Páginas vistas en total

domingo, 18 de julio de 2021

Tozal de Bramapán desde Buerba

 16 de julio de 2021

Tozal o Punta de Bramapán (1.546m.) desde Buerba.

Tras el día anterior en el Viandico, termino la tarde noche en casa de mi amigo Paco en Nerín, todo un lujo de tarde, que además acompañó, para ser disfrutada.

Para el día siguiente, ni José Ramón (que tiene que bajar a sus padres) ni Mamen se animan a hacer una excursión. Así que propongo algo corto a Paco por la zona. Hace más de 20 años que no subo al Bramapán, y aunque a las vistas les guardo un gran recuerdo, entonces fue una "jabalinada" fuera de sendero. En 2018 lo limpiaron, y tengo ganas de reconocerlo, además Paco no ha subido nunca, así que, perfecto.


Vistas desde Nerín la tarde anterior.

El Bramapán visto desde la subida al Sestrales.


El Bramapán es una cima para "coleccionistas", no es muy conocido, pero tiene argumentos mas que interesantes. Es ese pico atractivo, que domina el desfiladero de las Cambras al norte. Tiene unas vistas majestuosas hacia Añisclo y las cumbres de Ordesa, domina el altiplano del valle de Vió y al cercano Nabaín. Su cumbre es un enhiesto picacho rocoso que nos llama cual totem cuando lo vemos desde Nerin. En resumen, argumentos de sobra para subirlo. Es un pico al que siempre queremos ir pero no encontramos el momento, porque es demasiado pequeño para ir "de propio", está lejos,... pero que cuando subes, dices ¿pero por qué he tardado tanto en venir?🤔

Es fácil buscar tracks.

La subida con Cotiella y Peña Montañesa al fondo.

Aunque tampoco llevarse a engaño, la subida es breve, sin mucho desnivel (450m), pero no es cómoda, ni aún ahora que la senda esta limpia. Conviene ir atentos al sendero porque es fácil despistarse, sobre todo bajando. El esfuerzo es considerable y muy concentrado. Desde el principio nos muestra sus credenciales, subida tiesa y directa, sin muchos rodeos. Tan solo tiene un pequeño descanso al coronar el Tozal del Paco, una pequeña antecima que domina Valle Vió. Después cruza el bosque y sube sin contemplaciones decidido a por el espolón rocoso, que alcanzamos al poco. Nos resta una subida casi vertical, en algún punto hay que usar las manos pero no llega a trepada, tan solo para ayudarnos más cómodamente. Aunque discurre por el filo rocoso no es vertiginoso. La cumbre se resiste a llegar, y hay un pequeño resalte que podemos trepar o rodear por el Sur.


Tras 1h15' de subida, llegamos a la cumbre, por supuesto estamos solos.  Disfrutamos de las vistas y lo bien que se está antes de que suba el calor. Hay calimas que restan cierto encanto, pero compensa la subida. Hay sitio para dormir 🤷🏻‍♂️...




Dejamos el coche junto a la carretera. No hay sitio para muchos coches.

Inicio marcado de la senda.



El sendero está bastante limpio.

Sube tieso.



Hacia Mondoto y Perdido.

La senda sube por el barranco boscoso a buscar la arista.


Vistazo al Sur hacia Morillo de Sampietro.


Pocos descansos en esta subida vamos a encontrar.

Llegando a la arista.

Hacia Sestrales.


El singular Navaín.  que visité esta primavera.


Trepada previa a la cumbre.

Nerín desde Bramapán.

Zoom al Perdido



Al Sur, las calimas, estropearon las fotos.


Hacia Tendeñera.



Tras un par de llamadas de trabajo, iniciamos el descenso. Ojito que hay que ir atentos, para no tropezar y para no perder la senda. El descenso nos lleva casi una hora.

Satisfechos nos vamos para casa. A las 11:30 ya estamos en Nerín, un picoteo y para casa, que mañana continuo con mi semana intensa, me espera la bonita cueva de Fuentemolinos por tierras burgalesas para el día siguiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario