Páginas vistas en total

jueves, 22 de abril de 2021

Intento a la Espalda del Aneto por Barrancs

Viernes 23 de abril de 2021

Intento a la Espalda del Aneto por Barrancs.

Con Beto y Carlos subimos a celebrar el día de Aragón con idea de subir al Aneto. Subimos el jueves por la tarde, y pagamos la penitencia de un viaje largo y más que sinuoso por el puerto de Bonansa por culpa de las obras del congosto del Ventamillo que sigue cerrado. Cuando llegamos por la noche, subimos sin problemas hasta la Besurta, donde aún llueve un poco. La cosa está tranquila. Dormimos allí mismo bajo el porche del merendero. Sin embargo, por la mañana, desde bien temprano, empiezan a llegar coches y antes de las 7 allí ya no cabía un alfiler. Nos sorprende ver la cantidad de andorranos y catalanes que hay por allí a pesar del cierre perimetral...

Contraluz a la silueta de Carlos y la Tuca de Aigualluts de fondo.

No madrugamos y salimos con calma. Por la noche se suponía que debía helar, pero estuvo mas rato cubierto que despejado y vamos dando tiempo a que el día mejore. Luego lo lamentaremos...

Visto la cantidad de gente que hay hacia el Aneto, decidimos ir por la Espalda. Fue un acierto y un error, según se mire. Lo bueno fue que estuvimos solos todo el día, lo malo que el porteo fue de 45', el triple que camino de la Renclusa. Nos tocará abrir huella, un placer, pero también tiempo de retraso. La bajada fue toda por terreno virgen salvo los últimos metros que conectamos con la bajada normal.

Porteamos desde el coche hasta el desagüe de Barrancs, todo el Plan de Aigualluts. Desde Aigualluts vemos a cuatro esquiadores que ya casi están arriba. Sí que han madrugado. Ponemos esquís para empezar el tubo. Allí coincidimos con una pareja que irán para Salenques, dando la vuelta al macizo con noche en Llauset (nosotros lo hicimos en sentido inverso en dic.2019).

A la marcheta, vamos subiendo. Por abajo, la lluvia e anoche ha dejado una nieve costra que rezamos desaparezca en la bajada. Subimos el repecho duro y entramos al Ibón de Barrancs. 
Está helado, pero siempre tiene su morbo cruzar este sitio. Más aún cuando de vez en cunado, oímos ruidos de bloques que se asientan... uff! Nosotros cruzamos por la derecha, la otra pareja lo hará por la izquierda. Terminado el ibón, nos cubren las nubes y perdemos visibilidad. Yo propongo seguir subiendo para volver después, es más largo pero muy cómodo. Si no, la alternativa era haber subido antes de entrar al ibón por la derecha. Total, que ni una ni otra, por el medio, y con poca visibilidad... pues acabamos en unas paredes tiesas, había pasos con nieve, pero muy empinados y cortábamos la capa superior de nieve y nos resbalábamos. Al final nos toco descalzarnos y subir a pie un corto tramo, abriendo una buena huella profunda. Luego ya, alcanzamos la planicie superior y seguimos subiendo. 

No llevamos un buen horario, y además, cada vez ha y más nieve, y toca ir abriendo huella. Mientras la meteo es buena, yo sigo motivado para arriba. Más, cuando vemos la huella de unos que han bajado por la Espalda, no les hemos visto (igual cuando estábamos entre nieblas) pero han dejado una huella brutal. Atando cabos, igual eran los cuatro que vimos ya cerca de la cumbre cuando salimos esta mañana. Llegamos cerca de la salida de la Espalda, cuando las nubes cubren la cima. No mola seguir para arriba así... renunciamos a cumbre y emprendemos un descenso con buena visibilidad que será mucho mejor de lo esperado. 

Por arriba, la nieve recién caída no está rápida pero deja hacer, a ratos hasta nos emocionamos. Más abajo aún aguanta, pero cada vez es una nieve más "física", exige acompañar los giros con mucho esfuerzo para las patas, pero como todavía no está trillado, disfrutamos del descenso, que nos deja muy buen sabor de boca.

Bajamos hasta el desagüe de Barrancs y nos descalzamos. Nos restan 45' de porteo hasta el coche. Hemos bajado relativamente pronto y no hay mucha gente. Comemos a gusto. A la hora de la siesta, mis compañeros se bajan a Zaragoza. Yo pensaba quedarme para ir al día siguiente a la Maladeta con Daniel Mur, pero como no paraban de llegar coches y veía las infinitas huellas en Maladetas, me rayé la cabeza y decidí cruzarme el pirineo en busca de un recorrido alternativo fuera de las masificaciones. Fue todo un acierto. Eso en la siguiente entrada.





Arrancamos con el día nublado y muchos coches.



Contraluza que me hizo Beto con el Aneto de fondo.

Vemos a 4 esquiadores casi en la cima. Han madrugado mucho.
 ¿Serán los que luego bajaron por la Espalda?

No hay nieve en el Plano de Aigualluts.

Nos ponemos esquís y entramos por el tubo.





El día no termina de mejorar pero seguimos para Barrancs.

Nubes por Salvaguardia - La Mina

Entrando al Ibón de Barrancs... que cruzamos por nuestra derecha.

Nieblas que nos dejaran sin visibilidad.


Nos lanzamos para arriba.


Pero no salió como esperábamos y tocó portear unos metros.




Segundo resalte.

Superada la barrera rocosa, pero buena pechada.

Nos calzamos de nuevo.


Contrastes...

Col de Salenques.


Seguimos para arriba.




Vaya pedazo de huella se han marcado.


Diedro Norte de Margalida, se ve justillo.




Forcanada.

Seguimos con idea de entrar a la Espalda.


Las nubes nos hacen cambiar de planes.

Nos toca disfrutar...




Beto a tope!


Mi turno.


Esta mejor de lo epserado.




Todo para nosotros.




Turno de Carlos.



Somos de los primeros en bajar.

Por arriba sigue cerrado.




Hasta aquí hemos llegado.


De verlo tan trillado, me desanimé con tanta gente y cambié de objetivo al día siguiente.



Enlaces:



No hay comentarios:

Publicar un comentario