Páginas vistas en total

jueves, 7 de febrero de 2019

Pico del Buey con esquís: Norte- Sur. Primer contacto con la nieve polvo soriana.

Sábado 2 de febrero de 2019

Pico del Buey: Norte- Sur con nieve polvo


De nuevo me junto al grupo de esquiadores sorianos. En esta ocasión voy con Sergio "Coci", Hugo, Sergio, Silvia y Álvaro. 

Disfrutando con la nieve polvo.

Tras un buen rally de conducción sobre nieve, con la carretera llena de obstáculos en forma de gente inexperta que se planta a poner las cadenas en medio del único carril limpio, llegamos de los primeros a la estación.

Accesos complicados, esto no es Formigal...
Con ruedas de nieve, la tracción y gracias...

Sergio se ha dejado los esquís en la furgo de Hugo, y cuando llegamos no tiene los esquís, ya que ellos han tenido que parar a poner cadenas para subir. Como yo tengo prisa para volver, voy subiendo  y luego ya nos juntaremos.

En medio de un vendaval arranco con la estación cerrada.

Incluso en el bosque de la estación soplaba con fuerza...


Empiezo con el clásico pico del Buey. En medio de un vendaval, subo por la estación, cerrada, y empiezo a abrir huella al finalizar el remonte. Al rato, me cruzo con una huella que ha salido del bosque (imagino que será de algunos que han evitado la pista y el aire). Sigo por la huella, casi al final del bosque, veo que los primeros se han dado la vuelta y han bajado sin llegar a cumbre. Tonto de mí, sigo hasta la cumbre. Craso error, por arriba vendabal, y luego penurias para quitar focas y nieve helada. 


Al principio me toca abrir huella por una nieve polvo fantástica.



Que gozada sin aire por el bosque...


Encuentro otra huella y ya no tengo que ir abriendo...

Ya veo que mis predecesores han bajado...

El día sigue muy gris... y arriba sopla con ganas...
Ficho en la cumbre rodeada de piedras y de niebla...


Al abrigo de unos pinos estucados de nieve quito pieles e inicio el primer descenso.

 Una vez en el bosque, incluso me desoriento un poco y me tiro más a la izquierda. Ya en el camino, empiezo a disfrutar de la nieve polvo, pero poco, porque me cruzo con mis compañeros que ya están llegando. Pongo pieles y volvemos a hacer cumbre, pero esta vez, nos echamos hacia la derecha, para al abrigo de unos pinos, quitar pieles y emprender un pedazo de descenso hacia la cara Sur. Nieve muy buena y espacio suficiente entre los pinos, algunos tramos buenísimo. Conforme vamos bajando, se nota que no hay base, y a pesar de los 30-40cm de nieve polvo aún les metemos alguna buena rascada a los esquís. Bajamos hasta la altura de la carretera vieja, cota 1540m.


Me cruzo con mis compañeros, pongo pieles y de nuevo para arriba.


Faldeamos la cumbre azotados por el viento.

Nos lanzamos a por la cara Sur.

Nieve polvo fácil de esquiar.

Silvia gozando.

Lástima que no haya más pendiente... pero menudo goce...

Sergio a saltar las ramas escondidas....

Espacio para todos e ir haciendo trazadas entre pinos..

Álvaro en la zona inferior.

Menuda gozada de descenso, lástima las piedras. Que bonito está todo. Hemos llegado casi a la altura de la carretera vieja. Focas y de nuevo para arriba. Parece que el sol quiere aparecer y nos alegra la subida.


El día se arregla mientras subimos la cara Sur.


Menuda nevada...



A la "marcheta" recuperamos los casi 500 metros de desnivel descendidos.



Faldeando la cumbre para tirarnos al Norte.

Al salir al cordal, de nuevo mala meteo y mucho viento. En esta ocasión, después de coronar, nos tiramos a la ladera norte, al principio más cerrada de pinos, pero luego, brutal, nieve polvo casi hasta la rodilla. Puro fluir... Sabe a poco. 


Estos sorianos bajan como cohetes, no dan tiempo a grabarles o hacerles fotos. Focas y de nuevo para arriba.


Bajando hacia el norte.




Ya estamos con la hora encima, así que mientras el grupo sigue, Álvaro y yo nos retiramos volviendo por la pista de fondo. Mañana ya vendremos a por más.

Unos siguen y otros nos tenemos que volver.

Volvemos por la pista de fondo a la estación.


Después de tres horas, marcho para casa, a la comida de cumpleaños del cuñado, con unos 800 metros de desnivel y con la sensación de haber disfrutado de una nieve polvo espectacular. Mañana  más.
El recorrido realizado, unos 800m. de desnivel.


Han limpiado la carretera al final. Les costó lo suyo luchar contra la ventisca.

No hay comentarios: