

lunes, 25 de noviembre de 2019

Urbión con esquís desde Cerbián o Cebrián

Domingo, 24 de noviembre de 2019

Primer Urbión de la temporada. 
Vivan las Rocky Mountains sorianas !!!

Llegando a la Muela de Urbión, en un tramo delicado que exigía cuchillas.

Ayer domingo, de la forma más inesperada, subimos nuestro primer Pico de Urbión (2.228m.)  de la temporada. Cuesta creerlo, sobre todo, porque el sábado subimos a Santa Inés, donde la semana pasada habíamos estrenado la temporada, disfrutando mucho y celebrando la cantidad de nieve que había, nos llevamos una gran decepción. La lluvia el viernes hizo que mucha nieve desapareciera, quedando apenas unos centímetros fuera de la estación. Tanta fue la decepción, que entre el frío, el aire y la llovizna, ni nos calzamos los esquía y nos volvimos a casa de vacío. Aunque como luego mejoró, aún remontamos el día montando en bici unos y corriendo otros buscando nuevas cuevas que visitar...


Madrugamos para nada, día muy desapacible, aunque luego mejoró.


El viento y la lluvia se han "comido" la nieve

Para el domingo, la meteo no era mala del todo, igual había suerte... y había que ir a buscarla. Después de valorar una invitación para ir al Moncayo (se que subió bastante gente, incluso algunos pasearon esquís, pero hizo horrible, mucho frío y cero visibilidad), me dejo guiar por los locales de las Rocky Mountains, y dicen de ir por Cebrián, (Cerbian en el mapa IGN) uno de los accesos más interesantes para hacer esquí de travesía por estos lares, ya que te permite salir muy alto y con suerte, salir calzado desde el coche. 

Allá que vamos Hugo, Jaime, David (que ya estuvo ayer por aquí) y servidor. El Altea se porta como un campeón y sube por las pistas nevadas sin más problemas que rascar los bajos en la nieve. De momento, el estreno de las ruedas Goodyear 4 Seasons aprobado, para sacar nota tendrá que ser en condiciones más duras y con más desgaste de la rueda.


Lo bueno de ir por aquí, es que no hay que madrugar para evitar el atasco de Formigal. Salimos de casa a las 9, y poco después de las 10 estamos calzados con esquís. Salimos y vamos pista arriba, sin más dificultad que sortear algún torrente, y llegamos a una marcada curva, allí abandonamos la pista y subimos por un estrecho cortafuegos, que conecta con otro perpendicular más ancho. Al llegar al cortafuegos grande, lo cruzamos metiéndonos en el bosque por terreno impreciso y bastante cerrado, que exige fortuna y conocer bien el terreno para no enmarañarse entre los pinos. No es mucho tramo, hay que ir mas o menos rectos con un poco de tendencia a la izquierda. Una vez cruzado el bosque salimos a un gran claro, y solo nos resta alcanzar la divisoria de aguas. Si bien la parte de abajo de este acceso lo desconocía por completo, la parte de arriba y las bajadas que hicimos hacia el arroyo de Revinuesa las conocía de mi última vuelta por estos lares, cuando conecté el Zorraquín, con Urbión y volví por el cordal de Hoyo Oscuro..

Plano de la ruta realizada


La pista estaba para ruedas de nieve o cadenas...


Salimos desde el coche con esquís pista arriba.

algún torrente exige pericia para cruzarlo.

El día pinta incluso mejor de lo esperado.


Este cruce era para "nota", casi pesco a la vuelta.

Cruzando el cortafuegos grande.

Toca "jabalinear" entre los pinos.

El camino no es siempre evidente.

vamos dejando el bosque y empieza el desnivel.

Tuve algún problema con los zuecos, nada que la cera XXL no pudiera arreglar. 

Después de salir del bosque, comenzamos a subir hacia el cordal, conforme subimos vemos que el aire ha azotado fuerte estos días de atrás, el día anterior David no pudo pasar de aquí porque el aire le tiraba, rachas de 55-60km/h.

El aspecto de algunos pinos estucados de nieve es muy guapo, lo curioso es que ha soplado de Sur, algo no muy habitual. Conforme vamos subiendo, va haciendo acto de presencia el viento, que hasta ahora no había estado presente, pero estaremos en general bastante protegidos. El aire y la lluvia han cambiado bastante las condiciones, ahora predominan los tramos completamente helados y pequeñas lenguas de nieve sin transformar, que son las que buscaremos para esquiar en el descenso. Por el bosque, la nieve se mantiene sin tranformar, lenta pero aceptable, y con base para no rascar.  Recorremos la larga distancia hasta alcanzar el "gendarme", una primera cota de 2007m y luego vamos hasta el que yo llamo pico Hoyo Oscuro (2103m.), en cuya cima se está increíblemente bien, sin aire y al sol, (mismas condiciones las tres veces que pasamos por aquí). 


Dejamos atrás el bosque y empezamos a ganar desnivel.




Los árboles están muy bonitos...


Las canales norte del vecino Zorraquín aguardan recoger mas nieve, la zona freeride de las Rocky Mountains.

el aire empieza a soplar, pero no es desagradable.

Las nubes están encima de Duruelo de la Sierra





Aparece Urbión estucado de nieve... y sentimos la llamada.

Llegando a Hoyo Oscuro y Urbión al fondo.

completamente estucado.


Desde la cima de Hoyo Oscuro, vemos que Urbión se despeja, y se nos ocurre subir que esta muy bonito. Así que seguimos el cordal hasta la cumbre, en el descenso del pico hasta el cercano collado, la nieve está helada y ponemos cuchillas. Hugo por evitarlo, se tiró al valle, pero terminó volviendo al cordal. Para ganar la antecima, había un paso delicado incluso con cuchillas. Después ganamos sin dificultades la cima que estaba precisosa. Frío pero sin aire. Creo que había anunciados -6ºC y sensación térmica de -12ºC, pero se estaba my bien. Todas las piedras cubiertas de verglas y nieve.


Jaime llegando a la cima de hoyo Oscuro, un acceso muy estético. 
La bajada de Hoyo Oscuro estaba helada y tuvimos que poner cuchillas.

El último tramo del cordal hasta Urbión. Hugo por la izquierda y David por la divisoria.


Jaime evita con cuidado el hielo.

David ya nos espera arriba.

Hugo buscaba un paso alternativo sin éxito..

volviendo al redil

Esta precioso.

Las nubes caprichosas nos envuelven a veces.
Últimos metros para Jaime.

Hugo hacia el paso clave.



Turno para Jaime.








Hacia la cumbre.


El pasillo de la cumbre estucado a tope de nieve.

Disfrutando como enanos a bajo cero.



Unas fotos al sol y nos preparamos para bajar, hasta que nos engulló la niebla. Entrando al valle del Revinuesa, las nubes no se deshacían, y no vimos nada, salvo los primeros metros de la pala, fuimos esquiando por sensaciones, y espabilando a base de caídas. Había que intuir el relieve y evitar el hielo abundante en esta zona. Así fuimos bajando como pudimos, algunos al ruido del silbato como reclamo, hasta el llano. La bajada no la disfrutamos la verdad, pero habíamos gozado tanto subiendo que nos daba igual.


Saliendo de la cima.

Entrando a la pala llegan las nubes.



el momento de máxima visibilidad de la bajda.

Tras la bajada envueltos en la niebla, con el frío que hace apenas paramos y no tardamos en poner pieles de nuevo y empezamos a subir hacia Hoyo Oscuro. Vadeamos en diagonal los dos barrancos y cogemos el barranco que nos sube hasta la cima. Conforme nos acercamos al cordal, mejora la visibilidad y nos da el sol que nos calienta.

subiendo para recuperar calorías.

David se curró toda la huella prácticamente durante todo el día.

entrando al barranco, ya se ve el sol.


Por aquí sol y algo de viento.

Debajo de Hoyo Oscuro, al abrigo del viento.


Era curioso ver como las nubes se deshacían al bajar hacia Revinuesa, y por el valle todo el rato cerrado.

Tras una breve pausa, nos damos el gustazo.

Desde Hoyo Oscuro, se obra el milagro de nuevo, nada de aire y sol en su cima, quitamos pieles y nos lanzamos para abajo en lo que será el mejor descenso del día, buscando las lenguas de nieve sin transformar y después por el bosque. Fue tan gozoso que me olvidé de hacer fotos y nos limitamos a disfrutar.


Jaime entra con ganas.



Desde la laguna de "aguas tuertas", pieles de nuevo, y volvemos a darle para arriba, que nos ha gustado mucho. En media hora estamos arriba de nuevo. Al sol y sin aire, que gozada. Esta vez paramos, incluso me siento, a disfrutar de ver como pasan las nubes a toda velocidad y nosotros al resguardo. Esta vez bajaremos más hacia la izquierda, para buscar la "pala oculta", muy buena, pero tan breve... 


Hemos gozado la bajada, eh?

Aguas tuertas en Soria... ni te la imaginas!!

Pieles y a por la tercera subida a Hoyo Oscuro.

Da gusto salir del fondo del valle y que nos caliente el sol.










Menudo espectáculo!!

Urbión juega al escondite.



Preparados para la última buena bajada después de la paradita.


La pala de Hoyo Oscuro a la que sacamos buen partido, sorteando las placas de hielo.

algunos en el 2º giro y Hugo ya terminado la pala...


entramos al bosque y cambia la nieve, más lenta, pero se dejaba... aunque exigía patas...
Cada uno buscando su linea entre el bosque...

La pala escondida...




Terminado el placer, hay que rematar la jornada, aunque hay una opción de no perder altura y salir hacia el cortafuegos, es un recorrido incómodo, algo perdedor y mucha jabalinada, así que rápidamente decidimos poner pieles, volver a subir hacia el cordal y luego bajar por donde hemos subido a primera hora. no es la gran esquiada, pero sí más cómodo a cambio de remontar apenas 100 metros de desnivel. Emprendemos la diagonal, y al llegar al cordal, donde azota un gélido viento, quitamos pieles, y tras una remada - patinaje inicial para cubrir la distancia, nos queda un pequeño descenso pero que no es despreciable, luego cruzar el bosque cerrado, eso sí exige cuidado y recordar la máxima de los dos esquís por el mismo lado del pino, atentos a las ramas y aún resta un corto tramo de bosque mas abierto para dejar buen sabor de boca y salir al cortafuegos.  Y nosotros que pensábamos encontrar nieve costra por aquí y esta casi primavera... Luego ya solo resta bajar la pista hasta el coche.


Última subida para bajar más cómodamente.


Salimos al cordal, sol y viento frío.

A remar sobre el hielo...

Una pequeña grata sorpresa de postre.

Cortafuegos grande.

Cortafuegos pequeño.



Saliendo a la pista principal, ya cerca del coche.

y para premio a los pacientes lectores que han llegado al final de esta larga entrada, (se nota que lo pasmos bien), unos  vídeos resumen de la jornada... uno hecho por mí, (3') y otro por Google Fotos (40")...






Unos 18km y 1.500m. de desnivel acumulado.

...  y colorín colorado, esta vuelta se ha terminado.   

Que grata sorpresa de día, de esos que hay que tener suerte!

Pero a veces la suerte hay que ir a buscarla, si el sábado salió cruz, el domingo nos toco cara! 😋

Menudas grandes jornadas nos ofrecen estas pequeñas montañas.




Algunos paseos por la zona  ya relatados:

- Otra visita cercana el invierno pasado:  Casi Urbión por Revinuesa.
- Este verano, circular por la zona:  Zorraquín+ Urbión y vuelta por Hoyo Oscuro.







4 comentarios:

David Naval dijo...

Qué bonito estaba David! Empiezas bien la temporada...y fuerte.

David dijo...

Hola David! Disfrutamos mucho porque no esperábamos encontrar tan buenas condiciones. Ver las nubes pasar a toda velocidad y el estucado del bloque cimero fue ciertamente muy bonito.
Fuerte? No, pero con muchas ganas sí! A ver si coincidimos por Pirineos!

Eduardo Pardo dijo...

Hola David.

Madre mía, la de variantes que hay para subir a Urbión y está tampoco la conocía. Entre subidas y bajadas, al final os disteis un buen calenton. Por cierto, al Moncayo, subieron por la Cueva de Ágreda?.

Un saludo

David dijo...

Urbión es un pequeña joya, y tiene juego... aún me quedan rutas por conocer...

Los que conozco yo subieron al Moncayo por el Santuario, algunos por la normal, otros Cucharón, desconozco si los de esquí fueron por la pala Norte,pero no creo que muchos subieran por Cueva de Ágreda.. Yo tengo pensado subir en breve por allí, a pesar de que se ha ido muchísima nieve, sin duda a pata.